Foro / Psicología

Con frosinor desde hace 7 años (no consigo dejarlo)

Última respuesta: 10 de julio de 2010 a las 20:31
7/7/10 a las 11:08

Hola todos/as:

Hace 7 años que estoy tomando un medicamente llamado Frosinor (paroxetina). Me lo recetó un psiquiatra al cual fuí a visitar por un estado de apatía-desesperanza-depresión leve, fundamentalmente, por dos causas:
1) Desamor.
2) Desempleo.

Estos dos problemas, he llegado a comprender sus causas/raices al revisar/recordar mi infancia (falta de afecto paternal por decirlo de modo suave) sin embargo, no he sido capaz de resolverlos todavía, son problemas púramente sentimentales y psicológicos que no he superado. Todo ello ha creado la persona que hoy he llegado a ser: estudios universitarios inacabados, repetidas historias de desamor, fracasos profesionales repetidos y en definitiva una inestabilidad en la vida que no consigo estabilizar.

La medicación Frosinor me ayudó al principio y en muchas otras ocasiones a tomar decisiones adecuadas que me han beneficiado en la vida pero también me ha llevado a romper "puentes" (relaciones) con algunas personas e incluso, puntualmente, a un comportamiento de "tomarme demasiado a pecho" algunas cosas (negociaciones profesionales, plantarle cara a una persona que está abusando de su poder, luchar "a capa y espada" por una plaza de aparcamiento, ... situaciones absurdas por las que no creo valiera la pena hacer/decir nada).

La cuestión que busco resolvera hora es: ¿Cómo vivir la vida si estas pastillas que me he de tomar cada mañana? (20 miligramos).

No he encontrado un Psiquiatra en el cual creo pudiera confiar plenamente: me he dado cuenta que muchos de ellos/as, simplemente, no se pueden permitir rebajar su nivel de vida y... recetar medicamente como Frosinor a los pacientes, de algún modo (legal) les permite establecer una relación de dependencia (el paciente tiene que volver para que le vuelvan a recetar). Los psiquiatras que he conocido, se han rendido ante el problema de las personas, no son capaces de resolver o ayudar sin pastillas. su conocimiento (que no es poco) acaba poniendose en práctica mediante la mera asociación de tipos de problemas humanos con tipos de soluciones farmacológicas.

Me gustaría encontrar un buen psiquiatra que no solamente sea bueno sino que también fuera honesto y fuera capaz de decirme por ejemplo "todavía no sé como vamos a resolverlo pero.... vamos a intentarlo... vamos a analizar tu problema para ver cómo se puede resolver prograsivamente.
Pero no, "toma" unas pastilletas y anda... a correr... ¡siguiente! (y así, a piñon fijo, sigue facturando para pagarse sus próximas vacaciones a Mali donde realizar un estupendo safari).
He visitado a 3-4 psiquiatras en mi vida y la verdad es que no he encontrado en ellos una verdadera solución (si alguien me quiere recomendar un psiquiatra [en Madrid], estaré encantado de tomar nota de sus datos de contacto para, con toda probabilidad, ir a verle).

Fuí a un centro de psiquiatría de la seguridad social para ver si me podían ayudar sin la necesidad de pagar grandes sumas de dinero, le explique mi situación al psiquiatra y en aquel momento le expliqué que era un mejor momento de mi vida (nueva oportunidad profesional) y que deseaba probar de reducir gradualmete la dosis de Frosinor con el asesoramiento de este psiquiatra. Se negó rotundamente. No quiso decirme porqué se negó. Parecía sentirse incomodo, parecía no querer incurrir en responsabilidades, no lo se. La cuestión es que fuí a Administración para solicitar que, la próxima vez, me atendiera otro psiquiatra. Me respondieron que el procedimiento que tienen en este centro de la Seguridad Social es que tengo que rellenar una solicitud de cambio de médico (una hoja DINA-4 en blanco), me responerán por correo postal al cabo de unos 2 meses recomendándome que "vuelva a visitar el mismo psiquiatra".
En efecto, recibí esta carta de la Seguridad Social y efectivamente, el director del centro firma un texto estandar en el cual recomienda volver a quedar con la misma psiquiatra que me atendió la primera vez, precisamente la que yo había solicitado cambiar. Me parece una carta desafortunada.

Al final, aquí estoy, con esta medicación Frosinor 20, sin poder reducir la dosis sin que vuelva a sentir depresión. Estoy totalmente "enganchado". Aunque los psiquiatras dicen que la paroxetina no crea realmente dependencia, a mi sí que me ha creado una dependencia "orgánica". También, me ha creado una dependencia "psicológica" (me he acostumbrado a vivir la vida y a enfrentarme a ella con estas pastillas de paroxetina). No he aprendido a resolver el problema original que me ha hecho como soy.

He intentado reducir la dosis de Frosinor progresivamente (de 1/4 en 1/4 pero... al llegar a 1/2, vuelvo a sentirme apático y... la verdad es que no puedo permitirme este lujo, no puedo permitirme el lujo de estár deprimido ya que esto me afecta en mi trabajo).

Si alguien puede ayudarme de alguna manera, estaré encantado de escuchar.

Mi libro preferido de psicología: "La conquista de la voluntad" de Enrique Rojas. Otro libro interesante: "El secreto". (Son libros que enseñan el proceso de mejora de la persona a través de su capacidad de pensar y actuar).

Muchas Gracias.

Ver también

10/7/10 a las 20:31


hola mira yo estoy unos 6 años con motivan q es paroxetina y puedo ajarla hasta media como tu pero al final empiezo a encontrarme mal y vuelvo a mis 20 al dia osea una entera osea q mas menos estamos = la diferencia es q yo ya empiezo a pensar q voy a ener q tomarla de por vida no creo q no seas tu solo q la pastilla te anima mi doctora me dijo q al = q un diabetico toma insulina nosotros necesitamos paroxetina q hay de malo en eso??? aun asi encuanto me encuentre en un buen momento luxare por dejarlas eso esta claro pero no te aferres a q kieres dejarlas por q el solo pensar en q no puedes eso te angustia y al final es peor aki me tienes por si necesitas cualkier cosa un besazo y animosssssss

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir