Foro / Psicología

No puedo dejar de pensar en mi ex. aconsejadme

26 de junio de 2009 a las 10:53 Última respuesta: 3 de octubre de 2010 a las 9:01


Hola, buenos días.
Como bien os comenté en otro comentario que hize, ha aparecido mi ex, fué mi primer amor cuando yo tvue 15 años, estuvimos 2 años juntos y nuestra relación era perfecta. Han pasado 9 años desde que lo dejamos y tan sólo me llamó 1 vez en estos años para felicitarme un cumpleaños y para invitarme a tomar café, pero yo rechazé su invitación y dejé de saber de él hasta hace aprox. 2 semanas que apareció, vino a verme a donde trabajo ( negocio familiar ), estuvimos charlando, me comentó que estaba viviendo con una mujer hace 4 años y yo le dije que tengo pareja, en fín...quedamos en qué volvería a pasar algún día. Pocos dias después yo le mandé un sms agradeciéndole que hubiese venido a saludarme, y ahí empezamos a mandarnos sms durante 2 noches, él no tenía saldo en su móvil y los enviaba desde el móvil de empresa...estuvo contándome que todo le iba bien, que tiene una niña de 7 años de otra mujer ( no con la que está ahora ), que siempre me ha querido y se ha acordado mucho de mi...etc etc etc...

El caso es que desde que le vi, no puedo olvidarme de él, pienso todo el día en él, recuerdo lo que vivimos cuando estábamos juntos, etc...le mando sms y no me contesta ( se supone que no tiene saldo, según dijo ), lo llamé 1 dia estuvimos hablando, lo volví a llamar ayer, me colgó la llamada ( quizás estaba con su mujer ), y no me ha devuelto la llamada....

El caso es que estoy totalmente confundida, me extraña que solo pasase por aquí para saludarme, y a la vez me extraña que no me llame ni nada......

La verdad, nosé que pensar y en realidad , soy feliz con mi pareja ( nosé que me pasa desde que le vi ).

Agradecería que me aconsejaseis.

Un saludo.

Ver también

30 de junio de 2009 a las 13:06

Hola
Hola, creo que puedo entener bien, aunque salvando bastante las distancias yo tampoco me lo quito de la cabeza, la cuestión es que tú ya tienes familia, y quizas volverle a ver te ha recordado otros tiempos, idilicos, donde se juntaban las primeras experinecias, juventud, buen rollo, y eso siempre se recuerda con nostalgia, ademas hay personas que estan enganchadas a esos tiempos cmo tu ex, y de ahi esos pensame¡inetos. Yo no se la solución, creo que en una determinadad edad se es consciente de las oblicaciones y responsabilidades que hemos ido adquiriendo con el paso del tiempo, y un dia cualquier encuentro o situación nos percatamos de lo que hemos cambiado, quienes eramos antes y quienes ahora.. ahí está la disyuntiva, el amor platonico que no llega a nada o el real y cotidiano, en esta misma estoy yo, hace más de seis meses que lo deje se que es poco tiempo, pero por un lado se que no tengo futuro, y por otro es con el unico con el que lo querria tener, quizas esa imposibilidad es la que me atrae, porque una persona corriente sería demasiada atadura, complicado, pero seguro que alguine me entiende. Mi actitud es como si no quisiera tener nada, y creo que me sale bien. No se porque lo hago, le digo que me deje en paz, pero es la unica manera de tenerle ahi, aunque sea asi, por cierto consejo, no le llames, ya lo hara el, si no la angustia que te puede crear que no te conteste puede ser muy fuerte.
besos y animos

Me gusta

10 de septiembre de 2010 a las 13:19
En respuesta a

Hola
Hola, creo que puedo entener bien, aunque salvando bastante las distancias yo tampoco me lo quito de la cabeza, la cuestión es que tú ya tienes familia, y quizas volverle a ver te ha recordado otros tiempos, idilicos, donde se juntaban las primeras experinecias, juventud, buen rollo, y eso siempre se recuerda con nostalgia, ademas hay personas que estan enganchadas a esos tiempos cmo tu ex, y de ahi esos pensame¡inetos. Yo no se la solución, creo que en una determinadad edad se es consciente de las oblicaciones y responsabilidades que hemos ido adquiriendo con el paso del tiempo, y un dia cualquier encuentro o situación nos percatamos de lo que hemos cambiado, quienes eramos antes y quienes ahora.. ahí está la disyuntiva, el amor platonico que no llega a nada o el real y cotidiano, en esta misma estoy yo, hace más de seis meses que lo deje se que es poco tiempo, pero por un lado se que no tengo futuro, y por otro es con el unico con el que lo querria tener, quizas esa imposibilidad es la que me atrae, porque una persona corriente sería demasiada atadura, complicado, pero seguro que alguine me entiende. Mi actitud es como si no quisiera tener nada, y creo que me sale bien. No se porque lo hago, le digo que me deje en paz, pero es la unica manera de tenerle ahi, aunque sea asi, por cierto consejo, no le llames, ya lo hara el, si no la angustia que te puede crear que no te conteste puede ser muy fuerte.
besos y animos

Dime tu hola
Me gustaría que me dieses tu opinión. Es parecido pero no igual. Gracias.
Tengo 44 años, estoy casada, tengo dos hijas pequeñas.

Hace más de 20 años conocí a un chico del pueblo donde pasaba los veranos. Tuvimos una relación durante varios años. Relación intermitente y extraña: cuando nos encontrábamos, nos juntábamos y teníamos relaciones.

Nunca me llamó por teléfono, nunca me presentó a su círculo de amigos, siempre era yo la que daba el primer paso. Nunca él se preocupó por venir a verme a mi lugar de residencia. Siempre nos veíamos cuando yo iba a su pueblo.

Cuando estaba con él, era feliz aunque luego el no tenerle me creaba mucho desasosiego, eran celos y mi juventud (él es unos pocos años mayor que yo, pero con más experiencia), además en mi casa aunque no lo conocían personalmente-, no lo aceptaban. Se enteraron y pasé un infierno con mi madre (palizas, castigada sin salir, la ropa que me gustaba no me la dejaba poner, )

Cuando ya en mi casa forzada por los castigos-, prometí no volver a verle; de repente llegó una postal suya en la que me decía (aún lo recuerdo) Muchas veces me preguntó lo que sentirás por mi, si seré una persona con la que pasar el rato o unas horas de diversión. Tú para mi eres mucho más que eso. Te quiero.

En mi casa, mi madre siempre ha tenido la costumbre de leer la correspondencia y me hizo romper la postal delante de ella, pero eso no impide que recuerde sus palabras. Aunque no volvió a decirme nada parecido, ni a llamarme, todo siguió igual; digo igual porque cuando el castigo se levantó un poco y a nada que tuve la oportunidad volví con él. Una vez, ya cansada por la situación y para forzarle un poco le dije que sería la última vez que estaría con él, se enfadó muchísimo (de hecho, metió el coche en una cuneta y no lo pudo sacar), pero no me dijo nada.

El tiempo pasó, después de terminar mis estudios, mis visitas al pueblo se hicieron más infrecuentes, hasta que tras unas navidades descubrí que estaba embarazada.

Tenía muy claro que no lo deseaba tener, no era el momento. Conté con la ayuda de una amiga y el dinero que yo iba ahorrando para un viaje. El nunca supo nada.

En verano trabajé por lo que no fui al pueblo, pero falleció un familiar y acudí. Le vi una noche y quiso que estuviesemos juntos, yo no acepté.

Pasaron los años, unas veces nos saludábamos, otras no; yo seguí con mi vida y me casé.

Lo cierto es que cuando le veo me pongo muy nerviosa, hace dos veranos estaba sentada en una terraza con mi marido e hijas y él en la barra del bar. Él me miraba y yo me tuve que poner las gafas de sol, porque nos mirábamos los dos sin apartar la mirada.

El verano pasado me entero de que se casa, con una chica que había tenido un rollo antes que conmigo. Este verano me entero de que acaba de tener un hijo.

Hay un momento en el que estamos al lado, cada uno con nuestras familias y no soy capaz de felicitarle (mis amigas lo estaban haciendo), le dí la enhorabuena a su hermana, para que se la transmitiese. Hay días que no me lo quito de la cabeza.

Mi matrimonio no funciona bien, pero no por esto; si no porque mi marido es de los de no hablar de nada, dar la callada por respuesta; amén de sus líos con chats y foros.




Me gusta

10 de septiembre de 2010 a las 21:32

Los amores de juventud
no se olvidan, te marcan mucho. Debido a esa juventud, ansias de vivir otras cosas, o la inmadurez acaban la mayor parte separándose y haciendo cada uno su vida. Lo malo es que lo veas al cabo del tiempo, despiertan en ti sentimientos extraños, que rememoran esos tiempos tan felices, sin complicaciones que tiene la juventud.
Creo que se convierten en amores platónicos, idílicos porque sólo se vivieron cuando no había hipoteca, paro, responsabilidades, hijos, etc...
Un día lo ves y zas... piensas... parece que me gusta. Pero qué ocurre que él ha hecho su vida y tú la tuya, cada uno tiene una familia, una vida en definitiva.
Lo que te pasa es totalmente normal.
Si quiere algo ya te llamará, no insistas. Además ya tienes pareja y estás feliz. Que no te confundan los recuerdos.

Me gusta

24 de septiembre de 2010 a las 21:32
En respuesta a

Los amores de juventud
no se olvidan, te marcan mucho. Debido a esa juventud, ansias de vivir otras cosas, o la inmadurez acaban la mayor parte separándose y haciendo cada uno su vida. Lo malo es que lo veas al cabo del tiempo, despiertan en ti sentimientos extraños, que rememoran esos tiempos tan felices, sin complicaciones que tiene la juventud.
Creo que se convierten en amores platónicos, idílicos porque sólo se vivieron cuando no había hipoteca, paro, responsabilidades, hijos, etc...
Un día lo ves y zas... piensas... parece que me gusta. Pero qué ocurre que él ha hecho su vida y tú la tuya, cada uno tiene una familia, una vida en definitiva.
Lo que te pasa es totalmente normal.
Si quiere algo ya te llamará, no insistas. Además ya tienes pareja y estás feliz. Que no te confundan los recuerdos.

Amores de juventud
Tenia diecisiete años cuando lo conocí,estuvimos juntos casi dos años f,inalmente el se marcho a Madrid, y yo con el tiempo ,conocí a otra persona y me casé con ella, el tambien lo hizo con los años. Despues de veintitantos años nos volvimos a encontrar en mi ciudad, yo llevaba muchos años separada, el ocho meses, ambos teniamos hijos de las otras relaciones, pero fué un flechazo, yo pense a mis cuarenta y cuatro años que jamás podría sentir algo así, pero también que cuando acabara el verano todo se esfumaría, lo tenía asumido, pero no fué así después del encuentro me enteré que siempre preguntó por mi y cada vez que visitaba mi ciudad, pensaba en encontrarme; pero lo que yo creí no fué tal cual, durante ocho años y medio, nos vimos todos los meses los fines de semana que pudimos, y todos los días por la noche nos llamabamos. Estabamos enganchados el uno al otro, pese al tiempo y el espacio, pero tambien sufrí mucho, aunque me decia que lo iba a tratar de arreglar todo para venirse aquí conmigo, todo se quedó en buenas intenciones, ya que era una persona que tenia problemas multiples que solo el podía resolver. Después de tratar de dejarlo varias veces, el insistia tanto ,que al final caía en sus redes,finalmente tuve que romper toda comunicación con el, cambiar hasta mi numero de movil,solo dejé tras de mi el silencio, llegué a la conclusión que el unico cambio que podía hacer el ,era con el mismo y que yo aunque me lo prometiese muchas y muchas veces, tan solo eran luchas de poder que solo conllevaban al dolor. Han pasado casí tres años, estoy sola, por decisión propia y pese a que el ,no dudo en ponerse conmigo a través de cartas y otros medios y hacerme llegar que me seguia amando, no contesté. Se que nunca lo podré olvidar, que fué un gran amor, y una experiencia que la vida me dió, pero sabes, finalmente me pasó la segunda vez igualmente que la primera. Era un hombre de solo buenas intenciones y palabras y al final me cansé, y aunque no desee o tenga miedo de volvermelo a encontrar, he preferido que quedase como un sueño

Me gusta

25 de septiembre de 2010 a las :02

Amadasolitaria
bueno yo creo q si eres feliz con tu novio no lo dejes por sentimientos q ya pasaron y q si tu ex hubiera sentido algo mas profundo por ti se hubiera interesado mas y hubiera insistido mas por ti, no creo q tu como mujer debas buscarlo y creo q debes pensar y reflexionar el porq no dejas de pensar en el(como amante o sentimentalmente)creo q no tienes q cambiar por cualquier sentimento q sea irelevante para ti porq si no te vuelves una presona inestable

Me gusta

3 de octubre de 2010 a las 9:01
En respuesta a

Dime tu hola
Me gustaría que me dieses tu opinión. Es parecido pero no igual. Gracias.
Tengo 44 años, estoy casada, tengo dos hijas pequeñas.

Hace más de 20 años conocí a un chico del pueblo donde pasaba los veranos. Tuvimos una relación durante varios años. Relación intermitente y extraña: cuando nos encontrábamos, nos juntábamos y teníamos relaciones.

Nunca me llamó por teléfono, nunca me presentó a su círculo de amigos, siempre era yo la que daba el primer paso. Nunca él se preocupó por venir a verme a mi lugar de residencia. Siempre nos veíamos cuando yo iba a su pueblo.

Cuando estaba con él, era feliz aunque luego el no tenerle me creaba mucho desasosiego, eran celos y mi juventud (él es unos pocos años mayor que yo, pero con más experiencia), además en mi casa aunque no lo conocían personalmente-, no lo aceptaban. Se enteraron y pasé un infierno con mi madre (palizas, castigada sin salir, la ropa que me gustaba no me la dejaba poner, )

Cuando ya en mi casa forzada por los castigos-, prometí no volver a verle; de repente llegó una postal suya en la que me decía (aún lo recuerdo) Muchas veces me preguntó lo que sentirás por mi, si seré una persona con la que pasar el rato o unas horas de diversión. Tú para mi eres mucho más que eso. Te quiero.

En mi casa, mi madre siempre ha tenido la costumbre de leer la correspondencia y me hizo romper la postal delante de ella, pero eso no impide que recuerde sus palabras. Aunque no volvió a decirme nada parecido, ni a llamarme, todo siguió igual; digo igual porque cuando el castigo se levantó un poco y a nada que tuve la oportunidad volví con él. Una vez, ya cansada por la situación y para forzarle un poco le dije que sería la última vez que estaría con él, se enfadó muchísimo (de hecho, metió el coche en una cuneta y no lo pudo sacar), pero no me dijo nada.

El tiempo pasó, después de terminar mis estudios, mis visitas al pueblo se hicieron más infrecuentes, hasta que tras unas navidades descubrí que estaba embarazada.

Tenía muy claro que no lo deseaba tener, no era el momento. Conté con la ayuda de una amiga y el dinero que yo iba ahorrando para un viaje. El nunca supo nada.

En verano trabajé por lo que no fui al pueblo, pero falleció un familiar y acudí. Le vi una noche y quiso que estuviesemos juntos, yo no acepté.

Pasaron los años, unas veces nos saludábamos, otras no; yo seguí con mi vida y me casé.

Lo cierto es que cuando le veo me pongo muy nerviosa, hace dos veranos estaba sentada en una terraza con mi marido e hijas y él en la barra del bar. Él me miraba y yo me tuve que poner las gafas de sol, porque nos mirábamos los dos sin apartar la mirada.

El verano pasado me entero de que se casa, con una chica que había tenido un rollo antes que conmigo. Este verano me entero de que acaba de tener un hijo.

Hay un momento en el que estamos al lado, cada uno con nuestras familias y no soy capaz de felicitarle (mis amigas lo estaban haciendo), le dí la enhorabuena a su hermana, para que se la transmitiese. Hay días que no me lo quito de la cabeza.

Mi matrimonio no funciona bien, pero no por esto; si no porque mi marido es de los de no hablar de nada, dar la callada por respuesta; amén de sus líos con chats y foros.




a
Hol

Me gusta

Ultimas conversaciones
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook