Foro / Psicología

Ruptura nefasta y odio infinito

26 de julio de 2016 a las 2:24 Última respuesta: 26 de julio de 2016 a las 20:32

Muy buenas a tod@s. Es muy agradable formar parte de una comunidad tan amena que, aunque a priori parezca solo aceptar la entrada a mujeres (un topico que espero que no ofenda a nadie), me he tomado la libertad de registrarme en el y de comentar algo que me corroe por dentro.

Mi nombre es Rodri y hace ya aproximadamente 6 meses que rompí con mi pareja después de 3 años de recuerdos inolvidables. Adelanto que mi problema no es ni mucho menos el mayor problema sobre la faz de la tierra, pero es algo que no me deja avanzar y que me tiene muy ansioso. Sin más dilación, seguiré comentando la historia.

Cuando conocí a la que fue mi novia, todo transcurrió con absoluta normalidad. Ella era una muchacha alegre que vivía con su madre y su abuela (su padre vivía de cárcel en cárcel, como si de la oca se tratara). Yo solía frecuentar mucho su casa y tenía muy buena relación con su madre, y fuí muy agradable con ella, además de que su madre tuvo un buen detalle con nosotros y es que la mayor parte del tiempo en que mi novia y yo podíamos vernos era porque su madre organizaba su tiempo para que su hija tuviera más tiempo libre, lo cual era de agradecer.

Todo fue normal hasta que por esas cosas del destino, me enteré (y corroboré) que la madre se sentía atraída por mi, seguramente porque echaba de menos una figura masculina agradable que frecuentara la casa. Cuando hable personalmente con la madre, me dijo que lo que sentía era totalmente pasajero y que no me preocupara de ello, pero yo sabía que eso traería problemas tarde o temprano y eso me llevó a una espiral de desconfianza hacia la madre. Indirectamente, esa desconfianza sobre la madre empezó a afectar a mi relación de pareja con la hija (que no sabía nada acerca de la situación pero que empezaba a notarme extraño). Empecé a notar que mi pareja cada vez estaba mas distante conmigo (cosa que hasta el día de hoy no sé si fue verdad o solo fue fruto de una psicosis) y eso desentadenó en celos y desconfianza sobre mi pareja. Tal era la desconfianza que sentía hacia la madre que ésta me aseguraba que su hija me amaba pero yo interpretaba eso como que "la madre quería tenerme cerca y me estaba mintiendo para que no me fuera", lo que me parecía una teoría muy probable teniendo en cuenta que la madre estaba "desesperada".

Corté una vez con mi pareja pero al tiempo volvimos y estuvimos bien un tiempo pero la historia volvió a repetirse y esta vez, sobre todo lo anterior, se sumó el echo de que la madre ya no parecía muy interesada en verme ni en dejar que su hija tuviera más tiempo para verme a mi, lo que hizo que me planteara que la madre estaba "desenamorandose" de mi y que por tanto, era prescindible en su vida y colateralmente en la vida de su hija. Eso condujo a una reducción drástica de visitas a la casa y de quedadas con la que era mi novia y la relación se convirtió en una relación a distancia, que fue deteriorándose poco a poco. Hablando con la madre, noté ciertos indicios de celos hacia su propia hija (que negó rotundamente), alegando que ella quería lo mejor para su hija y que la razón por la que la relación se deterioraba era por mi falta de confianza en ella (su hija). Ante esa explicación tan pobre y tan improvisada, exploté y le dije todo lo que pensaba sobre ella, sobre la situación y sobre lo mal que nos hacía sentir a mi y a su hija, a lo que ella respondió que quien estaba haciendo daño era yo a las dos. Acto seguido la mande a la m**** (hablando en plata) y al intentar hablar con la que fue mi novia, ésta se mostro reacia y distante en exceso ( a pesar de que no había estado presente en la discusión con la madre) y dí por hecho que la madre le estaba lavando el cerebro.

Al ver toda esta situación, decidí hacerme a un lado y alejarme de una vez por todas tanto de la madre como de la hija, cosa que me costó horrores y me supuso largas noches de llantos sin consuelo. Sin embargo, he pasado deesa etapa y hoy por hoy tengo un sentimiento de odio descomunal hacia la madre; un odio que me consume; que me hace pensar en la peor de las torturas que podría hacer sufrir a esa mujer, y en lo bien que me haría sentir eso; me hace pensar en lo que se podría decir "el asesinato perfecto" o "la tortura perfecta", aunque al final acabe diciéndome a mi mismo que me acabarían pillando, y que aunque no me pillaran, la muchacha no volvería a mis brazos ni mucho menos, por lo que no gano absolutamente nada. Aún así, día tras día vivo con este odio, con este rencor increíble y quiero saber como poder superar esta etapa tan horrible, tan asquerosa, tan vil y tan ruin, que hace que no me diferencie de un machista o de un maltratador y que me hace perder toda la dignidad que me queda. Quiero volver a vivir mi vida con una sonrisa como era antes, quiero volver a sentir latir mi corazón, quiero olvidar el rencor y perdonar, pero mi odio es tan grande y tan profundo que no me lo permite.

Me considero una persona extremadamente racional y como tal, debería saber salir de esta situación con cierta facilidad, pensando de forma lógica y racional el problema, pero me es imposible. Agradezco que se tomen la molestia de leer mi gran escrito y agradezco también posibles soluciones. Gracias

Ver también

26 de julio de 2016 a las 4:25

Te entiendo
Yo también paso algo similar... Estoy segura que la familia de mi ahora ex le lavo el cerebro y por eso el ahora no quiere volver conmigo , por experiencia te aconsejó que sigas tu camino querido amigo, lamentablemente la familia tiene un poder inmenso de influencia y mas en el caso de esta chica que tiene a su madre y abuela en un hogar destruido .. No dejes que la venganza e ira se apoderen de tu bonito corazón, estoy segura que con el tiempo podrás perdonar y seguirás tu camino, no te compliques la vida.
Un abrazo

Me gusta

26 de julio de 2016 a las 10:50

En respuesta a sinnfonia
Ojalá fuera tan sencillo...ojalá....hace ya casi un año, lo volvimos a retomar después de dejarlo unos 6 meses porque la madre me pidió perdón pero a partir de ese momento, me dí cuenta que la madre se había convertido en una especie de mensajera entre mi ex y yo...realmente no me importaba mucho de no ser por todo lo que había ocurrido.

Pero esa tregua no duró mucho y un día me dijo que la habían llamado de un sitio para trabajar y que eso implicaba que tendría que irse del pueblo (no muy lejos, pero poner más distancia entre la que fue mi novia y yo era la peor de las soluciones) y acto seguido me dijo: "lo siento", a lo que yo interpreté que ella ya definitivamente no iba a hacer nada para que su hija y yo pudieramos compartir más tiempo juntos, así que desencadenó en otra disución, yo le dije todo lo que se puede decir cuando la ira se apodera de tí (bueno...todo no, porque aún con el cabreo que tenía, seguía pensando con cierta claridad) y ella me acusó de confiar poco en ella (la madre) y de insultarla, cuando lo máximo que le dije fue 'mentirosa', 'arpía' y 'manipuladora'.

Eso ocurrió hace ya casi 8 meses y desde entonces no he vuelto a hablar con ella, ni con la madre ni con la hija. El problema de todo esto es que tanto madre como hija están muy unidas y bien sabe la hija que si pierde a su madre, no le quedaría nada, por tanto la hija hace caso a todo lo que la madre le dice, además que creo que ésta hace uso de las amenazas y del miedo para crear ese efecto en ella. Y lo que pasa es que si su hija y yo nos queríamos tanto, ¿por qué debe acabar esto de esta forma? Me resulta muy duro no poder hacer nada.

Debe ser que ese viaje fuera de pueblo que tuvo que hacer la madre duró poco porque las sigo viendo a ella y a su hija en la piscina comunitaria del edificio donde vivo. Y me siento observado. Tanto la hija como la madre no dejan de mirarme. Cuando me mira la madre es como si lo hiciera para controlar en que estado estoy, si estoy triste, enfadado, riendo....cuando me mira la hija, lo hace como para ver si la miro y cuando estoy con otras muchachas, no deja de mirarme de reojo....y eso me hace daño porque una parte de mi piensa que me tengo que alejar y pasar página y otra cree que la hija aún siente algo por mi en el fondo y que debería intentar acercarme a ella otra vez....pero lo que le dije a su madre ya no tiene marcha atrás...

Aveces me he llevado a muchachas a la piscina, muchachas por las que sentía algo leve pero que al final solo usé para dar celos (y no me enorgullezco de ello) y la hija nos ha mirado con una cara que me partió el corazón, y la madre tenía una cara de perros...otras veces he oido a la hija decir que se iba de viaje nosédónde y algo de un novio y me dió la sensación que todo esto parece un tira y afloja, a ver quién hace más daño a quién....

Toda esta situación no hace más que crearme más dolor y muchísimo más odio hacia la madre y por eso digo que ojalá fuera tan sencillo como pasar página y listo...me es muy difícil pasar página cuando tengo que ver a esa persona que me causa tanto dolor día a día.

Me gusta

26 de julio de 2016 a las 20:32

Gracias
Acepto todo tipo de criticas, aunque a priori no sepas suficiente sobre la situacion como para opinar con la dureza que lo estas haciendo.

Me gusta

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook