Inicio / Foro / Psicología / Mi hija, mi infierno.


Mi hija, mi infierno.

22 de noviembre de 2006 a las 11:52

Mi hija tiene ya 26 años, Todavía tengo en mi cabeza los gritos, las palabras groseras, las faltas de respeto constantemente, aparte de tener de manera contínua una exigencia tremenda con el dinero y que todo lo de casa le pareciese poco para ella. Tengo tres hijos mayores de mi primer matrimonio ella es la segunda y tengo hijos muy pequeños de mi segundo matrimonio, y menos ella, todos son excelentes personas.

Siempre he tenido un cuidado y una paciencia especial con ella, para guiarla y hacerle ver que dejándo estallar la ira no podía más que decir cosas de las que luego se podía arrepentir, siempre ha sido violenta, de chica fue hiperactiva, pero ya crecida se fué de casa por motivos laborales y al cabo de unos años volvió, estaba mal, tras la ruptura con su pareja. Pero en casa se tornó más agresiva, yo vivía con miedo a sus tempestades. Y un día le dije todo lo que tenía que decirle sobre su actitud y el mal ejemplo que daba a los otros, sobre lo que pensaba de su vida y la poca fuerza de voluntad que ponía en atemperar su caracter. Un día se me acabó el temor al escándalo, cuando me preguntó que que era lo que ella me "debía" a mí, que yo jamás había hecho nada por ella!! y se me agolparon las palabras,...sacarte de las drogas...pagarte los mejores colegios (mi marido)...haberle dado mucho más que a los demás, dinero, ropa...y le dije que estaba harta de sus abusos y de resolverle sus problemas que eran siempre uno tras otro. Sin parar, sin parar, y que yo tenía que ocuparme de los que vienen detrás y evitar que ella les causase daño. Que ya erahora de que tomase las riendas de su vida y dejase de culpar a todos de su desastre, de su desorden de su mala economía...

Yo la quiero mucho, pero así no podíamos vivir en casa.
Perdí a mi hija, la he llamado durante meses y no me coge el tlf. Estoy destrozada por esta situación.
Incluso le he dicho a uno de mis hijos que le diga que le pido perdón y ella sigue sin querer nada de mi.
También tengo que reconocer que el clima de casa se ha aligerado, que todos estamos más tranquilos, que el dinero llega a fin de mes, que hay orden, que no se escuchan portazos ni gritos.
Pero esta pena no me la puedo quitar. Se que mi hija tiene un trastorno de personalidad, pero eso no le impide trabajar en un buen sitio ganando lo suficiente para vivir como una persona digna, pero es que para ella su sueldo era para "sus cosas" sus caprichos, luego la gasolina, el seguro, el tlf. y vivir en casa que no le costaba nada, eso lo pagabamos nosotros ¿es justo?
Bueno, pues se fue, y me critica con otros miembros de la familia, mi madre, mis hermanos...Todos piensan que por culpa de mi marido ¿? ella no tiene casa. Y yo les pregunto, y cuando ella tenía cinco años ¿quien la mantuvo? ¿su padre? ¿vosotros? ah nooo, fue mi esposo quien cargó con toda la familia.
Total, que me he convertido en una mala madre ante todo el mundo por "echar" (que no la eché, sólo intenté poner freno y normas y se fue ella), a mi hija.
Sé interiormente que hubiese llegado un momento en que se hubiese atrevido a pegarme, tal y como iban sus estallidos de cólera.

Pero aún así estoy rota, es mi hija y no me la quito del pensamiento.
Tengo a mis otros hijos y a mis pequeños. Pero esta hija...No sé que hacer, ni mi trabajo, ni mi experiencia profesional me sirven para nada. Qué fácil me resulta aconsejar y qué difícil es para mí seguir mi vida como si nada....

Gracias por leerme.

Yoga con calor: te explicamos los motivos para amar esta disciplina

Yoga con calor: te explicamos los motivos para amar esta disciplina

Yoga con calor: te explicamos los motivos para amar esta disciplina Yoga con calor: te explicamos los motivos para amar esta disciplina

¿Con qué dolores puede ayudarte el yoga? Descubre por qué debes practicarlo ¿Con qué dolores puede ayudarte el yoga? Descubre por qué debes practicarlo

Di adiós a los problemas de espalda con estos sencillos ejercicios Di adiós a los problemas de espalda con estos sencillos ejercicios

22 de noviembre de 2006 a las 16:31

Las responsabilidades
Entiendo muy bien como te sientes en estos momentos.Es muy duro para una madre llegar a perder contacto con su hija y es una herida siempre abierta. PERO,dado el tremendo abuso al que TE HAS DEJADO SOMETER POR ELLA, no poniendole limites a su conducta y dandole todo lo que sus exigencias deseaban,hoy dia no solo es una buena decision que se haya marchado,no solo para ti,sino para el resto de la familia e incluso, para tu hija tambien.Por que digo esto? Porque tu no puedes dejarte abusar de esa manera,porque no puedes sentar precedentes para tus hijos menores de que "a mama se la tratar como a un animalito", y por otra parte, el hecho de que tu hija viva sola, la hara hacerse responsable por primera vez de sus propias acciones y tambien de su propia vida. Nadie, ahi fuera,le aceptara que ella lo trate como te ha tratado a ti.

Las personas QUE SE HAN DEJADO ABUSAR Y MANIPULAR durante tanto tiempo, se sienten culpables aun si tienen razon. Este es tu caso. Por que antepones tu amor antes que tu razonamiento e intentas llamarla? para que vuelva y empieze otra vez el infierno? No deseas que ella cambie y se haga responsable? entonces, dejala que se enfrente a la vida,que es la mejor manera de aprender a serlo.

Ella no ha cambiado nada aun.Sigue sin aceptar sus responsabilidades,que es abusiva, que ha actuado incorrectamente.A la vista esta, que os critica con los demas.No acepta SUS RESPONSABILIDADES, sus actos, sino que la culpa es de los demas, no de ellos.

Mi consejo final es que dejes de llamarla,ya ni siquiera por ti, sino que es de buena madre mostrar a sus hijos lo que esta bien y lo que esta mal,lo que es aceptable y lo que no, donde esta la linea divisoria en la que los hijos NO PUEDEN traspasar bajo ninguna circunstancia o excusa, que es el respeto que los demas seres humanos merecen,no importa el titulo que tengan.

Te deseo lo mejor.

Me gusta

22 de noviembre de 2006 a las 18:27
En respuesta a Diorissima

Las responsabilidades
Entiendo muy bien como te sientes en estos momentos.Es muy duro para una madre llegar a perder contacto con su hija y es una herida siempre abierta. PERO,dado el tremendo abuso al que TE HAS DEJADO SOMETER POR ELLA, no poniendole limites a su conducta y dandole todo lo que sus exigencias deseaban,hoy dia no solo es una buena decision que se haya marchado,no solo para ti,sino para el resto de la familia e incluso, para tu hija tambien.Por que digo esto? Porque tu no puedes dejarte abusar de esa manera,porque no puedes sentar precedentes para tus hijos menores de que "a mama se la tratar como a un animalito", y por otra parte, el hecho de que tu hija viva sola, la hara hacerse responsable por primera vez de sus propias acciones y tambien de su propia vida. Nadie, ahi fuera,le aceptara que ella lo trate como te ha tratado a ti.

Las personas QUE SE HAN DEJADO ABUSAR Y MANIPULAR durante tanto tiempo, se sienten culpables aun si tienen razon. Este es tu caso. Por que antepones tu amor antes que tu razonamiento e intentas llamarla? para que vuelva y empieze otra vez el infierno? No deseas que ella cambie y se haga responsable? entonces, dejala que se enfrente a la vida,que es la mejor manera de aprender a serlo.

Ella no ha cambiado nada aun.Sigue sin aceptar sus responsabilidades,que es abusiva, que ha actuado incorrectamente.A la vista esta, que os critica con los demas.No acepta SUS RESPONSABILIDADES, sus actos, sino que la culpa es de los demas, no de ellos.

Mi consejo final es que dejes de llamarla,ya ni siquiera por ti, sino que es de buena madre mostrar a sus hijos lo que esta bien y lo que esta mal,lo que es aceptable y lo que no, donde esta la linea divisoria en la que los hijos NO PUEDEN traspasar bajo ninguna circunstancia o excusa, que es el respeto que los demas seres humanos merecen,no importa el titulo que tengan.

Te deseo lo mejor.

Gracias dioríssima
Gracias por tus palabras. Claro que antepongo mi amor a pesar de que me critique. Pero es inevitable que me sienta así de mal porque mi hija nació hiperactiva, no fue culpa de nadie, tuvo que recibir mucha más atención porque constantemente se ponía en situaciones de riesgo, no paraba un momento quieta, no había ni una noche de descanso. Durante la adolescencia tuvo que meterse en toda clase de líos, además de drogas, de gente nada recomentable, de asuntos sexuales de toda índole, todo para satisfacer su ansia de sensaciones fuertes. Aún así a trancas y barrancas conseguimos que acabase sus estudios. Yo siempre encima ayudando, explicándole las lecciones hasta comprobar que estaban aprendidas, incluso ya en estudios medios, pues no era muy capaz de mantener su atención en nada concreto.
Siempre tuvo rabietas y siempre tuvo muy mal genio que no podía controlar, en la calle podía llegar con facilidad a la violencia física. Nunca ha llevado orden en sus cosas, era incapaz. Y el afán de ganar dinero y poseer cosas es enfermizo. Está diagnosticada con transtorno límite de personalidad. ¿cómo no me voy a sentir mal?
Aunque ella sepa lo que está bien y lo que está mal básicamente, es muy descontrolada, no comprende los límites y con frecuencia los rebasa. No los comprende.
En suma Dioríssima, mi hija puede aparentar ser normal y desempeñar un trabajo de manera muy eficiente, y de repente la gente que está a su alrededor quedarse asombrada ante un súbito comportamiento muy agresivo, para pasar después a la normalidad,algo que no concuerda con lo encantadora que puede llegar a ser.
¿cómo dejas sin "control" a un hijo así? Un día puede irsele de la mano el delirio.
Por esto me siento muy culpable, la abandono a su suerte, pero tampoco puede vivir en casa y menos ahora que veo que los demás hermanos respiran aliviados.
Mientras tuvo pareja, unos años, creí que el problema se habría mitigado, pero me equivoqué. Mi marido y yo reestructuramos nuestra vida y vinieron más niños que son mi felicidad, procuro centrar todos mis esfuerzos en ellos y no pensar en este tremendo fracaso. Pero es imposible para mí como madre y como terapeuta.
En fín, gracias por leerme, ando por el foro con bastante frecuencia, leo cosas que has escrito para otras personas, deberías animarte a estudiar psicología, me gusta ver que hay gente como tú, siempre dispuesta a echar un cable.
Un abrazo

Me gusta

22 de noviembre de 2006 a las 23:04
En respuesta a gusybus1

Gracias dioríssima
Gracias por tus palabras. Claro que antepongo mi amor a pesar de que me critique. Pero es inevitable que me sienta así de mal porque mi hija nació hiperactiva, no fue culpa de nadie, tuvo que recibir mucha más atención porque constantemente se ponía en situaciones de riesgo, no paraba un momento quieta, no había ni una noche de descanso. Durante la adolescencia tuvo que meterse en toda clase de líos, además de drogas, de gente nada recomentable, de asuntos sexuales de toda índole, todo para satisfacer su ansia de sensaciones fuertes. Aún así a trancas y barrancas conseguimos que acabase sus estudios. Yo siempre encima ayudando, explicándole las lecciones hasta comprobar que estaban aprendidas, incluso ya en estudios medios, pues no era muy capaz de mantener su atención en nada concreto.
Siempre tuvo rabietas y siempre tuvo muy mal genio que no podía controlar, en la calle podía llegar con facilidad a la violencia física. Nunca ha llevado orden en sus cosas, era incapaz. Y el afán de ganar dinero y poseer cosas es enfermizo. Está diagnosticada con transtorno límite de personalidad. ¿cómo no me voy a sentir mal?
Aunque ella sepa lo que está bien y lo que está mal básicamente, es muy descontrolada, no comprende los límites y con frecuencia los rebasa. No los comprende.
En suma Dioríssima, mi hija puede aparentar ser normal y desempeñar un trabajo de manera muy eficiente, y de repente la gente que está a su alrededor quedarse asombrada ante un súbito comportamiento muy agresivo, para pasar después a la normalidad,algo que no concuerda con lo encantadora que puede llegar a ser.
¿cómo dejas sin "control" a un hijo así? Un día puede irsele de la mano el delirio.
Por esto me siento muy culpable, la abandono a su suerte, pero tampoco puede vivir en casa y menos ahora que veo que los demás hermanos respiran aliviados.
Mientras tuvo pareja, unos años, creí que el problema se habría mitigado, pero me equivoqué. Mi marido y yo reestructuramos nuestra vida y vinieron más niños que son mi felicidad, procuro centrar todos mis esfuerzos en ellos y no pensar en este tremendo fracaso. Pero es imposible para mí como madre y como terapeuta.
En fín, gracias por leerme, ando por el foro con bastante frecuencia, leo cosas que has escrito para otras personas, deberías animarte a estudiar psicología, me gusta ver que hay gente como tú, siempre dispuesta a echar un cable.
Un abrazo

¿somos parientes tú y yo?
Hola gusy, soy adelina las de los 50 ¿te acuerdas? sí, ¿verdad?... me he quedado sorprendidísima, yo tambien tengo una hija que fue diagnosticada de TLP... tiene 23 años y una preciosa hija de seis años y medio, hoy estoy muy cansada para contártelo todo, si te interesa la historia, me lo haces saber ... sólo te diré que ahora las cosas están estupendamente, tiene pareja estable, trabajo estable y por fín ¡se ha hecho madre de su hija!, también tuve que ponerla en la calle, consumió coca, se quedó embarazada otra vez, de otro, y abortó, bueno solo puedo decirte que me he quedado en el camino de lo agotada que me han dejado cinco años de sufrimiento continuo, mi marido y yo tuvimos durante 4 años la guarda y custodia de nuestra nieta ...
Si te interesa que hablemos, me lo dices. Un beso.

Me gusta

23 de noviembre de 2006 a las 12:02

De acuerdo con dioríssima
y añado: cuando ella sea madre se dará cuenta de todo lo que ha pasado y será ella la que te pida perdón a ti. Tú no tienes nada de lo que disculparte.

Me gusta

23 de noviembre de 2006 a las 14:26
En respuesta a adelina68

¿somos parientes tú y yo?
Hola gusy, soy adelina las de los 50 ¿te acuerdas? sí, ¿verdad?... me he quedado sorprendidísima, yo tambien tengo una hija que fue diagnosticada de TLP... tiene 23 años y una preciosa hija de seis años y medio, hoy estoy muy cansada para contártelo todo, si te interesa la historia, me lo haces saber ... sólo te diré que ahora las cosas están estupendamente, tiene pareja estable, trabajo estable y por fín ¡se ha hecho madre de su hija!, también tuve que ponerla en la calle, consumió coca, se quedó embarazada otra vez, de otro, y abortó, bueno solo puedo decirte que me he quedado en el camino de lo agotada que me han dejado cinco años de sufrimiento continuo, mi marido y yo tuvimos durante 4 años la guarda y custodia de nuestra nieta ...
Si te interesa que hablemos, me lo dices. Un beso.

Hola pariente!
Si que me interesa tu historia.
Te leí hace unos cuantos días y cuando mencionaste lo de tu hija, pensé que "vaya por Dios", otra que tiene en casa una pieza de cuidado. Sentí no poderte darte ánimos para cambiar tu situación, porque sé que hay cosas con las que una se tiene que conformar y tirar para adelante ¿qué vas a hacer? ¿dejar a la deriva a tus padres? ¿dejar a la deriva a tu hija y a tu nieta?. Claro que exigimos responsabilidad por parte de los demás, pero si no la asumen, tampoco podemos obrar en contra de nuestros principios. Me siento muy desgraciada por lo de mi hija, por su dureza de corazón aunque comprendo que emocionalmente es caótica, igual sufre mucho que nada y por cosas muy lógicas o ...
Sí, y yo también me encuentro cansada, pero sé que me tengo que estirar más. No estoy vencida por esto. Yo soy madre por verdadera vocación y no deseo que el fracaso con mi hija mayor fastidie el trabajo que hago con los pequeños. Soy, fíjate que paradoja, psicopedagoga.

Bueno, es bastante tarde y tengo que irme a casa.
Estaremos en contacto.
Un abrazo Adelina.

Me gusta

23 de noviembre de 2006 a las 20:33

No te afanes
como tu misma dices en tu escrito: una cosa es vivirlo y otra opinando. Es muy difícil tu situación con tu hija, pero mira debes pensar que ella ya tiene suficiente edad para saber lo que quiere, a veces los hijos necesitan estrellarse con la vida para valorar lo que tienen. Seguramente a ella le hizo mucho daño tu segundo matrimonio, pues los hijos manifiestan de alguna manera la ausencia de su padre (madre) biológico. Ella no tiene ningun derecho a tratarse así y como te digo tu tienes que valorar tu vida, tu salud, tu futuro, el hogar y la tranquilidad que se vive en tu casa. El dia menos pensado ella aparecerá pidiéndote perdón y diciéndote cuánto te ama. No la busques más, no le pidas perdón por que es ella quien tiene que pedirtelo. Yo perdí a mi madre hace dos años después de una dolorisisima enfermedad y mi hermana menor que era la que le había hecho la vida imposible a mi madre, cuando ya estaba postrada en una cama de hospital, fué a pedirle perdón y ahora pasa mucho tiempo en el cementerio sentada sobre la tumba de mi mamá llorando horas enteras. Yo hablé con mi hermana y la está ayudando un psicólogo a superar la muerte de mi mamá. Desgraciadamente se dió cuenta muy tarde de lo valiosa que es una mamá, ojalá a tu hija no le pase lo mismo. Dios quiera que pronto se acerque a ti y se unan mucho. Animo la vida todo lo compensa y seguramente en unos meses estaras riendo con ella y viviendo momentos chéveres, solo ten paciencia y cada día que pasa ponla en las manos de Dios (si eres creyente) o si no pues a la vida misma pídele que la proteja y seguro que llegará un dia de estos.

Me gusta

23 de noviembre de 2006 a las 22:37

Tpl?
Después de escribir largamente,voy y lo pierdo.
Intentaré resumir.Mi hija,me decian que no me preocupara,que era la adolescencia.Un día me dicen,TPL,la medican.Preocupada digo que fuma porros de cuando en cuando,nada que no me preocupe ya lo dejará y quién no los fuma!.No se encuentra bien,vamos a urgéncias,gripe señora.Eso dos veces, a la tercera digo que no me la llevo,que eso no es gripe,ellos serán médicos pero soy su madre y se que no es gripe.
Empieza a tener convulsiones,ingreso en la UCI,meningitis dicen.Llega el alta.Hechas polvo las dos nos regalamos unos dias en un balneario.
Cuando veo batas blancas,sigo buscando explicaciones.Una doctora me entendió más como madre,me nombra el mejor psicólogo de Europa y resulta que lo tengo en mi ciudad.Vamos a verlo.
Se acaba el calvario.Sra.su hija es adicta.y me explica lo que eso significa que no es lo que se dice por ahí.Adicción es una enfermedad que algunas personas por su composición bioquímica,su genética,contraen tomando sustancias adictivas como pueden ser algunos medicamentos o nuestra droga legal el alcohol, y
tomando con moderación y/o de forma esporádica.
Por lo tanto cualquier persona con esa predisposición,haciendo lo que hacemos todos van
y enferman.Las neuronas quedan afectadas por el tóxico.No hay manifestación psicológica que el adicto no presente,por eso es fácil errar en el diagnóstico.Luego si lo medican por pensar que tiene otro diagnóstico,empeoran.El adicto no puede tomar medicamentos que puedan crear más dependencias,más tóxicos,más drogas en su organismo.Adicta no es una persona viciosa,se puede ser adicto y cumplir algunos cometidos con normalidad,pero tienen unas subidas y bajadas emocionales,unos odios,depresiones,ansiedades...de todo y nada bueno.Tres meses ingresada en un centro.Rehabilitada y sigue en ello.El adicto es un enfermo crónico,siempre lo será aunque no tome drogas,pero puede hacer una vida placentera eso sí,sin una copa más en su vida,los medicamentos que deba tomar por cualquier cosa que pueda tener,ha de consultar.No vale el decir, estoy desintoxicado ahora puedo brindar por Navidad!.Al ser enfermedad crónica,con ésa única copita,volveríamos a empezar el calvario.
Un abrazo.

Me gusta

25 de noviembre de 2006 a las 10:56

Decirme alguna cosita!
Hola bonitas!.Dos días,no podeis imaginar las ganas que tengo de ser leida.Sólo pienso en mamas que estan pensando que tienen unas degeneradas,unas hijas que cómo puede ser que sean tan odiosas en comparación de los demás hijos,unas mamas que es necesario sepan que sus hijas son divinas!,simplemente tienen sus neuronas alteradas.Gusybus,tu carta la hubiera podido escribir exactamente igual yo,hace tres años.Un beso a todas,espero saber pronto de vosotras.

Me gusta

26 de noviembre de 2006 a las 23:44
En respuesta a gusybus1

Hola pariente!
Si que me interesa tu historia.
Te leí hace unos cuantos días y cuando mencionaste lo de tu hija, pensé que "vaya por Dios", otra que tiene en casa una pieza de cuidado. Sentí no poderte darte ánimos para cambiar tu situación, porque sé que hay cosas con las que una se tiene que conformar y tirar para adelante ¿qué vas a hacer? ¿dejar a la deriva a tus padres? ¿dejar a la deriva a tu hija y a tu nieta?. Claro que exigimos responsabilidad por parte de los demás, pero si no la asumen, tampoco podemos obrar en contra de nuestros principios. Me siento muy desgraciada por lo de mi hija, por su dureza de corazón aunque comprendo que emocionalmente es caótica, igual sufre mucho que nada y por cosas muy lógicas o ...
Sí, y yo también me encuentro cansada, pero sé que me tengo que estirar más. No estoy vencida por esto. Yo soy madre por verdadera vocación y no deseo que el fracaso con mi hija mayor fastidie el trabajo que hago con los pequeños. Soy, fíjate que paradoja, psicopedagoga.

Bueno, es bastante tarde y tengo que irme a casa.
Estaremos en contacto.
Un abrazo Adelina.

Tlp ... tlp... ¿cajón de sastre?
Hola Gusi, ¿cómo estás? ¿tus niños? ...
Vamos a ver cómo puedo resumir la historia de mi hija, vamos a llamarla E.

E. nació en un parto normal, 3,750 de peso, una preciosidad de bebé, comer dormir, pis y caca, hizo sus cositas cuando las tuvo qué hacer. Empezó en la guardería con 2 años y 4 meses, lista como el hambre, cariñosa, un bombonazo de niña, así hasta los 7 años, perfecta, decían las m onjas y profesoras de E., a los 7 observé un cambio: ya no era tan cariñosa con los demás, conmigo si, a mi me tenía loca de amor. Siguió creciendo, bueno un gran detalle que falta, E. tiene una hermana 1 año mayor que ella, vamos a llamarla I., I. nació con problemas sus 2 primeros años de vida fueron duros estuvo enferma y precisó de muchísima atención, actualmente I. tiene una minusvalía de un 50% por inteligencia límite, trastorno de la afectividad y escoliosis, dicho todo esto sigo, E. se hacía cargo a en la guardería de su hermana, le enseñó los colores, a atarse los cordones, abochar botones, etc., E. siempre estaba pedniente de su hermana, cuando tenía 9 años tuve que hablar con E. y decirle que no se preocupara por su hermana, que éso era mi responsabilidad y ella jugara y aprendiera tranquila que ya estaba yo para resolver los problemas de I.
A los 10 E. ya tenía "carácter", muy buenas notas, buena compañera, excepcional alumna, etc., etc., a los 12 se le hizo un test que arrojó un C.I. de 130 ...
más problemas, E. comenzaba la adolescencia, íba muy bien en sus estudios pero era muy lista y manipuladora ... a veces e empecinaba en una cosa, era especialmente tozuda, y especialmente egoísta, nos dejaba sin pan, sin comida, ella tenía que ser la primera en todo, había que hacer las cosas al instante, no daba malas contestaciones, erqa educada y respetuosa, muy creativa ... e inteligente, yo lo achacaba a la edad, puesto que en cole no había ningín problema, siempre salía la palabra perfecta.
Jamás he dicho en el cole su C.I. no presentó problema de comportamiento en casa hasta los 15 años, era rebelde por naturaleza, no había matices en su vida, era todo o nada, blanco o negro, lo cual coincide con la etapa de la adolescencia y a los 16 conoció al padre de mi nieta y decidieron ambos que querían "tener un niño",
les costó hacer el niño 10 meses y un buen día me dijo "estoy embarazada" y ahí, amiga gusy, fue donde realmente empezaron los problemas graves ... nació mi nietqa y E. seguía con nosotros porque hasta que no tuviera los 18 no la dejábamos irse con el novio, la verdad es que lo respetó, pero mi casa se convirtió en un infierno, el padre de Claudia, que vivía unos portales más arriba, venía TODOS LOD DIAS a las 8 de la mañana, a las 2,30 de la tarde y a las 8 de la noche, perdí mi intimidad, mi casa, mis cosas, se vieron invadidas de repente, lo peor eran sus discusiones de adolescentes, yo tenía la impresión de estar educando al hijo de otros ... fue un calvario, las discusiones con ella eran a diario, no hacía nada, cuidaba de su hija pero no echaba una mano para nada ... en fín horroroso, se fue a vivir con él unos meses antes de los 18 duraron exactamente 16 o 17 meses, volvió a casa con problemas de malos tratos, decía que él la insultaba etc. cumplió los 19 y empez el caos ...
dejó el trabajo, empezó a desaparecer los fines de semana, me duele recordarlo, sólo te digo ésto: drogas por un tubo, promiscuidad sexual, sexo, sexo, desapariciones de casa, brote psicótico, etc.
la pudimos rescatar y al ir a un psquiatra el dr. Vicente Rubio uno de los que más saben de TLP fue el que la diagnosticó y ahí empezó otro calvario, la medicación la estuvo tomando un tiempo, después la dejó y cayó en picado, fue cuando se quedó embarazada de otro y la tuve que poner en la calle porque no me dejaba vivir, iba detrás de mi constantemente, decía que quería estudiar y que le diera dinero, en fin, un in fierno, fue muy duro separar a mi nieta de su madre, venía averla todos los días ...en fín, historias para no dormir, ahora está bien, hace un año y pico que tiene la guardia y custodia de su hija, está dada de alta por un psiquiatra de la seguridad social que no estaba de acuerdo con el diagnóstico de TLP, bueno el caso es que está bien, yo la veo centrada, ¡por fin se ha hecho cargo de su hija!, da gusto v erlas a las dos.
Me canso ya de escribir, sabes, es que en estos días estoy yendo a casa de mi madre porque el próximo sábado de va a una residencia, gracias a Dios, y tengo bastantes dolores de espalda de unas operaciones, sólo te mando este especie de poesía que escribí en plena depresión, cuando ya no podía más y la muerte era la única salida para mi.

EL GENERAL

empezada:2.03.03
terminada: 11.11.03


Vengo de luchar contra la locura predestinada.

Mi cuerpo inerte, cruzado por lanzas enajenadas yace en la losa del dolor y de la muerte.

Harapos lo envuelven. Mi aramadura al lado,
gélida y extenuada.

Y desmembrada mi vida y cerrados mis ojos.

Jirones de niebla traspasan mi alma.

Surcos de sufrimiento señalan lo que queda de mi ...

No quiero el laurel del vencedor, que me ha ido la vida en ello.

Ni el homenaje al héroe, que están llenos los Camposantos.

Sólo quiero serenar lo que queda de mi, de quien fuí.

El silencio y yo, unidos para siempre, recorreremos el tiempo
y llegaremos al final del camino.

La soledad, enterradora de oficio, nos cub rirá en acto piadoso.

Y al fín, cuerpo, alma y armadura reposaremos en paz, lejos de los abismo de la sinrazón.

¡General! claman las levas.

¡Dejadme ya ... ¿no véis que estoy muerto?


Un abrazo ...

Me gusta

26 de noviembre de 2006 a las 23:54
En respuesta a crius1

Decirme alguna cosita!
Hola bonitas!.Dos días,no podeis imaginar las ganas que tengo de ser leida.Sólo pienso en mamas que estan pensando que tienen unas degeneradas,unas hijas que cómo puede ser que sean tan odiosas en comparación de los demás hijos,unas mamas que es necesario sepan que sus hijas son divinas!,simplemente tienen sus neuronas alteradas.Gusybus,tu carta la hubiera podido escribir exactamente igual yo,hace tres años.Un beso a todas,espero saber pronto de vosotras.

Mamás de tlp
hola Cryus: Le he contado mi historia a Gusybus, también es para ti ...
si, nuestras hijas son divinas, pero nosotras, querida amiga, más.
Otro día que me sienta mejor ya os escribiré. Hoy ya estoy muy canasada. Cuídate mucho. Un abrazo.

Me gusta

27 de noviembre de 2006 a las 10:54
En respuesta a adelina68

Tlp ... tlp... ¿cajón de sastre?
Hola Gusi, ¿cómo estás? ¿tus niños? ...
Vamos a ver cómo puedo resumir la historia de mi hija, vamos a llamarla E.

E. nació en un parto normal, 3,750 de peso, una preciosidad de bebé, comer dormir, pis y caca, hizo sus cositas cuando las tuvo qué hacer. Empezó en la guardería con 2 años y 4 meses, lista como el hambre, cariñosa, un bombonazo de niña, así hasta los 7 años, perfecta, decían las m onjas y profesoras de E., a los 7 observé un cambio: ya no era tan cariñosa con los demás, conmigo si, a mi me tenía loca de amor. Siguió creciendo, bueno un gran detalle que falta, E. tiene una hermana 1 año mayor que ella, vamos a llamarla I., I. nació con problemas sus 2 primeros años de vida fueron duros estuvo enferma y precisó de muchísima atención, actualmente I. tiene una minusvalía de un 50% por inteligencia límite, trastorno de la afectividad y escoliosis, dicho todo esto sigo, E. se hacía cargo a en la guardería de su hermana, le enseñó los colores, a atarse los cordones, abochar botones, etc., E. siempre estaba pedniente de su hermana, cuando tenía 9 años tuve que hablar con E. y decirle que no se preocupara por su hermana, que éso era mi responsabilidad y ella jugara y aprendiera tranquila que ya estaba yo para resolver los problemas de I.
A los 10 E. ya tenía "carácter", muy buenas notas, buena compañera, excepcional alumna, etc., etc., a los 12 se le hizo un test que arrojó un C.I. de 130 ...
más problemas, E. comenzaba la adolescencia, íba muy bien en sus estudios pero era muy lista y manipuladora ... a veces e empecinaba en una cosa, era especialmente tozuda, y especialmente egoísta, nos dejaba sin pan, sin comida, ella tenía que ser la primera en todo, había que hacer las cosas al instante, no daba malas contestaciones, erqa educada y respetuosa, muy creativa ... e inteligente, yo lo achacaba a la edad, puesto que en cole no había ningín problema, siempre salía la palabra perfecta.
Jamás he dicho en el cole su C.I. no presentó problema de comportamiento en casa hasta los 15 años, era rebelde por naturaleza, no había matices en su vida, era todo o nada, blanco o negro, lo cual coincide con la etapa de la adolescencia y a los 16 conoció al padre de mi nieta y decidieron ambos que querían "tener un niño",
les costó hacer el niño 10 meses y un buen día me dijo "estoy embarazada" y ahí, amiga gusy, fue donde realmente empezaron los problemas graves ... nació mi nietqa y E. seguía con nosotros porque hasta que no tuviera los 18 no la dejábamos irse con el novio, la verdad es que lo respetó, pero mi casa se convirtió en un infierno, el padre de Claudia, que vivía unos portales más arriba, venía TODOS LOD DIAS a las 8 de la mañana, a las 2,30 de la tarde y a las 8 de la noche, perdí mi intimidad, mi casa, mis cosas, se vieron invadidas de repente, lo peor eran sus discusiones de adolescentes, yo tenía la impresión de estar educando al hijo de otros ... fue un calvario, las discusiones con ella eran a diario, no hacía nada, cuidaba de su hija pero no echaba una mano para nada ... en fín horroroso, se fue a vivir con él unos meses antes de los 18 duraron exactamente 16 o 17 meses, volvió a casa con problemas de malos tratos, decía que él la insultaba etc. cumplió los 19 y empez el caos ...
dejó el trabajo, empezó a desaparecer los fines de semana, me duele recordarlo, sólo te digo ésto: drogas por un tubo, promiscuidad sexual, sexo, sexo, desapariciones de casa, brote psicótico, etc.
la pudimos rescatar y al ir a un psquiatra el dr. Vicente Rubio uno de los que más saben de TLP fue el que la diagnosticó y ahí empezó otro calvario, la medicación la estuvo tomando un tiempo, después la dejó y cayó en picado, fue cuando se quedó embarazada de otro y la tuve que poner en la calle porque no me dejaba vivir, iba detrás de mi constantemente, decía que quería estudiar y que le diera dinero, en fin, un in fierno, fue muy duro separar a mi nieta de su madre, venía averla todos los días ...en fín, historias para no dormir, ahora está bien, hace un año y pico que tiene la guardia y custodia de su hija, está dada de alta por un psiquiatra de la seguridad social que no estaba de acuerdo con el diagnóstico de TLP, bueno el caso es que está bien, yo la veo centrada, ¡por fin se ha hecho cargo de su hija!, da gusto v erlas a las dos.
Me canso ya de escribir, sabes, es que en estos días estoy yendo a casa de mi madre porque el próximo sábado de va a una residencia, gracias a Dios, y tengo bastantes dolores de espalda de unas operaciones, sólo te mando este especie de poesía que escribí en plena depresión, cuando ya no podía más y la muerte era la única salida para mi.

EL GENERAL

empezada:2.03.03
terminada: 11.11.03


Vengo de luchar contra la locura predestinada.

Mi cuerpo inerte, cruzado por lanzas enajenadas yace en la losa del dolor y de la muerte.

Harapos lo envuelven. Mi aramadura al lado,
gélida y extenuada.

Y desmembrada mi vida y cerrados mis ojos.

Jirones de niebla traspasan mi alma.

Surcos de sufrimiento señalan lo que queda de mi ...

No quiero el laurel del vencedor, que me ha ido la vida en ello.

Ni el homenaje al héroe, que están llenos los Camposantos.

Sólo quiero serenar lo que queda de mi, de quien fuí.

El silencio y yo, unidos para siempre, recorreremos el tiempo
y llegaremos al final del camino.

La soledad, enterradora de oficio, nos cub rirá en acto piadoso.

Y al fín, cuerpo, alma y armadura reposaremos en paz, lejos de los abismo de la sinrazón.

¡General! claman las levas.

¡Dejadme ya ... ¿no véis que estoy muerto?


Un abrazo ...

Tpl,consecuencia
Hola Adelina.No sé si leiste,hará cosa de un mes,salio en L.V. una noticia que a muchos afectados no nos sorprendió en absoluto.
La Organización Mundial de la Salud,preparaba un plan de formación para los médicos psiquiátras,para que aprendieran a diagnosticar,han detectado que muchos enfermos....
Eso es muy importante,hay un vacio en la medicina en todo lo mental.Si te dirijes a un especiaista que se encuentre en un centro especializado en adicciones,tendrás muchas respuestas.
A mí me dijeron,el trastorno de personalidad es una consecuencia de una enfermedad,no una enfermedad en sí.Analiza el nombre,trastorno de personalidad, o sea una persona está trastornada...por qué?cuando sepas la respuesta,tendrás el verdadero diagnóstico y entonces se podrá tratar,si mediacan el síntoma y no la enfermedad,vamos mal.
Cuando no saben el diagnóstico,le dan el nombre de las alteraciones!!,la esquizofrenia? más de lo mismo,están medicando a esquizofrénicos que lo que tienen es una enfermedad llamada adicción y con la medicación empeoran,les están dando sustancias tóxicas a personas adictas a química!!!
Mi consejo si alguien me lo pidiera,sería ante comportamientos extraños,primero de todo irme a un centro de adicciones, si luego resulta que el problema es otro,de acuerdo,pero primero allí.
El psiquiátra confunde,el psiquiatra es engañado por el enfermo adicto porque es un tipo de enfermo que tiene todos los trastornos psicológicos que puedan haber.El psiquiatra tiene muchos,pero que muchos diagnósticos en su cabeza.Hay que ir al que sólo trata adicciones,
para que él confirme o descarte ésa posibilidad.
Podeis perder el dinero de una visita,o podeis ganar algo que no tiene precio.
Un abrazo

Me gusta

27 de noviembre de 2006 a las 11:54
En respuesta a crius1

Decirme alguna cosita!
Hola bonitas!.Dos días,no podeis imaginar las ganas que tengo de ser leida.Sólo pienso en mamas que estan pensando que tienen unas degeneradas,unas hijas que cómo puede ser que sean tan odiosas en comparación de los demás hijos,unas mamas que es necesario sepan que sus hijas son divinas!,simplemente tienen sus neuronas alteradas.Gusybus,tu carta la hubiera podido escribir exactamente igual yo,hace tres años.Un beso a todas,espero saber pronto de vosotras.

Hola cryus.
Gracias por tus palabras.
Es admirable lo bien que llevas el problema de tu hija.
Yo estoy desanimada. Paso por alto que sea una degenerada, que le gusten las drogas y el dinero fácil. Lo que no puedo pasar por alto es que no tenga ninguna gana de cambiar, Que toda su proyección de futuro sea una especie de invento o delirio imposible de conseguir. Luego se frustra por que no son expectativas realistas sobre sí misma y llegan los procesos de auto destrucción. Es muy complicado, ella es muy compleja, vivir así es suicida.
A veces, las cosas no tienen un fácil remedio y no acaban bien como en los cuentos, lo único que una puede hacer es, a pesar de todo, resignarse y respetar su alejamiento.

Un beso

Me gusta

27 de noviembre de 2006 a las 14:28
En respuesta a adelina68

Tlp ... tlp... ¿cajón de sastre?
Hola Gusi, ¿cómo estás? ¿tus niños? ...
Vamos a ver cómo puedo resumir la historia de mi hija, vamos a llamarla E.

E. nació en un parto normal, 3,750 de peso, una preciosidad de bebé, comer dormir, pis y caca, hizo sus cositas cuando las tuvo qué hacer. Empezó en la guardería con 2 años y 4 meses, lista como el hambre, cariñosa, un bombonazo de niña, así hasta los 7 años, perfecta, decían las m onjas y profesoras de E., a los 7 observé un cambio: ya no era tan cariñosa con los demás, conmigo si, a mi me tenía loca de amor. Siguió creciendo, bueno un gran detalle que falta, E. tiene una hermana 1 año mayor que ella, vamos a llamarla I., I. nació con problemas sus 2 primeros años de vida fueron duros estuvo enferma y precisó de muchísima atención, actualmente I. tiene una minusvalía de un 50% por inteligencia límite, trastorno de la afectividad y escoliosis, dicho todo esto sigo, E. se hacía cargo a en la guardería de su hermana, le enseñó los colores, a atarse los cordones, abochar botones, etc., E. siempre estaba pedniente de su hermana, cuando tenía 9 años tuve que hablar con E. y decirle que no se preocupara por su hermana, que éso era mi responsabilidad y ella jugara y aprendiera tranquila que ya estaba yo para resolver los problemas de I.
A los 10 E. ya tenía "carácter", muy buenas notas, buena compañera, excepcional alumna, etc., etc., a los 12 se le hizo un test que arrojó un C.I. de 130 ...
más problemas, E. comenzaba la adolescencia, íba muy bien en sus estudios pero era muy lista y manipuladora ... a veces e empecinaba en una cosa, era especialmente tozuda, y especialmente egoísta, nos dejaba sin pan, sin comida, ella tenía que ser la primera en todo, había que hacer las cosas al instante, no daba malas contestaciones, erqa educada y respetuosa, muy creativa ... e inteligente, yo lo achacaba a la edad, puesto que en cole no había ningín problema, siempre salía la palabra perfecta.
Jamás he dicho en el cole su C.I. no presentó problema de comportamiento en casa hasta los 15 años, era rebelde por naturaleza, no había matices en su vida, era todo o nada, blanco o negro, lo cual coincide con la etapa de la adolescencia y a los 16 conoció al padre de mi nieta y decidieron ambos que querían "tener un niño",
les costó hacer el niño 10 meses y un buen día me dijo "estoy embarazada" y ahí, amiga gusy, fue donde realmente empezaron los problemas graves ... nació mi nietqa y E. seguía con nosotros porque hasta que no tuviera los 18 no la dejábamos irse con el novio, la verdad es que lo respetó, pero mi casa se convirtió en un infierno, el padre de Claudia, que vivía unos portales más arriba, venía TODOS LOD DIAS a las 8 de la mañana, a las 2,30 de la tarde y a las 8 de la noche, perdí mi intimidad, mi casa, mis cosas, se vieron invadidas de repente, lo peor eran sus discusiones de adolescentes, yo tenía la impresión de estar educando al hijo de otros ... fue un calvario, las discusiones con ella eran a diario, no hacía nada, cuidaba de su hija pero no echaba una mano para nada ... en fín horroroso, se fue a vivir con él unos meses antes de los 18 duraron exactamente 16 o 17 meses, volvió a casa con problemas de malos tratos, decía que él la insultaba etc. cumplió los 19 y empez el caos ...
dejó el trabajo, empezó a desaparecer los fines de semana, me duele recordarlo, sólo te digo ésto: drogas por un tubo, promiscuidad sexual, sexo, sexo, desapariciones de casa, brote psicótico, etc.
la pudimos rescatar y al ir a un psquiatra el dr. Vicente Rubio uno de los que más saben de TLP fue el que la diagnosticó y ahí empezó otro calvario, la medicación la estuvo tomando un tiempo, después la dejó y cayó en picado, fue cuando se quedó embarazada de otro y la tuve que poner en la calle porque no me dejaba vivir, iba detrás de mi constantemente, decía que quería estudiar y que le diera dinero, en fin, un in fierno, fue muy duro separar a mi nieta de su madre, venía averla todos los días ...en fín, historias para no dormir, ahora está bien, hace un año y pico que tiene la guardia y custodia de su hija, está dada de alta por un psiquiatra de la seguridad social que no estaba de acuerdo con el diagnóstico de TLP, bueno el caso es que está bien, yo la veo centrada, ¡por fin se ha hecho cargo de su hija!, da gusto v erlas a las dos.
Me canso ya de escribir, sabes, es que en estos días estoy yendo a casa de mi madre porque el próximo sábado de va a una residencia, gracias a Dios, y tengo bastantes dolores de espalda de unas operaciones, sólo te mando este especie de poesía que escribí en plena depresión, cuando ya no podía más y la muerte era la única salida para mi.

EL GENERAL

empezada:2.03.03
terminada: 11.11.03


Vengo de luchar contra la locura predestinada.

Mi cuerpo inerte, cruzado por lanzas enajenadas yace en la losa del dolor y de la muerte.

Harapos lo envuelven. Mi aramadura al lado,
gélida y extenuada.

Y desmembrada mi vida y cerrados mis ojos.

Jirones de niebla traspasan mi alma.

Surcos de sufrimiento señalan lo que queda de mi ...

No quiero el laurel del vencedor, que me ha ido la vida en ello.

Ni el homenaje al héroe, que están llenos los Camposantos.

Sólo quiero serenar lo que queda de mi, de quien fuí.

El silencio y yo, unidos para siempre, recorreremos el tiempo
y llegaremos al final del camino.

La soledad, enterradora de oficio, nos cub rirá en acto piadoso.

Y al fín, cuerpo, alma y armadura reposaremos en paz, lejos de los abismo de la sinrazón.

¡General! claman las levas.

¡Dejadme ya ... ¿no véis que estoy muerto?


Un abrazo ...

¿qué tal adelina?
Me ha gustado tu poema, con frecuencia desearía descansar con mi silencio y dejar que pase el tiempo hasta el final, sin hacer nada, sin que nadie me perturbe más.

Uno de mis frentes de lucha soy yo misma, estos pensamientos que tan bien expresas en tu poema, me invaden, y temo caer en la melancolía. (Te comenté que me medico contra la depresión, un mal hereditario en mi familia, y contra la narcolepsia, que a veces me ha tenido medio paralizada. EStoy bien de esto ahora).

He leído, y no te he comentado nada, que tienes una dolencia de espalda bastante fuerte y una minusvalía reconocida del 35%, y es que la realidad es así, a veces concluye o parece que ha concluído una etapa, por ejemplo, en el caso de tu hija, (esperemos que no se fastidie ahora), y tienes que poner empeño en que otro aspecto de tu vida se haga más llevadero: Tu salud. Comprendo bien que ese abatimiento "de larga duración" te haga percibir los cuidados que necesitas para tu cuerpo, o los estímulos para hacer los estudios que has aparcado por fuerza mayor, como una ilusión irrealizable. Y también mencionabas en tu primer escrito a este foro, el amor.

Lo que importa es el día a día, el ir solventando las cosas que te impiden tener vigentes las ansias de cambiar un poco la realidad diaria. Sí, yo soy de las que apuestan por complicarse la vida para establecer unas prioridades distintas. Lo que ocurre es que en este juego peculiar de la vida, si no apuestas, siempre pierdes. Siempre.

Ya he visto que has hecho un balance de tus circunstancias, no caigas en dar una importancia inmerecida a las rutinas diarias. Tu vida no consiste en hacer comidas, pasar el polvo y limpiar el vater, digamos, que son cosas necesarias para tener una casa más o menos higiénica, estoy segura, además, de que eres una persona concienzuda, así que pueden llevarte un buen rato del día.

También está lo de tu hija mayor, no sé que grado de atención directa necesita, pero con una inteligencia límite de 50, podrá funcionar en muchas cositas sin problemas. Me gustaría oir en qué grado se desenvuelve sola y hasta qué punto confías en su atonomía.
Eres como yo, "mamá gallina".

Lo que compruebo es que, mujeres capacísimas de desarrollar para los demás un papel fundamental, capaces de ser el eje de una familia con muchos lastres, padres ancianos, jóvenes problemáticos, nietos semi-abandonados, discapacidades,
y colofoneando el panorama: un marido que no está a la altura de las circunstancias, o un macho ibérico...o un egoistón, en suma, bueno, pues mujeres así, no puedan abordar sus propias necesidades con el mismo ímpetu que gastan con los demás.

Yo he aprendido algo muy esencial y es tomar distancia y tomar aliento para mí.

Con mi hija es dificilísimo que cambien las cosas, sufro.
Entre ella y yo también está mi ex marido alimentando sus disparates. Pero pienso que hasta cierto punto y por las experiencias pasadas, cabe esperar que algo sepa cuidar de sí misma, también ha tenido ingresos en psiquátricos por brote psicótico...luego drogas parece que no toma, según me dice mi hijo mayor, que está en contacto con ella. Trabajo, aunque temporal, también lo tiene, y si no, mi hijo mayor dice que si la ve muy mal la colocará en su empresa.
Mi forma de razonar tiende a ser negativa. Mi esfuerzo consiste en no dejar que el negativismo producido por mi hija quite ni un ápice de la alegría que estoy obligada a sentir con mis tres pequeñitos. Resuelvo día a día el tema de mis hijos pequeños y acabo bien.
El trabajo era una carga añadida: REsuelvo día a día, ni me llevo la familia al trabajo, ni el trabajo a casa.
Mi madre me critica, me coacciona, me amenaza con suicidarse, se lía con cualquiera, malgasta su dinero, odia a mi segundo marido, bueno, es más de lo mismo durante cuarenta y cinco años que tengo. No hay energía para ella.

Perdona, seguiremos hablando, pero tengo que ireme, contéstame a ver cómo andas.
Un beso





Yo no tengo un pasado bonito de infancia en el que refugiarme, ni referencias para hacer comparaciones.

Echo de menos muchísimo a mi padre, un hombre brillante que era alcohólico y remontó su adicción, sacando a relucir un carácter estupendo, maduró tarde, pero tuve ocasión de conocerle en profundidad y de amarle y acompañarle como se merecía, porque con todos sus hijos trató de reparar los daños que nos produjo.
Mi madre es maníaco-depresiva y vive

Me gusta

27 de noviembre de 2006 a las 16:02
En respuesta a gusybus1

Hola cryus.
Gracias por tus palabras.
Es admirable lo bien que llevas el problema de tu hija.
Yo estoy desanimada. Paso por alto que sea una degenerada, que le gusten las drogas y el dinero fácil. Lo que no puedo pasar por alto es que no tenga ninguna gana de cambiar, Que toda su proyección de futuro sea una especie de invento o delirio imposible de conseguir. Luego se frustra por que no son expectativas realistas sobre sí misma y llegan los procesos de auto destrucción. Es muy complicado, ella es muy compleja, vivir así es suicida.
A veces, las cosas no tienen un fácil remedio y no acaban bien como en los cuentos, lo único que una puede hacer es, a pesar de todo, resignarse y respetar su alejamiento.

Un beso

Desanimada,no!.
Hola Gusy.Que ganas tenía de que aparecieras por aquí.Veras,eso acabará y acabará bien.Porqué?porque simplemente tu hija tiene una enfermedad que tiene su proceso,debe tocar fondo para poder despegar hacia la rehabilitación.Ella no ve que está enferma.Ahora lo importante es que tu sí sepas que lo está.No dudes de la enfermedad,la OMS la tiene así catalogada,lo és.Y lo que tiene afectado es el cerebro,tu hija en estos momentos es como si fuera una enferma mental,transitoria,pero enferma mental.Por lo tanto no es que "no tenga ganas de cambiar",ahora no puede.Piensa,¿podrias enfadarte
con un enfermo mental si no te hace caso,si no ve...?pues es lo mismo!.El adicto aunque se destruya y se lleve por delante a todos los seres queridos,no puede hacer otra cosa que seguir tomando.Son marionetas de los tóxicos,no son dueños de sí.Llega un día que se dan cuenta,para eso han de tocar fondo,eso es lo más duro para nosotras,ver que se van destruyendo y no podemos hacer nada,sólo callar.Lo demás es inútil, hablas con las paredes y las discusiones empeoran las situaciones.No dudes,ese día llegará,entonces piden ayuda.A partir de ahí acceden a visitarse y hacen todo lo necesario para salir de ése infierno que están viviendo.
En nuestro caso,le dimos un empujoncito,cuesta pero es necesario,espaldarazo familiar,para rehabilitarse tendría todo lo necesario,apoyo económico y afectivo,de lo contrario nada de nada.Conozco otro caso,que también "adelantaron"
la situación,esperar que ellos pidan ayuda se hace largo,aunque llega.Esta familia preparó una encerrona,todos juntos con el enfermo allí,le dijeron que él no se daba cuenta,pero que estaba enfermo o aceptaba un ingreso en un centro, o podía despedirse de la familia al completo.Mientras tienen techo y comida el llegar a ese punto necesario para la rehabilitación se hace más largo.Ahora respetar su alejamiento está bien,pero toda tu familia tendría que saber que está enferma.Así al hablar con ella podrían ayudar si dejan caer..no estás bien.Todos los problemas que tiene no existen,el único problema és el tóxico instalado en su hipotálamo.
Hasta cuando quieras.

Me gusta

27 de noviembre de 2006 a las 17:36
En respuesta a depre32

No te afanes
como tu misma dices en tu escrito: una cosa es vivirlo y otra opinando. Es muy difícil tu situación con tu hija, pero mira debes pensar que ella ya tiene suficiente edad para saber lo que quiere, a veces los hijos necesitan estrellarse con la vida para valorar lo que tienen. Seguramente a ella le hizo mucho daño tu segundo matrimonio, pues los hijos manifiestan de alguna manera la ausencia de su padre (madre) biológico. Ella no tiene ningun derecho a tratarse así y como te digo tu tienes que valorar tu vida, tu salud, tu futuro, el hogar y la tranquilidad que se vive en tu casa. El dia menos pensado ella aparecerá pidiéndote perdón y diciéndote cuánto te ama. No la busques más, no le pidas perdón por que es ella quien tiene que pedirtelo. Yo perdí a mi madre hace dos años después de una dolorisisima enfermedad y mi hermana menor que era la que le había hecho la vida imposible a mi madre, cuando ya estaba postrada en una cama de hospital, fué a pedirle perdón y ahora pasa mucho tiempo en el cementerio sentada sobre la tumba de mi mamá llorando horas enteras. Yo hablé con mi hermana y la está ayudando un psicólogo a superar la muerte de mi mamá. Desgraciadamente se dió cuenta muy tarde de lo valiosa que es una mamá, ojalá a tu hija no le pase lo mismo. Dios quiera que pronto se acerque a ti y se unan mucho. Animo la vida todo lo compensa y seguramente en unos meses estaras riendo con ella y viviendo momentos chéveres, solo ten paciencia y cada día que pasa ponla en las manos de Dios (si eres creyente) o si no pues a la vida misma pídele que la proteja y seguro que llegará un dia de estos.

Pedir perdón.
Hola depre32.
Tenemos una enfermedad de la que mucho se habla y muy poco se sabe, la Adicción.
No se trata de que nadie pida perdón a nadie.El adicto es un enfermo que no tiene culpa de serlo,porqué ha de pedir perdón un enfermo por serlo?.El problema es que nos hacen creer que el adicto es voluntario,que se pasa tomando cosas que no debiera tomar,claro! eso es más fácil que decir la verdad,que decir que todas las personas estamos arriesgándonos a ser adictas.Conoces a muchos abstémios?.El adicto llega a serlo en un 99,99% de los casos a través de nuestra legal droga,el alcohol.Entre los que disfrutan con el placer de beber sin que enfermen por no tener la predisposición genética para ello y los que se ganan la vida con las bebidas alcohólicas,nos tienen confundidos.Si a eso le añades que la medicina falla en sus diagnósticos,la hemos liado.La mayoría de los problemas que tenemos,cárceles llenas,malos tratos,violencia...
hay una copita.En La Vanguardia el sábado,tres páginas enteras hablando de la violencia doméstica,sólo hay un señor que dice"detectamos que el alcohol esta detrás de muchos casos de violencia"De muchos?en su mayoría!
Los médicos no detectan ,de momento, la enfermedad,por eso pienso que las personas que estamos familiarizadas en el tema,que hemos tenido la oportunidad de conocer a los profesionales que tratan la adicción,tendríamos que salir del armario,para ayudar en lo que podamos.
Un beso.

Me gusta

28 de noviembre de 2006 a las 10:37

Trabajo familiar
Hola Gusybus.Ayer leí sobre lo que dices de que tu hijo mayor le dará trabajo a tu hija.
Sabes,eso no sería conveniente.Es malo para tu hijo,para la empresa y para tu hija.Eso es protegerla,teneis que dejarla sola.Sé que es duro,pero no le hareis ningun favor.Ha de "hacer su vida",debe tropezar para poder levantarse.Si la ayudais para que no tropiece,no caerá,por lo tanto no se levantará.

Me gusta

28 de noviembre de 2006 a las 15:50

Esta mañana le he dicho a mi hija ...
Esta mañana le he dicho a E. que me sentía orgullosa de ella, porque era una buenísima madre y la veía loca con su hija, le he cogido la mano mientras se lo decía, me decía "mamá ... me vas a hacer llorar" ha sido muy hermoso, hacía mucho tiempo que se lo quería decir y no encontraba el momento.
Bueno por lo demás, un día de mierda ... dices muy bien gusi: hacemos cosas por los demás y por nosotrso no somos capaces de sacar el mismo ímpet ... ¿será que ya no me quedan fuerzas? ... igual me echo un novio virtual fijaros, es que eso de irme al otro barrio sin haber conocido un hombre amable, cariñoso, que me dijera de vez en cuando te quiero ¿es tanto pedir? con lo grande que es este planeta¿no va a haber ninguno con el que pudiera conversar de la vida en general, que me hiciera una caricia... en fín, algo?. Si existe la reencarnación, de verdad que no sé en qué o quién me gustaría volver, de todas formas si eso existe, en otras vidas he debido de ser una H.de la G.P., porque lo estoy purgando pero bien ... bueno chicas, hasta mañana.Un besazo.

Me gusta

29 de noviembre de 2006 a las 12:50
En respuesta a adelina68

Esta mañana le he dicho a mi hija ...
Esta mañana le he dicho a E. que me sentía orgullosa de ella, porque era una buenísima madre y la veía loca con su hija, le he cogido la mano mientras se lo decía, me decía "mamá ... me vas a hacer llorar" ha sido muy hermoso, hacía mucho tiempo que se lo quería decir y no encontraba el momento.
Bueno por lo demás, un día de mierda ... dices muy bien gusi: hacemos cosas por los demás y por nosotrso no somos capaces de sacar el mismo ímpet ... ¿será que ya no me quedan fuerzas? ... igual me echo un novio virtual fijaros, es que eso de irme al otro barrio sin haber conocido un hombre amable, cariñoso, que me dijera de vez en cuando te quiero ¿es tanto pedir? con lo grande que es este planeta¿no va a haber ninguno con el que pudiera conversar de la vida en general, que me hiciera una caricia... en fín, algo?. Si existe la reencarnación, de verdad que no sé en qué o quién me gustaría volver, de todas formas si eso existe, en otras vidas he debido de ser una H.de la G.P., porque lo estoy purgando pero bien ... bueno chicas, hasta mañana.Un besazo.

Pues mira lo que te digo:
Las pasaré canutas. Pero tengo un marido... es que es un "tío de una vez", me encanta decirlo así.
No es guapo, tiene la cara llena de cicatrices de un accidente, no es delgado, pero es un gordo ancho, muy fuerte y apretado... y muy peludo aunque tiene calva. Tiene una mirada negra que destila inteligencia. Tiene una capacidad de trabajo descomunal, es efectivo, humano, generosísimo, equilibrado, algo silencioso, muy creativo, con gran sentido del humor, espartano en sus costumbres y en sus gastos. Limpio y ordenado. Es investigador, lee muchísimo, le gusta la música y bailar desaforadamente aunque pueda parecer ridículo. Es tierno, cariñoso, aunque evite ser tosco y un poco brutote.

Es un buen buen padre. No tiene ningún vicio, ni fuma ni bebe, y en cuanto a mujeres, creo que soy la tercera con la que ha tenido relaciones "completas", como dice él. De todos modos es hermético, jamás comenta nada sobre otra mujer, aunque me ponga pesada yo.

En el sexo, es poco frecuente, pero cuando hay sexo es un festejo, nada rutinario; parece que haya pasado el "katrina" por la cama, pero hay de todo, sosiego, amor...uf me "pone" muchísimo al cabo de veinte años, y yo a él, claro. Me dice unas cosas con su voz...

Pero no sólo me las dice en esos momentos, es que me siento amadísima, superior, sobre todo cuando me mira con esos ojos negros llenos de arruguitas tristes y me dice por lo bajo que aún le parece increíble que una mujer"como yo" se fijase en un pobre feo y gordo "como él", una de dos o es que estoy ciega o loca. Me parece un tipo de una ingenuidad impresionante.

Sé muy bien lo que tengo a mi lado: mi segunda oportunidad. y sinceramente, estaré loca por este hombre, que se infravalora, toda mi vida. Espero con ilusión el fin de semana, que llegue a casa, igual que si tuviese veinte años. Es evidente que estoy muy enamorada. Mucho.

Si no hubiese sido por su apoyo, yo no sería capaz de seguir. Tenemos juntos tres hijitos pequeños, uno adoptivo. Mi segunda oportunidad.

Adelina, no pierdas tu tiempo, yo estoy cercana a tu edad, y a ciertas edades hay que hacer balance en cada uno de los aspectos de nuestra vida. Yo no sé cual es tu circunstancia con tu marido, pero no se te vé nada satisfecha, está claro que los problemas de familia han mermado vuestra relación. Pues no debe ser así, ¿te acuerdas? ...en la riqueza y en la pobreza, en la salud, y en la enfermedad, en lo bueno y en lo malo...Pero no se trata de estar de "cuerpo presente" en todas esas cosas, se trata de que cuando viene lo malo, ser el sostén, el alivio y el consuelo el uno del otro.

Si quieres hablamos, como siempre.

Me gusta

29 de noviembre de 2006 a las 13:06
En respuesta a crius1

Trabajo familiar
Hola Gusybus.Ayer leí sobre lo que dices de que tu hijo mayor le dará trabajo a tu hija.
Sabes,eso no sería conveniente.Es malo para tu hijo,para la empresa y para tu hija.Eso es protegerla,teneis que dejarla sola.Sé que es duro,pero no le hareis ningun favor.Ha de "hacer su vida",debe tropezar para poder levantarse.Si la ayudais para que no tropiece,no caerá,por lo tanto no se levantará.

Hola crius.
Posiblemente tengas razón en lo de mi hijo. Ya veremos lo que ocurre, día a día. Es que no me queda otra opción. Si que es sobreprotección, y la verdad yo no quiero que mi hijo mayor se haga cargo de algo que no le corresponde. Él lleva muy bien su vida, con su novia con la que vive hace muchos años. Mi hija es terrible y sólo le puede traer complicaciones.

¿Cómo va la tuya?
Bueno, acabo de contarle un poco a Adelina mi relación con mi marido y eso me pone muy optimista. Eso y mis pequeños.

Un beso.

Me gusta

Volver al foro

Anteriores conversaciones
Número de respuestas
Último post

Conversaciones más activas

Do you know this products?

Principio de la página