Foro / Psicología

Mi novio es hipocondriaco, ayuda

Última respuesta: 1 de julio de 2017 a las 10:46
13/8/08 a las 21:52

Mi novio es hipocondriaco, y hay épocas en que la cosa se pone mas seria. Tiene fobia a los médicos, con lo cual la cosa empeora bastante ya que no deja que le saquen de su error.

Esta constantemente investigándose, buscándose cualquier anomalía y ahí empieza la pesadilla. Ni vive ni deja vivir, siempre cree que tiene lo peor y no para.

Desde hace un mes tiene unas manchas blancas en la lengua y a partir de ahí se ha dado enjuagues, limpiadores, cepillos, etc....se mira cada dos minutos con lo cual no se olvida del tema y esta todo el tiempo igual, triste, depresivo, agobiado. Llevamos todo el verano igual, en casa con la manta en la cabeza sin vivir por una tontería.

Hoy lo lleve al medico casi a rastras y el de cabecera le dijo q siguiera con los enjuagues y la semana q viene lo vería el especialista...pues mucho peor, su lectura es q lo ha visto tan mal q lo ha mandado al especialista. Ahora esta peor que antes y se que hasta q llegue el día no vamos a vivir.

yo no se como ayudarlo, he hablado con el mil veces, intento escucharlo y entenderlo, pero ya no puedo mas. se q lo pasa mal pero no puede seguir así. ¿Que podemos hacer? ¿como le puedo ayudar? gracias a todos.

Ver también

14/8/08 a las :27

Lo más importante
de todo es que, él reconozca que es hipocondriaco...si no, mal lo tienes.
Si el lo reconoce, sabrá que es un sin vivir lo que siente!! SEGURO QUE COMO EL NO LO PASA NADIE (Te lo digo por experiencia, yo tambien lo soy, me escucho demasiado el cuerpo) si él lo reconoce, yo te aconsejo un psicologo-psiquiatra, porque no deja de ser una fobia, un miedo...a morir. Las fobias pueden ser de muchos tipos, tu puedes ser "aprensivo" pero hasta cierto extremo, cuando se supera es una fobia, ...yo creo, por lo que cuentas, que tu chico ha pasado el extremo. Sugierele que visite uno, que le haga ver que TODO está en su cabeza, que no eres tú sola la que lo piensa...si lo oye de un médico profesional, seguro que deja de angustiarse tanto...SUERTE!

Me gusta

14/8/08 a las 1:52
En respuesta a

Lo más importante
de todo es que, él reconozca que es hipocondriaco...si no, mal lo tienes.
Si el lo reconoce, sabrá que es un sin vivir lo que siente!! SEGURO QUE COMO EL NO LO PASA NADIE (Te lo digo por experiencia, yo tambien lo soy, me escucho demasiado el cuerpo) si él lo reconoce, yo te aconsejo un psicologo-psiquiatra, porque no deja de ser una fobia, un miedo...a morir. Las fobias pueden ser de muchos tipos, tu puedes ser "aprensivo" pero hasta cierto extremo, cuando se supera es una fobia, ...yo creo, por lo que cuentas, que tu chico ha pasado el extremo. Sugierele que visite uno, que le haga ver que TODO está en su cabeza, que no eres tú sola la que lo piensa...si lo oye de un médico profesional, seguro que deja de angustiarse tanto...SUERTE!

Gracias
Muchas gracias por tu respuesta. El lo reconoce totalmente, y lucha porque no sea asi, pero no puede. en muchas ocasiones lucha contra eso y lo consigue pero hay veces como esta que toca fondo.
Dice que le ayuda mucho hablarlo conmigo pq le ayudo a ver las cosas con objetividad, pero que no puede evitar la paranoia.
Hace unos años fue un medico quien le hablo por primera vez de su problema y ahí si que lo vio todo claro, a partir de ahí parecía q mejoro bastante pero esta vez ha recaído.
intentaremos que vaya poco a poco, ojalá encontremos un psicólogo que le sea de ayuda.
Gracias de nuevo.

Me gusta

13/10/12 a las 22:40

Mi experiencia con la hipocondría
Ya sé que la pregunta fue realizada hace 4 años, obviamente para esta persona llego tarde, sin embargo he pensado en responder y compartir mi experiencia por si alguna otra persona que pase por este trance le da por entrar en el foro: yo pasé por la misma situación, empecé a salir con mi pareja y al cabo de un año todo se torció cuando empezó a sospechar que tenía una enfermedad neurológica muy grave. La desesperación en la que se hundió fue absoluta, no tenía consuelo, las visitas al especialista y las pruebas que le hicieron (y que confirmaban lo que todos a su alrededor pensábamos, es decir, que no le pasaba nada de nada) no le calmaban en absoluto. Nuestra vida en pareja era un desastre, no quería hacer nada que no fuera revisarse en busca de sintomas y llorar desconsoladamente... llegó a experimentar muchos de los síntomas de la enfermedad (no podía casi tragar, le costaba hasta respirar, le dolía todo...). Conversando sobre el tema conseguimos racionalizar la situación: enumerando los especialistas consultados y que todos estaban de acuerdo en que no había nada, pero también recordando las veces que, anteriormente, había creído tener alguna otra enfermedad. Conseguí que se diera cuenta de que necesitaba ayuda, aunque rechazaba ir al psicólogo o tomar medicación, porque creía que no le iba a ayudar. Así estuvimos muchos meses, hasta que le convencí para ir a un psicólogo y tratarse, la elección fue un psicoanalista y fue una decisión tremendamente acertada. Recomiendo un psicoanalista y no un psicólogo conductual, pues el problema suele tener un trasfondo muy profundo, anclado a recuerdos y experiencias que tal vez la persona nunca llegue a recordar... Y en nuestro caso antes del psicoanalista acudimos a un psicólogo conductual y no funcionó. Antes de empezar el tratamiento con el psicoanalista, he de decir que, en nuestro caso, la medicación fue fundamental, pues cuando una persona está en ese estado de ansiedad permanente acaba cayendo en una pequeña depresión, y para cortar ese círculo vicioso fue necesario que se tomara durante dos o tres meses una medicación bastante suave e inócua, pero que le ayudó a empezar a salir del agujero. Me costó muchísimo convencerle de que fuera al médico de cabecera para que le recetara una medicación, pero la verdad, fue mágico. En su caso le recetaron una medicación ansiolítica y levemente antidepresiva. Pero además de la ayuda de la medicación, empezar el tratamiento con el psicoanalista fue fundamental, descubrió muchas cosas sobre el orígen de esa especie de fobia a las enfermedades, indagó en su interior y encontró algunas respuestas, no fue fácil, llevó su tiempo (meses) y aún así tuvo pequeñas recaídas.... pero hoy está mil veces mejor, la medicación dejó de tomarla en dos meses y siguió durante un año acudiendo al psicoanalista, cada vez de forma más espaciada. Durante ese tiempo nuestra relación se fue recuperando, yo fui su mayor apoyo y hoy no se cansa de decírmelo, y cuando hablamos de lo mal que lo pasamos por aquello, estamos de acuerdo en que también nos ayudó y unió muchísimo más como pareja. En definitiva escribo para dar una esperanza a cualquier hipocondriaco/a que me lea, y también para recordarle que su pareja o las personas que le rodean (padres) sufren mucho ese tipo de comportamientos, y que por eso debe buscar ayuda psicológica, aunque crea que no le va a servir no es así. Y a las personas cuya pareja o seres queridos están en esa situación... ánimo, si os quereis valdrá la pena tener paciencia, pero hará falta muchísima, muchísima. Un consejo: evita reirte o menospreciar los miedos de una persona hipocondriaca, no funciona y conseguirás que se sienta aún peor. Calmale, pero trata también de hacerle razonar y ver la realidad. Medicación si la cosa ha llegado demasiado lejos, para recetarla lo mejor es un psiquiatra, que sabrá qué recetar y cómo ajustar la dosis a la perfección (mejor que el médico de cabecera). Tratamiento psicológico, y mejor un psicoanalista que un psicólogo conductual (es mi experiencia, y sé que hay profesionales de la materia que tal vez no la compartan... pero en nuestro caso sólo funcionó eso). Es difícil lo sé, pero si ayudas a una persona a la que quieres puede merecer la pena. Ánimo!

2 -Me gusta

14/10/12 a las 17:48

Hola
Hola, ¿por qué no pruebas a escribir esto también en todoproblemas.com? Entrarán personas con el mismo problema y te podrán ayudar. Suerte y besos!

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

20/4/13 a las 5:14
En respuesta a

Mi experiencia con la hipocondría
Ya sé que la pregunta fue realizada hace 4 años, obviamente para esta persona llego tarde, sin embargo he pensado en responder y compartir mi experiencia por si alguna otra persona que pase por este trance le da por entrar en el foro: yo pasé por la misma situación, empecé a salir con mi pareja y al cabo de un año todo se torció cuando empezó a sospechar que tenía una enfermedad neurológica muy grave. La desesperación en la que se hundió fue absoluta, no tenía consuelo, las visitas al especialista y las pruebas que le hicieron (y que confirmaban lo que todos a su alrededor pensábamos, es decir, que no le pasaba nada de nada) no le calmaban en absoluto. Nuestra vida en pareja era un desastre, no quería hacer nada que no fuera revisarse en busca de sintomas y llorar desconsoladamente... llegó a experimentar muchos de los síntomas de la enfermedad (no podía casi tragar, le costaba hasta respirar, le dolía todo...). Conversando sobre el tema conseguimos racionalizar la situación: enumerando los especialistas consultados y que todos estaban de acuerdo en que no había nada, pero también recordando las veces que, anteriormente, había creído tener alguna otra enfermedad. Conseguí que se diera cuenta de que necesitaba ayuda, aunque rechazaba ir al psicólogo o tomar medicación, porque creía que no le iba a ayudar. Así estuvimos muchos meses, hasta que le convencí para ir a un psicólogo y tratarse, la elección fue un psicoanalista y fue una decisión tremendamente acertada. Recomiendo un psicoanalista y no un psicólogo conductual, pues el problema suele tener un trasfondo muy profundo, anclado a recuerdos y experiencias que tal vez la persona nunca llegue a recordar... Y en nuestro caso antes del psicoanalista acudimos a un psicólogo conductual y no funcionó. Antes de empezar el tratamiento con el psicoanalista, he de decir que, en nuestro caso, la medicación fue fundamental, pues cuando una persona está en ese estado de ansiedad permanente acaba cayendo en una pequeña depresión, y para cortar ese círculo vicioso fue necesario que se tomara durante dos o tres meses una medicación bastante suave e inócua, pero que le ayudó a empezar a salir del agujero. Me costó muchísimo convencerle de que fuera al médico de cabecera para que le recetara una medicación, pero la verdad, fue mágico. En su caso le recetaron una medicación ansiolítica y levemente antidepresiva. Pero además de la ayuda de la medicación, empezar el tratamiento con el psicoanalista fue fundamental, descubrió muchas cosas sobre el orígen de esa especie de fobia a las enfermedades, indagó en su interior y encontró algunas respuestas, no fue fácil, llevó su tiempo (meses) y aún así tuvo pequeñas recaídas.... pero hoy está mil veces mejor, la medicación dejó de tomarla en dos meses y siguió durante un año acudiendo al psicoanalista, cada vez de forma más espaciada. Durante ese tiempo nuestra relación se fue recuperando, yo fui su mayor apoyo y hoy no se cansa de decírmelo, y cuando hablamos de lo mal que lo pasamos por aquello, estamos de acuerdo en que también nos ayudó y unió muchísimo más como pareja. En definitiva escribo para dar una esperanza a cualquier hipocondriaco/a que me lea, y también para recordarle que su pareja o las personas que le rodean (padres) sufren mucho ese tipo de comportamientos, y que por eso debe buscar ayuda psicológica, aunque crea que no le va a servir no es así. Y a las personas cuya pareja o seres queridos están en esa situación... ánimo, si os quereis valdrá la pena tener paciencia, pero hará falta muchísima, muchísima. Un consejo: evita reirte o menospreciar los miedos de una persona hipocondriaca, no funciona y conseguirás que se sienta aún peor. Calmale, pero trata también de hacerle razonar y ver la realidad. Medicación si la cosa ha llegado demasiado lejos, para recetarla lo mejor es un psiquiatra, que sabrá qué recetar y cómo ajustar la dosis a la perfección (mejor que el médico de cabecera). Tratamiento psicológico, y mejor un psicoanalista que un psicólogo conductual (es mi experiencia, y sé que hay profesionales de la materia que tal vez no la compartan... pero en nuestro caso sólo funcionó eso). Es difícil lo sé, pero si ayudas a una persona a la que quieres puede merecer la pena. Ánimo!

Bonito mensaje
Que bonito tu mensaje !!! Felicidades por lo que hiciste por ella !! Es de admirar seguro que los dos se merecen !!

Me gusta

22/2/14 a las 2:30

T entiendo
Debo reconocer, que aunque me entristece saber que alguien mas le sucede me alivia el alma,
la gente cree que ser hipocondríaco poco menos es para llamar la atencion, pero NO es así, uno realmente sufre, no es sano ni normal, pero es muy DESAGRADABLE, yo me deprimo mucho, cada domingo cuando mi esposo no trabaja y yo deberia disfrutar me da la depre, y poco menos que imagino ya a mi esposo atendiendome en una quimioterapia ... es triste y muy dificil de entender para quien no lo ha sufrido.
saludos desde Chile

Me gusta

9/3/15 a las 6:39
En respuesta a

Mi experiencia con la hipocondría
Ya sé que la pregunta fue realizada hace 4 años, obviamente para esta persona llego tarde, sin embargo he pensado en responder y compartir mi experiencia por si alguna otra persona que pase por este trance le da por entrar en el foro: yo pasé por la misma situación, empecé a salir con mi pareja y al cabo de un año todo se torció cuando empezó a sospechar que tenía una enfermedad neurológica muy grave. La desesperación en la que se hundió fue absoluta, no tenía consuelo, las visitas al especialista y las pruebas que le hicieron (y que confirmaban lo que todos a su alrededor pensábamos, es decir, que no le pasaba nada de nada) no le calmaban en absoluto. Nuestra vida en pareja era un desastre, no quería hacer nada que no fuera revisarse en busca de sintomas y llorar desconsoladamente... llegó a experimentar muchos de los síntomas de la enfermedad (no podía casi tragar, le costaba hasta respirar, le dolía todo...). Conversando sobre el tema conseguimos racionalizar la situación: enumerando los especialistas consultados y que todos estaban de acuerdo en que no había nada, pero también recordando las veces que, anteriormente, había creído tener alguna otra enfermedad. Conseguí que se diera cuenta de que necesitaba ayuda, aunque rechazaba ir al psicólogo o tomar medicación, porque creía que no le iba a ayudar. Así estuvimos muchos meses, hasta que le convencí para ir a un psicólogo y tratarse, la elección fue un psicoanalista y fue una decisión tremendamente acertada. Recomiendo un psicoanalista y no un psicólogo conductual, pues el problema suele tener un trasfondo muy profundo, anclado a recuerdos y experiencias que tal vez la persona nunca llegue a recordar... Y en nuestro caso antes del psicoanalista acudimos a un psicólogo conductual y no funcionó. Antes de empezar el tratamiento con el psicoanalista, he de decir que, en nuestro caso, la medicación fue fundamental, pues cuando una persona está en ese estado de ansiedad permanente acaba cayendo en una pequeña depresión, y para cortar ese círculo vicioso fue necesario que se tomara durante dos o tres meses una medicación bastante suave e inócua, pero que le ayudó a empezar a salir del agujero. Me costó muchísimo convencerle de que fuera al médico de cabecera para que le recetara una medicación, pero la verdad, fue mágico. En su caso le recetaron una medicación ansiolítica y levemente antidepresiva. Pero además de la ayuda de la medicación, empezar el tratamiento con el psicoanalista fue fundamental, descubrió muchas cosas sobre el orígen de esa especie de fobia a las enfermedades, indagó en su interior y encontró algunas respuestas, no fue fácil, llevó su tiempo (meses) y aún así tuvo pequeñas recaídas.... pero hoy está mil veces mejor, la medicación dejó de tomarla en dos meses y siguió durante un año acudiendo al psicoanalista, cada vez de forma más espaciada. Durante ese tiempo nuestra relación se fue recuperando, yo fui su mayor apoyo y hoy no se cansa de decírmelo, y cuando hablamos de lo mal que lo pasamos por aquello, estamos de acuerdo en que también nos ayudó y unió muchísimo más como pareja. En definitiva escribo para dar una esperanza a cualquier hipocondriaco/a que me lea, y también para recordarle que su pareja o las personas que le rodean (padres) sufren mucho ese tipo de comportamientos, y que por eso debe buscar ayuda psicológica, aunque crea que no le va a servir no es así. Y a las personas cuya pareja o seres queridos están en esa situación... ánimo, si os quereis valdrá la pena tener paciencia, pero hará falta muchísima, muchísima. Un consejo: evita reirte o menospreciar los miedos de una persona hipocondriaca, no funciona y conseguirás que se sienta aún peor. Calmale, pero trata también de hacerle razonar y ver la realidad. Medicación si la cosa ha llegado demasiado lejos, para recetarla lo mejor es un psiquiatra, que sabrá qué recetar y cómo ajustar la dosis a la perfección (mejor que el médico de cabecera). Tratamiento psicológico, y mejor un psicoanalista que un psicólogo conductual (es mi experiencia, y sé que hay profesionales de la materia que tal vez no la compartan... pero en nuestro caso sólo funcionó eso). Es difícil lo sé, pero si ayudas a una persona a la que quieres puede merecer la pena. Ánimo!

Muchas gracias!
Muchas gracias por compartir tu experiencia... Estoy empezando a vivir eso con mi pareja... Y seguiré su pasos, espero lograr lo mejor juntos!
Se puedes escribirme más sobre tu experiencia, te lo agradezco. byvanessa@hotmail.com

Me gusta

1/7/17 a las 10:46
En respuesta a

Mi novio es hipocondriaco, y hay épocas en que la cosa se pone mas seria. Tiene fobia a los médicos, con lo cual la cosa empeora bastante ya que no deja que le saquen de su error.

Esta constantemente investigándose, buscándose cualquier anomalía y ahí empieza la pesadilla. Ni vive ni deja vivir, siempre cree que tiene lo peor y no para.

Desde hace un mes tiene unas manchas blancas en la lengua y a partir de ahí se ha dado enjuagues, limpiadores, cepillos, etc....se mira cada dos minutos con lo cual no se olvida del tema y esta todo el tiempo igual, triste, depresivo, agobiado. Llevamos todo el verano igual, en casa con la manta en la cabeza sin vivir por una tontería.

Hoy lo lleve al medico casi a rastras y el de cabecera le dijo q siguiera con los enjuagues y la semana q viene lo vería el especialista...pues mucho peor, su lectura es q lo ha visto tan mal q lo ha mandado al especialista. Ahora esta peor que antes y se que hasta q llegue el día no vamos a vivir.

yo no se como ayudarlo, he hablado con el mil veces, intento escucharlo y entenderlo, pero ya no puedo mas. se q lo pasa mal pero no puede seguir así. ¿Que podemos hacer? ¿como le puedo ayudar? gracias a todos.

A la larga si no mejora y no se deja ayudar lo mejor es dejar esa relación 

Me gusta

Ultimas conversaciones
No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir