Foro / Psicología

La vuelta de un ex

Última respuesta: 11 de septiembre de 2016 a las 2:17
7/9/16 a las :18

Hace muchos años que sigo este foro. Como tantas de vosotras, la desesperación tras mi primera ruptura amorosa me llevó a buscar historias de reconciliaciones mágicas, que puntualmente calmaban mi ansiedad y dolor. Tiempo después de aquella ruptura trabé amistad con un antiguo compañero de trabajo, llamémosle Cristian. Yo tenía 33 años y él, 45. Me lo encontraba casi a diario mientras paseaba por el centro de mi ciudad. Solía ir acompañado de amigos. Era uno de esos alérgicos al compromiso que presumía de no haberse enamorado nunca. Parecían gustarle todas las mujeres, muy especialmente las jovencitas. Cristian no era ningún conquistador, pero tenía el encanto de la timidez con un puntito canalla, inaccesible. Al llegar el otoño, Cristian empezó a invitarme a salir. Yo aún no estaba preparada para una historia sentimental, pero supo ganarse mi confianza y afecto, muy ayudado por su celestino amigo. Después de un año y medio quedando, cuando vio que mis defensas cedían y me interesaba por él, un buen día me soltó que a ver si yo iba a querer "ponerle un anillo", que él no estaba enamorado de mí, y que era yo la que había mostrado interés en él. Me sentó fatal. Al cabo de unos días volvió a llamarme para salir y me negué. A partir de entonces comenzó una batalla de frialdad con la que lo pasé muy mal. Encima de todo, había herido su orgullo, y cuando nos encontrábamos fingía indiferencia de una manera muy pueril. Por aquella época tenía la autoestima tan machacada que me obsesioné con revertir aquella situación. Me hacía la encontradiza por la calle sonde solíamos encontrarnos, y sólo recibía indiferencia y desaires por su parte. Yo iba sola y él se refugiaba en su grupo de amigos. Alguna vez que me lo crucé yendo él solo, cambiaba de dirección si pensaba que yo no lo había visto, incluso llegó a esconderse tras un árbol para evitarme. XD

Un buen día, cuando ya no aguantaba más, el famoso contacto cero se impuso de forma natural. No tuve que esforzarme. Aquella tarde sólo de pensar en salir y encontrármelo me ponía enferma. Me quedé en casa. Y al día siguiente, lo mismo. Del trabajo a casa. Me di cuenta del enorme alivio que era saber que no tenía por qué pasar por una nueva palada de indiferencia. A partir de ese día, lentamente, comenzó mi recuperación. Una amiga sabia me dijo que no se podía sustituir una ilusión por el vacío, sino por otra ilusión. No tenía amigos disponibles en esa ciudad, así que di el paso y me busqué nuevas aficiones. Me apunté a patinaje. No estuve mucho tiempo en clases, pero fue el primer paso para empezar a alejarme del foco del dolor.

Meses más tarde ingresé en una asociación que tenía grupos en distintas provincias. Mi vida social floreció, y conocí a un hombre. Llamémosle Manuel. Vivía en otra provincia, y la relación fue a distancia durante meses. Él era educado, serio, dialogante. Su voz cálida y sus muchas cartas me devolvieron la ilusión, y superé por completo el agrio capítulo de Cristian. Cuando conocí en persona a Manuel hubo chispa ente ambos y, aunque en aquel momento no pudo ser, pasados unos meses iniciamos una bonita relación a distancia.

En esto que, ya sin temor, retomé mis paseos por el centro. Me encontré a Cristian. Ya habían pasado dos años y medio de guerra fría. Algo debió ver en mí, esa alegría del nuevo amor, o la indiferencia que ahora le tenía yo, que Cristian decidió que tenía que reconquistarme. Me trataba como si yo fuese una princesa. Me veía cambiada y le extrañaba que ya no sirvieran sus armas. Yo era amable y simpática con él, no era una pose. No soy rencorosa y estaba feliz, así que irradiaba paz. Cristian aumentó el nivel de acercamiento, hasta que volvió a llamarme y a invitarme a salir. Frustrado por mi indiferencia, me llegó a decir "¡Antes me querías más!" Hablamos y le expliqué que me lo había hecho pasar mal y, aunque no le guardo ningún rencor, ya sólo siento cariño por el tiempo que compartimos. Me pidió perdón.

Pero no tardó el nublarse en el panorama amoroso. Mi relación con Manuel parecía ir en buena progresión, pero un buen día, me dejó de forma repentina, alegando que no éramos compatibles tras una pelea. Yo sabía que, a pesar de todo, era muy difícil que saliera bien, pues padece depresión crónica, y su estado de ánimo es un desastre. Cuando me conoció tenía un grave problema familiar, y tal vez se agarró a mí, sin saber si estaba enamorado o no. El tiempo que estuvo conmigo se sentía feliz y mejoró una barbaridad. Tras la ruptura ha tenido que volver a la medicación.

Y ésa es mi historia. Cristian sigue merodeando a mi alrededor 2 años después de su "vuelta". No le he dado otra oportunidad. Tampoco sé exactamente qué quiere, porque dudo que su alergia al compromiso se haya "curado". Creo que fui algo especial para él, y lo sigo siendo, pues no hemos perdido la amistad, pero aquella confianza quedó rota, y ya no lo veo de la misma forma. Ahora va a cumplir los 51, y anda rondando a una chica de 30 que tiene novio, probablemente con fines sexuales.

Como conclusión, y como consejo, hay que apartarse de quien da muestras de no querernos, sí o sí. Da igual cualquier "pero" que se nos ocurra. El contacto cero me liberó de un sufrimiento inútil que me anclaba al rechazo y la pérdida de autoestima diaria, que alcanzó unos límites que jamás había conocido. El tiempo me demostró que esa persona no valía la pena como posible pareja y, en cambio, él aprendió a valorarme, respetarme y no volver a pasarse nunca jamás de la raya conmigo.

Conozco bastantes historias de ex que vuelven. Pero, eso ya es otra historia...

Ver también

7/9/16 a las 11:31

Me hacéis dudar....
Vaya...leyendo vuestros mensajes me hace pensar mucho en si quedar con mi ex o no.
Me invitó a tomar algo esta tarde y aunque de primeras dije que si,yo que sé no es una buena idea porque me quedaré mal después..
Hace 4 meses que no estamos juntos y el no creo que me haya echado de menos nada,queda con su ex todos los días y cuando nos vemos,pues ya no es lo de antes...
Tengo todo el día de hoy una duda que me vuelve mica de que si quedar o no...
Quedar y que podamos empezar a retomar contacto o decirle a última hora que no,tener más dignidad y seguir con mi vida aunque por dentro le esté esperando...
Que hacer???? Muchas gracias

Me gusta

7/9/16 a las 11:31

Me hacéis dudar....
Vaya...leyendo vuestros mensajes me hace pensar mucho en si quedar con mi ex o no.
Me invitó a tomar algo esta tarde y aunque de primeras dije que si,yo que sé no es una buena idea porque me quedaré mal después..
Hace 4 meses que no estamos juntos y el no creo que me haya echado de menos nada,queda con su ex todos los días y cuando nos vemos,pues ya no es lo de antes...
Tengo todo el día de hoy una duda que me vuelve mica de que si quedar o no...
Quedar y que podamos empezar a retomar contacto o decirle a última hora que no,tener más dignidad y seguir con mi vida aunque por dentro le esté esperando...
Que hacer???? Muchas gracias

Me gusta

7/9/16 a las 13:35
En respuesta a

Me hacéis dudar....
Vaya...leyendo vuestros mensajes me hace pensar mucho en si quedar con mi ex o no.
Me invitó a tomar algo esta tarde y aunque de primeras dije que si,yo que sé no es una buena idea porque me quedaré mal después..
Hace 4 meses que no estamos juntos y el no creo que me haya echado de menos nada,queda con su ex todos los días y cuando nos vemos,pues ya no es lo de antes...
Tengo todo el día de hoy una duda que me vuelve mica de que si quedar o no...
Quedar y que podamos empezar a retomar contacto o decirle a última hora que no,tener más dignidad y seguir con mi vida aunque por dentro le esté esperando...
Que hacer???? Muchas gracias

...
Malala2016, sabes de sobra lo que tienes que hacer. Házte caso y no quedes con él.

Me gusta

7/9/16 a las 13:46

Lindavive
Lindavive, creo que has tomado la mejor decisión al evitar todo contacto con él. Cuando aún te importa una persona que te ha dejado, saber lo que hace es un auténtico calvario. En primer lugar, porque los hombres no saben estar solos y, estén bien o mal por la ruptura, lo primero que hacen es ponerse disponibles para conocer a otras, aunque no nos hayan olvidado. Nosotras nos quedamos desganadas de hombres para una temporada, pero ellos parece que no conocen otra manera de seguir adelante.

Tras el desengaño con ese ex tenía hasta miedo de encontrarme a sus amigos y que me contaran que salía con otra, o que estaba muy contento conociendo chicas, así que evitaba a los amigos. Con el que me dejó hace unos meses, Manuel, me ocurre lo mismo. Compartimos algunos grupos de FB y tenemos conocidos comunes. Lo he bloqueado tras una prórroga por si volvía. Cuando he visto que empezaba a agregar chicas y a dar like a sus fotos, bloqueado. No hemos acabado mal, pero me niego a asistir online a su olvido.

Creo que tú has hecho lo correcto, a mi modo de ver las cosas: has estado disponible durante un periodo prudencial, pero viendo que sólo recibías su pasotismo, te has retirado dignamente. Nadie puede saber si la relación podrá retomarse. Ahora tiene una amiguita y anda distraído. ¡Cómo duele eso! La distancia es una dificultad, pero en estos tiempos de telecomunicaciones y viajes no es suficiente excusa, sobre todo si es una relación de poco tiempo.

No todo el mundo se queda clavado en su primer amor. A la larga sólo queda en nuestro corazón la persona que nos dio un amor que parecía puro, incondicional. Suele atribuirse al primer amor porque llega cuando eres inocente y crees que será para siempre, que te querrá hasta la muerte. Pero en el caso de hombres que antes de la ruptura ya han dado muestras de sentimientos poco profundos y volátiles, una vez hecho el duelo, se supera muy bien. Y cuando llega otro que te hace sentir querida, comparas y te alegras mucho de que el otro se haya ido, porque estabas cansada de poner más que él en la relación.

Me gusta

7/9/16 a las 13:55

Malala
Malala, supongo que la decisión se ha de basar en dos cosas: si crees que quedar con ese hombre te da alguna posibilidad de volver con él (si es lo que quieres) y si verlo te va a hundir más, caso de que te trate sólo como una vieja amiga.

Si finalmente decides quedar con él, te recomiendo que te muestres relajada y alegre, y ni se te ocurra presionar una reconciliación. Se trataría de reconquistarlo, no tienes prisa ni tiene que ser esta misma tarde.

Si decides que no, porque ves muy improbable una vuelta, no te preocupes. Tu ex sabe cómo eres y cómo encontrarte. No depende todo de ti, y no es necesario exponerse a una sesión de indiferencia cordial.


En cualquier caso, mucho ánimo, que la opinión de un ex sobre nosotras no vale tanto.


PD: A veces el partido de vuelta con los hombres se hace esperar muchísimo, cuando ya te habías retirado del campo.

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

8/9/16 a las 9:12
En respuesta a

Malala
Malala, supongo que la decisión se ha de basar en dos cosas: si crees que quedar con ese hombre te da alguna posibilidad de volver con él (si es lo que quieres) y si verlo te va a hundir más, caso de que te trate sólo como una vieja amiga.

Si finalmente decides quedar con él, te recomiendo que te muestres relajada y alegre, y ni se te ocurra presionar una reconciliación. Se trataría de reconquistarlo, no tienes prisa ni tiene que ser esta misma tarde.

Si decides que no, porque ves muy improbable una vuelta, no te preocupes. Tu ex sabe cómo eres y cómo encontrarte. No depende todo de ti, y no es necesario exponerse a una sesión de indiferencia cordial.


En cualquier caso, mucho ánimo, que la opinión de un ex sobre nosotras no vale tanto.


PD: A veces el partido de vuelta con los hombres se hace esperar muchísimo, cuando ya te habías retirado del campo.

Sabias palabras
Muchísimas gracias por vuestros consejos

Me gusta

9/9/16 a las 4:02
En respuesta a

Lindavive
Lindavive, creo que has tomado la mejor decisión al evitar todo contacto con él. Cuando aún te importa una persona que te ha dejado, saber lo que hace es un auténtico calvario. En primer lugar, porque los hombres no saben estar solos y, estén bien o mal por la ruptura, lo primero que hacen es ponerse disponibles para conocer a otras, aunque no nos hayan olvidado. Nosotras nos quedamos desganadas de hombres para una temporada, pero ellos parece que no conocen otra manera de seguir adelante.

Tras el desengaño con ese ex tenía hasta miedo de encontrarme a sus amigos y que me contaran que salía con otra, o que estaba muy contento conociendo chicas, así que evitaba a los amigos. Con el que me dejó hace unos meses, Manuel, me ocurre lo mismo. Compartimos algunos grupos de FB y tenemos conocidos comunes. Lo he bloqueado tras una prórroga por si volvía. Cuando he visto que empezaba a agregar chicas y a dar like a sus fotos, bloqueado. No hemos acabado mal, pero me niego a asistir online a su olvido.

Creo que tú has hecho lo correcto, a mi modo de ver las cosas: has estado disponible durante un periodo prudencial, pero viendo que sólo recibías su pasotismo, te has retirado dignamente. Nadie puede saber si la relación podrá retomarse. Ahora tiene una amiguita y anda distraído. ¡Cómo duele eso! La distancia es una dificultad, pero en estos tiempos de telecomunicaciones y viajes no es suficiente excusa, sobre todo si es una relación de poco tiempo.

No todo el mundo se queda clavado en su primer amor. A la larga sólo queda en nuestro corazón la persona que nos dio un amor que parecía puro, incondicional. Suele atribuirse al primer amor porque llega cuando eres inocente y crees que será para siempre, que te querrá hasta la muerte. Pero en el caso de hombres que antes de la ruptura ya han dado muestras de sentimientos poco profundos y volátiles, una vez hecho el duelo, se supera muy bien. Y cuando llega otro que te hace sentir querida, comparas y te alegras mucho de que el otro se haya ido, porque estabas cansada de poner más que él en la relación.

No generalices
Marta, no generalices a los hombres, es verdad que no has tenido unas buenas experiencias, lo que has escrito me ha gustado, pero no todos los hombres no sabemos estar solos, yo no me pongo disponible ni ando buscando conquistas cada que salgo a socializar. Llevo 9 meses de la ruptura y me arrastré como un perro, finalmente tomé conciencia de lo que estaba pasando y decidí detener esa situación humillante, de eso ya hace varios meses y aún no me recupero aunque sí he mejorado mucho siento yo.

Creo que si no puedes lidiar con las redes sociales y eso, no has superado la relación, creo que podrás decir que está superada cuando puedas hablar con él, y que él incluso, te presente a su pareja y esto no te afecte, si aún te afecta, no has cerrado el ciclo.

Espero te recuperes pronto (Si no te has recuperado).

Un abrazo.

Me gusta

9/9/16 a las 23:47
En respuesta a

No generalices
Marta, no generalices a los hombres, es verdad que no has tenido unas buenas experiencias, lo que has escrito me ha gustado, pero no todos los hombres no sabemos estar solos, yo no me pongo disponible ni ando buscando conquistas cada que salgo a socializar. Llevo 9 meses de la ruptura y me arrastré como un perro, finalmente tomé conciencia de lo que estaba pasando y decidí detener esa situación humillante, de eso ya hace varios meses y aún no me recupero aunque sí he mejorado mucho siento yo.

Creo que si no puedes lidiar con las redes sociales y eso, no has superado la relación, creo que podrás decir que está superada cuando puedas hablar con él, y que él incluso, te presente a su pareja y esto no te afecte, si aún te afecta, no has cerrado el ciclo.

Espero te recuperes pronto (Si no te has recuperado).

Un abrazo.

Hankcolo
Hankcolo, tienes razón. He generalizado, no todos los hombres son así. Hay hombres que realmente quedan muy afectados por una ruptura. Pero me da la impresión de que la proporción de mujeres es mayor, nos cuesta más rehacernos y pasar página. En general, veo que los hombres suelen ser más prácticos en ese sentido (qué envidia!)

Y también tienes razón en que no he superado del todo la repentina ruptura de Manuel, fue antes del verano. No es que esté hundida, pero sí que hoy por hoy me duele ver que sigue con su vida como si nada, por eso pongo distancia. Al principio tanteé el terreno, y se limitó a ser poco más que cortés. Bien es cierto que ha caído en una depresión tras la ruptura, y él mismo estuvo un mes desconectado de Facebook. Ahora, me han contado, lleva unas semanas en tratamiento y está mejor.

Te deseo que te vaya muy bien a ti también. Al final, el tiempo ayuda mucho a estar bien, tanto si recuperas a esa persona como si aparece en tu vida alguien más adecuado para ti. Pero, qué mal se pasa mientras!

Un abrazo.

Me gusta

11/9/16 a las 2:17
En respuesta a

Hankcolo
Hankcolo, tienes razón. He generalizado, no todos los hombres son así. Hay hombres que realmente quedan muy afectados por una ruptura. Pero me da la impresión de que la proporción de mujeres es mayor, nos cuesta más rehacernos y pasar página. En general, veo que los hombres suelen ser más prácticos en ese sentido (qué envidia!)

Y también tienes razón en que no he superado del todo la repentina ruptura de Manuel, fue antes del verano. No es que esté hundida, pero sí que hoy por hoy me duele ver que sigue con su vida como si nada, por eso pongo distancia. Al principio tanteé el terreno, y se limitó a ser poco más que cortés. Bien es cierto que ha caído en una depresión tras la ruptura, y él mismo estuvo un mes desconectado de Facebook. Ahora, me han contado, lleva unas semanas en tratamiento y está mejor.

Te deseo que te vaya muy bien a ti también. Al final, el tiempo ayuda mucho a estar bien, tanto si recuperas a esa persona como si aparece en tu vida alguien más adecuado para ti. Pero, qué mal se pasa mientras!

Un abrazo.

Marta
Bueno, espero no lo tomes como un regaño, solo era una observación.

Respecto a que los hombres se recuperan más fácil, parece que sí, y yo siendo hombre pensaba que era un tema hormonal o fisiológico, pero parece que es un tema social, la sociedad parece estar hecha para favorecer en este tema a los hombres, o no sé, lo digo por latino américa que sigue siendo una cultura machista, partiendo de allí parece que los hombres tienen más opciones para apaciguar las rupturas, seré la excepción, claro que no, hay muchos más. He estado hundido en la melancolía por mucho tiempo creería yo, pero no lo suficiente para lo que yo sé existe en mí. Quizá mi rechazo a esta sociedad machista no me ha dejado recuperarme como otros hombres, quizá soy débil, quizá muy sentimental, o quizá no haya respuesta.

Se pasa mal pero se aprende mucho, pienso yo. Las situaciones críticas para mí son elementos que generan dolor, y malos sentimientos, pero también a largo plazo te dejan enseñanzas muy valiosas, que para mí, eso es algo que aprecio mucho.

La depresión es un tema creo subvalorado, te lo digo desde el punto de vista de alguien que la padece y la ha padecido por años y posiblemente gran responsable de mi ruptura.

No siendo más, el tiempo es el mejor aliado en casi todas las situaciones y queda solo que esperar que está medida física que cuantifica las salidas del sol juegue a nuestro favor.

Chao, espero tengas unos buenos días.

Me gusta

Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir