Inicio / Foro / Psicología / ¿alguien tiene fobia a los perros?


¿alguien tiene fobia a los perros?

28 de enero de 2004 a las 9:52

Hola,desde que yo recuerde le tengo fobia a los perros,nunca me ha pasado nada especialmente grave con ellos,pero no lo puedo evitar.Lo que realmente me da miedo es que me huelan,se me acerquen,o sea su contacto.No pienso en que me puedadn morder(me refiero a perros de amigos o de gente que pueda conocer),pero solo pensar en su contacto y en ellos me produce un pánico increible.Me gustaría,que sí a alguién le pasa como a mí,o alguién ha podido superar esta fobia,me escribierais para contarnelo,pués la verdad es que lo paso fatal.Gracias y un saludo,Leylak

Tags relacionados #Psicología - Comportamientos

+
28 de enero de 2004 a las 20:48

Hola
No se si es fobia, pero temo a los perros grandes... no se, me dan miedo y trato de evitarlos... sinceramente no se que decirte, pero en mi caso, no lo vivo como un problema... sinceramente, intento no acercarme a ellos... mi temor no es hacia TODOS los perros, depende del tamaño y la agresividad del animal... si realmente quieres superar tu fobia., sé que muchos psicologos ayudan a enfrentar el problema

Me gusta

28 de enero de 2004 a las 22:49
En respuesta a kalos22

Hola
No se si es fobia, pero temo a los perros grandes... no se, me dan miedo y trato de evitarlos... sinceramente no se que decirte, pero en mi caso, no lo vivo como un problema... sinceramente, intento no acercarme a ellos... mi temor no es hacia TODOS los perros, depende del tamaño y la agresividad del animal... si realmente quieres superar tu fobia., sé que muchos psicologos ayudan a enfrentar el problema

Leer más

Un consejo
¿sabes cómo se te podría quitar esa fobia a los perros?teniendo uno
En serio, yo antes tambiñen tenia fobia a estos animales y desde que tuve uno...me encantan!
pero claro, no es tan fácil como parece.
Si de verdad quieres quitarte esa fobia, hay terapias específicas para ello, que consisten en seguir una serie de pasos hasta que te familiarices con ellos.Más o menos se siguen estos pasos, con un intervalo entre uno y otro(es decir, cuando te acostumbres al paso a), al cabo de unos días, proceden al plan b),etc)

a) te enseñan una foto de un perro
b) te piden que tomes la foto entre tus manos
c)te enseñan un peluche de un perro
d) te piden que tomes el peluche
e) te muestran un perro, pero metido en algun sitio como una jaula o algo así,de manera que no se te puede acercar, y el terapeuta se acerca a él para demostrate que no pasa nada
f) te muestran un perro, atado
g) piden que toques a un perro atado
h) piden que te acerques y acaricies a un perro suelto.

Todo esto conlleva un largo proceso, y no es fácil, pero puede resultar muy efectivo.
Te lo digo porque a una amiga le hicieron este tipo de terapia y ahora ha perdido el miedo a las arañas.
Mucha suerte!

Me gusta

29 de enero de 2004 a las 4:42

Hola
Las Fobias



Todas las escuelas de psicología coinciden en señalar que la fobia es una apasionada aversión hacia una cosa o situación. Es un miedo enfermizo ante ciertos objetos, a menudo inofensivos. También lo definen como el temor a cumplir ciertos actos o a determinadas situaciones. Las fobias suelen tener un sentido simbólico inconsciente y se refieren, en muchos casos, a experiencias previas angustiosas del individuo que luego, desplaza su miedo a objetos y situaciones substitutivas sin aparente relación con aquellas.

En los niños, se trata de un miedo sobrecogedor de carácter irracional enfocado hacia un objeto concreto, como un insecto o pájaro, o una situación tal, como miedo a las alturas o a estar en el colegio. La fuerza del temor es realmente muy poderosa, hasta el punto que el niño no puede controlarla. El miedo es totalmente desproporcionado en comparación con la forma en que reaccionarían los niños que no padecen este tipo de trastorno.

Si se compara con los adultos, las fobias de los niños son mucho más variables, impredecibles y efímeras aún cuando no está claro cómo exactamente aparecen las fobias.

Sin embargo, existe un evidente factor evolutivo por el que un sistema nervioso inmaduro, junto a una capacidad de compresión limitada, hacen que el niño sea vulnerable a éstas.

Se ha determinado que la mayoría de las fobias tienen su origen en un acontecimiento real que entraña auténtico miedo. Por ejemplo, un niño que es mordido por un perro, no sólo comenzará a temer a los canes. Por ejemplo, podrá desarrollar una fobia a los espacios abiertos (agorafobia), porque fue en la calle donde el animal lo mordió. O si por alguna otra razón al ver cualquier otra especie siente miedo, se asociarán el miedo a los perros con el miedo a cualquier otro "bicho", convirtiéndose en zoofobia.

Si una fobia se mantiene hasta la adolescencia, es muy probable que se extienda hasta la vida adulta y generalmente revisten formas múltiples, cada una de las cuales recibe un nombre en particular.

Las fobias más comunes

Las de mayor número de consultas son la Acrofobia o temor a los lugares altos. La Agorafobia o miedo excesivo a los anchos espacios abiertos. La Claustrofobia o temor a los lugares encerrados. La Eritrofobia o miedo a enrojecer. Patofobia o miedo a las enfermedades. La Acuafobia o miedo al agua. La Ailurofobia o miedo a los gatos. La Cinofobia o temor a los perros. Androfobia y Ginofobia o temor a los hombres y mujeres respectivamente. La Haptofobia o el temor a ser tocado. La Nictofobia o temor a la oscuridad. La Zoofobia o temor a los animales en general.

Luego, existen fobias aprendidas en nuestros procesos de socialización y aprendizaje, llamadas fobias sociales -las cuales provocan odio, repulsión, en lugar de miedos- como la Xenofobia o rechazo a las personas de otras razas, culturas y religiones y, la Homofobia o el rechazo a los homosexuales. En estos casos, se ha llegado a determinar que se trata más de una psicopatía que de una fobia. También, existen fobias de carácter biológico como la Fotofobia, que se trata del rechazo del ojo hacia la claridad o la luz.

Cómo se somatizan las fobias

La mayoría de las fobias vienen acompañadas de angustia y ansiedad y, en muchos casos, los individuos que sufren de estos trastornos, tienen las mismas sensaciones corporales asociadas a éstas.

Algunos somatizan el miedo a través de disneas, respiración rápida, mareo, vértigo, sensación de inestabilidad o desmayo, sensación de ahogo, palpitaciones o taquicardia, piernas inseguras o poco firmes, opresión, dolor o malestar en el pecho. También entumecimiento o adormecimiento de brazos, piernas y, en ocasiones, en otras partes del cuerpo. Hormigueo en brazos y pies, náuseas o molestias abdominales, tensión, temblor, dolor o malestar en el estómago. Nudos estomacales y en la garganta. Dificultad para tragar o sensación de atragantamiento. Sudoración en manos y axilas. Sequedad en la boca, estremecimientos y debilidad. Oleadas de calor o escalofríos. Sensación de desorientación y confusión. Visión borrosa y deformada. Zumbidos en los oídos. Manos y pies fríos. Rigidez y tensión muscular. Acaloramiento, rubor y sonrojo. Algunos sienten dolor de cabeza y otros experimentan flatulencias y deseos inminentes de orinar o defecar.

Estas reacciones pueden llegar incluso a ser peligrosas y hasta catastróficas, cuando no son tratadas a tiempo. Estas reacciones pueden ser ataques cardíacos, vómitos, sofocos y asfixias, llegando la persona a quedar incapacitada debido a hemorragias internas, tumores cerebrales y padecimientos nerviosos. Algunos individuos pueden llegar a perder el control y hasta volverse locos, provocando incluso escenas acompañadas de gritos, balbuceos y modos raros de hablar. Pueden hasta llegar a causar daño a alguien por medio de una agresión. Hay quienes se paralizan con el miedo y pueden llegar a orinarse o ensuciarse. En casos extremos, hay quienes quedan ciegos o tienen ataques de pánico.

Por lo general, estos individuos sucumben ante la sensación de indefensión y son incapaces de llegar a sus casas o por lo menos, hasta un sitio seguro y en la mayoría de los casos, no encuentran ayuda cuando experimentan las sensaciones corporales ansiógenas.

¿A qué edad comienzan a manifestarse?

No existe una edad precisa para el comienzo de una fobia. Lo que sí se ha determinado es que todas comienzan después de una experiencia previa desagradable que haga que la persona la manifieste. Sin embargo, el primer estudio epidemiológico hecho al respecto en el Instituto de Psicología y Salud Mental de Massachussets, en los Estados Unidos, arrojó datos precisos acerca de que las mujeres (63,3% de los casos) son más susceptibles a padecer de trastornos fóbicos que los hombres (36,7%). En el caso de las fobias sociales como la Xenofobia y la Homofobia, 85% de los hombres muestran mayor tendencia hacia este trastorno que las mujeres (15%).

Los miedos infantiles

La mayoría de los miedos de los niños son "inculcados" por los padres. El miedo al "coco", a la oscuridad o a los relámpagos son los más utilizados por los padres para obligar al niño a que actúe o reaccione de determinada manera. Esto es una costumbre perniciosa que sólo lleva a que los niños crezcan con miedos e inseguridades. Imaginemos a un niño cuyas alternativas sean dormirse o ser comido por un monstruo, como dice la canción:

Duérmete mi niño,

duérmete ya

si no, vendrá el coco...

...¡y te comerá!

Sin duda dormirá aterrorizado.

Todos los niños experimentan miedos en las diferentes etapas del desarrollo: Entre 6 meses y 3 años, temen a los desconocidos. Entre los 2 y 4 años, a los animales. A la oscuridad, las tormentas y los monstruos imaginarios, entre los 4 y 6 años. A los acontecimientos misteriosos, entre los 6 y 12 años. Y a las situaciones sociales embarazosas, al fracaso escolar y a la muerte y las guerras, entre los 12 y 18 años de edad.

En general, los miedos son más comunes en las niñas que en los niños pues a estos se les induce a que no expresen sus sentimientos de ansiedad o miedo.

¿Qué hacer?

En principio, no se deben enseñar miedos a los niños bajo ningún concepto. Recordemos que algunos tienen temperamentos nerviosos o sensibles y son más susceptibles a padecer trastornos fóbicos. Si los padres también sufren de miedos, deben tratárselos para no transmitir los mismos a sus hijos. También los acontecimientos estresantes son caldo de cultivo para los miedos infantiles. Tratemos pues, de que no sucedan. No obstante, no se debe ignorar o evitar los miedos una vez que existen, pues este es el primer paso para que los mismos persistan, convirtiéndose así en algo terrorífico y abrumador. Hay que darle la importancia que tienen y acudir de inmediato a la consulta psicológica para el tratamiento adecuado.

Esta recomendación es válida también para los adultos, quienes pueden superar sus trastornos fóbicos a través del psicoanálisis o de terapias de desensibilización sistemática, dependiendo de la Escuela de Psicología que escoja. La desensibilización consiste enseñar al paciente a extinguir sus respuestas emocionales indeseadas frente a determinadas clases de estímulos, mediante el contacto repetido con estos, ya sea en la realidad o en la fantasía.

Recordemos que no existe forma de evitar el miedo. Debemos usarlo como un mecanismo que nos ayude a evitar los peligros y a enfrentar las situaciones difíciles.

Hay que vivir y aprender la experiencia de permanecer frente al miedo para poder vencerlo.

Me gusta

29 de enero de 2004 a las 13:02
En respuesta a ra22

Hola
Las Fobias



Todas las escuelas de psicología coinciden en señalar que la fobia es una apasionada aversión hacia una cosa o situación. Es un miedo enfermizo ante ciertos objetos, a menudo inofensivos. También lo definen como el temor a cumplir ciertos actos o a determinadas situaciones. Las fobias suelen tener un sentido simbólico inconsciente y se refieren, en muchos casos, a experiencias previas angustiosas del individuo que luego, desplaza su miedo a objetos y situaciones substitutivas sin aparente relación con aquellas.

En los niños, se trata de un miedo sobrecogedor de carácter irracional enfocado hacia un objeto concreto, como un insecto o pájaro, o una situación tal, como miedo a las alturas o a estar en el colegio. La fuerza del temor es realmente muy poderosa, hasta el punto que el niño no puede controlarla. El miedo es totalmente desproporcionado en comparación con la forma en que reaccionarían los niños que no padecen este tipo de trastorno.

Si se compara con los adultos, las fobias de los niños son mucho más variables, impredecibles y efímeras aún cuando no está claro cómo exactamente aparecen las fobias.

Sin embargo, existe un evidente factor evolutivo por el que un sistema nervioso inmaduro, junto a una capacidad de compresión limitada, hacen que el niño sea vulnerable a éstas.

Se ha determinado que la mayoría de las fobias tienen su origen en un acontecimiento real que entraña auténtico miedo. Por ejemplo, un niño que es mordido por un perro, no sólo comenzará a temer a los canes. Por ejemplo, podrá desarrollar una fobia a los espacios abiertos (agorafobia), porque fue en la calle donde el animal lo mordió. O si por alguna otra razón al ver cualquier otra especie siente miedo, se asociarán el miedo a los perros con el miedo a cualquier otro "bicho", convirtiéndose en zoofobia.

Si una fobia se mantiene hasta la adolescencia, es muy probable que se extienda hasta la vida adulta y generalmente revisten formas múltiples, cada una de las cuales recibe un nombre en particular.

Las fobias más comunes

Las de mayor número de consultas son la Acrofobia o temor a los lugares altos. La Agorafobia o miedo excesivo a los anchos espacios abiertos. La Claustrofobia o temor a los lugares encerrados. La Eritrofobia o miedo a enrojecer. Patofobia o miedo a las enfermedades. La Acuafobia o miedo al agua. La Ailurofobia o miedo a los gatos. La Cinofobia o temor a los perros. Androfobia y Ginofobia o temor a los hombres y mujeres respectivamente. La Haptofobia o el temor a ser tocado. La Nictofobia o temor a la oscuridad. La Zoofobia o temor a los animales en general.

Luego, existen fobias aprendidas en nuestros procesos de socialización y aprendizaje, llamadas fobias sociales -las cuales provocan odio, repulsión, en lugar de miedos- como la Xenofobia o rechazo a las personas de otras razas, culturas y religiones y, la Homofobia o el rechazo a los homosexuales. En estos casos, se ha llegado a determinar que se trata más de una psicopatía que de una fobia. También, existen fobias de carácter biológico como la Fotofobia, que se trata del rechazo del ojo hacia la claridad o la luz.

Cómo se somatizan las fobias

La mayoría de las fobias vienen acompañadas de angustia y ansiedad y, en muchos casos, los individuos que sufren de estos trastornos, tienen las mismas sensaciones corporales asociadas a éstas.

Algunos somatizan el miedo a través de disneas, respiración rápida, mareo, vértigo, sensación de inestabilidad o desmayo, sensación de ahogo, palpitaciones o taquicardia, piernas inseguras o poco firmes, opresión, dolor o malestar en el pecho. También entumecimiento o adormecimiento de brazos, piernas y, en ocasiones, en otras partes del cuerpo. Hormigueo en brazos y pies, náuseas o molestias abdominales, tensión, temblor, dolor o malestar en el estómago. Nudos estomacales y en la garganta. Dificultad para tragar o sensación de atragantamiento. Sudoración en manos y axilas. Sequedad en la boca, estremecimientos y debilidad. Oleadas de calor o escalofríos. Sensación de desorientación y confusión. Visión borrosa y deformada. Zumbidos en los oídos. Manos y pies fríos. Rigidez y tensión muscular. Acaloramiento, rubor y sonrojo. Algunos sienten dolor de cabeza y otros experimentan flatulencias y deseos inminentes de orinar o defecar.

Estas reacciones pueden llegar incluso a ser peligrosas y hasta catastróficas, cuando no son tratadas a tiempo. Estas reacciones pueden ser ataques cardíacos, vómitos, sofocos y asfixias, llegando la persona a quedar incapacitada debido a hemorragias internas, tumores cerebrales y padecimientos nerviosos. Algunos individuos pueden llegar a perder el control y hasta volverse locos, provocando incluso escenas acompañadas de gritos, balbuceos y modos raros de hablar. Pueden hasta llegar a causar daño a alguien por medio de una agresión. Hay quienes se paralizan con el miedo y pueden llegar a orinarse o ensuciarse. En casos extremos, hay quienes quedan ciegos o tienen ataques de pánico.

Por lo general, estos individuos sucumben ante la sensación de indefensión y son incapaces de llegar a sus casas o por lo menos, hasta un sitio seguro y en la mayoría de los casos, no encuentran ayuda cuando experimentan las sensaciones corporales ansiógenas.

¿A qué edad comienzan a manifestarse?

No existe una edad precisa para el comienzo de una fobia. Lo que sí se ha determinado es que todas comienzan después de una experiencia previa desagradable que haga que la persona la manifieste. Sin embargo, el primer estudio epidemiológico hecho al respecto en el Instituto de Psicología y Salud Mental de Massachussets, en los Estados Unidos, arrojó datos precisos acerca de que las mujeres (63,3% de los casos) son más susceptibles a padecer de trastornos fóbicos que los hombres (36,7%). En el caso de las fobias sociales como la Xenofobia y la Homofobia, 85% de los hombres muestran mayor tendencia hacia este trastorno que las mujeres (15%).

Los miedos infantiles

La mayoría de los miedos de los niños son "inculcados" por los padres. El miedo al "coco", a la oscuridad o a los relámpagos son los más utilizados por los padres para obligar al niño a que actúe o reaccione de determinada manera. Esto es una costumbre perniciosa que sólo lleva a que los niños crezcan con miedos e inseguridades. Imaginemos a un niño cuyas alternativas sean dormirse o ser comido por un monstruo, como dice la canción:

Duérmete mi niño,

duérmete ya

si no, vendrá el coco...

...¡y te comerá!

Sin duda dormirá aterrorizado.

Todos los niños experimentan miedos en las diferentes etapas del desarrollo: Entre 6 meses y 3 años, temen a los desconocidos. Entre los 2 y 4 años, a los animales. A la oscuridad, las tormentas y los monstruos imaginarios, entre los 4 y 6 años. A los acontecimientos misteriosos, entre los 6 y 12 años. Y a las situaciones sociales embarazosas, al fracaso escolar y a la muerte y las guerras, entre los 12 y 18 años de edad.

En general, los miedos son más comunes en las niñas que en los niños pues a estos se les induce a que no expresen sus sentimientos de ansiedad o miedo.

¿Qué hacer?

En principio, no se deben enseñar miedos a los niños bajo ningún concepto. Recordemos que algunos tienen temperamentos nerviosos o sensibles y son más susceptibles a padecer trastornos fóbicos. Si los padres también sufren de miedos, deben tratárselos para no transmitir los mismos a sus hijos. También los acontecimientos estresantes son caldo de cultivo para los miedos infantiles. Tratemos pues, de que no sucedan. No obstante, no se debe ignorar o evitar los miedos una vez que existen, pues este es el primer paso para que los mismos persistan, convirtiéndose así en algo terrorífico y abrumador. Hay que darle la importancia que tienen y acudir de inmediato a la consulta psicológica para el tratamiento adecuado.

Esta recomendación es válida también para los adultos, quienes pueden superar sus trastornos fóbicos a través del psicoanálisis o de terapias de desensibilización sistemática, dependiendo de la Escuela de Psicología que escoja. La desensibilización consiste enseñar al paciente a extinguir sus respuestas emocionales indeseadas frente a determinadas clases de estímulos, mediante el contacto repetido con estos, ya sea en la realidad o en la fantasía.

Recordemos que no existe forma de evitar el miedo. Debemos usarlo como un mecanismo que nos ayude a evitar los peligros y a enfrentar las situaciones difíciles.

Hay que vivir y aprender la experiencia de permanecer frente al miedo para poder vencerlo.

Leer más

Gracias ra22
Gracias por todo lo que me has escrito,pero te pregunto ¿sabes de alguién que le pasara lo mismo que a mí,y lo haya superado?.Espero tú respuesta,gracias

Me gusta

29 de enero de 2004 a las 13:07
En respuesta a galatea18

Un consejo
¿sabes cómo se te podría quitar esa fobia a los perros?teniendo uno
En serio, yo antes tambiñen tenia fobia a estos animales y desde que tuve uno...me encantan!
pero claro, no es tan fácil como parece.
Si de verdad quieres quitarte esa fobia, hay terapias específicas para ello, que consisten en seguir una serie de pasos hasta que te familiarices con ellos.Más o menos se siguen estos pasos, con un intervalo entre uno y otro(es decir, cuando te acostumbres al paso a), al cabo de unos días, proceden al plan b),etc)

a) te enseñan una foto de un perro
b) te piden que tomes la foto entre tus manos
c)te enseñan un peluche de un perro
d) te piden que tomes el peluche
e) te muestran un perro, pero metido en algun sitio como una jaula o algo así,de manera que no se te puede acercar, y el terapeuta se acerca a él para demostrate que no pasa nada
f) te muestran un perro, atado
g) piden que toques a un perro atado
h) piden que te acerques y acaricies a un perro suelto.

Todo esto conlleva un largo proceso, y no es fácil, pero puede resultar muy efectivo.
Te lo digo porque a una amiga le hicieron este tipo de terapia y ahora ha perdido el miedo a las arañas.
Mucha suerte!

Leer más

Para galatea18
Gracias por tus consejos.Yo tuve un perro hace unos años y me pasaba lo mismo.Posiblemente tendría que recurrir a alguna terapia,pués creo que no hay otra forma de solucionarlo.¿Tú sabes si las fobias puede tratarlas un psicólogo cualquiera o tiene que tener alguna titulación especial?.Un saludo

Me gusta

29 de enero de 2004 a las 16:52

Hola leylak
Puedo hacerte una pregunta?

ha habido alguna persona en tu vida que te ha dado mucho miedo que se te acercara? que te tocara? ha habido algun trauma fuerte en tu vida?



Me gusta

29 de enero de 2004 a las 17:12
En respuesta a leylak

Para galatea18
Gracias por tus consejos.Yo tuve un perro hace unos años y me pasaba lo mismo.Posiblemente tendría que recurrir a alguna terapia,pués creo que no hay otra forma de solucionarlo.¿Tú sabes si las fobias puede tratarlas un psicólogo cualquiera o tiene que tener alguna titulación especial?.Un saludo

Leer más

Yo tenía fobia a los perros
Durante todaaaaa mi vida, fobia a los perros.

Una amiga mía también y fue al sicólogo y la dijeron que si no tenía obligación de estar con perros nunca se le pasaría. Total dinero a la basura.

Yo me he quitado la fobia teniendo perros, te cuento como:

1. Mi hermano se compró uno, y como de cachorros son inofensivos, me acercaba a él. Total me cogió mucho cariño. Ahora es un perrazo de defensa que da miedo hasta a los que nunca temen a un perro (para eso está), pero conmigo como un peluche.

2. Pues bien, a partir de él, nos compramos uno, un Pastor Alemán, casi nada. Bueno, pues lo mismo, es como tener un hijo mimoso.

3. Pregunta mucho por el comportamiento de los perros, porqué ladrán, etc. Así les comprendes ya sean tuyos o extraños y les pierdes el miedo. Por ejemplo cuado un perro extraño te ladra te estará diciendo: "me has asustado" o "vete de aquí, es mi casa". Si te muestras tranquilo, se tranquilizará.

4. Hay otro truco, con los perros de defensa (los que pueden ser peligrosos, como el mío por cierto)hay que tener en cuenta que ellos lo que mejor hacen es defender su casa y a los suyos y que si te ladran o gruñen es porque piensan que el peligroso eres tu. Así, que con esos vete siempre acompañado por el dueño y muéstrales las palmas de la mano que ellos lo interpretan como que tu dices que eres inofensivo.

5. Los perros de caza por cierto, no atacan a los humanos casi nunca.



En conclusión, acostúmbrate a un perro desde que él sea cachorro y a ser posible una raza imponente. Cuando veas como e s contigo de bueno y le vayas comprendiendo, comprenderás también a los demás.

Me gusta

29 de enero de 2004 a las 19:18

Se supera
Hola... tu problema se supera con una buena terapia... no te desanimes!

Me gusta

29 de enero de 2004 a las 20:07

Yo sé de un caso cercanísimo a mí
Mi amiga, Marién. Tenía tal fobia, que hasta los cachorritos le daban pánico. Quedaba un poco patética subiéndose a las sillas cuando veía a un cachorrito que tenía una amiga común.Su novio decidió poner fin y se fue a la protectora: apareción con kiko, un perrito callejero y muy agradecido de un par de semanas de edad, recién destetado. Ella fue capaz de cogerlo, y más tarde de darle el biberón. Se encargó personalmente de él, se responsabilizó de cuidarlo y criarlo. Bueno, Kiko se murió de viejo hace poco(bueno, hubo que sacrificarlo porque estaba muy malito ya, muy achacoso, y sufría). Marién lloró mucho. Lo que pienso de kiko es que cambió radicalmente la personalidad de Marién. Y por supuesto ella ni recuerda su fobia, ahora se acerca a perros grandotes y les hace mimos. No sólo acabó con su fobia sino que también aprendió a querer a los perros, desarrolló su sensibilidad de una manera impresionante. Yo en tu lugar me iba a la protectora y cogía al más chiquitín e inofensivo que veas y me encargaba de él.Verás que rápido te curas. Ojalá todAS las fobias fueran tan sencillas de solucionar como la fobia a los perros. Suerte.

Me gusta

29 de enero de 2004 a las 23:06
En respuesta a leylak

Para galatea18
Gracias por tus consejos.Yo tuve un perro hace unos años y me pasaba lo mismo.Posiblemente tendría que recurrir a alguna terapia,pués creo que no hay otra forma de solucionarlo.¿Tú sabes si las fobias puede tratarlas un psicólogo cualquiera o tiene que tener alguna titulación especial?.Un saludo

Leer más

Un psicoterapeuta
es lo más adecuado.POrque los psicoanalistas, por ejemplo, pueden escucharte pero no tratan fobias ni nada por el estilo.
No sé si hay psicólogos especializados en fobias, pero un psicoterapeuta , en principio, tendría que tratar fobias...
besos!!!

Me gusta

30 de enero de 2004 a las 4:23
En respuesta a konieva

Yo tenía fobia a los perros
Durante todaaaaa mi vida, fobia a los perros.

Una amiga mía también y fue al sicólogo y la dijeron que si no tenía obligación de estar con perros nunca se le pasaría. Total dinero a la basura.

Yo me he quitado la fobia teniendo perros, te cuento como:

1. Mi hermano se compró uno, y como de cachorros son inofensivos, me acercaba a él. Total me cogió mucho cariño. Ahora es un perrazo de defensa que da miedo hasta a los que nunca temen a un perro (para eso está), pero conmigo como un peluche.

2. Pues bien, a partir de él, nos compramos uno, un Pastor Alemán, casi nada. Bueno, pues lo mismo, es como tener un hijo mimoso.

3. Pregunta mucho por el comportamiento de los perros, porqué ladrán, etc. Así les comprendes ya sean tuyos o extraños y les pierdes el miedo. Por ejemplo cuado un perro extraño te ladra te estará diciendo: "me has asustado" o "vete de aquí, es mi casa". Si te muestras tranquilo, se tranquilizará.

4. Hay otro truco, con los perros de defensa (los que pueden ser peligrosos, como el mío por cierto)hay que tener en cuenta que ellos lo que mejor hacen es defender su casa y a los suyos y que si te ladran o gruñen es porque piensan que el peligroso eres tu. Así, que con esos vete siempre acompañado por el dueño y muéstrales las palmas de la mano que ellos lo interpretan como que tu dices que eres inofensivo.

5. Los perros de caza por cierto, no atacan a los humanos casi nunca.



En conclusión, acostúmbrate a un perro desde que él sea cachorro y a ser posible una raza imponente. Cuando veas como e s contigo de bueno y le vayas comprendiendo, comprenderás también a los demás.

Leer más

Los perros son una maravilla
Y te lo digo yo que durante muchos años les tuve pánico. No sé cómo lo superé, quizá porque a mi marido le encantan los animales y se paraba con ellos por la calle y me fui acostumbrando hasta tal punto que llegué a ser yo la que quiso un perro. Tengo uno y lo quiero muchísimo; cuando los conoces son increíbles.
En cuanto a la terapia, pienso que un psicólogo o un terapeuta conductista o cognitivo-conductual sería efectivo.
Animo que aprenderás a quererlos.
Un beso

Me gusta

30 de enero de 2004 a las 9:22
En respuesta a Diorissima

Hola leylak
Puedo hacerte una pregunta?

ha habido alguna persona en tu vida que te ha dado mucho miedo que se te acercara? que te tocara? ha habido algun trauma fuerte en tu vida?



Leer más

Para diorissima
Posiblemente si que ha habido alguién en mí vida que me haya hado miedo que se me acercara.Mí infancia ha sido bastante traumática,ya que mí padre es alcohólico,y en mí casa siempre habia peleas,palizas etc.Sé que esto ha marcado mucho mí vida,ya que cuando eres pequeña y te pasa algo así,te ves impotente.Además esto me ha creado un grado de responsabilidad importante.Supongo que era eso lo que querías saber.Gracias por tú interés.

Me gusta

30 de enero de 2004 a las 9:32
En respuesta a sistermoonshine

Yo sé de un caso cercanísimo a mí
Mi amiga, Marién. Tenía tal fobia, que hasta los cachorritos le daban pánico. Quedaba un poco patética subiéndose a las sillas cuando veía a un cachorrito que tenía una amiga común.Su novio decidió poner fin y se fue a la protectora: apareción con kiko, un perrito callejero y muy agradecido de un par de semanas de edad, recién destetado. Ella fue capaz de cogerlo, y más tarde de darle el biberón. Se encargó personalmente de él, se responsabilizó de cuidarlo y criarlo. Bueno, Kiko se murió de viejo hace poco(bueno, hubo que sacrificarlo porque estaba muy malito ya, muy achacoso, y sufría). Marién lloró mucho. Lo que pienso de kiko es que cambió radicalmente la personalidad de Marién. Y por supuesto ella ni recuerda su fobia, ahora se acerca a perros grandotes y les hace mimos. No sólo acabó con su fobia sino que también aprendió a querer a los perros, desarrolló su sensibilidad de una manera impresionante. Yo en tu lugar me iba a la protectora y cogía al más chiquitín e inofensivo que veas y me encargaba de él.Verás que rápido te curas. Ojalá todAS las fobias fueran tan sencillas de solucionar como la fobia a los perros. Suerte.

Leer más

Gracias caricia11,konieba,sistermoonshine y kalos22
Gracias a todos por vuestros consejos y vuestro interés.Hace tiempo tuve un perro,que además era buenísimo y era grande.Yo no te tenía nada de miedo,pero no podía soportar su contacto.Yo a veces le tocaba la cabeza,pero no mucho más.Posiblemente lo mío ya sea un caso de psicólogo.Después de tener este perro,no he tenido más,pero no se sí me atrevería a tener otro,y menos pequeño,pués me dan más miedo,pués se mueven más y no los puedo controlar.Un saludo

Me gusta

30 de enero de 2004 a las 16:33
En respuesta a leylak

Para diorissima
Posiblemente si que ha habido alguién en mí vida que me haya hado miedo que se me acercara.Mí infancia ha sido bastante traumática,ya que mí padre es alcohólico,y en mí casa siempre habia peleas,palizas etc.Sé que esto ha marcado mucho mí vida,ya que cuando eres pequeña y te pasa algo así,te ves impotente.Además esto me ha creado un grado de responsabilidad importante.Supongo que era eso lo que querías saber.Gracias por tú interés.

Leer más

Gracias por contestar
Si me focalizo en la parte psicologica, creo que tu asocias los perros con tu padre.Cuanto mas cercanos estan,mas peligrosos , son imprevisibles: pueden atacarte en cualquier momento,se descontrolan con facilidad,no perimtes que te toquen porque tienes una mezcla de asco y miedo..asi te sentias tambien con tu padre?

Mi querida Leylak, por supuesto que una infancia asi marca para siempre.El alcoholismo y la violencia domestica son dos combinaciones que daña la psique de todos los que la viven.

Una terapia con un psicologo te podria aliviar esa carga que llevas dentro.Necesitas liberar mucho dolor, muchos miedos, mucha rabia.

Te dejo mi EM aqui en el foro por si necesitas algun consejo mas.Me gustaria mucho que me escribieras..
Diorissima@enfemenino.com

Un abrazo

Me gusta

13 de febrero de 2004 a las 9:55

¡auxilio!
Hola mi nombre es Erika, soy nueva en este foro y entrè a èl buscando ayuda. Mi temor, fobia locura màs grande y absurda "es el pànico por toda clase de animales" y cuando digo "toda clase de animales " "es toda clase de animales", sin exagera.

Lo malo es que he desucbierto que a medida que crezco y pasan los años, este temor se me ha agrabado aùn màs. Especialmente le temo a los perros pues son los animales con los que màs me topo. Vivo en un edificio donde viven muchos de ellos y ha llegado el punto que ni si quiera deseo salir de mi apto. para no tener que topàrmelos en el Lobby, ascensor o en la calle.
Sè que esto produce risa a la mayorìa de la gente pero si estuvieran en mi lugar, sentirìan una frustracin, impotencia y hasta como humillacin con migo misma de no poder superar esto y sentirme tan dèbil ante estos animales.

"NUNCA EN LA VIDA Y GRACIAS A DIOS", jamàs me ha sucedido nada con los animales pero no sè por què desde que tengo uso de razn siempre les he temido, les tengo pavor, pànico.

Nunca he conocido alguien como yo con esta clase de problema, me siento tan mal y tan avergonzada cuando hago el ridìculo delante de la gente, pues muchos creen que es por llamar la atencin, otros creen que exagero, mi familia no me tiene paciencia y hasta se molestan conmigo y otros simplemente no comprenden y se burlan.

Por favor ayùdenme,todos sabemos que el miedo por algo alguien es horrible, nos impide crecer, vencer obstàculos, superarnos.

Siento que esto nunca se me va a quitar y me preocupa como vuelvo y repito, a travès de los años el temor por los animales es cada vez màs y màs grande. Esto me impide caminar por las calles, ir a casa de amigos familiares, estar en lugares abiertos como parques, etc.

¡AYÙDENME POR FAVOR ESTOY DESESPERADA!.

Gracias por su atencin y su tiempo.

Su nueva amiga erika =0(

Me gusta

13 de febrero de 2004 a las 16:53
En respuesta a galatea18

Un consejo
¿sabes cómo se te podría quitar esa fobia a los perros?teniendo uno
En serio, yo antes tambiñen tenia fobia a estos animales y desde que tuve uno...me encantan!
pero claro, no es tan fácil como parece.
Si de verdad quieres quitarte esa fobia, hay terapias específicas para ello, que consisten en seguir una serie de pasos hasta que te familiarices con ellos.Más o menos se siguen estos pasos, con un intervalo entre uno y otro(es decir, cuando te acostumbres al paso a), al cabo de unos días, proceden al plan b),etc)

a) te enseñan una foto de un perro
b) te piden que tomes la foto entre tus manos
c)te enseñan un peluche de un perro
d) te piden que tomes el peluche
e) te muestran un perro, pero metido en algun sitio como una jaula o algo así,de manera que no se te puede acercar, y el terapeuta se acerca a él para demostrate que no pasa nada
f) te muestran un perro, atado
g) piden que toques a un perro atado
h) piden que te acerques y acaricies a un perro suelto.

Todo esto conlleva un largo proceso, y no es fácil, pero puede resultar muy efectivo.
Te lo digo porque a una amiga le hicieron este tipo de terapia y ahora ha perdido el miedo a las arañas.
Mucha suerte!

Leer más

Siempre hay solucion
Me gusta esta respuesta. Por lo menos ayuda.
Con respecto a las interpretaciones de las fobias, mejor dejarlo, cada uno proyecta sus cosas internas en ello y no se trata de hacer una patologia de algo comun.
Que nuestra amiga se tranquilize.
Si quiere hacer algo, es bueno lo que tu le recomiendas.

Por mi parte si quiere profundizar de veras en el tema y llegar a superarlo yo le ofrezco ayuda, solo tiene que escribirme a

alfarero@enfemenino.com

Un abrazo para todos
el alfarero

Me gusta

8 de marzo de 2004 a las 5:17
En respuesta a caricia11

Los perros son una maravilla
Y te lo digo yo que durante muchos años les tuve pánico. No sé cómo lo superé, quizá porque a mi marido le encantan los animales y se paraba con ellos por la calle y me fui acostumbrando hasta tal punto que llegué a ser yo la que quiso un perro. Tengo uno y lo quiero muchísimo; cuando los conoces son increíbles.
En cuanto a la terapia, pienso que un psicólogo o un terapeuta conductista o cognitivo-conductual sería efectivo.
Animo que aprenderás a quererlos.
Un beso

Leer más

No me gustan...
No me gustan no me gustan, los puedo ver a mil cuadras de distancia lejos de mi, pero no me gustan, no los soporto, grandes chicos pequeños con o sin dientes, cafes verdes... no me gustan solo no me gustan... me dan... desesperan... no se como explicarlo, el simple echo de verlos sin ningun amarre o proteccion, hace que se me revuelva el estomago se me frunza el asterisco se me haga puño el corazon... no no, no me gustan.
en mi casa hay perro es un mini-toy (los que no crecen mas de tu mano) french poddl macho... es muy lindo lo puedo tocar, pero ya que tu digas abrazarlo o ponerme a jugar con el.. no lo soporto, me da panico... me muero en el intento.
Es horrible la sensasion de ver un perro a unos pasos tuyos sin nadie o nada que lo sujete o una cerca que lo detenga, con solo verlos me empiezan a llorar los ojos y se me va el aire, es... desesperantemente castrante... hay no... horrible horrible >.<
superarlo? amm.. yo no lo e superado.. e aprendido a vivir con ello =D. prefiero esquivar cuadras a pasar por una donde haya un perro..
No me gustan....

Me gusta

9 de marzo de 2004 a las 2:22

Pues yo..
Respetando todas las interpretaciones psicológicas superé mi fobia a los perros del mismo modo que Marien.
Al año de estar casada mi marido (que sabía de mi fobia porque he hecho el ridículo cientos de veces, cambiándome de acera etc etc) me propuso que tuviésemos un perrito.
Yo pensé en un yorkshire o algo pequeño, pero al final optamos por un pastor alemán. Es una hembra y tiene ya 9 años. ADIOS FOBIA, cuando sales a pasearla te encuentras con otros perros, los tocas con naturalidad y desaparece el miedo.
No sé que interpretación psicológica-freudiana puede tener, pero en mi caso fué así.
Besos para todas.

Me gusta

8 de diciembre de 2005 a las 11:36
En respuesta a pulga15

¡auxilio!
Hola mi nombre es Erika, soy nueva en este foro y entrè a èl buscando ayuda. Mi temor, fobia locura màs grande y absurda "es el pànico por toda clase de animales" y cuando digo "toda clase de animales " "es toda clase de animales", sin exagera.

Lo malo es que he desucbierto que a medida que crezco y pasan los años, este temor se me ha agrabado aùn màs. Especialmente le temo a los perros pues son los animales con los que màs me topo. Vivo en un edificio donde viven muchos de ellos y ha llegado el punto que ni si quiera deseo salir de mi apto. para no tener que topàrmelos en el Lobby, ascensor o en la calle.
Sè que esto produce risa a la mayorìa de la gente pero si estuvieran en mi lugar, sentirìan una frustracin, impotencia y hasta como humillacin con migo misma de no poder superar esto y sentirme tan dèbil ante estos animales.

"NUNCA EN LA VIDA Y GRACIAS A DIOS", jamàs me ha sucedido nada con los animales pero no sè por què desde que tengo uso de razn siempre les he temido, les tengo pavor, pànico.

Nunca he conocido alguien como yo con esta clase de problema, me siento tan mal y tan avergonzada cuando hago el ridìculo delante de la gente, pues muchos creen que es por llamar la atencin, otros creen que exagero, mi familia no me tiene paciencia y hasta se molestan conmigo y otros simplemente no comprenden y se burlan.

Por favor ayùdenme,todos sabemos que el miedo por algo alguien es horrible, nos impide crecer, vencer obstàculos, superarnos.

Siento que esto nunca se me va a quitar y me preocupa como vuelvo y repito, a travès de los años el temor por los animales es cada vez màs y màs grande. Esto me impide caminar por las calles, ir a casa de amigos familiares, estar en lugares abiertos como parques, etc.

¡AYÙDENME POR FAVOR ESTOY DESESPERADA!.

Gracias por su atencin y su tiempo.

Su nueva amiga erika =0(

Leer más

Ojala pudiera ayudar.
Bueno cuando he leido lo que escribias era como si de verdad lo hubiese escrito yo. De cria siempre pense que cuando fuera mayor todo ese terror infundado se pasaría. Nada más lejos de la realidad Cuando me case fui aun siquiatra, que me saco el dinero pero no el miedo. Ahora tengo 50 y cada vez me considero más bicho raro. Me gustaría saber como solucionar este problema, porque al igual que a ti me está controlando mi vida y haciendome sentir horrible.

El tener animales en casa, a mi no me ha servido. Mis hermanos tienen perros y gatos, y en mi casa cuando era pequeña tuvimos cobayas, pollos, tortugas. Podía tocar al final y tras mucho problema mi animal, pero no otro de su especie.

De verdad que ahora lo que estoy es más bien desesperada, y creo que no tiene solución.

Si podeis ayudarnos, gracias.

Me gusta

Volver al foro

Anteriores conversaciones
Número de respuestas
Último post

Ultimas conversaciones

Conversaciones más activas

Principio de la página