Inicio / Foro / Psicología / Mi hijo me está volviendo loca

Mi hijo me está volviendo loca

13 de diciembre de 2018 a las 14:47 Última respuesta: 11 de junio a las 16:36


Hola provengo de Venezuela, soy divorciada, me separé de mi marido por sus celos extremos, aunque mis hijos prefirieron quedarse con el. Bueno también como sabrán mi país pasa por una gran crisis, por cual entre 2 amigas y yo planificamos salir del país buscando mejores oportunidades, aunque fue allí que mi hijo mayor que de pronto se encapricho con querer venir conmigo que así al final los 4 nos aventurarnos para este país.

Al llegar aquí en los inicios no fue fácil conseguir ni para comer, pero tal vez con la suerte de conservar mi apariencia física tuve la oportunidad de conseguir trabajo en una tienda comercial como anfitriona, que al menos así ya hubo para sobrevivir y alquilar una habitación para vivir, aunque era pequeña que apenas cabía 2 colchones pequeños, donde quedó acomodarnos los 4: en una las 2 hermanas y en la otra mi hijo y yo. Bueno y creo que desde allí y por todas esas cosas fue que comenzaron los incidentes con este mi hijo, por cual escribo aquí.

Lo primero de extraño que vi fue que de pronto empezó a tratarme con mucho afecto: abrazandome, besándome, y a veces diciéndome con halagos de que era hermosa, que desearía no ser mi hijo para pedirme el ser novios y cosas así, bueno que yo viviendo de mi hijo sólo lo tomé como bromas de halago sin prestarle mucha importancia. De allí lo otro que noté fue que empezo a andar encarpado como estando excitado y cuales cada vez creo que ya ni tenía pena de mostrarlo. Y aún en oportunidades ya fue más evidente de que se dejó ver directamente estando encuerado pero por las formas que se daban ya no parecían causales o accidentales que más parecían ser intencionados, cuáles de hecho ya me fueron escenas incómodos. Y aún entre esas cosas raras sucedió que en oportunidades al despertar me encontré con que mí mano estaba metido dentro de la ropa interior de mí hijo y aún como empuñando su miembro que de hecho lo retiraba inmediatamente, pero me quedé sin poder entender como es que llegaba a suceder pues si quizá acostumbraba dormir profundamente pero nunca había sonámbulado o hecho cosas así inconscientemente.
Bueno pero de cada vez al ver esos incidentes extraños, empezaron a venirme los pensamientos de que tal vez este mi hijo estaba internado insinuarme o algo así, cual imaginar me fue una preocupación y temor pues no era normal o debido que me viera con esos ojos siendo yo su madre y lo peor es que como mujer me eran difícil hablar de esos temas con el.
Aunque por otra parte también el temor fue por mi y es que si todas esas cosas eran insinuaciones, o sólo imaginaciones mías, pero lo cierto es que si llegó a llamarme la atención, como que también mi hijo con los 17 años ya se veía bien desarrollado físicamente que como hombre ya atraía y al mostrarse así confieso que no podía evitar sentirme nerviosa o hasta tal vez decir excitada, aunque de hecho como mujer era discreta y más al ser su madre tenía que ser sensata de no caer en tentación o en lo inmoral.
Y aún de entre todas estas cosas pasó que una noche, también al despertar me encontré con que el, tomando mi mano estaba haciendome frotar su miembro que en el momento no supe que hacer, pero cual por alguna razón me incitó que al final sólo se lo permití haciendome la dormida y este aún después al no ver reacciones en mi se atrevío a manosearme por mis partes íntimas, bueno que ya sólo me deje llevar.
Y como era de esperar todas esas cosas volvieron a darse y aún cada vez ya con más atrevimiento, como de ya tocarme directamente mis partes sexuales, aunque no niego que yo misma ya le daba chance haciendome la muy dormida y posicionándome en formas tal vez esperando que llegará a algo más contundente, cual en verdad este no desaprovechó, aunque por la incomodidad del pequeño colchón era complicado y bueno también el problema era las hermanas que dormían al lado mío que se podrían dar cuenta. Curiosamente todo esto se volvió en un juego erótico nocturno, aunque de día todo era como si no pasara nada y así estuvo las cosas por casi 2 meses, hasta que una noche al llegar después de trabajar encontré a mis amigas alistando sus cosas diciendo que habían encontrando un lugar cerca de sus trabajos para vivir y así ya no estar viajando más de 2 horas cada día, que luego cuando llegó mi hijo ayudamos a cargar las cosas a un taxi y así se despidieron.
Luego que se fueran y nosotros ya viéndonos solos, era claro saber que el nerviosismo se apoderara de nosotros, que yo por no evidenciarlo me dispuse ya echarme a dormir comentando de estar muy cansada y sin duda mi hijo también hizo lo mismo. que así apagando la luz nos acostamos como si fuera habitual, pero de hecho por dentro no estábamos tranquilos. Y en verdad mi hijo que de ratos me hablaba para preguntarme algo, cual era claro saber que eran pretextos para saber si me había dormido y yo que ni podía dormir con la intriga de que llegaría a pasar ahora al encontrarnos solos, pero por ver que fuera ya no le respondí haciendome ya la dormida que el ante ello oír último me movió de los hombros claramente por asegurarse pero al no ver reacción en mi, empezó a actuar remangándome la bata luego quitándome mi prenda interior se levantó para destapar las sabanas y muy atrevidamente empezó a tocarme y besarme morbosamente por toda las partes de mi trasero y entrepierna, e incluso me tomó de la cintura para darme vuelta y así dejándome cara arriba hizo lo mismo, vaya fue sorprenderte el atrevimiento que tuvo de hacer todas esas cosas sin temor, aunque también será que siempre yo le mostré el dormir profundamente que el ya se confiaba tanto y aún después de a poco y despacio subió sobre mi y acomodándose llegó a introducirme y empezó a penetrarme, bueno como era de esperar era inevitable para mi no sentir placer, que hasta no pude contenerme de soltar un gemido que ante ello el asustado reaccionó queriendo uir, pero yo lo detuve diciéndole ya lo hiciste termina de una vez, que este sorprendido se quedó inmóvil por un rato, pero luego sin decir nada continuó de a poco, pero cada vez tomó más confianza que acabo haciéndolo con todas sus energías hasta que sólo al rato llegó al clímax que ya ni pude evitar que acabará dentro mío, pero en el momento ni me importó, pues la verdad sin exagerar o mentir podría decir que hasta alli fue el mejor sexo que había experimentado, pero luego fue gracioso, como que nos quedamos muy avergonzados sin saber como reaccionar o que decir, sólo el agradeciendome se hizo para un lado, Peri se quedó mirándome por mucho en silencio y ya al rato empezó a acariciarme el rostro diciéndome cosas bonitas de que era bella y entre otras cosas alagadoras, y yo no niego que también lo veía con cierto afecto, que yo misma no entendía que tipo de sentimientos era, hasta que el entre las caricias se le atrevió a besarme en mis labios y ante ello yo le correspondi que así sin pensarlo acabamos besándonos como locos y entre ello como era de esperar nos despojamos parte de las prendas que aún nos quedaban y así ya volvimos a tener sexo, pero allí será al sentir nuestros cuerpos desnudos fue aún mucho más intenso el placer que sentimos.
Fue desde esa noche que mi hijo y yo empezamos con esa relación abiertamente: ya sólo dejándonos llevar por el placer sin importar aún lo indebido que ya parecíamos marido y mujer durmiendo desnudos, teniendo sexo ya sin límites o restricciones, hasta aún de las formas más degeneradas que a veces me da temor de no saber hasta donde llegaremos se que es la peor perversión hacer estas cosas siendo nosotros madre e hijo, aunque también creo que me estoy enamorando de el, porqué ya en oportunidades sintiéndome mal intente salir de esto saliendo a escondidas con un compañero de trabajo pero nunca pude sacarme de la mente a mi hijo que al final me sentí aún peor, creo que ya sólo es mi hijo el único con quien me siento bien que en verdad no entiendo ya que me está pasando.
Bueno se que de estas cosas no puedo hablar con alguien conocido y menos viéndole la cara, por eso escribi aqui, por una parte necesitaba desfogarme y por otro esperando me comprendan y me ayuden a salir de esto, cual les agradeceré anticipadamente

Ver también

La respuesta más útil

15 de diciembre de 2018 a las 5:27

Mamagueva eres loca? como te vas a coger a tu hijo

9 likesMe gusta
13 de diciembre de 2018 a las 17:00

Los relatos eróticos no son lo tuyo.

3 likesMe gusta
13 de diciembre de 2018 a las 21:17

A los que no me llegan a entender no se burlen por favor

5 likesMe gusta
15 de diciembre de 2018 a las 5:27

Mamagueva eres loca? como te vas a coger a tu hijo

9 likesMe gusta
15 de diciembre de 2018 a las 6:52
En respuesta a user20816


Hola provengo de Venezuela, soy divorciada, me separé de mi marido por sus celos extremos, aunque mis hijos prefirieron quedarse con el. Bueno también como sabrán mi país pasa por una gran crisis, por cual entre 2 amigas y yo planificamos salir del país buscando mejores oportunidades, aunque fue allí que mi hijo mayor que de pronto se encapricho con querer venir conmigo que así al final los 4 nos aventurarnos para este país.

Al llegar aquí en los inicios no fue fácil conseguir ni para comer, pero tal vez con la suerte de conservar mi apariencia física tuve la oportunidad de conseguir trabajo en una tienda comercial como anfitriona, que al menos así ya hubo para sobrevivir y alquilar una habitación para vivir, aunque era pequeña que apenas cabía 2 colchones pequeños, donde quedó acomodarnos los 4: en una las 2 hermanas y en la otra mi hijo y yo. Bueno y creo que desde allí y por todas esas cosas fue que comenzaron los incidentes con este mi hijo, por cual escribo aquí.

Lo primero de extraño que vi fue que de pronto empezó a tratarme con mucho afecto: abrazandome, besándome, y a veces diciéndome con halagos de que era hermosa, que desearía no ser mi hijo para pedirme el ser novios y cosas así, bueno que yo viviendo de mi hijo sólo lo tomé como bromas de halago sin prestarle mucha importancia. De allí lo otro que noté fue que empezo a andar encarpado como estando excitado y cuales cada vez creo que ya ni tenía pena de mostrarlo. Y aún en oportunidades ya fue más evidente de que se dejó ver directamente estando encuerado pero por las formas que se daban ya no parecían causales o accidentales que más parecían ser intencionados, cuáles de hecho ya me fueron escenas incómodos. Y aún entre esas cosas raras sucedió que en oportunidades al despertar me encontré con que mí mano estaba metido dentro de la ropa interior de mí hijo y aún como empuñando su miembro que de hecho lo retiraba inmediatamente, pero me quedé sin poder entender como es que llegaba a suceder pues si quizá acostumbraba dormir profundamente pero nunca había sonámbulado o hecho cosas así inconscientemente.
Bueno pero de cada vez al ver esos incidentes extraños, empezaron a venirme los pensamientos de que tal vez este mi hijo estaba internado insinuarme o algo así, cual imaginar me fue una preocupación y temor pues no era normal o debido que me viera con esos ojos siendo yo su madre y lo peor es que como mujer me eran difícil hablar de esos temas con el.
Aunque por otra parte también el temor fue por mi y es que si todas esas cosas eran insinuaciones, o sólo imaginaciones mías, pero lo cierto es que si llegó a llamarme la atención, como que también mi hijo con los 17 años ya se veía bien desarrollado físicamente que como hombre ya atraía y al mostrarse así confieso que no podía evitar sentirme nerviosa o hasta tal vez decir excitada, aunque de hecho como mujer era discreta y más al ser su madre tenía que ser sensata de no caer en tentación o en lo inmoral.
Y aún de entre todas estas cosas pasó que una noche, también al despertar me encontré con que el, tomando mi mano estaba haciendome frotar su miembro que en el momento no supe que hacer, pero cual por alguna razón me incitó que al final sólo se lo permití haciendome la dormida y este aún después al no ver reacciones en mi se atrevío a manosearme por mis partes íntimas, bueno que ya sólo me deje llevar.
Y como era de esperar todas esas cosas volvieron a darse y aún cada vez ya con más atrevimiento, como de ya tocarme directamente mis partes sexuales, aunque no niego que yo misma ya le daba chance haciendome la muy dormida y posicionándome en formas tal vez esperando que llegará a algo más contundente, cual en verdad este no desaprovechó, aunque por la incomodidad del pequeño colchón era complicado y bueno también el problema era las hermanas que dormían al lado mío que se podrían dar cuenta. Curiosamente todo esto se volvió en un juego erótico nocturno, aunque de día todo era como si no pasara nada y así estuvo las cosas por casi 2 meses, hasta que una noche al llegar después de trabajar encontré a mis amigas alistando sus cosas diciendo que habían encontrando un lugar cerca de sus trabajos para vivir y así ya no estar viajando más de 2 horas cada día, que luego cuando llegó mi hijo ayudamos a cargar las cosas a un taxi y así se despidieron.
Luego que se fueran y nosotros ya viéndonos solos, era claro saber que el nerviosismo se apoderara de nosotros, que yo por no evidenciarlo me dispuse ya echarme a dormir comentando de estar muy cansada y sin duda mi hijo también hizo lo mismo. que así apagando la luz nos acostamos como si fuera habitual, pero de hecho por dentro no estábamos tranquilos. Y en verdad mi hijo que de ratos me hablaba para preguntarme algo, cual era claro saber que eran pretextos para saber si me había dormido y yo que ni podía dormir con la intriga de que llegaría a pasar ahora al encontrarnos solos, pero por ver que fuera ya no le respondí haciendome ya la dormida que el ante ello oír último me movió de los hombros claramente por asegurarse pero al no ver reacción en mi, empezó a actuar remangándome la bata luego quitándome mi prenda interior se levantó para destapar las sabanas y muy atrevidamente empezó a tocarme y besarme morbosamente por toda las partes de mi trasero y entrepierna, e incluso me tomó de la cintura para darme vuelta y así dejándome cara arriba hizo lo mismo, vaya fue sorprenderte el atrevimiento que tuvo de hacer todas esas cosas sin temor, aunque también será que siempre yo le mostré el dormir profundamente que el ya se confiaba tanto y aún después de a poco y despacio subió sobre mi y acomodándose llegó a introducirme y empezó a penetrarme, bueno como era de esperar era inevitable para mi no sentir placer, que hasta no pude contenerme de soltar un gemido que ante ello el asustado reaccionó queriendo uir, pero yo lo detuve diciéndole ya lo hiciste termina de una vez, que este sorprendido se quedó inmóvil por un rato, pero luego sin decir nada continuó de a poco, pero cada vez tomó más confianza que acabo haciéndolo con todas sus energías hasta que sólo al rato llegó al clímax que ya ni pude evitar que acabará dentro mío, pero en el momento ni me importó, pues la verdad sin exagerar o mentir podría decir que hasta alli fue el mejor sexo que había experimentado, pero luego fue gracioso, como que nos quedamos muy avergonzados sin saber como reaccionar o que decir, sólo el agradeciendome se hizo para un lado, Peri se quedó mirándome por mucho en silencio y ya al rato empezó a acariciarme el rostro diciéndome cosas bonitas de que era bella y entre otras cosas alagadoras, y yo no niego que también lo veía con cierto afecto, que yo misma no entendía que tipo de sentimientos era, hasta que el entre las caricias se le atrevió a besarme en mis labios y ante ello yo le correspondi que así sin pensarlo acabamos besándonos como locos y entre ello como era de esperar nos despojamos parte de las prendas que aún nos quedaban y así ya volvimos a tener sexo, pero allí será al sentir nuestros cuerpos desnudos fue aún mucho más intenso el placer que sentimos.
Fue desde esa noche que mi hijo y yo empezamos con esa relación abiertamente: ya sólo dejándonos llevar por el placer sin importar aún lo indebido que ya parecíamos marido y mujer durmiendo desnudos, teniendo sexo ya sin límites o restricciones, hasta aún de las formas más degeneradas que a veces me da temor de no saber hasta donde llegaremos se que es la peor perversión hacer estas cosas siendo nosotros madre e hijo, aunque también creo que me estoy enamorando de el, porqué ya en oportunidades sintiéndome mal intente salir de esto saliendo a escondidas con un compañero de trabajo pero nunca pude sacarme de la mente a mi hijo que al final me sentí aún peor, creo que ya sólo es mi hijo el único con quien me siento bien que en verdad no entiendo ya que me está pasando.
Bueno se que de estas cosas no puedo hablar con alguien conocido y menos viéndole la cara, por eso escribi aqui, por una parte necesitaba desfogarme y por otro esperando me comprendan y me ayuden a salir de esto, cual les agradeceré anticipadamente

Deberias de hablar con el, y aclarar tu punto.

Yo personalmente asiendo un lado lo que la sociedad nos a enseñado como lo bueno, lo malo, lo repugnante, lo hermoso etc pienso que lo que deberias hacer es hablar con el y ver sus intensiones de ambos a fondo. Por que tal vez esten enamorados o tal vez solo sea algo que como tu ya debes saber, a esa edad los chavos estan calientes y es cuando cometen mas acciones de ese estilo, donde no piensan claramente. (ya sabes, cuando creces y te das cuenta que eras muy tont@ en el pasado).

Si tu realmente sientes algo mas que atraccion sexual, toma en cuenta que al intentar romper la relacion con el sera complicado. Viven en la misma casa, y eso es un problema. 

En cuanto el chico se ve que es un tanto ¿deprado?. Yo se que no se puede controlar el hecho de sentir atraccion por alguien ya sea sentimental o sexual, pero el hecho de meterte la mano de noche e ir aumentando la cosa poco a poco se me hace sucio, siento que si sigue asi un dia violara a una chica que se encuentre borracha y quede dormida o una situacion similar, si te lo hizo a ti que no se lo ara a alguien mas, además de que se nota que tiene "huevos" para hacerte insinuaciones.

Lo bueno es que podrías regresarlo a venenzuela y mandar dinero para sus gastos, lo mejor es que se alejen y que el (al igual que tu) conozca a otras personas.

 

6 likesMe gusta
21 de julio de 2019 a las 1:42
En respuesta a user20816

A los que no me llegan a entender no se burlen por favor

Hola, no te preocupes por quienes no te entienden, tampoco te preocupen las burlas. La gente se burla de lo que no entienden y de lo que la sociedad hipócrita ha establecido.

El incesto es una práctica quense realiza desde los inicios de la humanidad. Hasta en la biblia aparece y no era malo. Fue malo hasta que la sociedad hipócrita lo prohibió.

Pero no prohibió las sectas y grupos de personas influentes y adineradas crearan sociedades o clubs privados donde tenian orgias hasta con menores. Esto a la vista de la sociedad es bueno por qué es ese mismo tipo de sociedad quiénes han puesto las reglas.

User20816, disfeuten la vida sin dañar a nadie. Lo que vivives no fue algo buscado por ti, fueron las circunstancias y la confianza entre ambos.

Si deseas puedes escribirme y hablamos de esto sin miedo a que alguien se burle de ti.

Suerte.
 

9 likesMe gusta
15 de octubre de 2019 a las 17:11

 me parece   que   esta bien todo   solo que  sea  como una experiencia  y ya  recuerda que eres  su madre   si   tu  hijo lo traes loco   es que tienes que ser  muy hermosa 

2 likesMe gusta
23 de diciembre de 2019 a las 12:56

Todo depende, si tú tienes un bello cuerpo y eres muy sensual provocativa uno como hombre, los instinto erótcos nos ciegan y llegamos hacer cosas sexuales que no esperamos en esos momentos, hasta yo teniendo una madre joven con ún tremendo potencial delante de mi de lo haría.

3 likesMe gusta
23 de diciembre de 2019 a las 12:58

Que edad tienes tu y tu hijo

Me gusta
16 de febrero a las 20:54

Vive y goza . El sexo y la vida con tu hijo. Sean uno. Es bello

5 likesMe gusta
20 de febrero a las 5:25
En respuesta a user20816


Hola provengo de Venezuela, soy divorciada, me separé de mi marido por sus celos extremos, aunque mis hijos prefirieron quedarse con el. Bueno también como sabrán mi país pasa por una gran crisis, por cual entre 2 amigas y yo planificamos salir del país buscando mejores oportunidades, aunque fue allí que mi hijo mayor que de pronto se encapricho con querer venir conmigo que así al final los 4 nos aventurarnos para este país.

Al llegar aquí en los inicios no fue fácil conseguir ni para comer, pero tal vez con la suerte de conservar mi apariencia física tuve la oportunidad de conseguir trabajo en una tienda comercial como anfitriona, que al menos así ya hubo para sobrevivir y alquilar una habitación para vivir, aunque era pequeña que apenas cabía 2 colchones pequeños, donde quedó acomodarnos los 4: en una las 2 hermanas y en la otra mi hijo y yo. Bueno y creo que desde allí y por todas esas cosas fue que comenzaron los incidentes con este mi hijo, por cual escribo aquí.

Lo primero de extraño que vi fue que de pronto empezó a tratarme con mucho afecto: abrazandome, besándome, y a veces diciéndome con halagos de que era hermosa, que desearía no ser mi hijo para pedirme el ser novios y cosas así, bueno que yo viviendo de mi hijo sólo lo tomé como bromas de halago sin prestarle mucha importancia. De allí lo otro que noté fue que empezo a andar encarpado como estando excitado y cuales cada vez creo que ya ni tenía pena de mostrarlo. Y aún en oportunidades ya fue más evidente de que se dejó ver directamente estando encuerado pero por las formas que se daban ya no parecían causales o accidentales que más parecían ser intencionados, cuáles de hecho ya me fueron escenas incómodos. Y aún entre esas cosas raras sucedió que en oportunidades al despertar me encontré con que mí mano estaba metido dentro de la ropa interior de mí hijo y aún como empuñando su miembro que de hecho lo retiraba inmediatamente, pero me quedé sin poder entender como es que llegaba a suceder pues si quizá acostumbraba dormir profundamente pero nunca había sonámbulado o hecho cosas así inconscientemente.
Bueno pero de cada vez al ver esos incidentes extraños, empezaron a venirme los pensamientos de que tal vez este mi hijo estaba internado insinuarme o algo así, cual imaginar me fue una preocupación y temor pues no era normal o debido que me viera con esos ojos siendo yo su madre y lo peor es que como mujer me eran difícil hablar de esos temas con el.
Aunque por otra parte también el temor fue por mi y es que si todas esas cosas eran insinuaciones, o sólo imaginaciones mías, pero lo cierto es que si llegó a llamarme la atención, como que también mi hijo con los 17 años ya se veía bien desarrollado físicamente que como hombre ya atraía y al mostrarse así confieso que no podía evitar sentirme nerviosa o hasta tal vez decir excitada, aunque de hecho como mujer era discreta y más al ser su madre tenía que ser sensata de no caer en tentación o en lo inmoral.
Y aún de entre todas estas cosas pasó que una noche, también al despertar me encontré con que el, tomando mi mano estaba haciendome frotar su miembro que en el momento no supe que hacer, pero cual por alguna razón me incitó que al final sólo se lo permití haciendome la dormida y este aún después al no ver reacciones en mi se atrevío a manosearme por mis partes íntimas, bueno que ya sólo me deje llevar.
Y como era de esperar todas esas cosas volvieron a darse y aún cada vez ya con más atrevimiento, como de ya tocarme directamente mis partes sexuales, aunque no niego que yo misma ya le daba chance haciendome la muy dormida y posicionándome en formas tal vez esperando que llegará a algo más contundente, cual en verdad este no desaprovechó, aunque por la incomodidad del pequeño colchón era complicado y bueno también el problema era las hermanas que dormían al lado mío que se podrían dar cuenta. Curiosamente todo esto se volvió en un juego erótico nocturno, aunque de día todo era como si no pasara nada y así estuvo las cosas por casi 2 meses, hasta que una noche al llegar después de trabajar encontré a mis amigas alistando sus cosas diciendo que habían encontrando un lugar cerca de sus trabajos para vivir y así ya no estar viajando más de 2 horas cada día, que luego cuando llegó mi hijo ayudamos a cargar las cosas a un taxi y así se despidieron.
Luego que se fueran y nosotros ya viéndonos solos, era claro saber que el nerviosismo se apoderara de nosotros, que yo por no evidenciarlo me dispuse ya echarme a dormir comentando de estar muy cansada y sin duda mi hijo también hizo lo mismo. que así apagando la luz nos acostamos como si fuera habitual, pero de hecho por dentro no estábamos tranquilos. Y en verdad mi hijo que de ratos me hablaba para preguntarme algo, cual era claro saber que eran pretextos para saber si me había dormido y yo que ni podía dormir con la intriga de que llegaría a pasar ahora al encontrarnos solos, pero por ver que fuera ya no le respondí haciendome ya la dormida que el ante ello oír último me movió de los hombros claramente por asegurarse pero al no ver reacción en mi, empezó a actuar remangándome la bata luego quitándome mi prenda interior se levantó para destapar las sabanas y muy atrevidamente empezó a tocarme y besarme morbosamente por toda las partes de mi trasero y entrepierna, e incluso me tomó de la cintura para darme vuelta y así dejándome cara arriba hizo lo mismo, vaya fue sorprenderte el atrevimiento que tuvo de hacer todas esas cosas sin temor, aunque también será que siempre yo le mostré el dormir profundamente que el ya se confiaba tanto y aún después de a poco y despacio subió sobre mi y acomodándose llegó a introducirme y empezó a penetrarme, bueno como era de esperar era inevitable para mi no sentir placer, que hasta no pude contenerme de soltar un gemido que ante ello el asustado reaccionó queriendo uir, pero yo lo detuve diciéndole ya lo hiciste termina de una vez, que este sorprendido se quedó inmóvil por un rato, pero luego sin decir nada continuó de a poco, pero cada vez tomó más confianza que acabo haciéndolo con todas sus energías hasta que sólo al rato llegó al clímax que ya ni pude evitar que acabará dentro mío, pero en el momento ni me importó, pues la verdad sin exagerar o mentir podría decir que hasta alli fue el mejor sexo que había experimentado, pero luego fue gracioso, como que nos quedamos muy avergonzados sin saber como reaccionar o que decir, sólo el agradeciendome se hizo para un lado, Peri se quedó mirándome por mucho en silencio y ya al rato empezó a acariciarme el rostro diciéndome cosas bonitas de que era bella y entre otras cosas alagadoras, y yo no niego que también lo veía con cierto afecto, que yo misma no entendía que tipo de sentimientos era, hasta que el entre las caricias se le atrevió a besarme en mis labios y ante ello yo le correspondi que así sin pensarlo acabamos besándonos como locos y entre ello como era de esperar nos despojamos parte de las prendas que aún nos quedaban y así ya volvimos a tener sexo, pero allí será al sentir nuestros cuerpos desnudos fue aún mucho más intenso el placer que sentimos.
Fue desde esa noche que mi hijo y yo empezamos con esa relación abiertamente: ya sólo dejándonos llevar por el placer sin importar aún lo indebido que ya parecíamos marido y mujer durmiendo desnudos, teniendo sexo ya sin límites o restricciones, hasta aún de las formas más degeneradas que a veces me da temor de no saber hasta donde llegaremos se que es la peor perversión hacer estas cosas siendo nosotros madre e hijo, aunque también creo que me estoy enamorando de el, porqué ya en oportunidades sintiéndome mal intente salir de esto saliendo a escondidas con un compañero de trabajo pero nunca pude sacarme de la mente a mi hijo que al final me sentí aún peor, creo que ya sólo es mi hijo el único con quien me siento bien que en verdad no entiendo ya que me está pasando.
Bueno se que de estas cosas no puedo hablar con alguien conocido y menos viéndole la cara, por eso escribi aqui, por una parte necesitaba desfogarme y por otro esperando me comprendan y me ayuden a salir de esto, cual les agradeceré anticipadamente

Para User20816
Pues realmente esto que cuentas me resulta sorprendente. Yo tengo una hija y es muy bonita y con un cuerpo de infarto. Pero jamás se me ocurría ni permitiría nada con ella. Soy su padre y no es posible nada así. El cariño, mi cariño lo tiene total sin dudar. Pero nunca por cariño sexual.
A mi me parece muy fuerte esta historia. No obstante no digo nada más. No me siento capacitado para ampliar este concepto.
Un saludo

3 likesMe gusta
11 de marzo a las 22:11
En respuesta a user20816


Hola provengo de Venezuela, soy divorciada, me separé de mi marido por sus celos extremos, aunque mis hijos prefirieron quedarse con el. Bueno también como sabrán mi país pasa por una gran crisis, por cual entre 2 amigas y yo planificamos salir del país buscando mejores oportunidades, aunque fue allí que mi hijo mayor que de pronto se encapricho con querer venir conmigo que así al final los 4 nos aventurarnos para este país.

Al llegar aquí en los inicios no fue fácil conseguir ni para comer, pero tal vez con la suerte de conservar mi apariencia física tuve la oportunidad de conseguir trabajo en una tienda comercial como anfitriona, que al menos así ya hubo para sobrevivir y alquilar una habitación para vivir, aunque era pequeña que apenas cabía 2 colchones pequeños, donde quedó acomodarnos los 4: en una las 2 hermanas y en la otra mi hijo y yo. Bueno y creo que desde allí y por todas esas cosas fue que comenzaron los incidentes con este mi hijo, por cual escribo aquí.

Lo primero de extraño que vi fue que de pronto empezó a tratarme con mucho afecto: abrazandome, besándome, y a veces diciéndome con halagos de que era hermosa, que desearía no ser mi hijo para pedirme el ser novios y cosas así, bueno que yo viviendo de mi hijo sólo lo tomé como bromas de halago sin prestarle mucha importancia. De allí lo otro que noté fue que empezo a andar encarpado como estando excitado y cuales cada vez creo que ya ni tenía pena de mostrarlo. Y aún en oportunidades ya fue más evidente de que se dejó ver directamente estando encuerado pero por las formas que se daban ya no parecían causales o accidentales que más parecían ser intencionados, cuáles de hecho ya me fueron escenas incómodos. Y aún entre esas cosas raras sucedió que en oportunidades al despertar me encontré con que mí mano estaba metido dentro de la ropa interior de mí hijo y aún como empuñando su miembro que de hecho lo retiraba inmediatamente, pero me quedé sin poder entender como es que llegaba a suceder pues si quizá acostumbraba dormir profundamente pero nunca había sonámbulado o hecho cosas así inconscientemente.
Bueno pero de cada vez al ver esos incidentes extraños, empezaron a venirme los pensamientos de que tal vez este mi hijo estaba internado insinuarme o algo así, cual imaginar me fue una preocupación y temor pues no era normal o debido que me viera con esos ojos siendo yo su madre y lo peor es que como mujer me eran difícil hablar de esos temas con el.
Aunque por otra parte también el temor fue por mi y es que si todas esas cosas eran insinuaciones, o sólo imaginaciones mías, pero lo cierto es que si llegó a llamarme la atención, como que también mi hijo con los 17 años ya se veía bien desarrollado físicamente que como hombre ya atraía y al mostrarse así confieso que no podía evitar sentirme nerviosa o hasta tal vez decir excitada, aunque de hecho como mujer era discreta y más al ser su madre tenía que ser sensata de no caer en tentación o en lo inmoral.
Y aún de entre todas estas cosas pasó que una noche, también al despertar me encontré con que el, tomando mi mano estaba haciendome frotar su miembro que en el momento no supe que hacer, pero cual por alguna razón me incitó que al final sólo se lo permití haciendome la dormida y este aún después al no ver reacciones en mi se atrevío a manosearme por mis partes íntimas, bueno que ya sólo me deje llevar.
Y como era de esperar todas esas cosas volvieron a darse y aún cada vez ya con más atrevimiento, como de ya tocarme directamente mis partes sexuales, aunque no niego que yo misma ya le daba chance haciendome la muy dormida y posicionándome en formas tal vez esperando que llegará a algo más contundente, cual en verdad este no desaprovechó, aunque por la incomodidad del pequeño colchón era complicado y bueno también el problema era las hermanas que dormían al lado mío que se podrían dar cuenta. Curiosamente todo esto se volvió en un juego erótico nocturno, aunque de día todo era como si no pasara nada y así estuvo las cosas por casi 2 meses, hasta que una noche al llegar después de trabajar encontré a mis amigas alistando sus cosas diciendo que habían encontrando un lugar cerca de sus trabajos para vivir y así ya no estar viajando más de 2 horas cada día, que luego cuando llegó mi hijo ayudamos a cargar las cosas a un taxi y así se despidieron.
Luego que se fueran y nosotros ya viéndonos solos, era claro saber que el nerviosismo se apoderara de nosotros, que yo por no evidenciarlo me dispuse ya echarme a dormir comentando de estar muy cansada y sin duda mi hijo también hizo lo mismo. que así apagando la luz nos acostamos como si fuera habitual, pero de hecho por dentro no estábamos tranquilos. Y en verdad mi hijo que de ratos me hablaba para preguntarme algo, cual era claro saber que eran pretextos para saber si me había dormido y yo que ni podía dormir con la intriga de que llegaría a pasar ahora al encontrarnos solos, pero por ver que fuera ya no le respondí haciendome ya la dormida que el ante ello oír último me movió de los hombros claramente por asegurarse pero al no ver reacción en mi, empezó a actuar remangándome la bata luego quitándome mi prenda interior se levantó para destapar las sabanas y muy atrevidamente empezó a tocarme y besarme morbosamente por toda las partes de mi trasero y entrepierna, e incluso me tomó de la cintura para darme vuelta y así dejándome cara arriba hizo lo mismo, vaya fue sorprenderte el atrevimiento que tuvo de hacer todas esas cosas sin temor, aunque también será que siempre yo le mostré el dormir profundamente que el ya se confiaba tanto y aún después de a poco y despacio subió sobre mi y acomodándose llegó a introducirme y empezó a penetrarme, bueno como era de esperar era inevitable para mi no sentir placer, que hasta no pude contenerme de soltar un gemido que ante ello el asustado reaccionó queriendo uir, pero yo lo detuve diciéndole ya lo hiciste termina de una vez, que este sorprendido se quedó inmóvil por un rato, pero luego sin decir nada continuó de a poco, pero cada vez tomó más confianza que acabo haciéndolo con todas sus energías hasta que sólo al rato llegó al clímax que ya ni pude evitar que acabará dentro mío, pero en el momento ni me importó, pues la verdad sin exagerar o mentir podría decir que hasta alli fue el mejor sexo que había experimentado, pero luego fue gracioso, como que nos quedamos muy avergonzados sin saber como reaccionar o que decir, sólo el agradeciendome se hizo para un lado, Peri se quedó mirándome por mucho en silencio y ya al rato empezó a acariciarme el rostro diciéndome cosas bonitas de que era bella y entre otras cosas alagadoras, y yo no niego que también lo veía con cierto afecto, que yo misma no entendía que tipo de sentimientos era, hasta que el entre las caricias se le atrevió a besarme en mis labios y ante ello yo le correspondi que así sin pensarlo acabamos besándonos como locos y entre ello como era de esperar nos despojamos parte de las prendas que aún nos quedaban y así ya volvimos a tener sexo, pero allí será al sentir nuestros cuerpos desnudos fue aún mucho más intenso el placer que sentimos.
Fue desde esa noche que mi hijo y yo empezamos con esa relación abiertamente: ya sólo dejándonos llevar por el placer sin importar aún lo indebido que ya parecíamos marido y mujer durmiendo desnudos, teniendo sexo ya sin límites o restricciones, hasta aún de las formas más degeneradas que a veces me da temor de no saber hasta donde llegaremos se que es la peor perversión hacer estas cosas siendo nosotros madre e hijo, aunque también creo que me estoy enamorando de el, porqué ya en oportunidades sintiéndome mal intente salir de esto saliendo a escondidas con un compañero de trabajo pero nunca pude sacarme de la mente a mi hijo que al final me sentí aún peor, creo que ya sólo es mi hijo el único con quien me siento bien que en verdad no entiendo ya que me está pasando.
Bueno se que de estas cosas no puedo hablar con alguien conocido y menos viéndole la cara, por eso escribi aqui, por una parte necesitaba desfogarme y por otro esperando me comprendan y me ayuden a salir de esto, cual les agradeceré anticipadamente

La verdad pienso que hiciste muy mal en seguirle la corriente haciendote la dormida y dejando que te tocara, y bueno ya hasta el punto de ser casi marido y mujer, sin embargo no te voy a culpar y menos a criticar por esos actos, pero si tu sientes que realmente lo necesitas como hombre, pues se feliz y vive con ese sentimiento, pero pienso que despues te vas a culpar cuando quedes embarazada de tu propio hijo, en fin buena serte con tu relación y pienso que fue bueno desahogarte, saludos

Me gusta
21 de marzo a las 15:59

Ok I'm going to write in English, you can translate in "Google Translate". I do not criticize or attack you because if you are happy having sex with your son, if both accept it without prejudice, go ahead, be happy and enjoy good sex. Now why don't I criticize you? because that is your life and if that makes you happy and gives you pleasure, enjoy great sex with him. In several countries, sex between adults is not punished if both accept it and it is agreed. Some countries even study approving laws that allow sex between adult family members, as long as it is not forced or with violence. Also, it is a fatal mistake, and I do not agree, when a son, daughter or another family member is forced to have sex with threats, that is horrible and must be rejected. But in your case, both you and your son enjoy great sex, and I support them. If you have any way to communicate with me, in an email, or on twitter, I can maintain communication with you. Kisses and enjoy great sex with him. Don't feel guilty.
 

Me gusta
21 de marzo a las 16:02
En respuesta a bob20202

Ok I'm going to write in English, you can translate in "Google Translate". I do not criticize or attack you because if you are happy having sex with your son, if both accept it without prejudice, go ahead, be happy and enjoy good sex. Now why don't I criticize you? because that is your life and if that makes you happy and gives you pleasure, enjoy great sex with him. In several countries, sex between adults is not punished if both accept it and it is agreed. Some countries even study approving laws that allow sex between adult family members, as long as it is not forced or with violence. Also, it is a fatal mistake, and I do not agree, when a son, daughter or another family member is forced to have sex with threats, that is horrible and must be rejected. But in your case, both you and your son enjoy great sex, and I support them. If you have any way to communicate with me, in an email, or on twitter, I can maintain communication with you. Kisses and enjoy great sex with him. Don't feel guilty.
 

Ok I'm going to write in English, you can translate in "Google Translate". I do not criticize or attack you because if you are happy having sex with your son, if both accept it without prejudice, go ahead, be happy and enjoy good sex. Now why don't I criticize you? because that is your life and if that makes you happy and gives you pleasure, enjoy great sex with him. In several countries, sex between adults family is not punished if both accept it and it is agreed. Some countries even study approving laws that allow sex between adult family members, as long as it is not forced or with violence. Also, it is a fatal mistake, and I do not agree, when a son, daughter or another family member is forced to have sex with threats, that is horrible and must be rejected. But in your case, both you and your son enjoy great sex, and I support them. If you have any way to communicate with me, in an email, or on twitter, I can maintain communication with you. Kisses and enjoy great sex with him. Don't feel guilty.

Me gusta
21 de marzo a las 18:48
En respuesta a bob20202

Ok I'm going to write in English, you can translate in "Google Translate". I do not criticize or attack you because if you are happy having sex with your son, if both accept it without prejudice, go ahead, be happy and enjoy good sex. Now why don't I criticize you? because that is your life and if that makes you happy and gives you pleasure, enjoy great sex with him. In several countries, sex between adults is not punished if both accept it and it is agreed. Some countries even study approving laws that allow sex between adult family members, as long as it is not forced or with violence. Also, it is a fatal mistake, and I do not agree, when a son, daughter or another family member is forced to have sex with threats, that is horrible and must be rejected. But in your case, both you and your son enjoy great sex, and I support them. If you have any way to communicate with me, in an email, or on twitter, I can maintain communication with you. Kisses and enjoy great sex with him. Don't feel guilty.
 

bob20202
En absoluto. No estoy de acuerdo con el inglés o inglesa (más bien es un inglés).
Pero discrepo mucho en lo que dice.
Lo quiere considerar normal y aunque sean adultos eso no es nada normal.
Sexo con un familiar directísimo, no, no, no. Se me pone el p. muy duro a menudo y jamás tocaría yo a una hija. Lo siento, para mi eso es de degenerados.
Haga cada uno lo que quiera. Pero si lo exponen publicamente yo lo critico con dureza.
Está mla. Muy mal.
Quien lo haga tendrá que aguantar con la crítica. La mía primero.
Un saludo
anfico_madrid@yahoo.es

1 likesMe gusta
25 de marzo a las 13:47
En respuesta a user20816


Hola provengo de Venezuela, soy divorciada, me separé de mi marido por sus celos extremos, aunque mis hijos prefirieron quedarse con el. Bueno también como sabrán mi país pasa por una gran crisis, por cual entre 2 amigas y yo planificamos salir del país buscando mejores oportunidades, aunque fue allí que mi hijo mayor que de pronto se encapricho con querer venir conmigo que así al final los 4 nos aventurarnos para este país.

Al llegar aquí en los inicios no fue fácil conseguir ni para comer, pero tal vez con la suerte de conservar mi apariencia física tuve la oportunidad de conseguir trabajo en una tienda comercial como anfitriona, que al menos así ya hubo para sobrevivir y alquilar una habitación para vivir, aunque era pequeña que apenas cabía 2 colchones pequeños, donde quedó acomodarnos los 4: en una las 2 hermanas y en la otra mi hijo y yo. Bueno y creo que desde allí y por todas esas cosas fue que comenzaron los incidentes con este mi hijo, por cual escribo aquí.

Lo primero de extraño que vi fue que de pronto empezó a tratarme con mucho afecto: abrazandome, besándome, y a veces diciéndome con halagos de que era hermosa, que desearía no ser mi hijo para pedirme el ser novios y cosas así, bueno que yo viviendo de mi hijo sólo lo tomé como bromas de halago sin prestarle mucha importancia. De allí lo otro que noté fue que empezo a andar encarpado como estando excitado y cuales cada vez creo que ya ni tenía pena de mostrarlo. Y aún en oportunidades ya fue más evidente de que se dejó ver directamente estando encuerado pero por las formas que se daban ya no parecían causales o accidentales que más parecían ser intencionados, cuáles de hecho ya me fueron escenas incómodos. Y aún entre esas cosas raras sucedió que en oportunidades al despertar me encontré con que mí mano estaba metido dentro de la ropa interior de mí hijo y aún como empuñando su miembro que de hecho lo retiraba inmediatamente, pero me quedé sin poder entender como es que llegaba a suceder pues si quizá acostumbraba dormir profundamente pero nunca había sonámbulado o hecho cosas así inconscientemente.
Bueno pero de cada vez al ver esos incidentes extraños, empezaron a venirme los pensamientos de que tal vez este mi hijo estaba internado insinuarme o algo así, cual imaginar me fue una preocupación y temor pues no era normal o debido que me viera con esos ojos siendo yo su madre y lo peor es que como mujer me eran difícil hablar de esos temas con el.
Aunque por otra parte también el temor fue por mi y es que si todas esas cosas eran insinuaciones, o sólo imaginaciones mías, pero lo cierto es que si llegó a llamarme la atención, como que también mi hijo con los 17 años ya se veía bien desarrollado físicamente que como hombre ya atraía y al mostrarse así confieso que no podía evitar sentirme nerviosa o hasta tal vez decir excitada, aunque de hecho como mujer era discreta y más al ser su madre tenía que ser sensata de no caer en tentación o en lo inmoral.
Y aún de entre todas estas cosas pasó que una noche, también al despertar me encontré con que el, tomando mi mano estaba haciendome frotar su miembro que en el momento no supe que hacer, pero cual por alguna razón me incitó que al final sólo se lo permití haciendome la dormida y este aún después al no ver reacciones en mi se atrevío a manosearme por mis partes íntimas, bueno que ya sólo me deje llevar.
Y como era de esperar todas esas cosas volvieron a darse y aún cada vez ya con más atrevimiento, como de ya tocarme directamente mis partes sexuales, aunque no niego que yo misma ya le daba chance haciendome la muy dormida y posicionándome en formas tal vez esperando que llegará a algo más contundente, cual en verdad este no desaprovechó, aunque por la incomodidad del pequeño colchón era complicado y bueno también el problema era las hermanas que dormían al lado mío que se podrían dar cuenta. Curiosamente todo esto se volvió en un juego erótico nocturno, aunque de día todo era como si no pasara nada y así estuvo las cosas por casi 2 meses, hasta que una noche al llegar después de trabajar encontré a mis amigas alistando sus cosas diciendo que habían encontrando un lugar cerca de sus trabajos para vivir y así ya no estar viajando más de 2 horas cada día, que luego cuando llegó mi hijo ayudamos a cargar las cosas a un taxi y así se despidieron.
Luego que se fueran y nosotros ya viéndonos solos, era claro saber que el nerviosismo se apoderara de nosotros, que yo por no evidenciarlo me dispuse ya echarme a dormir comentando de estar muy cansada y sin duda mi hijo también hizo lo mismo. que así apagando la luz nos acostamos como si fuera habitual, pero de hecho por dentro no estábamos tranquilos. Y en verdad mi hijo que de ratos me hablaba para preguntarme algo, cual era claro saber que eran pretextos para saber si me había dormido y yo que ni podía dormir con la intriga de que llegaría a pasar ahora al encontrarnos solos, pero por ver que fuera ya no le respondí haciendome ya la dormida que el ante ello oír último me movió de los hombros claramente por asegurarse pero al no ver reacción en mi, empezó a actuar remangándome la bata luego quitándome mi prenda interior se levantó para destapar las sabanas y muy atrevidamente empezó a tocarme y besarme morbosamente por toda las partes de mi trasero y entrepierna, e incluso me tomó de la cintura para darme vuelta y así dejándome cara arriba hizo lo mismo, vaya fue sorprenderte el atrevimiento que tuvo de hacer todas esas cosas sin temor, aunque también será que siempre yo le mostré el dormir profundamente que el ya se confiaba tanto y aún después de a poco y despacio subió sobre mi y acomodándose llegó a introducirme y empezó a penetrarme, bueno como era de esperar era inevitable para mi no sentir placer, que hasta no pude contenerme de soltar un gemido que ante ello el asustado reaccionó queriendo uir, pero yo lo detuve diciéndole ya lo hiciste termina de una vez, que este sorprendido se quedó inmóvil por un rato, pero luego sin decir nada continuó de a poco, pero cada vez tomó más confianza que acabo haciéndolo con todas sus energías hasta que sólo al rato llegó al clímax que ya ni pude evitar que acabará dentro mío, pero en el momento ni me importó, pues la verdad sin exagerar o mentir podría decir que hasta alli fue el mejor sexo que había experimentado, pero luego fue gracioso, como que nos quedamos muy avergonzados sin saber como reaccionar o que decir, sólo el agradeciendome se hizo para un lado, Peri se quedó mirándome por mucho en silencio y ya al rato empezó a acariciarme el rostro diciéndome cosas bonitas de que era bella y entre otras cosas alagadoras, y yo no niego que también lo veía con cierto afecto, que yo misma no entendía que tipo de sentimientos era, hasta que el entre las caricias se le atrevió a besarme en mis labios y ante ello yo le correspondi que así sin pensarlo acabamos besándonos como locos y entre ello como era de esperar nos despojamos parte de las prendas que aún nos quedaban y así ya volvimos a tener sexo, pero allí será al sentir nuestros cuerpos desnudos fue aún mucho más intenso el placer que sentimos.
Fue desde esa noche que mi hijo y yo empezamos con esa relación abiertamente: ya sólo dejándonos llevar por el placer sin importar aún lo indebido que ya parecíamos marido y mujer durmiendo desnudos, teniendo sexo ya sin límites o restricciones, hasta aún de las formas más degeneradas que a veces me da temor de no saber hasta donde llegaremos se que es la peor perversión hacer estas cosas siendo nosotros madre e hijo, aunque también creo que me estoy enamorando de el, porqué ya en oportunidades sintiéndome mal intente salir de esto saliendo a escondidas con un compañero de trabajo pero nunca pude sacarme de la mente a mi hijo que al final me sentí aún peor, creo que ya sólo es mi hijo el único con quien me siento bien que en verdad no entiendo ya que me está pasando.
Bueno se que de estas cosas no puedo hablar con alguien conocido y menos viéndole la cara, por eso escribi aqui, por una parte necesitaba desfogarme y por otro esperando me comprendan y me ayuden a salir de esto, cual les agradeceré anticipadamente

I want  contact you  sweetheart. I support you in all. I wish  tell you many good things, so  you never will feel guilty. I have a private mail, tell me if I can send it. Kisses sweet lady. Bob 

Me gusta
6 de abril a las 18:09
En respuesta a user20816


Hola provengo de Venezuela, soy divorciada, me separé de mi marido por sus celos extremos, aunque mis hijos prefirieron quedarse con el. Bueno también como sabrán mi país pasa por una gran crisis, por cual entre 2 amigas y yo planificamos salir del país buscando mejores oportunidades, aunque fue allí que mi hijo mayor que de pronto se encapricho con querer venir conmigo que así al final los 4 nos aventurarnos para este país.

Al llegar aquí en los inicios no fue fácil conseguir ni para comer, pero tal vez con la suerte de conservar mi apariencia física tuve la oportunidad de conseguir trabajo en una tienda comercial como anfitriona, que al menos así ya hubo para sobrevivir y alquilar una habitación para vivir, aunque era pequeña que apenas cabía 2 colchones pequeños, donde quedó acomodarnos los 4: en una las 2 hermanas y en la otra mi hijo y yo. Bueno y creo que desde allí y por todas esas cosas fue que comenzaron los incidentes con este mi hijo, por cual escribo aquí.

Lo primero de extraño que vi fue que de pronto empezó a tratarme con mucho afecto: abrazandome, besándome, y a veces diciéndome con halagos de que era hermosa, que desearía no ser mi hijo para pedirme el ser novios y cosas así, bueno que yo viviendo de mi hijo sólo lo tomé como bromas de halago sin prestarle mucha importancia. De allí lo otro que noté fue que empezo a andar encarpado como estando excitado y cuales cada vez creo que ya ni tenía pena de mostrarlo. Y aún en oportunidades ya fue más evidente de que se dejó ver directamente estando encuerado pero por las formas que se daban ya no parecían causales o accidentales que más parecían ser intencionados, cuáles de hecho ya me fueron escenas incómodos. Y aún entre esas cosas raras sucedió que en oportunidades al despertar me encontré con que mí mano estaba metido dentro de la ropa interior de mí hijo y aún como empuñando su miembro que de hecho lo retiraba inmediatamente, pero me quedé sin poder entender como es que llegaba a suceder pues si quizá acostumbraba dormir profundamente pero nunca había sonámbulado o hecho cosas así inconscientemente.
Bueno pero de cada vez al ver esos incidentes extraños, empezaron a venirme los pensamientos de que tal vez este mi hijo estaba internado insinuarme o algo así, cual imaginar me fue una preocupación y temor pues no era normal o debido que me viera con esos ojos siendo yo su madre y lo peor es que como mujer me eran difícil hablar de esos temas con el.
Aunque por otra parte también el temor fue por mi y es que si todas esas cosas eran insinuaciones, o sólo imaginaciones mías, pero lo cierto es que si llegó a llamarme la atención, como que también mi hijo con los 17 años ya se veía bien desarrollado físicamente que como hombre ya atraía y al mostrarse así confieso que no podía evitar sentirme nerviosa o hasta tal vez decir excitada, aunque de hecho como mujer era discreta y más al ser su madre tenía que ser sensata de no caer en tentación o en lo inmoral.
Y aún de entre todas estas cosas pasó que una noche, también al despertar me encontré con que el, tomando mi mano estaba haciendome frotar su miembro que en el momento no supe que hacer, pero cual por alguna razón me incitó que al final sólo se lo permití haciendome la dormida y este aún después al no ver reacciones en mi se atrevío a manosearme por mis partes íntimas, bueno que ya sólo me deje llevar.
Y como era de esperar todas esas cosas volvieron a darse y aún cada vez ya con más atrevimiento, como de ya tocarme directamente mis partes sexuales, aunque no niego que yo misma ya le daba chance haciendome la muy dormida y posicionándome en formas tal vez esperando que llegará a algo más contundente, cual en verdad este no desaprovechó, aunque por la incomodidad del pequeño colchón era complicado y bueno también el problema era las hermanas que dormían al lado mío que se podrían dar cuenta. Curiosamente todo esto se volvió en un juego erótico nocturno, aunque de día todo era como si no pasara nada y así estuvo las cosas por casi 2 meses, hasta que una noche al llegar después de trabajar encontré a mis amigas alistando sus cosas diciendo que habían encontrando un lugar cerca de sus trabajos para vivir y así ya no estar viajando más de 2 horas cada día, que luego cuando llegó mi hijo ayudamos a cargar las cosas a un taxi y así se despidieron.
Luego que se fueran y nosotros ya viéndonos solos, era claro saber que el nerviosismo se apoderara de nosotros, que yo por no evidenciarlo me dispuse ya echarme a dormir comentando de estar muy cansada y sin duda mi hijo también hizo lo mismo. que así apagando la luz nos acostamos como si fuera habitual, pero de hecho por dentro no estábamos tranquilos. Y en verdad mi hijo que de ratos me hablaba para preguntarme algo, cual era claro saber que eran pretextos para saber si me había dormido y yo que ni podía dormir con la intriga de que llegaría a pasar ahora al encontrarnos solos, pero por ver que fuera ya no le respondí haciendome ya la dormida que el ante ello oír último me movió de los hombros claramente por asegurarse pero al no ver reacción en mi, empezó a actuar remangándome la bata luego quitándome mi prenda interior se levantó para destapar las sabanas y muy atrevidamente empezó a tocarme y besarme morbosamente por toda las partes de mi trasero y entrepierna, e incluso me tomó de la cintura para darme vuelta y así dejándome cara arriba hizo lo mismo, vaya fue sorprenderte el atrevimiento que tuvo de hacer todas esas cosas sin temor, aunque también será que siempre yo le mostré el dormir profundamente que el ya se confiaba tanto y aún después de a poco y despacio subió sobre mi y acomodándose llegó a introducirme y empezó a penetrarme, bueno como era de esperar era inevitable para mi no sentir placer, que hasta no pude contenerme de soltar un gemido que ante ello el asustado reaccionó queriendo uir, pero yo lo detuve diciéndole ya lo hiciste termina de una vez, que este sorprendido se quedó inmóvil por un rato, pero luego sin decir nada continuó de a poco, pero cada vez tomó más confianza que acabo haciéndolo con todas sus energías hasta que sólo al rato llegó al clímax que ya ni pude evitar que acabará dentro mío, pero en el momento ni me importó, pues la verdad sin exagerar o mentir podría decir que hasta alli fue el mejor sexo que había experimentado, pero luego fue gracioso, como que nos quedamos muy avergonzados sin saber como reaccionar o que decir, sólo el agradeciendome se hizo para un lado, Peri se quedó mirándome por mucho en silencio y ya al rato empezó a acariciarme el rostro diciéndome cosas bonitas de que era bella y entre otras cosas alagadoras, y yo no niego que también lo veía con cierto afecto, que yo misma no entendía que tipo de sentimientos era, hasta que el entre las caricias se le atrevió a besarme en mis labios y ante ello yo le correspondi que así sin pensarlo acabamos besándonos como locos y entre ello como era de esperar nos despojamos parte de las prendas que aún nos quedaban y así ya volvimos a tener sexo, pero allí será al sentir nuestros cuerpos desnudos fue aún mucho más intenso el placer que sentimos.
Fue desde esa noche que mi hijo y yo empezamos con esa relación abiertamente: ya sólo dejándonos llevar por el placer sin importar aún lo indebido que ya parecíamos marido y mujer durmiendo desnudos, teniendo sexo ya sin límites o restricciones, hasta aún de las formas más degeneradas que a veces me da temor de no saber hasta donde llegaremos se que es la peor perversión hacer estas cosas siendo nosotros madre e hijo, aunque también creo que me estoy enamorando de el, porqué ya en oportunidades sintiéndome mal intente salir de esto saliendo a escondidas con un compañero de trabajo pero nunca pude sacarme de la mente a mi hijo que al final me sentí aún peor, creo que ya sólo es mi hijo el único con quien me siento bien que en verdad no entiendo ya que me está pasando.
Bueno se que de estas cosas no puedo hablar con alguien conocido y menos viéndole la cara, por eso escribi aqui, por una parte necesitaba desfogarme y por otro esperando me comprendan y me ayuden a salir de esto, cual les agradeceré anticipadamente

hola

Me gusta
8 de abril a las 21:00
En respuesta a wallynicaragua

Hola, no te preocupes por quienes no te entienden, tampoco te preocupen las burlas. La gente se burla de lo que no entienden y de lo que la sociedad hipócrita ha establecido.

El incesto es una práctica quense realiza desde los inicios de la humanidad. Hasta en la biblia aparece y no era malo. Fue malo hasta que la sociedad hipócrita lo prohibió.

Pero no prohibió las sectas y grupos de personas influentes y adineradas crearan sociedades o clubs privados donde tenian orgias hasta con menores. Esto a la vista de la sociedad es bueno por qué es ese mismo tipo de sociedad quiénes han puesto las reglas.

User20816, disfeuten la vida sin dañar a nadie. Lo que vivives no fue algo buscado por ti, fueron las circunstancias y la confianza entre ambos.

Si deseas puedes escribirme y hablamos de esto sin miedo a que alguien se burle de ti.

Suerte.
 

me gustaria compartir contigo mi historia de incesto escribeme

1 likesMe gusta
8 de abril a las 21:02
En respuesta a joule

Vive y goza . El sexo y la vida con tu hijo. Sean uno. Es bello

totalmente de acuerdo se ve que eres una persona sensata de mente abirta si quires compartir mas historias y fantasias como esta escribeme

Me gusta
20 de abril a las 21:37
En respuesta a mab1987

Los relatos eróticos no son lo tuyo.

Que bueno que pudiste compartir tu experiencia.- Independientemente de todas esas reacciones adversas, que lindo que hayas podido identificarte con tu hijo y acompañarse y ayudarse asi mutuamente, con todo el amor que representa vuestro parentesco. Tranquila, disfrutalo y vive esos momentos tan lindos sin preocuparte, pero con la discresion necesaria para no ofender  a quienes te rodean. Si no lo entienden  te pueden armar un escandalo mayusculo y hacerles la vida imposible.

Me gusta
20 de abril a las 23:54

Cuanto degenerad.. hay en el mundo y en este foro concretamente. No sólo es algo repugnant.. y asqueros.., que moralmente es inaceptable y nada tiene que ver con el puritanismo (una cosa es el sentido común y otro ser beato), si no que es un delito y está tipificado en el código penal. Disfrutar del sexo es sano y natural, practicarlo con un menor y además hijo no tiene nada que ver, esto sólo demuestra la ignorancia y mezquidad de mucha gentuz.. que además se aplauden, cuanta gente sobra en este mundo.

Me gusta
24 de abril a las 18:46
En respuesta a phantom0

Mamagueva eres loca? como te vas a coger a tu hijo

Hay muchísimas personas,más de las que te puedes imaginar que tienen fantasías con su propia madre e incluso cuando tienen parejas quieren que sea como ella,eso es porque su hijo la adora,estoy seguro,y la ve perfecta,que no sabe lo que quiere,te recomendaria,y no lo tomes a mal,por favor,hazle saber que eres la madre y de vez en cuando,riñele y dale buenos azotes en las nalgas con tu chancla o chinela,te aseguro que te lo agradecerá,por favor hazme caso y luego me cuentas,ahra azotes solo en nalgas.

Me gusta
25 de abril a las 11:41
En respuesta a user20816


Hola provengo de Venezuela, soy divorciada, me separé de mi marido por sus celos extremos, aunque mis hijos prefirieron quedarse con el. Bueno también como sabrán mi país pasa por una gran crisis, por cual entre 2 amigas y yo planificamos salir del país buscando mejores oportunidades, aunque fue allí que mi hijo mayor que de pronto se encapricho con querer venir conmigo que así al final los 4 nos aventurarnos para este país.

Al llegar aquí en los inicios no fue fácil conseguir ni para comer, pero tal vez con la suerte de conservar mi apariencia física tuve la oportunidad de conseguir trabajo en una tienda comercial como anfitriona, que al menos así ya hubo para sobrevivir y alquilar una habitación para vivir, aunque era pequeña que apenas cabía 2 colchones pequeños, donde quedó acomodarnos los 4: en una las 2 hermanas y en la otra mi hijo y yo. Bueno y creo que desde allí y por todas esas cosas fue que comenzaron los incidentes con este mi hijo, por cual escribo aquí.

Lo primero de extraño que vi fue que de pronto empezó a tratarme con mucho afecto: abrazandome, besándome, y a veces diciéndome con halagos de que era hermosa, que desearía no ser mi hijo para pedirme el ser novios y cosas así, bueno que yo viviendo de mi hijo sólo lo tomé como bromas de halago sin prestarle mucha importancia. De allí lo otro que noté fue que empezo a andar encarpado como estando excitado y cuales cada vez creo que ya ni tenía pena de mostrarlo. Y aún en oportunidades ya fue más evidente de que se dejó ver directamente estando encuerado pero por las formas que se daban ya no parecían causales o accidentales que más parecían ser intencionados, cuáles de hecho ya me fueron escenas incómodos. Y aún entre esas cosas raras sucedió que en oportunidades al despertar me encontré con que mí mano estaba metido dentro de la ropa interior de mí hijo y aún como empuñando su miembro que de hecho lo retiraba inmediatamente, pero me quedé sin poder entender como es que llegaba a suceder pues si quizá acostumbraba dormir profundamente pero nunca había sonámbulado o hecho cosas así inconscientemente.
Bueno pero de cada vez al ver esos incidentes extraños, empezaron a venirme los pensamientos de que tal vez este mi hijo estaba internado insinuarme o algo así, cual imaginar me fue una preocupación y temor pues no era normal o debido que me viera con esos ojos siendo yo su madre y lo peor es que como mujer me eran difícil hablar de esos temas con el.
Aunque por otra parte también el temor fue por mi y es que si todas esas cosas eran insinuaciones, o sólo imaginaciones mías, pero lo cierto es que si llegó a llamarme la atención, como que también mi hijo con los 17 años ya se veía bien desarrollado físicamente que como hombre ya atraía y al mostrarse así confieso que no podía evitar sentirme nerviosa o hasta tal vez decir excitada, aunque de hecho como mujer era discreta y más al ser su madre tenía que ser sensata de no caer en tentación o en lo inmoral.
Y aún de entre todas estas cosas pasó que una noche, también al despertar me encontré con que el, tomando mi mano estaba haciendome frotar su miembro que en el momento no supe que hacer, pero cual por alguna razón me incitó que al final sólo se lo permití haciendome la dormida y este aún después al no ver reacciones en mi se atrevío a manosearme por mis partes íntimas, bueno que ya sólo me deje llevar.
Y como era de esperar todas esas cosas volvieron a darse y aún cada vez ya con más atrevimiento, como de ya tocarme directamente mis partes sexuales, aunque no niego que yo misma ya le daba chance haciendome la muy dormida y posicionándome en formas tal vez esperando que llegará a algo más contundente, cual en verdad este no desaprovechó, aunque por la incomodidad del pequeño colchón era complicado y bueno también el problema era las hermanas que dormían al lado mío que se podrían dar cuenta. Curiosamente todo esto se volvió en un juego erótico nocturno, aunque de día todo era como si no pasara nada y así estuvo las cosas por casi 2 meses, hasta que una noche al llegar después de trabajar encontré a mis amigas alistando sus cosas diciendo que habían encontrando un lugar cerca de sus trabajos para vivir y así ya no estar viajando más de 2 horas cada día, que luego cuando llegó mi hijo ayudamos a cargar las cosas a un taxi y así se despidieron.
Luego que se fueran y nosotros ya viéndonos solos, era claro saber que el nerviosismo se apoderara de nosotros, que yo por no evidenciarlo me dispuse ya echarme a dormir comentando de estar muy cansada y sin duda mi hijo también hizo lo mismo. que así apagando la luz nos acostamos como si fuera habitual, pero de hecho por dentro no estábamos tranquilos. Y en verdad mi hijo que de ratos me hablaba para preguntarme algo, cual era claro saber que eran pretextos para saber si me había dormido y yo que ni podía dormir con la intriga de que llegaría a pasar ahora al encontrarnos solos, pero por ver que fuera ya no le respondí haciendome ya la dormida que el ante ello oír último me movió de los hombros claramente por asegurarse pero al no ver reacción en mi, empezó a actuar remangándome la bata luego quitándome mi prenda interior se levantó para destapar las sabanas y muy atrevidamente empezó a tocarme y besarme morbosamente por toda las partes de mi trasero y entrepierna, e incluso me tomó de la cintura para darme vuelta y así dejándome cara arriba hizo lo mismo, vaya fue sorprenderte el atrevimiento que tuvo de hacer todas esas cosas sin temor, aunque también será que siempre yo le mostré el dormir profundamente que el ya se confiaba tanto y aún después de a poco y despacio subió sobre mi y acomodándose llegó a introducirme y empezó a penetrarme, bueno como era de esperar era inevitable para mi no sentir placer, que hasta no pude contenerme de soltar un gemido que ante ello el asustado reaccionó queriendo uir, pero yo lo detuve diciéndole ya lo hiciste termina de una vez, que este sorprendido se quedó inmóvil por un rato, pero luego sin decir nada continuó de a poco, pero cada vez tomó más confianza que acabo haciéndolo con todas sus energías hasta que sólo al rato llegó al clímax que ya ni pude evitar que acabará dentro mío, pero en el momento ni me importó, pues la verdad sin exagerar o mentir podría decir que hasta alli fue el mejor sexo que había experimentado, pero luego fue gracioso, como que nos quedamos muy avergonzados sin saber como reaccionar o que decir, sólo el agradeciendome se hizo para un lado, Peri se quedó mirándome por mucho en silencio y ya al rato empezó a acariciarme el rostro diciéndome cosas bonitas de que era bella y entre otras cosas alagadoras, y yo no niego que también lo veía con cierto afecto, que yo misma no entendía que tipo de sentimientos era, hasta que el entre las caricias se le atrevió a besarme en mis labios y ante ello yo le correspondi que así sin pensarlo acabamos besándonos como locos y entre ello como era de esperar nos despojamos parte de las prendas que aún nos quedaban y así ya volvimos a tener sexo, pero allí será al sentir nuestros cuerpos desnudos fue aún mucho más intenso el placer que sentimos.
Fue desde esa noche que mi hijo y yo empezamos con esa relación abiertamente: ya sólo dejándonos llevar por el placer sin importar aún lo indebido que ya parecíamos marido y mujer durmiendo desnudos, teniendo sexo ya sin límites o restricciones, hasta aún de las formas más degeneradas que a veces me da temor de no saber hasta donde llegaremos se que es la peor perversión hacer estas cosas siendo nosotros madre e hijo, aunque también creo que me estoy enamorando de el, porqué ya en oportunidades sintiéndome mal intente salir de esto saliendo a escondidas con un compañero de trabajo pero nunca pude sacarme de la mente a mi hijo que al final me sentí aún peor, creo que ya sólo es mi hijo el único con quien me siento bien que en verdad no entiendo ya que me está pasando.
Bueno se que de estas cosas no puedo hablar con alguien conocido y menos viéndole la cara, por eso escribi aqui, por una parte necesitaba desfogarme y por otro esperando me comprendan y me ayuden a salir de esto, cual les agradeceré anticipadamente

Creo que está bien que ayudes a tu hijo,ahora que estará naciendo su sexualidad,lo que no veo tan bien es que te dejes penetrar pero bueno yo no te pondré límites,el amor de una madre por un hijo es inmenso pero ya te digo lo de la penetración yo no lo haría,puedes masturbarlo,hacerle alguna felación,incluso mostrarte desnuda y dejarte tocar tu cuerpo y enseñarle a el coño y a donde tocar a una mujer.pero siempre que el sepa que tu sabes que lo sabéis que estáis haciendo los dos,no le cause algún perjuicio de mayor.

Me gusta
25 de abril a las 17:48

A VER SI NOS ENTERAMOS, RELATOS COMO ÉSTE, U OTRAS CHARLAS COMO "MI HIJO SE MASTURBA VIÉNDOME" O HISTORIAS COMO QUE A LAS MUJERES NOS GUSTAN QUE NOS MIREN POR DEBAJO DE LA FALDA Y DEMÁS, YA QUE POR DESGRACIA ABUNDAN ESTE TIPO DE CONVERSACIONES, NO SON MADRES DESESPERADAS NI MUJERES BUSCANDO OPINIONES, SON HOMBRES MUY SALID0S QUE EN SU MAYORÍA ATRAEN TAMBIÉN A OTROS HOMBRES MUY SALID0S Y ENFERMIZ0S QUE CONTESTAN BARBARIDADES Y CAEN COMO T0NT0S.
SE NOTA POR LA FORMA DE ESCRIBIR, UNA MUJER Y MENOS UNA MADRE PREOCUPADA, NO REDACTARÍA Y EXPONDRÍA UN PROBLEMA DE ESA FORMA, ADEMÁS Y PARA CORROBORAR MÁS SI CABE QUE ESTOS INDIVIDUOS TIENEN MENOS LUCES QUE EL TITANIC HUNDIDO, PONEN VARIAS CHARLAS CON EL MISMO NICK CONTANDO HISTORIAS DIFERENTES Y CON DATOS CONTRADICTORIOS ENTRE SÍ, Y ALGUNOS A PESAR DE LOS MENSAJES DE OTROS USUARIOS ADVIRTIENDO SIGUEN EMPEÑADOS EN SUS RET0RCIDAS FANTASÍAS QUE SON VERDAD.
EN SERIO ACUDAN A UN PROFESIONAL PORQUE TANTO LO DE UNOS COMO OTROS NO ES NORMAL Y LO PEOR ES QUE LO ACEPTAN COMO NORMAL, Y YA SABEN LO QUE DICEN, ESTE TIPO DE GENTE VA SUBIENDO EN ESCALA HASTA LLEGAR A LÍMITES MUY ALTOS, SIENTO AGUAROS LA FIESTA Y VUESTRAS PAJ@S PERO LAS MUJERES NO ACTUAMOS ASÍ, QUERÉIS (EN VUESTRAS REPULSIV@S MENTES) QUE LO HAGAMOS PERO NO, CONFUNDÍS EL SEXO ALGO SANO Y NATURAL CON ABERRACIONES TRATAROS PORQUE ES GRAVE.

Me gusta
25 de abril a las 19:12
En respuesta a keira9

A VER SI NOS ENTERAMOS, RELATOS COMO ÉSTE, U OTRAS CHARLAS COMO "MI HIJO SE MASTURBA VIÉNDOME" O HISTORIAS COMO QUE A LAS MUJERES NOS GUSTAN QUE NOS MIREN POR DEBAJO DE LA FALDA Y DEMÁS, YA QUE POR DESGRACIA ABUNDAN ESTE TIPO DE CONVERSACIONES, NO SON MADRES DESESPERADAS NI MUJERES BUSCANDO OPINIONES, SON HOMBRES MUY SALID0S QUE EN SU MAYORÍA ATRAEN TAMBIÉN A OTROS HOMBRES MUY SALID0S Y ENFERMIZ0S QUE CONTESTAN BARBARIDADES Y CAEN COMO T0NT0S.
SE NOTA POR LA FORMA DE ESCRIBIR, UNA MUJER Y MENOS UNA MADRE PREOCUPADA, NO REDACTARÍA Y EXPONDRÍA UN PROBLEMA DE ESA FORMA, ADEMÁS Y PARA CORROBORAR MÁS SI CABE QUE ESTOS INDIVIDUOS TIENEN MENOS LUCES QUE EL TITANIC HUNDIDO, PONEN VARIAS CHARLAS CON EL MISMO NICK CONTANDO HISTORIAS DIFERENTES Y CON DATOS CONTRADICTORIOS ENTRE SÍ, Y ALGUNOS A PESAR DE LOS MENSAJES DE OTROS USUARIOS ADVIRTIENDO SIGUEN EMPEÑADOS EN SUS RET0RCIDAS FANTASÍAS QUE SON VERDAD.
EN SERIO ACUDAN A UN PROFESIONAL PORQUE TANTO LO DE UNOS COMO OTROS NO ES NORMAL Y LO PEOR ES QUE LO ACEPTAN COMO NORMAL, Y YA SABEN LO QUE DICEN, ESTE TIPO DE GENTE VA SUBIENDO EN ESCALA HASTA LLEGAR A LÍMITES MUY ALTOS, SIENTO AGUAROS LA FIESTA Y VUESTRAS PAJ@S PERO LAS MUJERES NO ACTUAMOS ASÍ, QUERÉIS (EN VUESTRAS REPULSIV@S MENTES) QUE LO HAGAMOS PERO NO, CONFUNDÍS EL SEXO ALGO SANO Y NATURAL CON ABERRACIONES TRATAROS PORQUE ES GRAVE.

Ese niño lo que necesita es que su madre le señale bien las nalgas a latigazos,eso es lo que necesita.

Me gusta
25 de abril a las 20:02
En respuesta a keira9

A VER SI NOS ENTERAMOS, RELATOS COMO ÉSTE, U OTRAS CHARLAS COMO "MI HIJO SE MASTURBA VIÉNDOME" O HISTORIAS COMO QUE A LAS MUJERES NOS GUSTAN QUE NOS MIREN POR DEBAJO DE LA FALDA Y DEMÁS, YA QUE POR DESGRACIA ABUNDAN ESTE TIPO DE CONVERSACIONES, NO SON MADRES DESESPERADAS NI MUJERES BUSCANDO OPINIONES, SON HOMBRES MUY SALID0S QUE EN SU MAYORÍA ATRAEN TAMBIÉN A OTROS HOMBRES MUY SALID0S Y ENFERMIZ0S QUE CONTESTAN BARBARIDADES Y CAEN COMO T0NT0S.
SE NOTA POR LA FORMA DE ESCRIBIR, UNA MUJER Y MENOS UNA MADRE PREOCUPADA, NO REDACTARÍA Y EXPONDRÍA UN PROBLEMA DE ESA FORMA, ADEMÁS Y PARA CORROBORAR MÁS SI CABE QUE ESTOS INDIVIDUOS TIENEN MENOS LUCES QUE EL TITANIC HUNDIDO, PONEN VARIAS CHARLAS CON EL MISMO NICK CONTANDO HISTORIAS DIFERENTES Y CON DATOS CONTRADICTORIOS ENTRE SÍ, Y ALGUNOS A PESAR DE LOS MENSAJES DE OTROS USUARIOS ADVIRTIENDO SIGUEN EMPEÑADOS EN SUS RET0RCIDAS FANTASÍAS QUE SON VERDAD.
EN SERIO ACUDAN A UN PROFESIONAL PORQUE TANTO LO DE UNOS COMO OTROS NO ES NORMAL Y LO PEOR ES QUE LO ACEPTAN COMO NORMAL, Y YA SABEN LO QUE DICEN, ESTE TIPO DE GENTE VA SUBIENDO EN ESCALA HASTA LLEGAR A LÍMITES MUY ALTOS, SIENTO AGUAROS LA FIESTA Y VUESTRAS PAJ@S PERO LAS MUJERES NO ACTUAMOS ASÍ, QUERÉIS (EN VUESTRAS REPULSIV@S MENTES) QUE LO HAGAMOS PERO NO, CONFUNDÍS EL SEXO ALGO SANO Y NATURAL CON ABERRACIONES TRATAROS PORQUE ES GRAVE.

Joder pues si es verdad habría que hacer algo con estos mierdas.uno va de buena voluntad por aquí y resulta que te engañan,pero a ver como podemos descubrir a esos guarros,todos no tenemos la intuición que tienes tu
Un saludo

Me gusta
30 de abril a las 9:23
En respuesta a user20816


Hola provengo de Venezuela, soy divorciada, me separé de mi marido por sus celos extremos, aunque mis hijos prefirieron quedarse con el. Bueno también como sabrán mi país pasa por una gran crisis, por cual entre 2 amigas y yo planificamos salir del país buscando mejores oportunidades, aunque fue allí que mi hijo mayor que de pronto se encapricho con querer venir conmigo que así al final los 4 nos aventurarnos para este país.

Al llegar aquí en los inicios no fue fácil conseguir ni para comer, pero tal vez con la suerte de conservar mi apariencia física tuve la oportunidad de conseguir trabajo en una tienda comercial como anfitriona, que al menos así ya hubo para sobrevivir y alquilar una habitación para vivir, aunque era pequeña que apenas cabía 2 colchones pequeños, donde quedó acomodarnos los 4: en una las 2 hermanas y en la otra mi hijo y yo. Bueno y creo que desde allí y por todas esas cosas fue que comenzaron los incidentes con este mi hijo, por cual escribo aquí.

Lo primero de extraño que vi fue que de pronto empezó a tratarme con mucho afecto: abrazandome, besándome, y a veces diciéndome con halagos de que era hermosa, que desearía no ser mi hijo para pedirme el ser novios y cosas así, bueno que yo viviendo de mi hijo sólo lo tomé como bromas de halago sin prestarle mucha importancia. De allí lo otro que noté fue que empezo a andar encarpado como estando excitado y cuales cada vez creo que ya ni tenía pena de mostrarlo. Y aún en oportunidades ya fue más evidente de que se dejó ver directamente estando encuerado pero por las formas que se daban ya no parecían causales o accidentales que más parecían ser intencionados, cuáles de hecho ya me fueron escenas incómodos. Y aún entre esas cosas raras sucedió que en oportunidades al despertar me encontré con que mí mano estaba metido dentro de la ropa interior de mí hijo y aún como empuñando su miembro que de hecho lo retiraba inmediatamente, pero me quedé sin poder entender como es que llegaba a suceder pues si quizá acostumbraba dormir profundamente pero nunca había sonámbulado o hecho cosas así inconscientemente.
Bueno pero de cada vez al ver esos incidentes extraños, empezaron a venirme los pensamientos de que tal vez este mi hijo estaba internado insinuarme o algo así, cual imaginar me fue una preocupación y temor pues no era normal o debido que me viera con esos ojos siendo yo su madre y lo peor es que como mujer me eran difícil hablar de esos temas con el.
Aunque por otra parte también el temor fue por mi y es que si todas esas cosas eran insinuaciones, o sólo imaginaciones mías, pero lo cierto es que si llegó a llamarme la atención, como que también mi hijo con los 17 años ya se veía bien desarrollado físicamente que como hombre ya atraía y al mostrarse así confieso que no podía evitar sentirme nerviosa o hasta tal vez decir excitada, aunque de hecho como mujer era discreta y más al ser su madre tenía que ser sensata de no caer en tentación o en lo inmoral.
Y aún de entre todas estas cosas pasó que una noche, también al despertar me encontré con que el, tomando mi mano estaba haciendome frotar su miembro que en el momento no supe que hacer, pero cual por alguna razón me incitó que al final sólo se lo permití haciendome la dormida y este aún después al no ver reacciones en mi se atrevío a manosearme por mis partes íntimas, bueno que ya sólo me deje llevar.
Y como era de esperar todas esas cosas volvieron a darse y aún cada vez ya con más atrevimiento, como de ya tocarme directamente mis partes sexuales, aunque no niego que yo misma ya le daba chance haciendome la muy dormida y posicionándome en formas tal vez esperando que llegará a algo más contundente, cual en verdad este no desaprovechó, aunque por la incomodidad del pequeño colchón era complicado y bueno también el problema era las hermanas que dormían al lado mío que se podrían dar cuenta. Curiosamente todo esto se volvió en un juego erótico nocturno, aunque de día todo era como si no pasara nada y así estuvo las cosas por casi 2 meses, hasta que una noche al llegar después de trabajar encontré a mis amigas alistando sus cosas diciendo que habían encontrando un lugar cerca de sus trabajos para vivir y así ya no estar viajando más de 2 horas cada día, que luego cuando llegó mi hijo ayudamos a cargar las cosas a un taxi y así se despidieron.
Luego que se fueran y nosotros ya viéndonos solos, era claro saber que el nerviosismo se apoderara de nosotros, que yo por no evidenciarlo me dispuse ya echarme a dormir comentando de estar muy cansada y sin duda mi hijo también hizo lo mismo. que así apagando la luz nos acostamos como si fuera habitual, pero de hecho por dentro no estábamos tranquilos. Y en verdad mi hijo que de ratos me hablaba para preguntarme algo, cual era claro saber que eran pretextos para saber si me había dormido y yo que ni podía dormir con la intriga de que llegaría a pasar ahora al encontrarnos solos, pero por ver que fuera ya no le respondí haciendome ya la dormida que el ante ello oír último me movió de los hombros claramente por asegurarse pero al no ver reacción en mi, empezó a actuar remangándome la bata luego quitándome mi prenda interior se levantó para destapar las sabanas y muy atrevidamente empezó a tocarme y besarme morbosamente por toda las partes de mi trasero y entrepierna, e incluso me tomó de la cintura para darme vuelta y así dejándome cara arriba hizo lo mismo, vaya fue sorprenderte el atrevimiento que tuvo de hacer todas esas cosas sin temor, aunque también será que siempre yo le mostré el dormir profundamente que el ya se confiaba tanto y aún después de a poco y despacio subió sobre mi y acomodándose llegó a introducirme y empezó a penetrarme, bueno como era de esperar era inevitable para mi no sentir placer, que hasta no pude contenerme de soltar un gemido que ante ello el asustado reaccionó queriendo uir, pero yo lo detuve diciéndole ya lo hiciste termina de una vez, que este sorprendido se quedó inmóvil por un rato, pero luego sin decir nada continuó de a poco, pero cada vez tomó más confianza que acabo haciéndolo con todas sus energías hasta que sólo al rato llegó al clímax que ya ni pude evitar que acabará dentro mío, pero en el momento ni me importó, pues la verdad sin exagerar o mentir podría decir que hasta alli fue el mejor sexo que había experimentado, pero luego fue gracioso, como que nos quedamos muy avergonzados sin saber como reaccionar o que decir, sólo el agradeciendome se hizo para un lado, Peri se quedó mirándome por mucho en silencio y ya al rato empezó a acariciarme el rostro diciéndome cosas bonitas de que era bella y entre otras cosas alagadoras, y yo no niego que también lo veía con cierto afecto, que yo misma no entendía que tipo de sentimientos era, hasta que el entre las caricias se le atrevió a besarme en mis labios y ante ello yo le correspondi que así sin pensarlo acabamos besándonos como locos y entre ello como era de esperar nos despojamos parte de las prendas que aún nos quedaban y así ya volvimos a tener sexo, pero allí será al sentir nuestros cuerpos desnudos fue aún mucho más intenso el placer que sentimos.
Fue desde esa noche que mi hijo y yo empezamos con esa relación abiertamente: ya sólo dejándonos llevar por el placer sin importar aún lo indebido que ya parecíamos marido y mujer durmiendo desnudos, teniendo sexo ya sin límites o restricciones, hasta aún de las formas más degeneradas que a veces me da temor de no saber hasta donde llegaremos se que es la peor perversión hacer estas cosas siendo nosotros madre e hijo, aunque también creo que me estoy enamorando de el, porqué ya en oportunidades sintiéndome mal intente salir de esto saliendo a escondidas con un compañero de trabajo pero nunca pude sacarme de la mente a mi hijo que al final me sentí aún peor, creo que ya sólo es mi hijo el único con quien me siento bien que en verdad no entiendo ya que me está pasando.
Bueno se que de estas cosas no puedo hablar con alguien conocido y menos viéndole la cara, por eso escribi aqui, por una parte necesitaba desfogarme y por otro esperando me comprendan y me ayuden a salir de esto, cual les agradeceré anticipadamente

Que ricoooooo hábleme 

Me gusta
30 de abril a las 14:39
En respuesta a angelitahot123

Que ricoooooo hábleme 

Vete a páginas porno! seguro que ya las has requevisto todas y te aburren, por éso vienes aquí, a ti ya se te deben pegar los huev0s a la silla de tanta de tanto cascártel..

Me gusta
30 de abril a las 19:55
En respuesta a user20816


Hola provengo de Venezuela, soy divorciada, me separé de mi marido por sus celos extremos, aunque mis hijos prefirieron quedarse con el. Bueno también como sabrán mi país pasa por una gran crisis, por cual entre 2 amigas y yo planificamos salir del país buscando mejores oportunidades, aunque fue allí que mi hijo mayor que de pronto se encapricho con querer venir conmigo que así al final los 4 nos aventurarnos para este país.

Al llegar aquí en los inicios no fue fácil conseguir ni para comer, pero tal vez con la suerte de conservar mi apariencia física tuve la oportunidad de conseguir trabajo en una tienda comercial como anfitriona, que al menos así ya hubo para sobrevivir y alquilar una habitación para vivir, aunque era pequeña que apenas cabía 2 colchones pequeños, donde quedó acomodarnos los 4: en una las 2 hermanas y en la otra mi hijo y yo. Bueno y creo que desde allí y por todas esas cosas fue que comenzaron los incidentes con este mi hijo, por cual escribo aquí.

Lo primero de extraño que vi fue que de pronto empezó a tratarme con mucho afecto: abrazandome, besándome, y a veces diciéndome con halagos de que era hermosa, que desearía no ser mi hijo para pedirme el ser novios y cosas así, bueno que yo viviendo de mi hijo sólo lo tomé como bromas de halago sin prestarle mucha importancia. De allí lo otro que noté fue que empezo a andar encarpado como estando excitado y cuales cada vez creo que ya ni tenía pena de mostrarlo. Y aún en oportunidades ya fue más evidente de que se dejó ver directamente estando encuerado pero por las formas que se daban ya no parecían causales o accidentales que más parecían ser intencionados, cuáles de hecho ya me fueron escenas incómodos. Y aún entre esas cosas raras sucedió que en oportunidades al despertar me encontré con que mí mano estaba metido dentro de la ropa interior de mí hijo y aún como empuñando su miembro que de hecho lo retiraba inmediatamente, pero me quedé sin poder entender como es que llegaba a suceder pues si quizá acostumbraba dormir profundamente pero nunca había sonámbulado o hecho cosas así inconscientemente.
Bueno pero de cada vez al ver esos incidentes extraños, empezaron a venirme los pensamientos de que tal vez este mi hijo estaba internado insinuarme o algo así, cual imaginar me fue una preocupación y temor pues no era normal o debido que me viera con esos ojos siendo yo su madre y lo peor es que como mujer me eran difícil hablar de esos temas con el.
Aunque por otra parte también el temor fue por mi y es que si todas esas cosas eran insinuaciones, o sólo imaginaciones mías, pero lo cierto es que si llegó a llamarme la atención, como que también mi hijo con los 17 años ya se veía bien desarrollado físicamente que como hombre ya atraía y al mostrarse así confieso que no podía evitar sentirme nerviosa o hasta tal vez decir excitada, aunque de hecho como mujer era discreta y más al ser su madre tenía que ser sensata de no caer en tentación o en lo inmoral.
Y aún de entre todas estas cosas pasó que una noche, también al despertar me encontré con que el, tomando mi mano estaba haciendome frotar su miembro que en el momento no supe que hacer, pero cual por alguna razón me incitó que al final sólo se lo permití haciendome la dormida y este aún después al no ver reacciones en mi se atrevío a manosearme por mis partes íntimas, bueno que ya sólo me deje llevar.
Y como era de esperar todas esas cosas volvieron a darse y aún cada vez ya con más atrevimiento, como de ya tocarme directamente mis partes sexuales, aunque no niego que yo misma ya le daba chance haciendome la muy dormida y posicionándome en formas tal vez esperando que llegará a algo más contundente, cual en verdad este no desaprovechó, aunque por la incomodidad del pequeño colchón era complicado y bueno también el problema era las hermanas que dormían al lado mío que se podrían dar cuenta. Curiosamente todo esto se volvió en un juego erótico nocturno, aunque de día todo era como si no pasara nada y así estuvo las cosas por casi 2 meses, hasta que una noche al llegar después de trabajar encontré a mis amigas alistando sus cosas diciendo que habían encontrando un lugar cerca de sus trabajos para vivir y así ya no estar viajando más de 2 horas cada día, que luego cuando llegó mi hijo ayudamos a cargar las cosas a un taxi y así se despidieron.
Luego que se fueran y nosotros ya viéndonos solos, era claro saber que el nerviosismo se apoderara de nosotros, que yo por no evidenciarlo me dispuse ya echarme a dormir comentando de estar muy cansada y sin duda mi hijo también hizo lo mismo. que así apagando la luz nos acostamos como si fuera habitual, pero de hecho por dentro no estábamos tranquilos. Y en verdad mi hijo que de ratos me hablaba para preguntarme algo, cual era claro saber que eran pretextos para saber si me había dormido y yo que ni podía dormir con la intriga de que llegaría a pasar ahora al encontrarnos solos, pero por ver que fuera ya no le respondí haciendome ya la dormida que el ante ello oír último me movió de los hombros claramente por asegurarse pero al no ver reacción en mi, empezó a actuar remangándome la bata luego quitándome mi prenda interior se levantó para destapar las sabanas y muy atrevidamente empezó a tocarme y besarme morbosamente por toda las partes de mi trasero y entrepierna, e incluso me tomó de la cintura para darme vuelta y así dejándome cara arriba hizo lo mismo, vaya fue sorprenderte el atrevimiento que tuvo de hacer todas esas cosas sin temor, aunque también será que siempre yo le mostré el dormir profundamente que el ya se confiaba tanto y aún después de a poco y despacio subió sobre mi y acomodándose llegó a introducirme y empezó a penetrarme, bueno como era de esperar era inevitable para mi no sentir placer, que hasta no pude contenerme de soltar un gemido que ante ello el asustado reaccionó queriendo uir, pero yo lo detuve diciéndole ya lo hiciste termina de una vez, que este sorprendido se quedó inmóvil por un rato, pero luego sin decir nada continuó de a poco, pero cada vez tomó más confianza que acabo haciéndolo con todas sus energías hasta que sólo al rato llegó al clímax que ya ni pude evitar que acabará dentro mío, pero en el momento ni me importó, pues la verdad sin exagerar o mentir podría decir que hasta alli fue el mejor sexo que había experimentado, pero luego fue gracioso, como que nos quedamos muy avergonzados sin saber como reaccionar o que decir, sólo el agradeciendome se hizo para un lado, Peri se quedó mirándome por mucho en silencio y ya al rato empezó a acariciarme el rostro diciéndome cosas bonitas de que era bella y entre otras cosas alagadoras, y yo no niego que también lo veía con cierto afecto, que yo misma no entendía que tipo de sentimientos era, hasta que el entre las caricias se le atrevió a besarme en mis labios y ante ello yo le correspondi que así sin pensarlo acabamos besándonos como locos y entre ello como era de esperar nos despojamos parte de las prendas que aún nos quedaban y así ya volvimos a tener sexo, pero allí será al sentir nuestros cuerpos desnudos fue aún mucho más intenso el placer que sentimos.
Fue desde esa noche que mi hijo y yo empezamos con esa relación abiertamente: ya sólo dejándonos llevar por el placer sin importar aún lo indebido que ya parecíamos marido y mujer durmiendo desnudos, teniendo sexo ya sin límites o restricciones, hasta aún de las formas más degeneradas que a veces me da temor de no saber hasta donde llegaremos se que es la peor perversión hacer estas cosas siendo nosotros madre e hijo, aunque también creo que me estoy enamorando de el, porqué ya en oportunidades sintiéndome mal intente salir de esto saliendo a escondidas con un compañero de trabajo pero nunca pude sacarme de la mente a mi hijo que al final me sentí aún peor, creo que ya sólo es mi hijo el único con quien me siento bien que en verdad no entiendo ya que me está pasando.
Bueno se que de estas cosas no puedo hablar con alguien conocido y menos viéndole la cara, por eso escribi aqui, por una parte necesitaba desfogarme y por otro esperando me comprendan y me ayuden a salir de esto, cual les agradeceré anticipadamente

¿Y por qué tan triste amor? Supongo que esto es solo el resultado del largo estrés que todos estamos bajo debido al bloqueo. Mira, te recomiendo que hables con un psicólogo. Y también intenta leer algo positivo, por ejemplo, en esta revista https://amomama.es/ puedes leer diferentes noticias sobre la vida social, la salud, la política y casi todo. Ya no te sentirás solo y estresado.

Me gusta
30 de abril a las 20:32
En respuesta a joule

Vive y goza . El sexo y la vida con tu hijo. Sean uno. Es bello

Que rico mi amor háblame me dejo caliente 

1 likesMe gusta
30 de abril a las 20:55
En respuesta a angelitahot123

Que rico mi amor háblame me dejo caliente 

Se nota que tu madre nunca te quiso ni te cuidó, no le importabas realmente y ese dolor lo transformaste en una "en fer me dad - men tal muy grave", en la que ya nada te importa y todo te ex ci ta, eres un individuo sin dignidad que ya nadie respeta, ni siquiera te respetas a ti mismo, es lo más triste.

Me gusta
2 de mayo a las 18:08

Deli , ojala me pasara algo asi con mi mamá ,pero queella quieray se pueda repetir luego ¡ seria muy bacano .

1 likesMe gusta
3 de mayo a las 10:11
En respuesta a user20816

A los que no me llegan a entender no se burlen por favor

No eres la primera ni la ultima persona que pasa por algo así, actualmente pasa cada cosa tan extraña que ya no deberíamos sorprendernos pero por desgracias aun existen personas que se espantan de loq UE hacen otras personas pero no fueran ellos porque uuu. Pará que te cuento. 

Me gusta
3 de mayo a las 10:15
En respuesta a user20816


Hola provengo de Venezuela, soy divorciada, me separé de mi marido por sus celos extremos, aunque mis hijos prefirieron quedarse con el. Bueno también como sabrán mi país pasa por una gran crisis, por cual entre 2 amigas y yo planificamos salir del país buscando mejores oportunidades, aunque fue allí que mi hijo mayor que de pronto se encapricho con querer venir conmigo que así al final los 4 nos aventurarnos para este país.

Al llegar aquí en los inicios no fue fácil conseguir ni para comer, pero tal vez con la suerte de conservar mi apariencia física tuve la oportunidad de conseguir trabajo en una tienda comercial como anfitriona, que al menos así ya hubo para sobrevivir y alquilar una habitación para vivir, aunque era pequeña que apenas cabía 2 colchones pequeños, donde quedó acomodarnos los 4: en una las 2 hermanas y en la otra mi hijo y yo. Bueno y creo que desde allí y por todas esas cosas fue que comenzaron los incidentes con este mi hijo, por cual escribo aquí.

Lo primero de extraño que vi fue que de pronto empezó a tratarme con mucho afecto: abrazandome, besándome, y a veces diciéndome con halagos de que era hermosa, que desearía no ser mi hijo para pedirme el ser novios y cosas así, bueno que yo viviendo de mi hijo sólo lo tomé como bromas de halago sin prestarle mucha importancia. De allí lo otro que noté fue que empezo a andar encarpado como estando excitado y cuales cada vez creo que ya ni tenía pena de mostrarlo. Y aún en oportunidades ya fue más evidente de que se dejó ver directamente estando encuerado pero por las formas que se daban ya no parecían causales o accidentales que más parecían ser intencionados, cuáles de hecho ya me fueron escenas incómodos. Y aún entre esas cosas raras sucedió que en oportunidades al despertar me encontré con que mí mano estaba metido dentro de la ropa interior de mí hijo y aún como empuñando su miembro que de hecho lo retiraba inmediatamente, pero me quedé sin poder entender como es que llegaba a suceder pues si quizá acostumbraba dormir profundamente pero nunca había sonámbulado o hecho cosas así inconscientemente.
Bueno pero de cada vez al ver esos incidentes extraños, empezaron a venirme los pensamientos de que tal vez este mi hijo estaba internado insinuarme o algo así, cual imaginar me fue una preocupación y temor pues no era normal o debido que me viera con esos ojos siendo yo su madre y lo peor es que como mujer me eran difícil hablar de esos temas con el.
Aunque por otra parte también el temor fue por mi y es que si todas esas cosas eran insinuaciones, o sólo imaginaciones mías, pero lo cierto es que si llegó a llamarme la atención, como que también mi hijo con los 17 años ya se veía bien desarrollado físicamente que como hombre ya atraía y al mostrarse así confieso que no podía evitar sentirme nerviosa o hasta tal vez decir excitada, aunque de hecho como mujer era discreta y más al ser su madre tenía que ser sensata de no caer en tentación o en lo inmoral.
Y aún de entre todas estas cosas pasó que una noche, también al despertar me encontré con que el, tomando mi mano estaba haciendome frotar su miembro que en el momento no supe que hacer, pero cual por alguna razón me incitó que al final sólo se lo permití haciendome la dormida y este aún después al no ver reacciones en mi se atrevío a manosearme por mis partes íntimas, bueno que ya sólo me deje llevar.
Y como era de esperar todas esas cosas volvieron a darse y aún cada vez ya con más atrevimiento, como de ya tocarme directamente mis partes sexuales, aunque no niego que yo misma ya le daba chance haciendome la muy dormida y posicionándome en formas tal vez esperando que llegará a algo más contundente, cual en verdad este no desaprovechó, aunque por la incomodidad del pequeño colchón era complicado y bueno también el problema era las hermanas que dormían al lado mío que se podrían dar cuenta. Curiosamente todo esto se volvió en un juego erótico nocturno, aunque de día todo era como si no pasara nada y así estuvo las cosas por casi 2 meses, hasta que una noche al llegar después de trabajar encontré a mis amigas alistando sus cosas diciendo que habían encontrando un lugar cerca de sus trabajos para vivir y así ya no estar viajando más de 2 horas cada día, que luego cuando llegó mi hijo ayudamos a cargar las cosas a un taxi y así se despidieron.
Luego que se fueran y nosotros ya viéndonos solos, era claro saber que el nerviosismo se apoderara de nosotros, que yo por no evidenciarlo me dispuse ya echarme a dormir comentando de estar muy cansada y sin duda mi hijo también hizo lo mismo. que así apagando la luz nos acostamos como si fuera habitual, pero de hecho por dentro no estábamos tranquilos. Y en verdad mi hijo que de ratos me hablaba para preguntarme algo, cual era claro saber que eran pretextos para saber si me había dormido y yo que ni podía dormir con la intriga de que llegaría a pasar ahora al encontrarnos solos, pero por ver que fuera ya no le respondí haciendome ya la dormida que el ante ello oír último me movió de los hombros claramente por asegurarse pero al no ver reacción en mi, empezó a actuar remangándome la bata luego quitándome mi prenda interior se levantó para destapar las sabanas y muy atrevidamente empezó a tocarme y besarme morbosamente por toda las partes de mi trasero y entrepierna, e incluso me tomó de la cintura para darme vuelta y así dejándome cara arriba hizo lo mismo, vaya fue sorprenderte el atrevimiento que tuvo de hacer todas esas cosas sin temor, aunque también será que siempre yo le mostré el dormir profundamente que el ya se confiaba tanto y aún después de a poco y despacio subió sobre mi y acomodándose llegó a introducirme y empezó a penetrarme, bueno como era de esperar era inevitable para mi no sentir placer, que hasta no pude contenerme de soltar un gemido que ante ello el asustado reaccionó queriendo uir, pero yo lo detuve diciéndole ya lo hiciste termina de una vez, que este sorprendido se quedó inmóvil por un rato, pero luego sin decir nada continuó de a poco, pero cada vez tomó más confianza que acabo haciéndolo con todas sus energías hasta que sólo al rato llegó al clímax que ya ni pude evitar que acabará dentro mío, pero en el momento ni me importó, pues la verdad sin exagerar o mentir podría decir que hasta alli fue el mejor sexo que había experimentado, pero luego fue gracioso, como que nos quedamos muy avergonzados sin saber como reaccionar o que decir, sólo el agradeciendome se hizo para un lado, Peri se quedó mirándome por mucho en silencio y ya al rato empezó a acariciarme el rostro diciéndome cosas bonitas de que era bella y entre otras cosas alagadoras, y yo no niego que también lo veía con cierto afecto, que yo misma no entendía que tipo de sentimientos era, hasta que el entre las caricias se le atrevió a besarme en mis labios y ante ello yo le correspondi que así sin pensarlo acabamos besándonos como locos y entre ello como era de esperar nos despojamos parte de las prendas que aún nos quedaban y así ya volvimos a tener sexo, pero allí será al sentir nuestros cuerpos desnudos fue aún mucho más intenso el placer que sentimos.
Fue desde esa noche que mi hijo y yo empezamos con esa relación abiertamente: ya sólo dejándonos llevar por el placer sin importar aún lo indebido que ya parecíamos marido y mujer durmiendo desnudos, teniendo sexo ya sin límites o restricciones, hasta aún de las formas más degeneradas que a veces me da temor de no saber hasta donde llegaremos se que es la peor perversión hacer estas cosas siendo nosotros madre e hijo, aunque también creo que me estoy enamorando de el, porqué ya en oportunidades sintiéndome mal intente salir de esto saliendo a escondidas con un compañero de trabajo pero nunca pude sacarme de la mente a mi hijo que al final me sentí aún peor, creo que ya sólo es mi hijo el único con quien me siento bien que en verdad no entiendo ya que me está pasando.
Bueno se que de estas cosas no puedo hablar con alguien conocido y menos viéndole la cara, por eso escribi aqui, por una parte necesitaba desfogarme y por otro esperando me comprendan y me ayuden a salir de esto, cual les agradeceré anticipadamente

Saludos.. De alguna forma solo te puedo decir que te cuides porque las concecuencias podrían ser muuuuy desastrosas y no hay vuelta atrás, disfruta el momento como se presente al 100 y sin remordimientos para que salga bien

Me gusta
11 de mayo a las 15:01

soy javi oliveira seguro me conoceis del foro de chavalerias.com. yo siento una gran atracción por mis dos hijos pequeños y no se  como quitarla de mi cabeza.... cuando les cambio la ropita me pongo cachondo no creo que sea normal

Me gusta
11 de mayo a las 17:38

No,no es normal y menos con los hijos.

Me gusta
12 de mayo a las 16:21

Los pirados que veis bien sentirse atraídos hacia los niños seguro que sois los típicos que quiere que la pedofilia sea algo equivalente a ser homosexual.

Me gusta
12 de mayo a las 17:04
En respuesta a user20816


Hola provengo de Venezuela, soy divorciada, me separé de mi marido por sus celos extremos, aunque mis hijos prefirieron quedarse con el. Bueno también como sabrán mi país pasa por una gran crisis, por cual entre 2 amigas y yo planificamos salir del país buscando mejores oportunidades, aunque fue allí que mi hijo mayor que de pronto se encapricho con querer venir conmigo que así al final los 4 nos aventurarnos para este país.

Al llegar aquí en los inicios no fue fácil conseguir ni para comer, pero tal vez con la suerte de conservar mi apariencia física tuve la oportunidad de conseguir trabajo en una tienda comercial como anfitriona, que al menos así ya hubo para sobrevivir y alquilar una habitación para vivir, aunque era pequeña que apenas cabía 2 colchones pequeños, donde quedó acomodarnos los 4: en una las 2 hermanas y en la otra mi hijo y yo. Bueno y creo que desde allí y por todas esas cosas fue que comenzaron los incidentes con este mi hijo, por cual escribo aquí.

Lo primero de extraño que vi fue que de pronto empezó a tratarme con mucho afecto: abrazandome, besándome, y a veces diciéndome con halagos de que era hermosa, que desearía no ser mi hijo para pedirme el ser novios y cosas así, bueno que yo viviendo de mi hijo sólo lo tomé como bromas de halago sin prestarle mucha importancia. De allí lo otro que noté fue que empezo a andar encarpado como estando excitado y cuales cada vez creo que ya ni tenía pena de mostrarlo. Y aún en oportunidades ya fue más evidente de que se dejó ver directamente estando encuerado pero por las formas que se daban ya no parecían causales o accidentales que más parecían ser intencionados, cuáles de hecho ya me fueron escenas incómodos. Y aún entre esas cosas raras sucedió que en oportunidades al despertar me encontré con que mí mano estaba metido dentro de la ropa interior de mí hijo y aún como empuñando su miembro que de hecho lo retiraba inmediatamente, pero me quedé sin poder entender como es que llegaba a suceder pues si quizá acostumbraba dormir profundamente pero nunca había sonámbulado o hecho cosas así inconscientemente.
Bueno pero de cada vez al ver esos incidentes extraños, empezaron a venirme los pensamientos de que tal vez este mi hijo estaba internado insinuarme o algo así, cual imaginar me fue una preocupación y temor pues no era normal o debido que me viera con esos ojos siendo yo su madre y lo peor es que como mujer me eran difícil hablar de esos temas con el.
Aunque por otra parte también el temor fue por mi y es que si todas esas cosas eran insinuaciones, o sólo imaginaciones mías, pero lo cierto es que si llegó a llamarme la atención, como que también mi hijo con los 17 años ya se veía bien desarrollado físicamente que como hombre ya atraía y al mostrarse así confieso que no podía evitar sentirme nerviosa o hasta tal vez decir excitada, aunque de hecho como mujer era discreta y más al ser su madre tenía que ser sensata de no caer en tentación o en lo inmoral.
Y aún de entre todas estas cosas pasó que una noche, también al despertar me encontré con que el, tomando mi mano estaba haciendome frotar su miembro que en el momento no supe que hacer, pero cual por alguna razón me incitó que al final sólo se lo permití haciendome la dormida y este aún después al no ver reacciones en mi se atrevío a manosearme por mis partes íntimas, bueno que ya sólo me deje llevar.
Y como era de esperar todas esas cosas volvieron a darse y aún cada vez ya con más atrevimiento, como de ya tocarme directamente mis partes sexuales, aunque no niego que yo misma ya le daba chance haciendome la muy dormida y posicionándome en formas tal vez esperando que llegará a algo más contundente, cual en verdad este no desaprovechó, aunque por la incomodidad del pequeño colchón era complicado y bueno también el problema era las hermanas que dormían al lado mío que se podrían dar cuenta. Curiosamente todo esto se volvió en un juego erótico nocturno, aunque de día todo era como si no pasara nada y así estuvo las cosas por casi 2 meses, hasta que una noche al llegar después de trabajar encontré a mis amigas alistando sus cosas diciendo que habían encontrando un lugar cerca de sus trabajos para vivir y así ya no estar viajando más de 2 horas cada día, que luego cuando llegó mi hijo ayudamos a cargar las cosas a un taxi y así se despidieron.
Luego que se fueran y nosotros ya viéndonos solos, era claro saber que el nerviosismo se apoderara de nosotros, que yo por no evidenciarlo me dispuse ya echarme a dormir comentando de estar muy cansada y sin duda mi hijo también hizo lo mismo. que así apagando la luz nos acostamos como si fuera habitual, pero de hecho por dentro no estábamos tranquilos. Y en verdad mi hijo que de ratos me hablaba para preguntarme algo, cual era claro saber que eran pretextos para saber si me había dormido y yo que ni podía dormir con la intriga de que llegaría a pasar ahora al encontrarnos solos, pero por ver que fuera ya no le respondí haciendome ya la dormida que el ante ello oír último me movió de los hombros claramente por asegurarse pero al no ver reacción en mi, empezó a actuar remangándome la bata luego quitándome mi prenda interior se levantó para destapar las sabanas y muy atrevidamente empezó a tocarme y besarme morbosamente por toda las partes de mi trasero y entrepierna, e incluso me tomó de la cintura para darme vuelta y así dejándome cara arriba hizo lo mismo, vaya fue sorprenderte el atrevimiento que tuvo de hacer todas esas cosas sin temor, aunque también será que siempre yo le mostré el dormir profundamente que el ya se confiaba tanto y aún después de a poco y despacio subió sobre mi y acomodándose llegó a introducirme y empezó a penetrarme, bueno como era de esperar era inevitable para mi no sentir placer, que hasta no pude contenerme de soltar un gemido que ante ello el asustado reaccionó queriendo uir, pero yo lo detuve diciéndole ya lo hiciste termina de una vez, que este sorprendido se quedó inmóvil por un rato, pero luego sin decir nada continuó de a poco, pero cada vez tomó más confianza que acabo haciéndolo con todas sus energías hasta que sólo al rato llegó al clímax que ya ni pude evitar que acabará dentro mío, pero en el momento ni me importó, pues la verdad sin exagerar o mentir podría decir que hasta alli fue el mejor sexo que había experimentado, pero luego fue gracioso, como que nos quedamos muy avergonzados sin saber como reaccionar o que decir, sólo el agradeciendome se hizo para un lado, Peri se quedó mirándome por mucho en silencio y ya al rato empezó a acariciarme el rostro diciéndome cosas bonitas de que era bella y entre otras cosas alagadoras, y yo no niego que también lo veía con cierto afecto, que yo misma no entendía que tipo de sentimientos era, hasta que el entre las caricias se le atrevió a besarme en mis labios y ante ello yo le correspondi que así sin pensarlo acabamos besándonos como locos y entre ello como era de esperar nos despojamos parte de las prendas que aún nos quedaban y así ya volvimos a tener sexo, pero allí será al sentir nuestros cuerpos desnudos fue aún mucho más intenso el placer que sentimos.
Fue desde esa noche que mi hijo y yo empezamos con esa relación abiertamente: ya sólo dejándonos llevar por el placer sin importar aún lo indebido que ya parecíamos marido y mujer durmiendo desnudos, teniendo sexo ya sin límites o restricciones, hasta aún de las formas más degeneradas que a veces me da temor de no saber hasta donde llegaremos se que es la peor perversión hacer estas cosas siendo nosotros madre e hijo, aunque también creo que me estoy enamorando de el, porqué ya en oportunidades sintiéndome mal intente salir de esto saliendo a escondidas con un compañero de trabajo pero nunca pude sacarme de la mente a mi hijo que al final me sentí aún peor, creo que ya sólo es mi hijo el único con quien me siento bien que en verdad no entiendo ya que me está pasando.
Bueno se que de estas cosas no puedo hablar con alguien conocido y menos viéndole la cara, por eso escribi aqui, por una parte necesitaba desfogarme y por otro esperando me comprendan y me ayuden a salir de esto, cual les agradeceré anticipadamente

Tu hijo tiene problemas, deberias de llevarlo al medico. Todo se puede tratar. Es mi Consejo. 

Me gusta
11 de junio a las 16:13
En respuesta a ehuncococonpatas

Los pirados que veis bien sentirse atraídos hacia los niños seguro que sois los típicos que quiere que la pedofilia sea algo equivalente a ser homosexual.

pues la pedofilia es también una inclinación sexual que no se puede evitar o no?

Me gusta
11 de junio a las 16:36
En respuesta a user20816


Hola provengo de Venezuela, soy divorciada, me separé de mi marido por sus celos extremos, aunque mis hijos prefirieron quedarse con el. Bueno también como sabrán mi país pasa por una gran crisis, por cual entre 2 amigas y yo planificamos salir del país buscando mejores oportunidades, aunque fue allí que mi hijo mayor que de pronto se encapricho con querer venir conmigo que así al final los 4 nos aventurarnos para este país.

Al llegar aquí en los inicios no fue fácil conseguir ni para comer, pero tal vez con la suerte de conservar mi apariencia física tuve la oportunidad de conseguir trabajo en una tienda comercial como anfitriona, que al menos así ya hubo para sobrevivir y alquilar una habitación para vivir, aunque era pequeña que apenas cabía 2 colchones pequeños, donde quedó acomodarnos los 4: en una las 2 hermanas y en la otra mi hijo y yo. Bueno y creo que desde allí y por todas esas cosas fue que comenzaron los incidentes con este mi hijo, por cual escribo aquí.

Lo primero de extraño que vi fue que de pronto empezó a tratarme con mucho afecto: abrazandome, besándome, y a veces diciéndome con halagos de que era hermosa, que desearía no ser mi hijo para pedirme el ser novios y cosas así, bueno que yo viviendo de mi hijo sólo lo tomé como bromas de halago sin prestarle mucha importancia. De allí lo otro que noté fue que empezo a andar encarpado como estando excitado y cuales cada vez creo que ya ni tenía pena de mostrarlo. Y aún en oportunidades ya fue más evidente de que se dejó ver directamente estando encuerado pero por las formas que se daban ya no parecían causales o accidentales que más parecían ser intencionados, cuáles de hecho ya me fueron escenas incómodos. Y aún entre esas cosas raras sucedió que en oportunidades al despertar me encontré con que mí mano estaba metido dentro de la ropa interior de mí hijo y aún como empuñando su miembro que de hecho lo retiraba inmediatamente, pero me quedé sin poder entender como es que llegaba a suceder pues si quizá acostumbraba dormir profundamente pero nunca había sonámbulado o hecho cosas así inconscientemente.
Bueno pero de cada vez al ver esos incidentes extraños, empezaron a venirme los pensamientos de que tal vez este mi hijo estaba internado insinuarme o algo así, cual imaginar me fue una preocupación y temor pues no era normal o debido que me viera con esos ojos siendo yo su madre y lo peor es que como mujer me eran difícil hablar de esos temas con el.
Aunque por otra parte también el temor fue por mi y es que si todas esas cosas eran insinuaciones, o sólo imaginaciones mías, pero lo cierto es que si llegó a llamarme la atención, como que también mi hijo con los 17 años ya se veía bien desarrollado físicamente que como hombre ya atraía y al mostrarse así confieso que no podía evitar sentirme nerviosa o hasta tal vez decir excitada, aunque de hecho como mujer era discreta y más al ser su madre tenía que ser sensata de no caer en tentación o en lo inmoral.
Y aún de entre todas estas cosas pasó que una noche, también al despertar me encontré con que el, tomando mi mano estaba haciendome frotar su miembro que en el momento no supe que hacer, pero cual por alguna razón me incitó que al final sólo se lo permití haciendome la dormida y este aún después al no ver reacciones en mi se atrevío a manosearme por mis partes íntimas, bueno que ya sólo me deje llevar.
Y como era de esperar todas esas cosas volvieron a darse y aún cada vez ya con más atrevimiento, como de ya tocarme directamente mis partes sexuales, aunque no niego que yo misma ya le daba chance haciendome la muy dormida y posicionándome en formas tal vez esperando que llegará a algo más contundente, cual en verdad este no desaprovechó, aunque por la incomodidad del pequeño colchón era complicado y bueno también el problema era las hermanas que dormían al lado mío que se podrían dar cuenta. Curiosamente todo esto se volvió en un juego erótico nocturno, aunque de día todo era como si no pasara nada y así estuvo las cosas por casi 2 meses, hasta que una noche al llegar después de trabajar encontré a mis amigas alistando sus cosas diciendo que habían encontrando un lugar cerca de sus trabajos para vivir y así ya no estar viajando más de 2 horas cada día, que luego cuando llegó mi hijo ayudamos a cargar las cosas a un taxi y así se despidieron.
Luego que se fueran y nosotros ya viéndonos solos, era claro saber que el nerviosismo se apoderara de nosotros, que yo por no evidenciarlo me dispuse ya echarme a dormir comentando de estar muy cansada y sin duda mi hijo también hizo lo mismo. que así apagando la luz nos acostamos como si fuera habitual, pero de hecho por dentro no estábamos tranquilos. Y en verdad mi hijo que de ratos me hablaba para preguntarme algo, cual era claro saber que eran pretextos para saber si me había dormido y yo que ni podía dormir con la intriga de que llegaría a pasar ahora al encontrarnos solos, pero por ver que fuera ya no le respondí haciendome ya la dormida que el ante ello oír último me movió de los hombros claramente por asegurarse pero al no ver reacción en mi, empezó a actuar remangándome la bata luego quitándome mi prenda interior se levantó para destapar las sabanas y muy atrevidamente empezó a tocarme y besarme morbosamente por toda las partes de mi trasero y entrepierna, e incluso me tomó de la cintura para darme vuelta y así dejándome cara arriba hizo lo mismo, vaya fue sorprenderte el atrevimiento que tuvo de hacer todas esas cosas sin temor, aunque también será que siempre yo le mostré el dormir profundamente que el ya se confiaba tanto y aún después de a poco y despacio subió sobre mi y acomodándose llegó a introducirme y empezó a penetrarme, bueno como era de esperar era inevitable para mi no sentir placer, que hasta no pude contenerme de soltar un gemido que ante ello el asustado reaccionó queriendo uir, pero yo lo detuve diciéndole ya lo hiciste termina de una vez, que este sorprendido se quedó inmóvil por un rato, pero luego sin decir nada continuó de a poco, pero cada vez tomó más confianza que acabo haciéndolo con todas sus energías hasta que sólo al rato llegó al clímax que ya ni pude evitar que acabará dentro mío, pero en el momento ni me importó, pues la verdad sin exagerar o mentir podría decir que hasta alli fue el mejor sexo que había experimentado, pero luego fue gracioso, como que nos quedamos muy avergonzados sin saber como reaccionar o que decir, sólo el agradeciendome se hizo para un lado, Peri se quedó mirándome por mucho en silencio y ya al rato empezó a acariciarme el rostro diciéndome cosas bonitas de que era bella y entre otras cosas alagadoras, y yo no niego que también lo veía con cierto afecto, que yo misma no entendía que tipo de sentimientos era, hasta que el entre las caricias se le atrevió a besarme en mis labios y ante ello yo le correspondi que así sin pensarlo acabamos besándonos como locos y entre ello como era de esperar nos despojamos parte de las prendas que aún nos quedaban y así ya volvimos a tener sexo, pero allí será al sentir nuestros cuerpos desnudos fue aún mucho más intenso el placer que sentimos.
Fue desde esa noche que mi hijo y yo empezamos con esa relación abiertamente: ya sólo dejándonos llevar por el placer sin importar aún lo indebido que ya parecíamos marido y mujer durmiendo desnudos, teniendo sexo ya sin límites o restricciones, hasta aún de las formas más degeneradas que a veces me da temor de no saber hasta donde llegaremos se que es la peor perversión hacer estas cosas siendo nosotros madre e hijo, aunque también creo que me estoy enamorando de el, porqué ya en oportunidades sintiéndome mal intente salir de esto saliendo a escondidas con un compañero de trabajo pero nunca pude sacarme de la mente a mi hijo que al final me sentí aún peor, creo que ya sólo es mi hijo el único con quien me siento bien que en verdad no entiendo ya que me está pasando.
Bueno se que de estas cosas no puedo hablar con alguien conocido y menos viéndole la cara, por eso escribi aqui, por una parte necesitaba desfogarme y por otro esperando me comprendan y me ayuden a salir de esto, cual les agradeceré anticipadamente

Estas enferma busca ayuda por favor

Me gusta
No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest
ISDIN Si-Nails
ISDIN Si-Nails
Compartir