Foro / Psicología

Suegra, nuera, ¿y qué pasa conmigo, la nieta, la hija?.

Última respuesta: 16 de junio de 2009 a las 21:20
I
ivana_5986663
14/6/09 a las 13:35

Hola a tod@s.

Me gustaría contar con opiniones imparciales, y que me dijérais de verdad vuestra opinión, porque estoy en un punto en el que no sé si la rara y la que falla soy yo. Si así fuera, tendría que hacer lo posible por modificar lo que haya de erróneo en mi conducta.

Mi caso es francamente peculiar.

Tengo 32 años, soy hija única. La relación con mis padres, mi infancia, adolescencia y demás, han sido muy felices. Ellos han sido y son muy buenos padres, un matrimonio estupendo.

La relación con la familia de mi madre era maravillosa. Una piña. Por desgracia, se truncó todo hace unos años por motivo de un negocio. Sé que son cosas que pasan, pero sufrí mucho, la relación se cortó, y es hoy el día en el que echo de menos aquel cariño que nos teníamos todos. La peor parte se la llevaron mis primos, que vieron rota su núcleo más cercano, sus padres,... cada uno de ellos se fue por un lado. Una pena.

La relación con la familia de mi padre ha sido siempre desastrosa. El eje principal era mi abuela, pésima madre y suegra. Casi de recién casados, mi madre y su suegra tuvieron sus más y sus menos, y mi madre dejó de relacionarse con ella.

Hasta ahí podría pasar como una relación más de las muchas que hay malas entre suegra y nuera. El problema es la instrumentalización que hizo mi abuela de todo ello, malmetiendo al resto de sus hijos en contra de su hermano. Fue una especie de mobbing. Con el paso de los años, me he dado cuenta de ello. Podría escribir un libro entero contando detalles al respecto.

Durante mi infancia, iba a casa de mi abuela con mi padre, muy de cuando en cuando. Veía a mis primos y tíos como a extraños. No hay vez que no fuera allí en la que no sintiera cómo me hacían el vacío. No me gustaba ir, y trataba de evitarlo a toda costa. Criticaban todo: mi físico, mi ropa, mi personalidad, mis estudios.

Mi abuelo materno se puso muy grave siendo yo una adolescente. Uno de los hermanos de mi padre obligó a mi abuela a visitarlo. Porque resulta que mi abuela materna, la suegra de mi madre, tenía una gran deuda moral con mi abuelo materno, que la ayudó en los peores momentos de su vida. Y no quería ni ir a visitarlo.... El caso fue que, a raíz de eso, mi madre retomó relaciones más cercanas con su familia política. Mi madre pensó que ella había ido de buena fe, no fue hasta años después que se enteró que la habían obligado.

Craso error volver: amistad renovada, comida recalentada.

El comportamiento hacia mí continuó siendo igual de malo, o peor. No sé lo que es que ninguno de mis tíos me pregunte cordialmente por mi vida.

Terminé mis estudios, con eso llegó mi independencia, y, poco a poco, fui tomando distancia y desprendiéndome de todo eso.

Justo en ese momento, sucedió todo el desastre de la familia de mi madre. Mi abuela paterna no sólo se alegró, sino que hizo burla y toda la mella que pudo. Sus otros hijos, lo mismo. Parece ser que las desgracias ajenas les resultaban muy divertidas y entretenidas.

En ese momento, mi sentimiento de lejanía, se transformó en profundo rechazo.

Este verano se casa una de mis primas paternas, y me han invitado a la boda. No entiendo por qué me invitan. No sé por qué quieren que vaya. Todo me molesta, incluso el hecho de que en la invitación no hayan tenido el detalle de darle un lugar a mi acompañante. Me tienen tan minimizada que ni acompañante puedo tener. Yo no quiero ir. He tenido mis propias celebraciones, por fortuna, y jamás los he molestado para nada.

A raíz de todo esto y el malestar que me provoca, una persona cercana me ha tachado de 'antisocial, te vas a quedar sola, tus primos no tienen la culpa de nada'.

Es paradójico, porque mi vida profesional, que ellos desconocen por completo, gira en torno a las relaciones públicas.

Realmente, ¿soy antisocial?, ¿hasta qué punto he de mantener las formas y asistir a ese tipo de eventos, donde me siento fatal?. Ellos no tienen culpa..., ¿la tengo yo, acaso?. ¿No es mejor mantener las distancias, y ceñirse a la relación que verdaderamente hay, y no fingir con hipocresía en momentos puntuales?.


Saludos.



Ver también

J
jia yi_6255028
14/6/09 a las 15:05

Tu no tienes porque
ir a ningún lugar donde no te sientas bienvenida. Eso de las normas sociales es super anticuado. La vida es muy corta para estarla gastando con gente que te hace sentir mal... Tienes derecho de estar donde te sientas bien. Familia o no. Además, por lo que cuentas, el problema empieza genraciones atrás con gente y sentiemintos con lo que tu no tienes nada que ver. Tu abuela, paterna y tu familia política hicieron mal en involucarar a una niña en el conflicto... Y tu padre... si fue víctima del mobbing. Debió de haberse alejado de ellos también. Desgraciadamente no escojemos a la familia. pero si escojemos la manera de relacionarnos con ella. No creo que por no ir a la fiesta de tus primos te quedes sola.... y si asi fuera bien dice el dicho que mejor sola que mal acompañada... Yo sólo frecuento a la parte de la familia con la que me siento bien, con la que no la dejo a un lado ( y ahí esta incuída mi madre, que el lazo es más fuerte) Al principio me sentía como con deber moral... pero me he dado cuenta que tengo derecho de elegir sentirme bien y nadie me puede obligar a hacer algo que no quiero ( ni la etiqueta social, ni yo misma si quiera)
Por último no eres asocial... Por lo que leo eres una persona normal, a la que no le gusta sentirse mal.... pero a quién que no sea masoquista le gusta?

I
ivana_5986663
14/6/09 a las 16:53
En respuesta a jia yi_6255028

Tu no tienes porque
ir a ningún lugar donde no te sientas bienvenida. Eso de las normas sociales es super anticuado. La vida es muy corta para estarla gastando con gente que te hace sentir mal... Tienes derecho de estar donde te sientas bien. Familia o no. Además, por lo que cuentas, el problema empieza genraciones atrás con gente y sentiemintos con lo que tu no tienes nada que ver. Tu abuela, paterna y tu familia política hicieron mal en involucarar a una niña en el conflicto... Y tu padre... si fue víctima del mobbing. Debió de haberse alejado de ellos también. Desgraciadamente no escojemos a la familia. pero si escojemos la manera de relacionarnos con ella. No creo que por no ir a la fiesta de tus primos te quedes sola.... y si asi fuera bien dice el dicho que mejor sola que mal acompañada... Yo sólo frecuento a la parte de la familia con la que me siento bien, con la que no la dejo a un lado ( y ahí esta incuída mi madre, que el lazo es más fuerte) Al principio me sentía como con deber moral... pero me he dado cuenta que tengo derecho de elegir sentirme bien y nadie me puede obligar a hacer algo que no quiero ( ni la etiqueta social, ni yo misma si quiera)
Por último no eres asocial... Por lo que leo eres una persona normal, a la que no le gusta sentirse mal.... pero a quién que no sea masoquista le gusta?

Si supieras la cantidad de veces que lo he pasado mal en esas reuniones.............
Muchas gracias por tu respuesta. No imaginas hasta qué punto la necesito.

Efectivamente, es algo a lo que vengo dándole vueltas en los últimos tiempos: debieron mantenerme fuera de todo eso.

Con respecto al tema del mobbing, no fue nada fácil llegar a esa conclusión. Durante años, pensé que el problema era que había algo que no terminábamos de hacer bien. Era frustrante: nunca he tenido problemas con mis parejas, con mis amigas y amigos, pero no le pillaba el punto al tema familiar, ¿qué pasaba?.

A raíz de hablarse más del mobbing laboral en los medios, comencé a identificar actitudes y gestos con cosas vividas. Investigué un poco más, y descubrí que el mobbing familiar existe, y que incluso en algunos países están tratando de tipificarlo como delito. Pero queda mucho por investigar, es un planteamiento reciente. Los psicólogos han comenzado a darse cuenta de que muchas depresiones y transtornos pueden venir como consecuencia.

Mi padre es de la vieja escuela: ni ha dejado ni dejará jamás de relacionarse al menos algo con su madre y sus hermanos. Lo considera un deber moral. Bajo mi punto de vista, ha sido, es y será siempre una relación malsana.
La rabia contra él vino por dos lados: el mero hecho de casarse con mi madre, y su carrera profesional, que ha sido excelente, a base de mucho tesón y esfuerzo. Quizás envidia, quizás impotencia, quién sabe.

En cuanto a mí, una vez adulta y consciente, me ha dado pena por mi padre, y he tratado de apoyarlo. De ahí que yo haya procurado llevar más o menos las cosas. Que tratara de que sus gestos o actitudes no me importaran, porque lo hacía por mi padre.

Simplemente, hubo un punto de inflexión en el momento en el que se cachondearon de lo que sucedió en la familia de mi madre. Lo que hacía con no demasiado esfuerzo, ha pasado a ser una carga insoportable e intolerable.

No me preocupa tanto el hecho de 'quedarme sola', como el hecho de que haya algo en mi comportamiento que no sea correcto, o sea, en caso de que fuera una antisocial, eso sí me preocuparía, trataría de cambiarlo.
A desenvolverme sola, estoy acostumbrada, no tengo hermanos, siempre me he sacado las castañas del fuego yo misma.

Saludos.

S
sulami_5630991
14/6/09 a las 18:31

No es obligación.....
......compartir con ellos.

A ti te ha criado tu madre, ella se ha sacrificado por ti y más encima la han mirado mal y ahora tú eres adulta. Es cierto que tus primos no tienen la culpa pero ahí estarán tus tíos, etc.

Mira yo con la familia de mi padre nunca he compartido y no me ha pasado nada.

Tú debes actuar segú tu criterio y no por eso eres antisocial, ya que la primera sociedad eres tú y tu familia nuclear.

Saludos

J
jia yi_6255028
15/6/09 a las 13:07
En respuesta a ivana_5986663

Si supieras la cantidad de veces que lo he pasado mal en esas reuniones.............
Muchas gracias por tu respuesta. No imaginas hasta qué punto la necesito.

Efectivamente, es algo a lo que vengo dándole vueltas en los últimos tiempos: debieron mantenerme fuera de todo eso.

Con respecto al tema del mobbing, no fue nada fácil llegar a esa conclusión. Durante años, pensé que el problema era que había algo que no terminábamos de hacer bien. Era frustrante: nunca he tenido problemas con mis parejas, con mis amigas y amigos, pero no le pillaba el punto al tema familiar, ¿qué pasaba?.

A raíz de hablarse más del mobbing laboral en los medios, comencé a identificar actitudes y gestos con cosas vividas. Investigué un poco más, y descubrí que el mobbing familiar existe, y que incluso en algunos países están tratando de tipificarlo como delito. Pero queda mucho por investigar, es un planteamiento reciente. Los psicólogos han comenzado a darse cuenta de que muchas depresiones y transtornos pueden venir como consecuencia.

Mi padre es de la vieja escuela: ni ha dejado ni dejará jamás de relacionarse al menos algo con su madre y sus hermanos. Lo considera un deber moral. Bajo mi punto de vista, ha sido, es y será siempre una relación malsana.
La rabia contra él vino por dos lados: el mero hecho de casarse con mi madre, y su carrera profesional, que ha sido excelente, a base de mucho tesón y esfuerzo. Quizás envidia, quizás impotencia, quién sabe.

En cuanto a mí, una vez adulta y consciente, me ha dado pena por mi padre, y he tratado de apoyarlo. De ahí que yo haya procurado llevar más o menos las cosas. Que tratara de que sus gestos o actitudes no me importaran, porque lo hacía por mi padre.

Simplemente, hubo un punto de inflexión en el momento en el que se cachondearon de lo que sucedió en la familia de mi madre. Lo que hacía con no demasiado esfuerzo, ha pasado a ser una carga insoportable e intolerable.

No me preocupa tanto el hecho de 'quedarme sola', como el hecho de que haya algo en mi comportamiento que no sea correcto, o sea, en caso de que fuera una antisocial, eso sí me preocuparía, trataría de cambiarlo.
A desenvolverme sola, estoy acostumbrada, no tengo hermanos, siempre me he sacado las castañas del fuego yo misma.

Saludos.

El mobbing familiar es muy destructivo
yo por eso ya no tengo contacto con mi madre. suerte y no eres para nada anormal. me dio gusto leer lo que escribes. ya que etoy esperando un bebe y a veces me asalta la duda acerca de si debo de acercarme a mi familia ( que es destructiva) para que mi bebe tenga contacto con ellos. Después de leer tu historia me reafirmaste en que no debo de hacerlo ya que el contacto seguramente también estará viciado. gracias

J
jinyu_7971969
15/6/09 a las 14:50
En respuesta a ivana_5986663

Si supieras la cantidad de veces que lo he pasado mal en esas reuniones.............
Muchas gracias por tu respuesta. No imaginas hasta qué punto la necesito.

Efectivamente, es algo a lo que vengo dándole vueltas en los últimos tiempos: debieron mantenerme fuera de todo eso.

Con respecto al tema del mobbing, no fue nada fácil llegar a esa conclusión. Durante años, pensé que el problema era que había algo que no terminábamos de hacer bien. Era frustrante: nunca he tenido problemas con mis parejas, con mis amigas y amigos, pero no le pillaba el punto al tema familiar, ¿qué pasaba?.

A raíz de hablarse más del mobbing laboral en los medios, comencé a identificar actitudes y gestos con cosas vividas. Investigué un poco más, y descubrí que el mobbing familiar existe, y que incluso en algunos países están tratando de tipificarlo como delito. Pero queda mucho por investigar, es un planteamiento reciente. Los psicólogos han comenzado a darse cuenta de que muchas depresiones y transtornos pueden venir como consecuencia.

Mi padre es de la vieja escuela: ni ha dejado ni dejará jamás de relacionarse al menos algo con su madre y sus hermanos. Lo considera un deber moral. Bajo mi punto de vista, ha sido, es y será siempre una relación malsana.
La rabia contra él vino por dos lados: el mero hecho de casarse con mi madre, y su carrera profesional, que ha sido excelente, a base de mucho tesón y esfuerzo. Quizás envidia, quizás impotencia, quién sabe.

En cuanto a mí, una vez adulta y consciente, me ha dado pena por mi padre, y he tratado de apoyarlo. De ahí que yo haya procurado llevar más o menos las cosas. Que tratara de que sus gestos o actitudes no me importaran, porque lo hacía por mi padre.

Simplemente, hubo un punto de inflexión en el momento en el que se cachondearon de lo que sucedió en la familia de mi madre. Lo que hacía con no demasiado esfuerzo, ha pasado a ser una carga insoportable e intolerable.

No me preocupa tanto el hecho de 'quedarme sola', como el hecho de que haya algo en mi comportamiento que no sea correcto, o sea, en caso de que fuera una antisocial, eso sí me preocuparía, trataría de cambiarlo.
A desenvolverme sola, estoy acostumbrada, no tengo hermanos, siempre me he sacado las castañas del fuego yo misma.

Saludos.

Cuando yo me case...
Invité a mi boda a unos primos que no tienen una malísima relación con mi familia directa (temas de herencias....) Lo hice porque habñia invitado a todos mis primos y no quería dejarles fuera.
No vinieron pero me llamaron por teléfono y, con toda sinceridad, me explicaron que no les apetecía venir, pero no por mi sino por la presencia de los otros familiares. Me desearon lo mejor en mi matrimonio y me regalaron un pequeño recuerdo que me enviaron por correo.
Yo les guardo mucho parecio por cómo manejaron la situación.
A lo mejor te sirve de ayuda de cómo actuar. Aunque en el momento de hacer la llamada, te sientas incómoda, seguro que después te sientes bien por haberlo hacho.
Otra solución puede ser enviarles un pequeño recuerdo con una nota explicando eso, que no te apetece mucho ir pero que te alegras por ello...esas cosas.
Yo creo que aunque la familia sea destructiva, a la larga es mejor mantener (en lo posible) las buenas relaciones
Explico: relaciones buenas pero lejanas (jjaajajj)

I
ivana_5986663
16/6/09 a las 11:42
En respuesta a jinyu_7971969

Cuando yo me case...
Invité a mi boda a unos primos que no tienen una malísima relación con mi familia directa (temas de herencias....) Lo hice porque habñia invitado a todos mis primos y no quería dejarles fuera.
No vinieron pero me llamaron por teléfono y, con toda sinceridad, me explicaron que no les apetecía venir, pero no por mi sino por la presencia de los otros familiares. Me desearon lo mejor en mi matrimonio y me regalaron un pequeño recuerdo que me enviaron por correo.
Yo les guardo mucho parecio por cómo manejaron la situación.
A lo mejor te sirve de ayuda de cómo actuar. Aunque en el momento de hacer la llamada, te sientas incómoda, seguro que después te sientes bien por haberlo hacho.
Otra solución puede ser enviarles un pequeño recuerdo con una nota explicando eso, que no te apetece mucho ir pero que te alegras por ello...esas cosas.
Yo creo que aunque la familia sea destructiva, a la larga es mejor mantener (en lo posible) las buenas relaciones
Explico: relaciones buenas pero lejanas (jjaajajj)

Ni siquiera se han puesto en contacto conmigo...
Verás, en mi caso, no me han llamado, ni se han puesto en contacto conmigo, ninguno de los que se casan. La invitación se la dio a mi padre su hermano, y mi nombre está en ella.

A mi prima, la he visto exactamente tres veces en los últimos diez o doce años. Nos saludamos, y ella se escapa....

En la invitación, además de la referencia para la lista de bodas, están los teléfonos móviles y correo electrónico de los novios.


Lo que he pensado es escribirle un mail. No puedo ser sincera, no puedo decir mis verdaderos motivos para no ir, porque eso me acarrearía más problemas que satisfacciones.

Una amiga me ha sugerido que recurra a las normas sociales más estrictas, y que dé una disculpa convencional. Y que me olvide de todo el asunto.

Saludos y gracias.

I
ivana_5986663
16/6/09 a las 11:49
En respuesta a jia yi_6255028

El mobbing familiar es muy destructivo
yo por eso ya no tengo contacto con mi madre. suerte y no eres para nada anormal. me dio gusto leer lo que escribes. ya que etoy esperando un bebe y a veces me asalta la duda acerca de si debo de acercarme a mi familia ( que es destructiva) para que mi bebe tenga contacto con ellos. Después de leer tu historia me reafirmaste en que no debo de hacerlo ya que el contacto seguramente también estará viciado. gracias

Viciado es la definición perfecta
Gracias a ti.

Sólo el hecho de poder ayudar a tu bebé, que viene en camino, me hace sentir que escribir aquí ha valido la pena.

Yo no soy quien para decirte si tu hij@ debe o no tener contacto con tu madre. Sólo te digo algo: si quieres educar bien a tu hij@, haz que pise su realidad. Si su realidad es que su abuela y su madre no congenian, que sea consciente de eso.

Si lo introduces en un mundo irreal, donde presuntamente su abuela lo quiere mucho,... a la larga, esa falsedad le acarreará rencores, bien contra su abuela, o, incluso, contra ti.

Muchos saludos.

I
ivana_5986663
16/6/09 a las 11:53

Es lo que me ha recomendado una amiga...
Una buena amiga me dice justo lo mismo que tú: que planteé una excusa convencional y que me olvide del tema.

Si la relación con la familia política no es todo lo amistosa que debiera, los niños deben ser vigilados de cerca. Es casi imposible que no oigan comentarios desagradables.

A mí, cuando tenía unos 11 ó 12 años, una de mis primas me preguntó si mi madre estaba muerta.

Muchos saludos.

I
ivana_5986663
16/6/09 a las 21:20

Toda vigilancia es poca....
Fíjate que yo era vigilada muy de cerca, y, aún así, escuché cosas.

Por supuesto, jamás me dejaron mis padres ni pasar días en casa de mi abuela materna, ni en casa de cualquiera de mis tíos. Yo iba de visita con mi padre, y no todas las veces. Las que fui me bastaron y me sobraron .

Piensa que, si ya de por sí hay salidos e histéricas por ahí, no digamos si la situación es propicia y se le tiene tirria a la criatura. Uno no sabe a veces lo que tiene cerca de sus hijos.

Después de haber vivido lo que he vivido, te aseguro que no es una situación injusta para los niños el mantener las distancias: llegan los 18 años, y que ellos elijan. Siempre habiéndoles contado la verdad.

Yo conocía la verdad desde siempre, e iba de visita por obligación familiar, por no empeorar las cosas, etc.. ¿Y qué?. Si mi abuela se obsesionó con hacerle la vida imposible a mi madre..., yo fui testigo de varias cosas,...¿qué tengo yo que ver con una abuela así?, ¿me quiere, y maltrata a la vez a mi madre, y le hace mobbing a su propio hijo?. Qué va, qué va....es una relación imposible. Una relación de la que sólo saqué malas caras, disgustillos y asco. No hubiera perdido nada si jamás me hubiera relacionado con ella. Es así, ahora lo veo con claridad.

Los hijos, como no, tendemos a reprochar cosas a nuestros padres. Tus hijos te pueden decir que impediste una mayor cercanía familiar. Eso es una chorrada, créeme, lo sé en carnes propias.

Muchos saludos.

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook