Foro / Psicología

Me cuesta mucho reirme

28 de noviembre de 2001 a las 20:12 Última respuesta: 2 de enero de 2002 a las 18:51

Hay un aspecto en mi comportamiento que me hace sentir diferente:
En la mayoría de conversaciones de mis amigos y compañeros de trabajo la gente se parte de risa pero yo no encuentro motivo para hacerlo, ... es que aunque queriendo no me sale. Considero que lo que cuentan es algo que sucede normalmente y no algo fuera de lo normal.

Encuentro que ésto es un problema, ya que pareceré muy seca quizás. ¿Puede que lo que tenga que hacer es actuar de forma forzada para parecer más normal?

Me gustaría que me diesis vuestra opinión.

Un beso a todas.

Eli.

Ver también

29 de noviembre de 2001 a las :22

Elisabeth
No creo que tengas un grave problema, quizas tengas un sentido del humor algo difernente a la gente que te rodea. A veces a mi me ha pasado, no encuentro la gracia en algo que todoas se rien y en cambio encuentro gracioso algo que para los demas es una tonteria. De todas formas, tu eres como eres y estoy segura que la gente que realmente son tus amigos te querran asi. Asi que no cambies, simplemente se tu misma y se feliz. Un beso

7 likesMe gusta

29 de noviembre de 2001 a las 3:19
En respuesta a

Elisabeth
No creo que tengas un grave problema, quizas tengas un sentido del humor algo difernente a la gente que te rodea. A veces a mi me ha pasado, no encuentro la gracia en algo que todoas se rien y en cambio encuentro gracioso algo que para los demas es una tonteria. De todas formas, tu eres como eres y estoy segura que la gente que realmente son tus amigos te querran asi. Asi que no cambies, simplemente se tu misma y se feliz. Un beso

Sonríe
Hola, a mí me pasa lo contrario, me cuesta trabajo controlar la risa, y cuando alguien cuenta un chiste soso, por lo menos sonrío y demuestro alegría.
Es cuestión de acostumbrarse.
Animo!!!

Me gusta

3 de diciembre de 2001 a las 13:48
En respuesta a

Elisabeth
No creo que tengas un grave problema, quizas tengas un sentido del humor algo difernente a la gente que te rodea. A veces a mi me ha pasado, no encuentro la gracia en algo que todoas se rien y en cambio encuentro gracioso algo que para los demas es una tonteria. De todas formas, tu eres como eres y estoy segura que la gente que realmente son tus amigos te querran asi. Asi que no cambies, simplemente se tu misma y se feliz. Un beso

Gracias hesta
Hola Hesta
Gracias por tu e-mail de apoyo y la frase "estoy segura que la gente que realmente son tus amigos te querran asi".
La verdad es que he escrito este mensaje porque no creo que esto sea cierto, aunque si lo fuera seria muy feliz. Seguramente mi problema es éste: que no desprendo felicidad.
Tengo muchas ganas de solucionarlo y a veces pienso que esta ansia de agradar me hace estar en continua tensión y no me deja disrutar del momento y como consecuencia reir.
Intentaré estar más tranquila, feliz y reir mucho más.

Un beso.

1 likesMe gusta

3 de diciembre de 2001 a las 20:40

Yo no es q me cueste, es q no sé reirme
Mi problema no es q me cueste, bueno, un poco sí, pq doy pinta de ser bastante seria y formal (q no lo soy tanto), pero básicamente es no sé reirme. Yo no tengo una risa característica, yo no tengo carcajada, no sé reir a carcajadas, no sé....

Me encantaría q cuando me rio, me riera a carcajadas, pero no me sale. La gente piensa q no me rio, pero si q lo hago y me encanta....

buf..q rollo os pego no? no sé si me habeis entendido.

Siempre he sido una niña seriecita y formalita. Pero ahora ya no lo soy tanto....no sé.....me ayudais a reirme??

Gracias y saludos.

melania

1 likesMe gusta

15 de diciembre de 2001 a las 23:05

A mi también me cuesta...
Querida Eli,
yo también soy una persona muy seria.
Se puede decir que, excepto en contadas ocasiones, no se me ve reirme. Todo me lo tomo muy a pecho, todo es muy "trascendental" para mí.. y veo las cosas en tal extremo que en vez de madurez siento que se convierte en "sequedad" de carácter.
En ocasiones me he sentido mal conmigo misma, porque me veía tremendamente sosa y, por el hecho de no compartir esos momentos distendidos, me veía a mí misma "alejada" de los demás.
Sin embargo la gente que realmente me conoce sabe cómo soy, cómo siento.
Sólo puedo decirte lo que me dicen ellos, que a veces el silencio dice más que las palabras. El saber "estar ahí", compartir momentos etc.. es lo que realmente se valora.
La gente que te conoce sabe lo que guardas en tu interior, que seguro que es mucho.
Y a veces las cosas se pueden decir con gestos, miradas... no hacen falta las palabras ni forzar las situaciones.
Aunque te puedas sentir "desplazada", los demás saben que tú estás disfrutando de su compañía, que estás ahí para lo que sea... no hace falta convertirse en "la graciosilla" del grupo.
A veces las cosas más sencillas, las personas que menos destacan, son las que más llegan a la gente.
En conclusión, nena, que no te comas mucho el coco por éso y que te aceptes como eres.
Y, aunque quizás no te rías a carcajadas, lo importante es que afrontes la vida y las cosas con optimismo. Lo demás vendrá por sí solo...

**Un besote**

Tere

4 likesMe gusta

18 de diciembre de 2001 a las 23:26

Ta facil ase eso
mira si tu no te puede reir ponte a singa

Me gusta

2 de enero de 2002 a las 18:51
En respuesta a

A mi también me cuesta...
Querida Eli,
yo también soy una persona muy seria.
Se puede decir que, excepto en contadas ocasiones, no se me ve reirme. Todo me lo tomo muy a pecho, todo es muy "trascendental" para mí.. y veo las cosas en tal extremo que en vez de madurez siento que se convierte en "sequedad" de carácter.
En ocasiones me he sentido mal conmigo misma, porque me veía tremendamente sosa y, por el hecho de no compartir esos momentos distendidos, me veía a mí misma "alejada" de los demás.
Sin embargo la gente que realmente me conoce sabe cómo soy, cómo siento.
Sólo puedo decirte lo que me dicen ellos, que a veces el silencio dice más que las palabras. El saber "estar ahí", compartir momentos etc.. es lo que realmente se valora.
La gente que te conoce sabe lo que guardas en tu interior, que seguro que es mucho.
Y a veces las cosas se pueden decir con gestos, miradas... no hacen falta las palabras ni forzar las situaciones.
Aunque te puedas sentir "desplazada", los demás saben que tú estás disfrutando de su compañía, que estás ahí para lo que sea... no hace falta convertirse en "la graciosilla" del grupo.
A veces las cosas más sencillas, las personas que menos destacan, son las que más llegan a la gente.
En conclusión, nena, que no te comas mucho el coco por éso y que te aceptes como eres.
Y, aunque quizás no te rías a carcajadas, lo importante es que afrontes la vida y las cosas con optimismo. Lo demás vendrá por sí solo...

**Un besote**

Tere

Me ha reconfortado mucho tu contestación.
Hola Tere.

Gracias por todo lo que me has dicho, la verdad es que me has ayudado. A veces sí que me como demasiado el tarro y no vale la pena.

Me fijo en mis defectos e ignoro mis virtudes. Creo que ya va siendo hora de que le de la vuelta a la tortilla y tenga presente todo lo bueno que tengo, ser yo misma y no estar pensando todo el rato en lo que piensa la gente de mí.

Este va a ser pues, uno de los propositos de este año.

Un abrazo.

Eli.

3 likesMe gusta

Ultimas conversaciones
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir