Foro / Psicología

Y si desaparezco de su vida?

Última respuesta: 12 de mayo de 2010 a las 20:48
12/5/10 a las :01

Mi historia es complicada...ya no sé qué hacer, no me atrevo a hacer nada...veréis, mi ex me dejó hace un mes y medio, por teléfono, en un momento de discusión que cada vez eran más frecuentes, a pesar de haber tenido una maravillosa relación durante un año un mes y una semana. A la semana de dejarme volvió, quedamos para hablar, porque me había dejado por teléfono, y cuando quedamos me pidió un tiempo, estaba agobiado cansado de la relación por varios motivos,
-yo le preguntaba con frecuencia si me quería, o le decía ''ya no me quieres como ntes'' (porque tuvimos una pelea y yo estaba y soy una persona muy insegura)
-se sentía mal novio porque yo a veces le decía que pasaba un poco de mí (nunca pasó del todo,pero ya no era como al principio de detallista)
-era muy dependiente de él, y obsesiva a veces...
Total, que me propuso el tiempo para relajarse (se merecía un descanso dice él), y me propuso vernos una vez a la semana. Nos hemos estado viendo una vez a la semana, y nos hemos acostado en alguna ocasión (él no me obligó, a veces he sido yo la que lo he buscado, otras veces él)... Me dice que me quiere pero que no quiere una relación conmigo porque se sentía mal y abrumado, me habla por msn casi todos los días (a veces le hablo yo)...hablamos como tonteando, es decir, como siempre...las veces que hemos quedado ha sido genial, como siempre o incluso mejor (sin peleas). Un día me dijo que así estábamos ''muy tranquilos'', que no nos seamos infieles...pero otro día me dice que no quiere hacerme ilusiones, pero ojo! tampoco quitármelas...dice que no se plantea si volverá o no conmigo, pero que tampoco lo descarta... últimamente nos hemos visto más (reconozco que lo he llamado para vernos) y hoy me ha dicho ''se nota que no puedes pasar de mí'', que sigo dependiendo mucho...me he quedado a cuadros...
No sé qué hacer...mi opinión es que necesita un ''sustillo'', que yo no de señales de vida, a ver que hace (porque dice estar muy tranquilo así, viéndome de vez en cuando y sabiendo de mí), pero no me atrevo a alejarme...he sido su primera novia y me ha querido y me ha tratado como a nadie....
a alguien le pasa?

Ver también

12/5/10 a las :58

Si a mi me pasa...
La diferencia es que el y yo si andamos, pero si siento es que no es como antes ya no me llama como antes y cosas asi...pero no me estreso comprendo que son cosas que pasan los animos de los seres humanos varian de acuerdo a las circunstancias que a diario vivimos te voy a dejar algo que hace algun tiempo una chica escribio en un post que puse en este foro para que comprendas un poco x lo que le esta pasando.

Me gusta

12/5/10 a las 1:02
En respuesta a

Si a mi me pasa...
La diferencia es que el y yo si andamos, pero si siento es que no es como antes ya no me llama como antes y cosas asi...pero no me estreso comprendo que son cosas que pasan los animos de los seres humanos varian de acuerdo a las circunstancias que a diario vivimos te voy a dejar algo que hace algun tiempo una chica escribio en un post que puse en este foro para que comprendas un poco x lo que le esta pasando.

Aqui te dejo lo prometido...leelo con calma y veras que es cierto
Quizas esto
te de tranquilidad. Si lo agobias, lo perderas, si el se aleja, tu siue con tus cosas, dale espacio y volvera como un resorte


La relación de intimidad que establecen los hombres con las mujeres que quieren es cíclica. Cuando un hombre está bien con una mujer o la quiere, siente la necesidad primero de acercarse y después de alejarse hasta un cierto punto, para volver luego a ella. Para las mujeres comprobar que han creado un clima de intimidad con su pareja y que de repente el se aleja las deja perplejas.

Cuando ellas se alejan lo hacen porque se sienten heridas, dolidas, creen que están incomprendidas o tienen miedo que les vuelva a hacer daño, por tanto, si el hombre se aleja, la mujer pensará que es por uno de estos motivos. Muchas mujeres no saben que los hombres sienten esta necesidad de alejarse, de una manera natural, no es una decisión ni una elección.

El hombre puede alejarse por los mismos motivos que la mujer, pero es mas frecuente que lo haga para satisfacer su necesidad de independencia y de autonomía.(muchas veces el empezar con otra mujer, les hace darse cuenta de lo que realmente quieren) Cuando se ha separado del todo, vuelve a sentir la necesidad del amor y de la intimidad. Si el hombre no tiene la oportunidad de alejarse nunca tendrá la oportunidad de sentir el fuerte deseo de la intimidad. Es esencial que las mujeres comprendan que, si insisten en una intimidad constante o "van detrás" de su pareja cuando esta se aleja, el intentará escapar y distanciarse todo el tiempo.

Cuando el hombre se ha distanciado al máximo vuelve y empieza la relación en el mismo grado de intimidad en que esta estaba cuando se había alejado . No necesita un tiempo para volver a intimar. Esto acostumbra a sorprender a la mujer, ya que esta, de acuerdo con su experiencia, cuando se ha distanciado necesita un periodo de readaptación para poder intimar de nuevo.

Una aplicación de esta mala interpretación que hacen las mujeres se produce por ejemplo cuando la mujer dice: "hemos de hablar" y automáticamente el se distancia emocionalmente. La mujer entonces interpreta: "cada vez que yo quiero hablar, el se aleja. Tengo la sensación de que no le importo nada, va a la suya". En cierta manera, el hombre se pierde cuando conecta con su pareja. Al sentir las necesidades, problemas, deseos y emociones de ella puede perder el contacto con el propio sentido del yo. El hecho de alejarse le permite establecer sus propias fronteras personales y su necesidad de sentirse autónomo.

Necesita tiempo para estar consigo mismo. En este tiempo, se ocupará de si mismo, de saber que es lo que quiere y, cuando vuelva, se podrá hablar con él.

Las dos maneras en que la mujer puede obstruir sin querer el ciclo de intimidad natural de su pareja són:

. perseguirlo cuando se aleja
. castigarlo cuando se distancia

Este ciclo natural del hombre puede estar obstruido ya desde su infancia. Es posible que tenga miedo de alejarse porque vio como su madre desaprobaba el distanciamiento emocional de su padre. Es probable que este hombre no sepa que necesita alejarse. Puede, inconscientemente, provocar discusiones con tal de justificar su distanciamiento. Este tipo de hombre desarrolla de manera natural y con mayor intensidad su lado femenino, pero a cambio de reprimir parte de su poder masculino. Es un hombre sensible, se esfuerza por complacer, pero en este proceso pierde parte de su yo masculino. Se siente culpable de alejarse. No sabe lo que ha pasado y pierde su deseo, poder y pasión, se vuelve pasivo o excesivamente dependiente.

De la misma manera que algunos hombres no saben alejarse, otros no saben como acercarse. El hombre "machista" no tiene ninguna dificultad para alejarse.

Pero no es capaz de volver y abrirse. En lo más profundo de su ser, puede ser que tenga miedo de ser indigno de amor. Tiene miedo a estar cerca y de que la relación le absorba demasiado. No tiene un modelo que le diga como se le agradecería que se le acercase más. Tanto el hombre sensible como el hombre machistas les falta una imagen positiva de su ciclo natural de intimidad.

Comprender este ciclo de intimidad masculino es tan importante para los hombres como para las mujeres. A algunos hombres les produce culpabilidad el hecho de necesidad de cerrarse un tiempo en ellos mismos, o se sienten confundidos cuando empiezan a alejarse para volver después.

Algo mas....
...por el contrario, el hombre necesita alejarse, guardar su privacidad y sobre todo analizar que le pasa para salir de su estado emocional que le preocupa.
Es ahí donde la pareja se desconcierta y piensa que ya no tiene el interés de él, o de ella en la relación
Lo mas amoroso que se puede hacer por alguien a quien se ama es respetar y entender su propio ciclo y mecanismo de enfrentar y analizar lo que le preocupa o asusta en la relación, para luego resolver lo que los inquieta.
EL ERROR ES ESPERAR QUE UN HOMBRE RESUELVA LOS PROBLEMAS IGUAL QUE UNA MUJER, y al contrario, que una mujer lo haga igual que un hombre.




1 -Me gusta

12/5/10 a las 19:09
En respuesta a

Si a mi me pasa...
La diferencia es que el y yo si andamos, pero si siento es que no es como antes ya no me llama como antes y cosas asi...pero no me estreso comprendo que son cosas que pasan los animos de los seres humanos varian de acuerdo a las circunstancias que a diario vivimos te voy a dejar algo que hace algun tiempo una chica escribio en un post que puse en este foro para que comprendas un poco x lo que le esta pasando.


Mil gracias Carol! me ha sido muy util lo que me has dejado...ahora sólo espero ser fiel a mi palabra y empezar un poco a pasar de él..no sms no llamadas no comentarios en redes sociales...ya sabes... :S Por experiencia sé que cuando me he distanciado él ha reaccionado,pero entonces éramos novios y no me importaba...ahora mismo me da miedo alejarme, pero no me quedará otra que hacerlo. Espero que él no me lo ponga difícil,porque a veces si que me habla él a mí y no yo a él...
muchas gracias...

Me gusta

12/5/10 a las 19:19
En respuesta a


Mil gracias Carol! me ha sido muy util lo que me has dejado...ahora sólo espero ser fiel a mi palabra y empezar un poco a pasar de él..no sms no llamadas no comentarios en redes sociales...ya sabes... :S Por experiencia sé que cuando me he distanciado él ha reaccionado,pero entonces éramos novios y no me importaba...ahora mismo me da miedo alejarme, pero no me quedará otra que hacerlo. Espero que él no me lo ponga difícil,porque a veces si que me habla él a mí y no yo a él...
muchas gracias...

Ya veras como solito vuelve
Tu solo siguele la corriente, no lo busques pero si el te escribe contestale (no te veas dolida ni recentida) y veras como solito vuelve a su estado normal...yo creo que el "proceso de alejamiento" que sufren los hombres es cierto!!!

Y no des las gracias para eso estamos aqui no? para apoyarnos unas a otras

Saludos,

Carol

2 -Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

12/5/10 a las 20:04
En respuesta a

Ya veras como solito vuelve
Tu solo siguele la corriente, no lo busques pero si el te escribe contestale (no te veas dolida ni recentida) y veras como solito vuelve a su estado normal...yo creo que el "proceso de alejamiento" que sufren los hombres es cierto!!!

Y no des las gracias para eso estamos aqui no? para apoyarnos unas a otras

Saludos,

Carol


Ojala lleves razón Carol, y él regrese solito...la verdad es que llevamos un mes y medio desde que me dejó y en este tiempo no ha habido día que no hayamos hablado...quizás un día pero ese día nos enviamos sms/mensajes privados etc...él dice que ahora mismo somos amigos, pero que no descarta nada (es decir, puede ser que volvamos o que no volvamos nunca...)...

Me gusta

12/5/10 a las 20:31
En respuesta a

Aqui te dejo lo prometido...leelo con calma y veras que es cierto
Quizas esto
te de tranquilidad. Si lo agobias, lo perderas, si el se aleja, tu siue con tus cosas, dale espacio y volvera como un resorte


La relación de intimidad que establecen los hombres con las mujeres que quieren es cíclica. Cuando un hombre está bien con una mujer o la quiere, siente la necesidad primero de acercarse y después de alejarse hasta un cierto punto, para volver luego a ella. Para las mujeres comprobar que han creado un clima de intimidad con su pareja y que de repente el se aleja las deja perplejas.

Cuando ellas se alejan lo hacen porque se sienten heridas, dolidas, creen que están incomprendidas o tienen miedo que les vuelva a hacer daño, por tanto, si el hombre se aleja, la mujer pensará que es por uno de estos motivos. Muchas mujeres no saben que los hombres sienten esta necesidad de alejarse, de una manera natural, no es una decisión ni una elección.

El hombre puede alejarse por los mismos motivos que la mujer, pero es mas frecuente que lo haga para satisfacer su necesidad de independencia y de autonomía.(muchas veces el empezar con otra mujer, les hace darse cuenta de lo que realmente quieren) Cuando se ha separado del todo, vuelve a sentir la necesidad del amor y de la intimidad. Si el hombre no tiene la oportunidad de alejarse nunca tendrá la oportunidad de sentir el fuerte deseo de la intimidad. Es esencial que las mujeres comprendan que, si insisten en una intimidad constante o "van detrás" de su pareja cuando esta se aleja, el intentará escapar y distanciarse todo el tiempo.

Cuando el hombre se ha distanciado al máximo vuelve y empieza la relación en el mismo grado de intimidad en que esta estaba cuando se había alejado . No necesita un tiempo para volver a intimar. Esto acostumbra a sorprender a la mujer, ya que esta, de acuerdo con su experiencia, cuando se ha distanciado necesita un periodo de readaptación para poder intimar de nuevo.

Una aplicación de esta mala interpretación que hacen las mujeres se produce por ejemplo cuando la mujer dice: "hemos de hablar" y automáticamente el se distancia emocionalmente. La mujer entonces interpreta: "cada vez que yo quiero hablar, el se aleja. Tengo la sensación de que no le importo nada, va a la suya". En cierta manera, el hombre se pierde cuando conecta con su pareja. Al sentir las necesidades, problemas, deseos y emociones de ella puede perder el contacto con el propio sentido del yo. El hecho de alejarse le permite establecer sus propias fronteras personales y su necesidad de sentirse autónomo.

Necesita tiempo para estar consigo mismo. En este tiempo, se ocupará de si mismo, de saber que es lo que quiere y, cuando vuelva, se podrá hablar con él.

Las dos maneras en que la mujer puede obstruir sin querer el ciclo de intimidad natural de su pareja són:

. perseguirlo cuando se aleja
. castigarlo cuando se distancia

Este ciclo natural del hombre puede estar obstruido ya desde su infancia. Es posible que tenga miedo de alejarse porque vio como su madre desaprobaba el distanciamiento emocional de su padre. Es probable que este hombre no sepa que necesita alejarse. Puede, inconscientemente, provocar discusiones con tal de justificar su distanciamiento. Este tipo de hombre desarrolla de manera natural y con mayor intensidad su lado femenino, pero a cambio de reprimir parte de su poder masculino. Es un hombre sensible, se esfuerza por complacer, pero en este proceso pierde parte de su yo masculino. Se siente culpable de alejarse. No sabe lo que ha pasado y pierde su deseo, poder y pasión, se vuelve pasivo o excesivamente dependiente.

De la misma manera que algunos hombres no saben alejarse, otros no saben como acercarse. El hombre "machista" no tiene ninguna dificultad para alejarse.

Pero no es capaz de volver y abrirse. En lo más profundo de su ser, puede ser que tenga miedo de ser indigno de amor. Tiene miedo a estar cerca y de que la relación le absorba demasiado. No tiene un modelo que le diga como se le agradecería que se le acercase más. Tanto el hombre sensible como el hombre machistas les falta una imagen positiva de su ciclo natural de intimidad.

Comprender este ciclo de intimidad masculino es tan importante para los hombres como para las mujeres. A algunos hombres les produce culpabilidad el hecho de necesidad de cerrarse un tiempo en ellos mismos, o se sienten confundidos cuando empiezan a alejarse para volver después.

Algo mas....
...por el contrario, el hombre necesita alejarse, guardar su privacidad y sobre todo analizar que le pasa para salir de su estado emocional que le preocupa.
Es ahí donde la pareja se desconcierta y piensa que ya no tiene el interés de él, o de ella en la relación
Lo mas amoroso que se puede hacer por alguien a quien se ama es respetar y entender su propio ciclo y mecanismo de enfrentar y analizar lo que le preocupa o asusta en la relación, para luego resolver lo que los inquieta.
EL ERROR ES ESPERAR QUE UN HOMBRE RESUELVA LOS PROBLEMAS IGUAL QUE UNA MUJER, y al contrario, que una mujer lo haga igual que un hombre.




Encontre algo bonito
sobre lo que te esta pasando, yo estoy pasando por la misma situacion y me ayudo mucho, es un pensamiento de Osho:

El amor provoca el deseo de estar solo
"El hombre mundano sólo conoce una parte de la polaridad; de ahí su desdicha. Sólo conoce el calor; no conoce la balsámica frescura de ser un Buda. Y el monje sólo conoce la frialdad, no conoce la euforia, el éxtasis, la emoción, la inmensa celebración de vivir en una ardiente pasión....

Bajo mi punto de vista, no hay necesidad de elegir. Deja de elegir y verás el juego de las polaridades. Ambos extremos del espectro son tuyos, y ambos tienen que ser vividos. Sí, tienes que volverte profunda, intensa, auténticamente apasionado, pero también tienes que volverte frío, silencioso, tranquilo. Tienes que amar y también tienes que meditar. La meditación y el amor no deberían estar separados, deberían estar juntos, como los valles y las montañas. La montaña tiene su belleza, sus cumbres soleadas y su nieve virgen....; y la pureza de su aire, su cercanía a las estrellas.... parece como si pudieras susurrarles al oído. Pero el valle también tiene su belleza, su oscuridad y su textura aterciopelada, su oscuridad y su inmensidad, su oscuridad y su misterio, la sombra de los árboles, el murmullo de las corrientes de agua. Ambas cosas son hermosas....

La vida existe en polos opuestos, y es una forma maravillosa. Si amas, para tu sorpresa, del amor pronto surgirá un gran deseo de estar solo. Todos los amantes lo sienten. Si no lo has sentido es porque no has amado, porque tu amor ha sido tibio; no ha sido realmente apasionado. Si lo hubiera sido, habría surgido un gran deseo de estar solo, de tener tu propio espacio, de ir hacia adentro, de caer, de desaparecer hacia dentro, porque el amor, cuando es tan apasionado, te cansa, te agota, te vacía. Y vaciarse es maravilloso, pero luego empiezas a sentir que necesitas nutrirte.

¿Y dónde obtendrás ese alimento? Simplemente, yendo hacia dentro, escapándote hacia tu interior, cerrando los ojos al mundo y olvidándote por completo de los demás. En esos momentos de interioridad tu energía se recarga, vuelves a sentirte lleno de nuevo. Luego, estás demasiado lleno, y de ese exceso, surge el desbordamiento; entonces tienes que encontrar a alguien que esté dispuesto a compartir tu energía, a compartir tu canción, a bailar contigo. De esa soledad, surge un gran deseo de estar con alguien. Ese es el ritmo....

Esta es una de las verdades que todo el mundo tiene que aprender. Los amantes no lo saben, así que cuando quieren estar solos, se sienten culpables. Cuando una de las dos personas quiere estar sola, la otra se siente rechazada. Es un gran malentendido....

Cuando le dices a tu amante o a tu amado: "Quiero estar solo unos días, me gustaría pasar unas semanas solo en el campo", no puede entenderlo, porque nadie le ha explicado el hecho fundamental de que el amor provoca el deseo de estar solo....

Acepta la vida en su totalidad. Tanto la pasión fogosa como la refrescante compasión son buenas. Deja que ambas sean tus dos alas; no te cortes un ala, porque entonces nunca podrás emprender el vuelo eterno, el vuelo del solitario al solitario....

Observa tus propias experiencias y te darás cuenta de que lo que estoy diciendo es cierto, porque lo que estoy diciendo no son ideologías, son hechos".

Osho, Bienestar emocional

1 -Me gusta

12/5/10 a las 20:48
En respuesta a

Encontre algo bonito
sobre lo que te esta pasando, yo estoy pasando por la misma situacion y me ayudo mucho, es un pensamiento de Osho:

El amor provoca el deseo de estar solo
"El hombre mundano sólo conoce una parte de la polaridad; de ahí su desdicha. Sólo conoce el calor; no conoce la balsámica frescura de ser un Buda. Y el monje sólo conoce la frialdad, no conoce la euforia, el éxtasis, la emoción, la inmensa celebración de vivir en una ardiente pasión....

Bajo mi punto de vista, no hay necesidad de elegir. Deja de elegir y verás el juego de las polaridades. Ambos extremos del espectro son tuyos, y ambos tienen que ser vividos. Sí, tienes que volverte profunda, intensa, auténticamente apasionado, pero también tienes que volverte frío, silencioso, tranquilo. Tienes que amar y también tienes que meditar. La meditación y el amor no deberían estar separados, deberían estar juntos, como los valles y las montañas. La montaña tiene su belleza, sus cumbres soleadas y su nieve virgen....; y la pureza de su aire, su cercanía a las estrellas.... parece como si pudieras susurrarles al oído. Pero el valle también tiene su belleza, su oscuridad y su textura aterciopelada, su oscuridad y su inmensidad, su oscuridad y su misterio, la sombra de los árboles, el murmullo de las corrientes de agua. Ambas cosas son hermosas....

La vida existe en polos opuestos, y es una forma maravillosa. Si amas, para tu sorpresa, del amor pronto surgirá un gran deseo de estar solo. Todos los amantes lo sienten. Si no lo has sentido es porque no has amado, porque tu amor ha sido tibio; no ha sido realmente apasionado. Si lo hubiera sido, habría surgido un gran deseo de estar solo, de tener tu propio espacio, de ir hacia adentro, de caer, de desaparecer hacia dentro, porque el amor, cuando es tan apasionado, te cansa, te agota, te vacía. Y vaciarse es maravilloso, pero luego empiezas a sentir que necesitas nutrirte.

¿Y dónde obtendrás ese alimento? Simplemente, yendo hacia dentro, escapándote hacia tu interior, cerrando los ojos al mundo y olvidándote por completo de los demás. En esos momentos de interioridad tu energía se recarga, vuelves a sentirte lleno de nuevo. Luego, estás demasiado lleno, y de ese exceso, surge el desbordamiento; entonces tienes que encontrar a alguien que esté dispuesto a compartir tu energía, a compartir tu canción, a bailar contigo. De esa soledad, surge un gran deseo de estar con alguien. Ese es el ritmo....

Esta es una de las verdades que todo el mundo tiene que aprender. Los amantes no lo saben, así que cuando quieren estar solos, se sienten culpables. Cuando una de las dos personas quiere estar sola, la otra se siente rechazada. Es un gran malentendido....

Cuando le dices a tu amante o a tu amado: "Quiero estar solo unos días, me gustaría pasar unas semanas solo en el campo", no puede entenderlo, porque nadie le ha explicado el hecho fundamental de que el amor provoca el deseo de estar solo....

Acepta la vida en su totalidad. Tanto la pasión fogosa como la refrescante compasión son buenas. Deja que ambas sean tus dos alas; no te cortes un ala, porque entonces nunca podrás emprender el vuelo eterno, el vuelo del solitario al solitario....

Observa tus propias experiencias y te darás cuenta de que lo que estoy diciendo es cierto, porque lo que estoy diciendo no son ideologías, son hechos".

Osho, Bienestar emocional


la verdad es que sí que es bonito...visto así todo parece mucho mejor...jajaj se acerca la noche y mis ánimos caen en picado,pero bueno...Gracias donna

1 -Me gusta

Ultimas conversaciones
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir