Foro / Psicología

La persona que convivo me quiere dejar

Última respuesta: 29 de marzo de 2014 a las 2:06
O
olinda_7034555
28/3/14 a las 17:45

Me siento muy triste convivo con una persona ya hace mas de 2 años, hace como 3 meses habiamos terminado y nos habiamos alejado, pero cada vez que yo lo trata de olvidar me buscaba de nuevo, y luego decia que no que era mejor dejar asi, hace poco volvimos y volvimos a vivir juntos e iban las cosas bien, pero estos días han habido muchos inconvenientes, he tratado de reconquistarlo pero hoy me dijo que no que por mas que el intente estar bien conmigo de volver a sentir lo mismo que sentia antes, no puede y que es mejor que dejemos asi, y ahora me siento muy mal ya no se ni que hacer es como si jugara con mis sentimientos porque cuando ve que estoy tratando de salir adelante sin el me ha buscado y hoy me deja de nuevo y no paro de llorar y de sentirme triste y desolada, ya no se ni que hacer ni como actuar, y simplemente es decirme que recoja mis cosas y me vaya y ya asi de simple no quiero de nuevo llegar a donde mis padres con esta cara de tristeza y derrota siento que no es justo para mi.

Ver también

O
olinda_7034555
28/3/14 a las 21:57


quisiera poder hacer eso, pero en el momento no tengo ni a donde ir, donde ir a quedarme, ese es el problema.

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

F
flavia_9564578
29/3/14 a las 2:06
En respuesta a olinda_7034555


quisiera poder hacer eso, pero en el momento no tengo ni a donde ir, donde ir a quedarme, ese es el problema.

Hola
a casa de tus padres? o algún familiar o una amistad claro solo por unos días recuerda el muerto y el arrimado a los 3 días apesta y tu estas en una relación ni contigo , ni sin ti o sea n es ni te deja ser
Mas esto solo alguien tiene el poder de ponerle un punto Final y esa eres tu.
Vamos ánimos si se puede Contacto 0 con esta persona y valorate y amate, no vale la pena estar con una persona que no puede definir sus sentimientos por la otra y a sabiendas que te hará daño y eso no se vale , pero mas no se vale que tu te le pongas a la mano
Ya pasaste por esto esta ves sera lo mismo pero lo superaras mas rápido debes ser consciente que tu le diste una segunda oportunidad y sabias los riesgos que llevaban.
te dejare algo para que leas y espero te busques es un buen libro se llama
MANUAL PARA NO MORIR DE AMOR:


Los 10 principios de supervivencia afectiva

1. Si ya no te quieren, aprende a perder y retírate dignamente.


Es primordial, decirse uno mismo: ¿quiero estar con una persona que no me quiere? Hay que saber perder, reconocerse perdedor, aunque duela, pero es menos doloroso perder una relación, que perder una vida en una relación, insistiendo en algo que ya no existe. Es mejor utilizar toda esa energía en recuperarse uno mismo, alejándose de la fuente del dolor.


Cuando realmente ya no te aman, con independencia de las razones y causas posibles, hay que deponer el espíritu guerrero y no librar una batalla inútil y desgarradora; es mejor sufrir la pérdida de una vez que someterse a una incertidumbre sostenida y cruel, aconseja el psicólogo.

Si tú eres la persona a la que dejarán por otra, aunque duela, jamás deberás recurrir a la manipulación social y emocional. Es una prueba de madurez aceptar que cuando ya no te aman, ya no te aman, lo mejor será dejar libre a esa persona puesto que su corazón ya no está junto a ti.

2. Casarse con el amante es como echarle sal al postre.

¿Amante o no amante?, ¿Hay algún riesgo que te quedes sin pareja y sin amante? ¿Conoces a tu amante lo suficiente para saber si son compatibles para una vida de pareja?,¿Es realmente amor, o es sólo pasión, sexo, placer? ¿Eres capaz de confiar en la fidelidad del que fue amante y ahora comparte tu vida?


Solamente un pequeño porcentaje de amantes que acaban casándose o se van a vivir juntos, mantienen una relación que funcione", mantiene el experto. Despertar del éxtasis, reestructurar la locura simpática que mantenía viva la relación tiene sus consecuencia y contraindicaciones; es muy difícil reglamentar el amor pasional y que el hechizo no se rompa, asegura.

3. Evita el sacrificio irracional: no te anules para que tu pareja sea feliz.

porque autocastigarte para levantarle la moral a otro es matar el amor en nombre del amor; ésa es la paradoja, apunta Riso. Se refiere a la costumbre que tienen muchas personas de tratar de ser menos por todos los medios, para que la pareja se sienta más. Esta es una compensación negativa.

Muchas veces la poca capacidad de la pareja nos duele, e intentamos eliminar este sufrimiento a cualquier precio, hundiéndonos para que la pareja salga a flote. Es autocastigarse y anularse por amor. Algo completamente paradójico porque cuando te saboteas a ti mismo por alguien más, el amor desaparece. Esta conducta se llama autoaniquilación psicológica por afecto.


4. ¿Ni contigo ni sin ti? ¡Corre lo más lejos posible!

Muchas veces, sin darnos cuenta, hacemos daño a nuestra relación de pareja entre un sí quiero pero no. Para aquellos enamorados a quienes su pareja martiriza con el tan manido ni contigo ni sin ti, Riso aconseja que corran con todas las fuerzas lo más lejos posible y no salten al compás del otro, sino que sean rotundos y contundentes en el se acabó.

La indecisión es una manera distorsionada de amar. Si deseas una relación de pareja, iniciala con una persona COHERENTE entre sus actos y sentimientos.

Cómo manejar la ambigüedad afectiva y no caer en el juego de una espera inútil:

1. No aceptes pasiva ni condescendientemente el rechazo.

2. No saltes al compás del otro

3. No te enfrasques en explicaciones y discusiones inútiles.
4. No confundas los roles. Eres pareja, NO terapeuta.
5. No permitas que te seduzcan con palabras.

Si decides seriamente salirte del juego, notarás que, poco a poco, tus emociones empezarán a depender de ti: este proceso se conoce como autorregulación y permitirá que la actitud dubitativa del otro te afecte menos, que te mueva, pero no te tumbe, enfatiza este psicólogo clínico.

5. El poder afectivo lo tiene quien necesita menos al otro.

Otro principio de supervivencia radica en alertar sobre que el poder afectivo lo tiene quien necesita menos del otro, y no faltan quienes intentan sacarle provecho con el mensaje implícito de que se irán si no le dan lo que desea. Aquí el problema radica que se otorga a la otra persona el poder sobre ti, la dependencia propia es la encargada de ello, apegándose a la relación, a la pareja.


La solución radica en recuperar la autonomía, el propio poder, asumir la libertad. El apego idiotiza.

Ensaya la soledad, es el consejo del experto, en el bien entendido de que la soledad afectiva no tiene porqué ser una tortura y que no se define por sustracción (estar sin ella o sin él) sino por la multiplicación del yo, que se recrea en el autodescubrimiento. Invítate a ti mismo a salir y conversa de tu a tú o de yo a yo y tendrás que reconocer, aunque sea a regañadientes, que la persona a la que quieres, a veces, sobra y molesta, a pesar de que la ames, añade Riso.


6. No siempre un clavo saca a otro: a veces, los dos quedan adentro.

El autor anuncia que existen amores enquistados, aquellos que pasa el tiempo y siguen estando ahí, entonces muchas veces ocurre que se piensa en conocer a alguien para olvidar el pasado, pero esto casi nunca es una buena opción, ya que se trata de ocultar algo que se debería depurar sin ayudas. El desquite nunca es sano, porque se tiende a comparar, a recordar, al final, el clavo se hunde más, si añades otro.

En su opinión, lo mejor sería un proceso a la inversa: primero hay que sacar el viejo clavo y luego, si tienes suerte, hallarás una persona que valga la pena y que pueda a entrar en tu vida tranquila y sin estorbos del exterior. Limpiar el interior en profundidad antes de comenzar nada es el consejo principal.

7. Si el amor no se ve ni se siente, no existe o no te sirve.

El amor se nota, y mucho. Cuando hay amor de verdad, se ve, se siente que te admiran, que te quieren, que te respetan, por lo tanto no se debe consentir nunca la indiferencia, el desprecio, las justificaciones, la falta de comunicación, la falta de prioridades. O te aman o no te aman, No hay más.

No es suficiente sentir el amor, sino que hay que sacarlo a relucir, hay que probarlo.

8. No idealices al ser amado: míralo como es, crudamente y sin anestesia.

Uno de los errores capitales, la idealización. Muchas veces se hace porque necesitamos justificar las necesidades de nuestro ego, idolatrando a alguien al que apenas conocemos. Es parte de la naturaleza intentar proyectar nuestros ideales en esa persona.

Se recomienda identificar las distorsiones, mira la realidad tal cual es, no magnificar ni rendir pleitesía a nadie.

9. El amor no tiene edad, pero los enamorados sí.

Los contrastes generacionales es el punto a tener en cuenta, es decir, no es lo mismo una relación de alguien de 20 con alguien de 30, que alguien de 30 con alguien de 40, están en situaciones de madurez, estados emocionales e ideales diferentes, aunque hay relaciones que puedan prosperar, lo que hay que tener en cuenta básicamente son los contrastes de generaciones. Realmente pensar qué se quiere para la vida.

10. Algunas separaciones son instructivas; te enseñan lo que no quieres saber del amor.

Lo fundamental en este punto es no ver la separación como un trauma, tomarse la ruptura como un paso más hacia el aprendizaje personal, tener claro que en todas las relaciones siempre hay un 50% de responsabilidad de cada uno, ser consciente de los errores, de la falta de límites.

No se debe añorar algo inexistente, esa es la premisa de la que se debe partir. "Tienes la obligación, el deber y el poder para contigo mismo de empezar de nuevo. Arranca de cero, siéntete un triunfador por tener las fuerzas y las agallas para ello, recuerda siempre que ahora tienes a tu favor que sabes lo que NO QUIERES para ti".

En general los principios que propone Riso, se basan en reacciones, patologías, hábitos o impulsos que mucha gente solemos manifestar dentro de una relación, como pueden ser la dependencia, la compulsividad, la idealización, los celos, la indecisión y el apego, así como las reacciones ante situaciones de ruptura amorosa. Debemos ser capaces de entender cómo percibimos nuestras relaciones, y cómo enfrentamos nuestros sentimientos, emociones y pensamientos, porque puede ser fundamental para determinar nuestra vida.


MUJER:
Lo importante es reconocer e identificar nuestra actitud, incluyendo la que manifestamos dentro de una relación de pareja; es imprescindible analizar las situaciones que se nos presenten y enfrentarlas de la manera más adecuada, y no seguir bajo los juegos que la mente y los apegos pueden crear.

Es importante informarse, mantener un equilibrio emocional, una autoestima sana, entre otras acciones, con el fin de asumir razonablemente cualquier tipo de situación. Por eso la importancia de acceder a medios y fuentes que informen y que nos sirvan para mejorar y crear consciencia.



Fuente:
http://www.walter-riso.com/
http://oceano.mx/autores/riso-walter-2844.aspx

Me gusta

Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir