Foro / Psicología

Un manipulador ha puesto a mi novio en mi contra

11 de agosto de 2014 a las 22:00 Última respuesta: 12 de agosto de 2014 a las 14:18

Hola, tengo un problema con mi novio a causa de una tercera persona, que es un colega suyo y necesito que me den un consejo sincero porque no sé si yo estoy sacando las cosas de quicio o si tengo razones para sentirme así de mal. Es una historia un poco larga. Por favor, dadme vuestra opinión, sea cual sea.
Mientras mi novio se pasó dos meses en su país de vacaciones, este colega (llamémosle P) me soltó varias perlitas que me molestaron mucho unos días antes de que mi novio volviera. En primer lugar, hubo una noche en la que salimos un grupo de gente y P con su novia. El hijo de 18 años de un amigo se encaprichó conmigo y quería llevarme al huerto. Al principio bailé con él porque nadie le daba bola y estaba en un país extranjero, pero se puso pesado y no me dejaba estar con nadie más. Yo me escapaba para evitarlo y en una ocasión salí afuera del bar y le conté a P lo que estaba pasando, pidiéndole ayuda. P me mira de arriba abajo y me dice con cara de chico Martini que yo estoy buena y que le parecía normal que el chaval me quisiera echar un polvo. Este comentario machista me sentó fatal (y creo que si su novia se enterara le sentaría peor), pero pasé del tema e hice oídos sordos. A lo largo de la noche hice todo lo posible por deshacerme del crío de forma amable hasta que no pude más (por pesado y por forzar las cosas) y le pegué unos empujones, le canté las cuarenta y me fui a casa con el cuerpo mal por la situación y por ser hijo de un amigo. Antes de esto P y su novia se borraron del mapa sin avisar y de camino a casa le llamé para ver dónde estaban y le conté lo que me había pasado al final con el chaval. P no se cortó un pelo y me dijo que la culpa era mía (¿¿¿¿quéééééé????), que no hubiera bailado con él y que yo con eso le calenté y que además yo no había intentado pararle los pies. Yo me defendí y le dije que me pasé toda la noche echándolo, escapándome de él, evitándolo y me dijo que eso no era suficiente. Le conté que le había empujado mientras intentaba irme a la boca y P me insinúa que no se lo cree, a lo que yo le digo que qué haría falta para que me dejara en paz, si la solución para él era partirle la cara. Él me dice que no pero sigue en sus trece de machista descosido echándome la culpa a mí, que en mi vida he buscado a un tío y menos a un crío. P me dice que me tendría que sentir halagada porque me quiso entrar un adolescente y casi me dan arcadas ¡¡¡si yo tengo 33, si era un nene!!! Al final P me colgó la etiqueta de calientap. y yo me sentí insultada y calumniada.
Al día siguiente y a pesar de lo ocurrido, P me llama dos veces para que vaya a comer y a cenar con el crío y su padre. Le repito que no por principios y por respeto a mi novio. Un día después, la víspera de que llegara mi novio, P me llama y me cuenta lo bien que se lo pasaron y lo que me había perdido. Empezamos a hablar y me dice que seguro que mi novio llegará super feliz a casa después de dos meses. Yo le digo que espero que sea así porque unos días antes se había enfadado conmigo por una tontería (aclaro que mi novio tiene un genio del demonio y que se enfada a la mínima por todo). P me pide que le cuente lo que pasó y le digo que no, que no tiene importancia. Insiste una y otra vez, que por qué no se lo cuento si es una tontería, que si no confío en él. Al final cedí, porque era una chorrada y le cuento que mi novio me había comprado unos sujetadores y que los compró de dos tallas más grandes que la mía (yo le había dicho antes que no me comprara cosas de estas porque me es difícil encontrar sujetadores que me vayan bien). Yo le dije que no pasaba nada, que el problema tenía que ver con la copa y el contorno. Le expliqué lo que eran estas dos cosas y se enfadó y me mandó callar porque decía que no le interesaba saberlo. Y eso fue todo!! Cuando le cuento esto a P básicamente me tacha de mentirosa y me dice que como soy una tía que seguro que me enfadé yo porque no acertó la talla (por diosssssss), que su amigo (lo recalcó bien) no podía enfadarse por algo así, que seguro que la culpa era mía. Yo le explico que no conoce bien a mi novio en estas cuestiones y que él tiene sus cosas, como todo el mundo. Y de repente se queda en silencio y me dice que le parece muy mal que le haya contado nuestra discusión porque eso es algo que tiene que quedar dentro de la pareja, a lo que yo le contesto que a mí me parece mal que me insista una y otra vez en que se lo cuente (cuando yo no tenía intención de contarle nada) chantajeando emocionalmente con que si no confío en él para sonsacármelo, y que después de contárselo me diga que no debí. Y le dije que si no quiere saber de este tipo de cosas que no pregunte y que no insista, porque eso no está bien. No puedes insistirle a alguien para que te cuente una cosa, y vaya chorrada, para que acto seguido te lo eche en cara. Esto a P le sentó como un tiro porque es una persona muy muy orgullosa, que se las da de superior y que va dando lecciones a la gente y le sentó tan mal que se quedó cortado. Luego él cambió de tema y , como venganza, empezó a soltar tonterías como quien no quiere la cosa. Él sabe que mi novio no celebra ni San Valentín, ni cumpleaños ni nada y que es cero romántico, así que empezó a decirme a mala leche: seguro que baja del avión con flores, seguro que te hace algo para San Valentín, noooo? Pues yo a mi novia le hago esto y lo otro porque claro, cuando quieres a alguien se lo demuestras, ¿y tampoco te regala en tu cumpleaños? Bueno, si no le sale por algo será. Yo a mi novia blablablá. En este punto aclaro que cuando mi novio se fue, yo estaba enferma y estuve esos dos meses de terapia diaria en el hospital en otra ciudad y como iba a estar solo pactamos que lo mejor era que se fuera, que viera a su familia, que ya se encargaban de mí mis padres. De hecho, acabaron operándome. Pues P me suelta ufff, dos meses fuera, yo ni loco me voy dos meses y dejo a mi novia aquí sola y mucho menos estando enferma, porque ella está por encima de todo, porque cuando quieres a alguien, blablablaaa. En ese momento sentí como si me estuvieran clavando un cuchillo en el corazón, me despedí amablemente de él a pesar de la mala sangre con que me decía todo esto y tras colgar el teléfono me eché a llorar. Antes de colgar me pidió que no le contara a mi novio lo del chaval ni nada y yo le dije que yo se lo cuento todo, que para mí era lo normal.
Mi novio volvió al día siguiente y decidí que en principio no le iba a contar nada porque me parecía muy egoísta por mi parte hacerle eso estando recién llegado y yo lo único que quería era disfrutar con él y recuperar el tiempo perdido. P nos llamó un par de veces para quedar esa semana y yo le puse excusas a mi novio porque aún tenía el tema en caliente y necesitaba tener la cabeza fría. Pensaba que pasadas unas semanas podría intentar hacerlo, pero no por ahora.
Pasada una semana y pico, mi novio empieza a decirme que por qué no quiero quedar con P, que si me había pasado algo y no quise contárselo. Al final empecé a contarle y para mi asombro veo que ni se inmuta, que le da igual y además le noto una actitud rara. Al ver la falta de apoyo y que le daba igual, no seguí contándole y me limité a contarle lo del crío y que me había dicho cosas para herirme. En ese momento yo le conté lo que más me había dolido, como queriendo vomitarlo e iba a entrar luego en detalles, pero al ver su reacción y decirme ¿y qué más?, me sentí sola y sin falta de apoyo, así que no seguí. Mi novio se enfadó conmigo al decirle lo que pensaba de esta persona, que incluso llegó a decirme que hacía con mi novio lo que quería, que siempre hacía caso a lo que él decía. Un mal bicho. Pero mi novio se enfadó conmigo a pesar de cómo me había tratado P. Se puso hecho una furia y yo me enfadé más con P por la rabia que sentía.
Pasan cuatro meses y en una discusión, mi novio me espeta que recién llegado de su país, P le había contado todo y que yo le había estado engañando, que le oculté la verdad y que tenía este tema atravesado en la garganta, que llevaba todos estos meses encabronado conmigo. Intento explicarle mi versión y no me deja, se pone como un loco. Compruebo entonces que P le contó lo que le dio la gana porque pensó que yo le había contado todo a mi novio, así que le contó lo que le convenía poniéndome a mí de mala. Es decir, que manipuló a mi novio dándole la vuelta a la tortilla y poniéndomelo en mi contra porque, por miedo a lo que yo le hubiera contado, decidió salvar su culo contando lo que le convenía, consiguiendo cizañar a mi novio y creando un conflicto de pareja. Lo que él no sabía era que yo no le había contado nada, Se adelantó y le malmetió a mi novio, y éste le creyó. Ahora la mala de la película soy yo porque sí, porque una víbora manipuladora ha decidido vengarse porque yo lo puse en su sitio.
No puedo defenderme, no puedo contar mi versión, ni mis sentimientos. Ayer mi novio quedó con P para comer y cuando se fue no quise ni darle un beso y al salir por la puerta me eché a llorar. ¿Por qué? Porque un colega de mi novio me ha insultado, me ha faltado al respeto, me ha dicho cosas para hacerme daño por puro orgullo y mi novio en vez de apoyarme me da la espalda. No me da mi lugar. Yo no pido que deje de relacionarse con P para jugar al fútbol, pero sí creo que cuando alguien se pasa con tu pareja las cosas cambian y lo sé porque yo sí lo he hecho por él. A esto se le llama lealtad. ¿Acaso un padre permitiría que un colega suyo llamase calientap. a su propia hija? ¿Cómo reaccionaría? ¿Le quitaría privilegios o se iría de cervezas con él para recompensarle? ¿Y cómo se sentiría su hija? ¿Y cómo se sentiría su hija si ese tipo le cuenta antes a su padre lo que quiere, lo manipula y consigue que el padre se enfade con su hija? ¿Cómo se sentiría? Yo os lo digo: traicionada, rebajada, humillada e impotente.
Hoy volvió a surgir el tema y mi novio me ha dicho que a él le da igual, que es problema mío y de forma muy agresiva me dijo, muy desafiante, que me lo iba a hacer cada vez peor y que iba a quedar más con él y, a pesar de que siempre dijo que no era su amigo, hoy me dijo gritando que seguiría viendo a SU AMIGO (esto gritando). Al salir de casa le pegué un portazo.
Estoy cansada. Mi novio tiene un carácter muy difícil que él mismo reconoce y es totalmente inflexible, orgulloso e intolerante, por eso me dice que sólo yo le aguanto, pero después de todo lo vivido con él esta ha sido la gota que colmó el vaso. Parece que, aunque me repita que me quiere, en hechos como este no lo demuestra. No le pido que le tuerza la cara a nadie, pero sí que me de mi lugar, que no permita que alguien que le da igual me trate así y que aún encima le de crédito y lo recompense. Quizás soy yo que estoy mal de la cabeza o que se me haya pegado su intransigencia. Estoy tan agotada y con la autoestima tan escaldada que pienso en dejarlo. Es una decepción más

Ver también

12 de agosto de 2014 a las 14:18

Qué te voy a decir
si yo sé que tienes razón. Yo siempre fui una persona fuerte y con un carácter muy fuerte, pero llevo unos años en los que la autoestima que tenía se ha desmoronado y se me han esfumado las fuerzas y las ilusiones y él ahí se hace fuerte, porque es una persona débil, insegura y cobarde. A él siempre le sentó mal mi fortaleza pero ha conseguido derrumbarla y hacerla pedazos. Nunca pensé que me pasaría esto.
Puedes reírte lo que quieras que eso nos puede pasar a todos aunque parezca que no. Cualquiera que me conozca y le cuente esto no se lo cree.
Sólo quería ver si tengo razones para mandarlo a la mierda porque necesitaba una mirada objetiva.
Gracias por tu opinión...

Me gusta

Ultimas conversaciones
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook