Inicio / Foro / Psicología / El amor de mi vida murió de Covid19

El amor de mi vida murió de Covid19

8 de junio a las 1:09 Última respuesta: 9 de junio a las 14:30

El 21 de mayo de 2020, el amor de mi vida murió por el virus. Nada ha sido facil desde entonces. El tenía 32 años, era médico. Llevábamos casi 4 años juntos y el 21 de marzo nos ibamos a casar, ya habiamks entregado las invitaciones, el tenía su traje y yo mi vestido, pero decidimos posponerla para evitar la aglomeración de personas. 
Teníamos menos de dos meses de estar viviendo juntos, y todo iba de maravilla. Era como estar casados, hasta las peleas normales que se tienen al principio de la convivencia. Pero superamos todo, hasta recuerdo que el me dijo que "nos reencontramos". Eramos tan felices. 
Cuando empezó a sentirse mal se aisló, pero cuando empezó la fiebre, decidió internarse con su papá que tambien es médico, en otra ciudad. Esa noche le pedí que nos tomaramos unas fotos, nos besamos, abrazamos, y luegi se fué con su papá, iba con fiebre. 
Pasaron 6 días en los que se sentía bien, pero luego se sentía peor. Hasta llegó a decirme que habia mejorado y que pronto regresaría, pero luego todo empeoró. Hasta el 20 de mayo, que su papá nos dijo que el estaba mal, que no mejoraba y que sería bueno que fueramos a verlo. Cuando el me dijo eso yo empecé a llorar, porque se que no nos diría eso si no fuera cierto que Luis podría morir. 
Asi que manejé con mi suegra hasta la otra ciudad y cuando llegamos, tuve que ponerme todo la proteccion, bata, guantes, mascarilla, y el protector de plastico para la cara. Hasta que me puse todo eso pude entrar a su cuarto. Parecia todo de pelicula, irreal. El me agradeció por ir, y aún pudimos hablar algunas cosas. Que se iba a mejorar, que las medicinas lo hacian sentir pesimo, pero que aguantaba todo porque queria vi ir. Me dijo que cuando saliera de esto nos ibamos a casar y no nos separariamos nunca. Que me extrañaba, que me amaba. Yo también le dije de todo, le dí animos, sonreí para que me viera tranquila, le dije cuanto lo amaba y lo feliz que me hacía. No me despegué de el. Estaba mal, se estaba muriendo. Esa noche me quedé despierta afuera de su cuarto, pendiente de si necesitaba algo para llamar a su enfermera, que siempre estuvo súper pendiente de el. 
Yo trataba de mostrar mi mejor cara cuando estaba con él, aunque siempre que salía del cuarto empezaba a llorar, porque sabía lo que podía pasar. Se dieron las 5 de la mañana del 21, y me dijeron que fuera a dormir. Me desperté a las 7 y media más o menos, y su papá estuvo con el todo el tiempo. Le puso música cristiana para tranquilizarlo. El tenía miedo, no dormía porque tenía miedo de no despertar, estaba ansioso, no quería morir, no quería dejarnos solas. 
El resto del día fue triste. Le dió fiebre de nuevo, no podía respirar, tenia oxígeno pero no tenía fuerzas. Respiraba por la boca también y yo me quedé humedeciendo sus labios para que no se resecaran. 
Así hasta que se dieron las 4 o 5 pm. Cuando empezó todo el movimiento, y se sintió ese ambiente de tristeza, dolor, preocupación. El ya no podía dar más y nos reunimos alrededor de su cama, para decirle cuánto lo amabamos. Su papá llamó a sus otros hijos por video llamada, porque están fuera del pais, para que pudieran despedirse. Yo no quería que el sufriera, pero tampoco quería decirle "vete tranquilo" si él estaba luchando por vivir. Luchó hasta el último momento, fué todo un guerrero. Su papá le dijo que la única otra opción era llevarlo al hospital para que lo conectaran a un respirador, pero Luis no quería. El pensaba que en el hospital lo dejarían morir, como lo han hecho con tanta otra gente. Pero llegó a un punto en que nos dijo que lo llevaramos. 
De inmediato, entre su papá,  la enfermera y yo, lo subimos a una silla de ruedas y luego al asiento de adelante de una camioneta. Mi suegra y yo ibamos en la tina, y arrancamos. Habia tráfico y empezamos a pitar, yo grité desde la tina que se movieran, y todo mundo miraba a Luis por la ventana, muriendo. Finalmente llegamos, y mientras buscabamos que nos atendieran (nadie nos atendió Luis luchaba por mantenerse despierto. Hasta que escuché el grito de la enfermera, y corrí a verlo. Lo tomé de la mano, y estuve con el cuandi ya su cuerpo dejó de moverse. Murió en el asiento de adelante del carro, en brazos de su enfermera, a las 6 de la tarde. Quiero pensar que sintió mi mano, quiero pensar que supo que yo estaba con el, que estuve con el hasta el final como siempre se lo prometí. 
Y bueno, con el entierro fué un lío, terminamos enterrandolo a la 1 de la madrugada, con solo unos pocos familiares. 
No he podido dejar de pensar en el, y cuando siento que estoy más tranquila veo algo que me hace caer en llanto, retorcerme de dolor. Mi familia me ha apoyado mucho, lloran conmigo y me acompañan siempre que me ven triste. Han sido un gran apoyo. Pero el dolor siempre está ahi. Lo que más me duele es que haya muerto tan joven, y que haya tenido miedo, ansiedad antes de morir, además del malestar de las medicinas y lo feo que debe ser no poder respirar. El no quería morir, y luchó hasta el último momento por no dejarme, por seguir viviendo. 
Hoy, en una de tantas pláticas con su papá, me dijo que la enfermera no podía dormir. Siempre pensaba en Luis, y es que antes de morir, en el carro, Luis le dijo: "No me dejes solo, y no dejes que me duerma". Eso me hizo llorar como el primer día. No entiendo porque pasan éstas cosas. 
Nosotros le hicimos una promesa a Dios, los dos, para que lo sanara. Yo confiaba en que Dios lo iba a sanar, porque Luis era el mejor, y porque para mi es justo que vivan los buenos, pero Dios no lo salvó. O talvez la salvación fué llevárselo para que ya no sufriera. Pero porqué sufrió el en primer lugar? 
Mi felicidad se acabó cuando apenas estaba empezando, y ahora todo lo que quiero es volver a ver a mi Luisito. Pensé en el suicidio, lo confieso. Pero no sé si vaya al cielo o no, y no me quiero arriesgar, no quiero perder la oportunidad de volver a estar con el, y esta vez para siempre. 
Así que solo me queda vivir con el dolor, hacer lo mejor que pueda en esta vida, ayudar en todo lo que pueda, ser buena, y esperar que Dios me dé una vida corta. Esa sería mi recompensa. 
Hay muchas cosas que no entiendo y hay mucho dolor en mi corazón. Hay muchos mas detalles, pero ya escribí bastante. Usé este canal para poder desahogarme, y si alguien tiene experiencias parecidas que lo puedan compartir, para tratar de sentirnos mejor entre todos. Gracias por leer todo. 

Ver también

8 de junio a las 17:50

se que me pueden bloquear mi cuenta por esta respuesta. 

muchos de nosotros se nos olvida la historiano o nunca leemos. 

si la OMS dio la alarma en grade, es porque por alguna razon esos seres de arriba tiene problemas con las pandemias.

la peste de justiniano,
la peste negra 
la peste de la viruela (en el nuevo mundo, imperio azteca)
y la ultima, la gripe española

todas tiene un denominador comun

pestes vrs seres celestiales

siempre gana la peste.


leo tu relato y veo una serie de fallos SISTEMICOS y omisiones que deribaron en ese resultado. 

lamento tu perdida pero en verdad, en pandemias y pestes la ciencia tiene más probabilidades de salvarte. 

Me gusta
8 de junio a las 18:13
En respuesta a fernanda15591

El 21 de mayo de 2020, el amor de mi vida murió por el virus. Nada ha sido facil desde entonces. El tenía 32 años, era médico. Llevábamos casi 4 años juntos y el 21 de marzo nos ibamos a casar, ya habiamks entregado las invitaciones, el tenía su traje y yo mi vestido, pero decidimos posponerla para evitar la aglomeración de personas. 
Teníamos menos de dos meses de estar viviendo juntos, y todo iba de maravilla. Era como estar casados, hasta las peleas normales que se tienen al principio de la convivencia. Pero superamos todo, hasta recuerdo que el me dijo que "nos reencontramos". Eramos tan felices. 
Cuando empezó a sentirse mal se aisló, pero cuando empezó la fiebre, decidió internarse con su papá que tambien es médico, en otra ciudad. Esa noche le pedí que nos tomaramos unas fotos, nos besamos, abrazamos, y luegi se fué con su papá, iba con fiebre. 
Pasaron 6 días en los que se sentía bien, pero luego se sentía peor. Hasta llegó a decirme que habia mejorado y que pronto regresaría, pero luego todo empeoró. Hasta el 20 de mayo, que su papá nos dijo que el estaba mal, que no mejoraba y que sería bueno que fueramos a verlo. Cuando el me dijo eso yo empecé a llorar, porque se que no nos diría eso si no fuera cierto que Luis podría morir. 
Asi que manejé con mi suegra hasta la otra ciudad y cuando llegamos, tuve que ponerme todo la proteccion, bata, guantes, mascarilla, y el protector de plastico para la cara. Hasta que me puse todo eso pude entrar a su cuarto. Parecia todo de pelicula, irreal. El me agradeció por ir, y aún pudimos hablar algunas cosas. Que se iba a mejorar, que las medicinas lo hacian sentir pesimo, pero que aguantaba todo porque queria vi ir. Me dijo que cuando saliera de esto nos ibamos a casar y no nos separariamos nunca. Que me extrañaba, que me amaba. Yo también le dije de todo, le dí animos, sonreí para que me viera tranquila, le dije cuanto lo amaba y lo feliz que me hacía. No me despegué de el. Estaba mal, se estaba muriendo. Esa noche me quedé despierta afuera de su cuarto, pendiente de si necesitaba algo para llamar a su enfermera, que siempre estuvo súper pendiente de el. 
Yo trataba de mostrar mi mejor cara cuando estaba con él, aunque siempre que salía del cuarto empezaba a llorar, porque sabía lo que podía pasar. Se dieron las 5 de la mañana del 21, y me dijeron que fuera a dormir. Me desperté a las 7 y media más o menos, y su papá estuvo con el todo el tiempo. Le puso música cristiana para tranquilizarlo. El tenía miedo, no dormía porque tenía miedo de no despertar, estaba ansioso, no quería morir, no quería dejarnos solas. 
El resto del día fue triste. Le dió fiebre de nuevo, no podía respirar, tenia oxígeno pero no tenía fuerzas. Respiraba por la boca también y yo me quedé humedeciendo sus labios para que no se resecaran. 
Así hasta que se dieron las 4 o 5 pm. Cuando empezó todo el movimiento, y se sintió ese ambiente de tristeza, dolor, preocupación. El ya no podía dar más y nos reunimos alrededor de su cama, para decirle cuánto lo amabamos. Su papá llamó a sus otros hijos por video llamada, porque están fuera del pais, para que pudieran despedirse. Yo no quería que el sufriera, pero tampoco quería decirle "vete tranquilo" si él estaba luchando por vivir. Luchó hasta el último momento, fué todo un guerrero. Su papá le dijo que la única otra opción era llevarlo al hospital para que lo conectaran a un respirador, pero Luis no quería. El pensaba que en el hospital lo dejarían morir, como lo han hecho con tanta otra gente. Pero llegó a un punto en que nos dijo que lo llevaramos. 
De inmediato, entre su papá,  la enfermera y yo, lo subimos a una silla de ruedas y luego al asiento de adelante de una camioneta. Mi suegra y yo ibamos en la tina, y arrancamos. Habia tráfico y empezamos a pitar, yo grité desde la tina que se movieran, y todo mundo miraba a Luis por la ventana, muriendo. Finalmente llegamos, y mientras buscabamos que nos atendieran (nadie nos atendió Luis luchaba por mantenerse despierto. Hasta que escuché el grito de la enfermera, y corrí a verlo. Lo tomé de la mano, y estuve con el cuandi ya su cuerpo dejó de moverse. Murió en el asiento de adelante del carro, en brazos de su enfermera, a las 6 de la tarde. Quiero pensar que sintió mi mano, quiero pensar que supo que yo estaba con el, que estuve con el hasta el final como siempre se lo prometí. 
Y bueno, con el entierro fué un lío, terminamos enterrandolo a la 1 de la madrugada, con solo unos pocos familiares. 
No he podido dejar de pensar en el, y cuando siento que estoy más tranquila veo algo que me hace caer en llanto, retorcerme de dolor. Mi familia me ha apoyado mucho, lloran conmigo y me acompañan siempre que me ven triste. Han sido un gran apoyo. Pero el dolor siempre está ahi. Lo que más me duele es que haya muerto tan joven, y que haya tenido miedo, ansiedad antes de morir, además del malestar de las medicinas y lo feo que debe ser no poder respirar. El no quería morir, y luchó hasta el último momento por no dejarme, por seguir viviendo. 
Hoy, en una de tantas pláticas con su papá, me dijo que la enfermera no podía dormir. Siempre pensaba en Luis, y es que antes de morir, en el carro, Luis le dijo: "No me dejes solo, y no dejes que me duerma". Eso me hizo llorar como el primer día. No entiendo porque pasan éstas cosas. 
Nosotros le hicimos una promesa a Dios, los dos, para que lo sanara. Yo confiaba en que Dios lo iba a sanar, porque Luis era el mejor, y porque para mi es justo que vivan los buenos, pero Dios no lo salvó. O talvez la salvación fué llevárselo para que ya no sufriera. Pero porqué sufrió el en primer lugar? 
Mi felicidad se acabó cuando apenas estaba empezando, y ahora todo lo que quiero es volver a ver a mi Luisito. Pensé en el suicidio, lo confieso. Pero no sé si vaya al cielo o no, y no me quiero arriesgar, no quiero perder la oportunidad de volver a estar con el, y esta vez para siempre. 
Así que solo me queda vivir con el dolor, hacer lo mejor que pueda en esta vida, ayudar en todo lo que pueda, ser buena, y esperar que Dios me dé una vida corta. Esa sería mi recompensa. 
Hay muchas cosas que no entiendo y hay mucho dolor en mi corazón. Hay muchos mas detalles, pero ya escribí bastante. Usé este canal para poder desahogarme, y si alguien tiene experiencias parecidas que lo puedan compartir, para tratar de sentirnos mejor entre todos. Gracias por leer todo. 

Mucho ánimos guapa!!
me puedo hacer una idea del gran dolor e impotencia que estás viviendo, continua con tu camino él estará esperándote a su lado cuando sea la hora.
Siento mucho dolor por tu historia, muchos besos!!

Me gusta
9 de junio a las 9:02
En respuesta a xinnix

se que me pueden bloquear mi cuenta por esta respuesta. 

muchos de nosotros se nos olvida la historiano o nunca leemos. 

si la OMS dio la alarma en grade, es porque por alguna razon esos seres de arriba tiene problemas con las pandemias.

la peste de justiniano,
la peste negra 
la peste de la viruela (en el nuevo mundo, imperio azteca)
y la ultima, la gripe española

todas tiene un denominador comun

pestes vrs seres celestiales

siempre gana la peste.


leo tu relato y veo una serie de fallos SISTEMICOS y omisiones que deribaron en ese resultado. 

lamento tu perdida pero en verdad, en pandemias y pestes la ciencia tiene más probabilidades de salvarte. 

Dios mio,de donde sacas tanta estupideces...!!! he visto gente con titulo de estupido pero tu lo tienes con mencion honorifica..que horror..!!

Me gusta
9 de junio a las 14:30

Mucho ánimo. Ha sido duro de leer, pero tu novio sin duda ha sido un luchador.

Me gusta
ISDIN Si-Nails
ISDIN Si-Nails
Compartir
#instapic #picoftheday #Fashion #Beauty #Fitness #Deco
instagram