Inicio / Foro / Psicología / ¿necesito ir al psicólogo?

¿necesito ir al psicólogo?

15 de abril de 2009 a las 2:09 Última respuesta: 21 de abril de 2009 a las 18:40

Hola,

No sé si éste es el lugar más apropiado para plantear esta cuestión, pero después de buscar mucho, es el más adecuado que he visto.

Soy un chico de 20 años que he tenido unos años bastante turbios últimamente. En el colegio no tuve problemas para hacer amigos, y de hecho no solía ser tímido, es más, me gustaba llamar la atención de vez en cuando haciendo el ganso. Cuando tenía 14 años empecé con un problema de trastornos alimenticios que no vienen al caso y estuve en tratamiento psicológico hasta los 17. A los 15 se separaron mis padres y poco después hice cosas de las que me arrepiento profundamente y años después me doy cuenta de que todo eran intentos de llamar la atención.

Pero bueno, más o menos había superado eso cuando a los 16-17 caí en una adicción a los videojuegos y prácticamente perdí 3 años de mi vida. Siempre había sacado notas muy buenas, pero eso me hizo bajar mucho el rendimiento durante el bachillerato, aunque finalmente terminé por sacarlo. Lo cierto es que dedicaba tantas horas al día a jugar al ordenador que me da vergüenza ser más explícito. Estuve faltando a clase y mintiendo constantemente. Dejé de verme con mis amigos y acabé muy mal con mi madre. Entré a la universidad y eso fue aún peor, ya que entonces no tenía que dar cuentas a nadie de las faltas a clase y todo eso.

Un día todo explotó y finalmente terminé con la adicción de raíz. Cambié de carrera, me dediqué a estudiar y recuperé la relación con mi madre. Tras el verano, el pasado mes de septiembre me decidí, llamé a un antiguo amigo mío y sin dar demasiadas explicaciones sobre mi "abducción", le dije que quería volver a salir y llevar una vida normal. Desde el primer momento todos mis viejos amigos me recibieron estupendamente y desde entonces salgo los fines de semana con ellos.

¡Pero! si todo fuera tan fantástico no escribiría esto.

Después de algo más de medio año saliendo de nuevo con mis amigos no he logrado que nada sea "como antes", y no soy capaz de encontrar alguien con quien hablar con confianza. Ése es uno de mis problemas. No tengo ningún amigo más o menos íntimo, y aunque pueda parecer impaciente por mi parte querer todo eso "para ayer", hay gente a la que conozco desde los 3 años y los conozco muy bien.

Realmente no es que me guste salir por ahí, más bien me fuerzo a ello para intentar que las aguas vuelvan a su cauce. Aprendí en la terapia que tuve hace años que si uno está decaído debe intentar hacer cosas aunque no le apetezcan, y así lo aplico.

Me estoy enrollando demasiado con los detalles, no tener alguien con quien hablar significa que no tengo a nadie para comentarle mis verdaderos conflictos, que no es éste mismo, así que vamos al caso:

- Lo primero de todo es la enorme dificultad que tengo ahora para relacionarme. En clase apenas me trato con nadie, y es que en el momento en el que se me plantan varias personas delante siento esa especie de escalofrío que le da a uno cuando siente terror. No tengo problemas con las personas una-a-una. Cara a cara soy capaz de sacar temas de conversación interesantes de debajo de las piedras, pero encuanto hay más de una persona al mismo tiempo no sé ni dónde meterme, ni qué hacer con las manos. Lo sorprendente es que cuando tengo que hablar en público para exponer algo en clase o cosas así me siento muy cómodo. No tengo problemas para salir a hablar ni para responder preguntas, estoy "en mi salsa". Además, no es que me crea mejor que nadie (ni siquiera tengo motivos), pero las pocas personas de la facultad con las que hablo no me gustan. Me aburren con temas de conversación sobre "las fotos de tuenti de fulanito" y demás. Probé tuenti durante un par de semanas y me di de baja. No es el momento para despotricar de ese sistema elitista cuyo único fin es presumir de la vida social propia, pero ahí queda.
Con respecto a mis amigos, puedo salir con ellos y más o menos me entretiene, pero me siento totalmente desconectado. Ellos hablan durante la semana y hacen cosas de las que nunca me comentan nada, y recientemente no han contado conmigo para un viaje de fin de semana. Estoy, pero no estoy. Salgo, hablo, me río, pero sigo estando en el extrarradio siempre, aparte de que tengo la horrible costumbre de analizar todo incluso cuando bebo hasta el punto de deshumanizar todo lo que veo.

- Por otro lado están mis pensamientos. Yo antes era idealista, creía en cierta tendencia política y la defendía a capa y espada, pero hace un par de años empecé a pensar que todo eso era ... que los gobernantes tan sólo buscan su propio interés e incluso que la democracia es un gran mercado en el que cada político trata de colocar su producto con la mejor publicidad que le permite su bolsillo orientada a sectores específicos de la población que se reparten como trozos de tarta. Además estoy seguro de que el 90% de la gente que sigue tal o cual corriente política lo utiliza sólo como símbolo de identificación grupal, para poder comentar con los de su entorno lo mal que lo ha hecho éste o aquél político.
También he dejado, según creo, de ser tan hipócrita. No me importa confesar en público que no me importa la pobreza en el mundo o el cambio climático si ello no va a tener repercusión durante mi tiempo de vida, ni me importa confesar que prefiero ver "palos" en el telediario a vivir una línea histórica plana, por lo cual me han llegado a calificar de "pirado". En fin, que me he vuelto abiertamente egoísta y he reconocido que el altruísmo no existe. Busco mi propio beneficio, como estoy convencido que hace todo el mundo.

- Y también están las ideas negativas. Constantemente mientras estoy solo en casa y realizo actividades cotidianas suelo hablar sólo, la mayoría de las veces insultándome sin motivo. Por ejemplo estoy cocinando o viendo la tele e inconscientemente digo ... , "tonto del culo", "fracasado" y cosas así, sin haber hecho alguna cosa mal pudiera motivar este comportamiento.

No sé cómo puedo salir de todo esto. Mi primera opción era irme a vivir a la selva amazónica y construirme una cabaña, pero no parece altamente recomendable. Lo que más necesito es una persona con quien tratar todas mis inquietudes, y si no puede ser un amigo, había pensado que tal vez me vendría bien un psicólogo.

Finalmente, si existe alguien que haya leído hasta aquí, ¿lo que me pasa es debido a algún tipo de desequilibrio? (espero que sí porque si no, no sería capaz de afrontar que soy así de raro sin más), es decir ¿me conviene hablar con un psicólogo de todo esto?.


Gracias de antemano y saludos, escribir esto ya me ha valido para ordenar las ideas, que son muchas cosas.

Ver también

15 de abril de 2009 a las 17:12

Sí tienes que ir
Sería lo más aconsejable, los que tenemos problemas emocionales sabemos detectar los síntomas. Tú voz, la que te insulta, es más común de lo que te piensas. Yo también me insulto, se les llaman pensamientos negativos, si dejas que estos te invadan acabaran con tu autoestima. Yo estoy haciendo terapia, desde hace muchos años, tengo depresión, (tengo 25 años), entre otras terapias trabajo la autoestima.
Otra cosita, a mi también me han tachado de rara, durante muchos años llegué a pensar que lo era, pero gracias a la terapia te das cuenta que no eres rara sino diferente. Que no nos guste salir de la forma que salen la mayoría de los jóvenes, o no nos diviertan ciertos comentarios no tienen porque transformarnos en personas raras.
Estoy contigo en que cuando tenemos problemas emocionales, aunque estemos rodeados de miles de personas nos encontramos muy solos, más que solos yo diría incomprendidos. Está mañana he estado con la psiquiatra que me administra la medicación y le he planteado el tema de mi familia, que me duele mucho que no entiendan que la depre es una enfermedad, que cada vez que saque el tema de mis problemas emocionales todos miren para otro lado. Mi psiquiatra me ha aconsejado que lo asuma, que asuma que las personas que no han vivido enfermedades emocionales nunca sabrán comprender ni detectar la enfermedad. Espero haberte ayudado, besos.

Me gusta Respuesta útil !
16 de abril de 2009 a las 1:48

Re:
Bueno, más o menos lo que me imaginaba. Ahora me toca pensar cómo le digo a mi madre que me gustaría ir (que yo no trabajo ni nada).

Muchas gracias por las respuestas, se agradece la atención, de verdad.

Me gusta Respuesta útil !
16 de abril de 2009 a las 16:30
En respuesta a gaumet_7112407

Re:
Bueno, más o menos lo que me imaginaba. Ahora me toca pensar cómo le digo a mi madre que me gustaría ir (que yo no trabajo ni nada).

Muchas gracias por las respuestas, se agradece la atención, de verdad.

Puedes ir por la seguridad social
Es una de las opciones que tienes, yo en principio estuve tratándome con una psicóloga privada, pero actualmente estoy viendo a una psicóloga y psiquiatra de la seguridad social, lo malo es que tardan mucho en darte cita. Un saludo

Me gusta Respuesta útil !
17 de abril de 2009 a las 11:10
En respuesta a yalile_7953284

Puedes ir por la seguridad social
Es una de las opciones que tienes, yo en principio estuve tratándome con una psicóloga privada, pero actualmente estoy viendo a una psicóloga y psiquiatra de la seguridad social, lo malo es que tardan mucho en darte cita. Un saludo

Re:
Uff, ya, pero he leído muchos inconvenientes aparte del tema de que tarden en darte cita. He leído que no son excesivamente profesionales y que las sesiones están bastante separadas en el tiempo, y por supuesto, que sólo dan cita por las mañanas, cosa que no me puedo permitir con las clases y todo eso.

Aún sigo pensando cómo dar el paso, que uno privado te puede cobrar desde 50 euros por consulta, y me da mucho palo que mi madre se gaste esa pasta.

Me gusta Respuesta útil !
20 de abril de 2009 a las 19:43

Re:
Muchas gracias por sus respuestas, Sr. Trovar y Francisca.

Es bueno contrastar opiniones. Hasta ahora no había caído en la cuenta de que verdaderamente no es del todo disfuncional para mí, ya que a pesar de estar bastante decaído anímicamente me he disciplinado mucho y por el momento no afecta a mis estudios ni a mi vida familiar. Sin embargo sí que es un aspecto de mí que me gustaría mejorar, simplemente para sentirme mejor. Ser feliz me resulta agradable.

Francisca, no te dejes engañar por el hecho de que no cometa faltas de ortografía, que es algo que no hago desde pequeño quizá por tener algo de memoria fotográfica. En general nuestra generación da bastante asco, y yo no soy ni especialmente listo ni mejor persona. Si hay algo que no tengo son inquietudes sociales, políticas o culturales. Antes las tenía. No sé si es la causa de mi estado anímico o la consecuencia, pero ahora mismo veo la realidad como un montón de gritos a lo lejos. No me gusta el ruido que hace.

De todos modos, muchas gracias de nuevo por sus ánimos y consejos, y suerte a ambos también. Estaré meditando mi decisión.


Saludos.

Me gusta Respuesta útil !
21 de abril de 2009 a las 18:40

Re:
Seguramente tengas razón, es que no es fácil convencerse a uno mismo de que aunque crea estar en posesión de la verdad, según creces va cambiando tu visión de las cosas. Es como mi hermana de 12 años cuando dice que ella jamás beberá ni fumará, y yo insisto en que con el tiempo cambiará su forma de entender el mundo que la rodea y tendrá oportunidad de cuestionarse qué quiere hacer con respecto a esto, y que llegado el momento me gustaría que fuera responsable. Es un acto de fe eso de aceptar que uno puede no tener razón a pesar de estar totalmente convencido de ello, y normalmente cuesta tener fe, al menos a mí. Entenderé mejor todo esto dentro de varios años.

Saludos y gracias, que si algo aprendí de mi psicóloga anterior es que hay que aceptar las buenas palabras y no pensar siempre que son ataques.

Me gusta Respuesta útil !
ISDIN Si-Nails
Compartir
No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest