Foro / Psicología

No puedo seguir viviendo, no es que no quiera, no puedo.

Última respuesta: 16 de julio de 2018 a las 5:10
15/7/18 a las 7:52

Iré directo al grano, sin contarles toda mi inútil historia, excepto por ciertas cosas importantes.

Tengo 15 años, vivo en la Ciudad de México, México, soy chico, disculpen. Mi padre se fue de la casa cuando nací, no tengo hermanos, mis abuelos están muertos, de la familia de mi papá no sé nada, y mi madre, bueno, a ella le importo demasiado, pero eso para mí, llega a significar que no le importo, y les voy a explicar por qué.

He crecido solo, en mi casa, sin vecinos de mi edad, sin primos de mi edad, sin compañeros de la escuela a los que pudiera ver desde pequeño frecuentemente. Jugué solo toda mi infancia, desayuné,y comí cada día de la semana en el Jardín de niños, que ofrecía ese servicio para padres ocupados, como mi madre en ese entonces.

Desde bebé, hasta los 6 años, solo ví a mi madre los fines de semana, porque siempre trabajó durante todo el día, e incluso, en algunos de los trabajos que tuvo, hasta los sábados. Eso hizo que de alguna manera, me volviera muy solitario, jugara solo, no tuviera con quién compartir mis emociones, y tuviera que estar siendo cuidado por muchas personas que no eran mi madre, porque ella siempre estaba ocupada. Mi tía, a quien llamé abuelita desde niño, y su esposo, a quien llamé papá, desde que ambos me cuidaban cuando mi mamá no podía, me llevaban de viaje, me sacaban a pasear, me dejaban estar con ellos en sus días, y los acompañaba a todos lados, al igual que sus hijos, quienes son mis padrinos de bautizo, y han estado presentes igual que mi abuelita y mi papá, han significado mucho para mí, porque siempre han estado ahí, por lo menos hasta antes de que mi abuelita quedara casi completamente ciega, mi papá muriera, mi prima tuviera bebés, y mi primo se convirtiera en jefe de una importante empresa de cursos de inglés, todo esto, desde que entré a la secundaria, hasta la fecha.

Mi madre, siempre se ha esforzado por sacarme adelante en la vida, como persona, y académicamente, y todos la reconocen, y le dicen que es valiente, por haber hecho eso. Lo que la gente no sabe, es que nunca se ha involucrado emocionalmente conmigo, no me conoce, no sabe quiénes son mis amigos, no sabe mis gustos recientes, no sabe qué hago en el día, no sabe qué no me gusta comer, y a pesar de que se lo he explicado muchas veces, y le he dicho que la amo pero que me ha hecho falta, sigue ignorándome. Cabe recalcar, que ahora trabaja de 8 a 4, ya no todo el día, desde hace 7 años, gana más de $10,000.00 pesos al mes, tienes libres las tardes y los fines de semana, y aún sigue buscando mi perfección académica, pero sigue importándole nada su relación emocional de madre, conmigo, a pesar de que yo, los psicólogos con los que me ha llevado buscando corregirme, sus amigas, su familia, las madres de mis amigos, en fin, hasta el mecánico se lo ha dicho, pero como dije, sigue sin importarle, aunque está consciente de eso, sé lo que les digo.

Me salí de la secundaria desde finales del año pasado, porque no he encontrado motivación en ir. No tengo auto, no tengo familia, no tengo una madre cercana a mí, tengo acné, tengo una maloclusión dental, que hace que mis dientes estén torcidos, y duela, tengo problemas respiratorios frecuentes, no tengo padre, no tengo familia, los amigos que tengo no son tan cercanos, en mi casa nunca hay qué comer, porque por alguna razón, mi madre cree que puedo alimentarme de 150 gramos de jamón y queso, y tortillas, un mes, de verdad, eso es lo único que como, más agua de la llave, y a veces embotellada si es que compra, mi casa está mal cuidada, muy vieja, cayéndose, con grietas peligrosas en las paredes, mal contruida, sufrí un trauma por dos asaltos, mis familiares más cercanos y amados se alejaron sin querer, porque uno murió, y la otra, está casi ciega, y con dos nietos, toda la gente me ve como un pobrecito adolescente desubicado, "No sabe lo que hace", "hay que ayudarlo", "Su mamá se esfuerza mucho y es un desagradecido", para ellos, soy un insensible, desagradecido, desubicado, maleducado, grosero, pelafustán, escoria, inútil, e infinidad de cosas que no he tenido que inventar, sino solamente recordar de todo lo que me han dicho.

He pedido ayuda, pero mi madre termina convenviéndolos de que el problema soy yo, ella me ha llevado a psicólogos, y pasa lo mismo, mi familia ya me ve como el raro rebelde, además de que mi madre es adoptada, y yo soy su hijo, y siempre ha sido disfuncional esa familia, de la que por cierto, todos son parientes no directos.

Me gusta una chica, la amo, quien ha hecho que me sienta más feliz, y me ha dado un poco de cordura y sentido, pero está lejos, es a distancia, aunque yo le guste también.

Si piensan que soy un rebelde, solo quiero decirles que toco muy bien la guitarra, me gustan los animales, viajar, soy escritor amatéur con mucho talento, amo la música y los autos, me gusta ayudar a los demás, y ser quien soy, porque sí, me amo y me valoro, pero no encajo en nada.

Lo que sucede, es lo siguiente:

NO tengo cosas intangibles importantes de la vida como familia, amigos, novia, emociones estables, un padre, una madre, una abuela, un abuelo, mi tío fallecido, mi tía ciega lejos, un techo estable.

NO tengo cosas materiales, porque me lo han castigado todo, a pesar de que me motivaba, me castigaron mi guitarra, mi computadora donde solía olvidar mis problemas no con drogas ni alcohol, sino con música y amigos virtuales (Más amigos, relativamente, que cualquier otro en mi vida), no tengo auto, tengo muy poca ropa de hace años, porque mi madre no me compra, no tengo comida estable, no tengo videojuegos, no tengo celular.

Mi vida está vacía en TODOS los sentidos, estoy solo, triste, sin nada, sin motivaciones, más que aquella chica que significa tanto para mí.

NO voy a ir a un psicólogo con mi madre, he ido a más de diez.
NO puedo hablar con nadie, no tengo amigos, familia, nadie.
NO tengo como seguir con mis aficiones, porque está todo castigado.
NO tengo motivos para seguir viviendo.

En fin, solo quería desahogarme un poco, antes de tomar una decisión. Sí valoro mi vida, ssí soy inteligente, sí estoy bien de mis facultades mentales, y lo sé, y muy bien.

Es solo que mi vida es difícil, y para los ojos ajenos, yo se la hago difícil a mi madre, y soy culpable, y de mal corazón.

Gracias, aunque no hayas leído todo, por lo menos, por interesarte en mí.

Ten un buen día

Ver también

15/7/18 a las 9:09

La vida es bella si tienes salud y no vives en un país en guerra. Eres un privilegiado. Ahora la gente joven le sobrepasan los caprichos y siguen sin estar conformes. En mi juventud ni teníamos móvil ni videojuegos ni Internet. La nevera con lo justo. Nunca tuvimos una charla quejándose nadie. Ni recuerdo oír. Suicidarse ningún niño. Sal a la calle busca amigos para jugar al fútbol. Y hablar de alguna película de lo que te gustaría estudiar y trabajar... 

1 -Me gusta

15/7/18 a las 11:13

Pues parece que ves muy claramente las cosas. Expones muy claramente los problemas típicos de la adolescencia pero no alcanzas a resolverlos precisamente porque eres adolescente.

Expones todos los elementos, debo reconocer buena redacción, y sin embargo no llegas a conclusiones. 

Ojo, es excelente que puedas ver las dos partes, tú y los psicólogos han hecho bastante trabajo. 

¿Qué falta? 

Que sigas el camino que llevas, cuestionar, rebelarse, resolver contradicciones, establecer tus propios principios y cosmovisión, luchar esas batallas que han provocado que te castiguen tus juguetes y perderlas (bravo para tu madre) hasta que empieces a luchar otras batallas más reales para las que te estás preparando.

Si todo va bien entenderás en algún momento, cuando te empieces a convertir en adulto, que el responsable de tu vida eres tú. Que recibiste lo que recibiste y esa es tu base y lo demás te toca a ti. No dirás "no tengo", "me quitaron", "no me dieron" sino "no he conseguido".

No toleras muchas cosas porque ya estás básicamente listo (o biológicamente listo) para dejar esa casa y salir al bosque a cazar o cortar madera, o al pueblo a cargar bultos o pegar ladrillos y ganarte la vida y poder ir a donde te lleve el amor o el hambre. Eres intolerante y por lo mismo intolerable o insufrible. No pierdas ese espíritu.

Ahora bien, si eres suficientemente inteligente o pragmático o ambicioso o insuficientemente aventurero entenderás que no te conviene abandonar la vida que tienes. 

Que lo que se te regala es mucho y es para que lo aproveches toda tu vida. Que no tienes coche hoy, que si abandonas esa vida no te será regalado un coche y tardarás mucho para que comer no sea más importante que empezar a ahorrar para uno y pasarás mucho tiempo ahorrando para el primero, más aún si no compras la primer porquería que puedas y pronto debas vender como chatarra, pero si te quedas y aprovechas lo que hoy se te regala tendrás mucho antes suficiente para comprarte tu primer buen coche y tal vez ni tengas que pagar por tener donde estacionarlo. Que si te quedas será más probable que logres todo lo que desees no hoy, a lo largo de tu vida.

Estas al final de la segunda temporada, el drama es intenso. Tu decides si le metes siempre las mismas broncas capítulo tras capítulo (como mala telenovela) o resuelves los nudos (¿ya conoces la teoría aristotélica del drama?) para que continúe la historia. 

Me gusta

15/7/18 a las 17:24
En respuesta a

La vida es bella si tienes salud y no vives en un país en guerra. Eres un privilegiado. Ahora la gente joven le sobrepasan los caprichos y siguen sin estar conformes. En mi juventud ni teníamos móvil ni videojuegos ni Internet. La nevera con lo justo. Nunca tuvimos una charla quejándose nadie. Ni recuerdo oír. Suicidarse ningún niño. Sal a la calle busca amigos para jugar al fútbol. Y hablar de alguna película de lo que te gustaría estudiar y trabajar... 

Déjame decirte, que no soy pesimista, soy realista.
No tengo salud, nací prematuro a los 7 meses con reflujo gastroesofágico grado tres, y pulmones mal desarrollados, siempre estoy enfermándome de las vías respiratorias superiores, tengo un problema dental avanzado, y doloroso.

¿Capricho?, yo creía que la presencia de la madre era necesaria, pensaba que el desear que se hubiera dado tiempo para involucrarse conmigo, en lugar de acostarse a ver la televisión, y gritarme por no dejarla escuchar su programa, no era capricho, para caprichos los de ella. ¿Se daba tiempo como madre?, lo hubiera creído si no hubiera sido porque su tiempo era solo para ella.

¿La nevera con lo justo?, pesa 150 gramos de jamón y queso, y divide eso y 24 tortillas para alimentarte un mes.

¿Móvil y videojuegos?, no son mi necesidad, y es que antes, seguro tenías amigos cercanos, y me lo demuestras con tu creencia de simplicidad al decir: "Sal a la calle, y busca amigos para jugar fútbol, a pesar de que dije que no viven personas de mi edad aquí. Y con eso me refiero, a que todos superan los cuarenta y cinco.

Quisiera verlo tan simple como lo ves tú.

Me gusta

15/7/18 a las 17:37
En respuesta a

Pues parece que ves muy claramente las cosas. Expones muy claramente los problemas típicos de la adolescencia pero no alcanzas a resolverlos precisamente porque eres adolescente.

Expones todos los elementos, debo reconocer buena redacción, y sin embargo no llegas a conclusiones. 

Ojo, es excelente que puedas ver las dos partes, tú y los psicólogos han hecho bastante trabajo. 

¿Qué falta? 

Que sigas el camino que llevas, cuestionar, rebelarse, resolver contradicciones, establecer tus propios principios y cosmovisión, luchar esas batallas que han provocado que te castiguen tus juguetes y perderlas (bravo para tu madre) hasta que empieces a luchar otras batallas más reales para las que te estás preparando.

Si todo va bien entenderás en algún momento, cuando te empieces a convertir en adulto, que el responsable de tu vida eres tú. Que recibiste lo que recibiste y esa es tu base y lo demás te toca a ti. No dirás "no tengo", "me quitaron", "no me dieron" sino "no he conseguido".

No toleras muchas cosas porque ya estás básicamente listo (o biológicamente listo) para dejar esa casa y salir al bosque a cazar o cortar madera, o al pueblo a cargar bultos o pegar ladrillos y ganarte la vida y poder ir a donde te lleve el amor o el hambre. Eres intolerante y por lo mismo intolerable o insufrible. No pierdas ese espíritu.

Ahora bien, si eres suficientemente inteligente o pragmático o ambicioso o insuficientemente aventurero entenderás que no te conviene abandonar la vida que tienes. 

Que lo que se te regala es mucho y es para que lo aproveches toda tu vida. Que no tienes coche hoy, que si abandonas esa vida no te será regalado un coche y tardarás mucho para que comer no sea más importante que empezar a ahorrar para uno y pasarás mucho tiempo ahorrando para el primero, más aún si no compras la primer porquería que puedas y pronto debas vender como chatarra, pero si te quedas y aprovechas lo que hoy se te regala tendrás mucho antes suficiente para comprarte tu primer buen coche y tal vez ni tengas que pagar por tener donde estacionarlo. Que si te quedas será más probable que logres todo lo que desees no hoy, a lo largo de tu vida.

Estas al final de la segunda temporada, el drama es intenso. Tu decides si le metes siempre las mismas broncas capítulo tras capítulo (como mala telenovela) o resuelves los nudos (¿ya conoces la teoría aristotélica del drama?) para que continúe la historia. 

"No he conseguido" que mi madre borre su historial de violencia intrafamiliar hacia mí, por golpearme frecuentemente, hasta ser descubierta golpéandome a los ocho años en la calle, con un cepillo.

"No he conseguido" que mi madre haya estado presente en mi vida personal, cuando la necesité, a pesar de que ya tenía la oportunidad, y se lo pedí muchas veces.

"No he conseguido"no salir con nutrientes deficientes en la última prueba de sangre, por mala alimentación, cuando me llevaron al doctor por sangrar de la nariz dos o tres veces al día, luego de rogar, y recibir regaños por exagerar lo que no exageraba.

Créeme que entiendo tu punto de vista, y te lo agradezco, pero realmente no conoces a mi madre, a quien responsabilizo de mi situación, por haberme causado depresión, por no haber sido presente, por no darme la atención que los hijos necesitan de pequeños, ni la mínima. Que yo sepa, no era responsable de mi mismo desde antes de los once años, por no tener un criterio formado, ni sentido de autosuficiencia bien desarrollado.

Aún así, tienes razón en varios puntos, te lo agradezco.

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

15/7/18 a las 19:00

Con 15 años es normal que dependas de los demás. Pero te toca coger las riendas de tu vida y armarte de valor.

Tu madre visto lo visto no cambiara y vive de las apariencias de tus familiares. Las personas adultas opinan solo desde las apariencias y lo que dicen esas personas de sus mismos.

Creo que lo mas sano para ti es romper tus lazos familiares porque te estan destruyendo. No esperes recibir nada de nadie dedicate a estudiar y a trabajar. Con los años tendrás amigos cercanos. Tu novia y tu propia familia.Pero tienes que dejar atrás el pasado.

Animoo no te rindas!! Tu suerte cambiaraa!

Deja de esperar cariño de los demás y quierete a ti mismo!!

Me gusta

15/7/18 a las 19:15

Yo te diría q no abandones la secundaria q vuelvas a estudiar así en el futuro tendrás mas posibilidades para trabajar y ganar dinero.Tengo 15 y si yo fuese tu aguantaría acabaría la secundaria a partir de los 16 puedes empezar a trabajar con el consentimiento de tu madre y en cuanto pudiera me independizaría.

1 -Me gusta

16/7/18 a las 5:10
En respuesta a

Iré directo al grano, sin contarles toda mi inútil historia, excepto por ciertas cosas importantes.

Tengo 15 años, vivo en la Ciudad de México, México, soy chico, disculpen. Mi padre se fue de la casa cuando nací, no tengo hermanos, mis abuelos están muertos, de la familia de mi papá no sé nada, y mi madre, bueno, a ella le importo demasiado, pero eso para mí, llega a significar que no le importo, y les voy a explicar por qué.

He crecido solo, en mi casa, sin vecinos de mi edad, sin primos de mi edad, sin compañeros de la escuela a los que pudiera ver desde pequeño frecuentemente. Jugué solo toda mi infancia, desayuné,y comí cada día de la semana en el Jardín de niños, que ofrecía ese servicio para padres ocupados, como mi madre en ese entonces.

Desde bebé, hasta los 6 años, solo ví a mi madre los fines de semana, porque siempre trabajó durante todo el día, e incluso, en algunos de los trabajos que tuvo, hasta los sábados. Eso hizo que de alguna manera, me volviera muy solitario, jugara solo, no tuviera con quién compartir mis emociones, y tuviera que estar siendo cuidado por muchas personas que no eran mi madre, porque ella siempre estaba ocupada. Mi tía, a quien llamé abuelita desde niño, y su esposo, a quien llamé papá, desde que ambos me cuidaban cuando mi mamá no podía, me llevaban de viaje, me sacaban a pasear, me dejaban estar con ellos en sus días, y los acompañaba a todos lados, al igual que sus hijos, quienes son mis padrinos de bautizo, y han estado presentes igual que mi abuelita y mi papá, han significado mucho para mí, porque siempre han estado ahí, por lo menos hasta antes de que mi abuelita quedara casi completamente ciega, mi papá muriera, mi prima tuviera bebés, y mi primo se convirtiera en jefe de una importante empresa de cursos de inglés, todo esto, desde que entré a la secundaria, hasta la fecha.

Mi madre, siempre se ha esforzado por sacarme adelante en la vida, como persona, y académicamente, y todos la reconocen, y le dicen que es valiente, por haber hecho eso. Lo que la gente no sabe, es que nunca se ha involucrado emocionalmente conmigo, no me conoce, no sabe quiénes son mis amigos, no sabe mis gustos recientes, no sabe qué hago en el día, no sabe qué no me gusta comer, y a pesar de que se lo he explicado muchas veces, y le he dicho que la amo pero que me ha hecho falta, sigue ignorándome. Cabe recalcar, que ahora trabaja de 8 a 4, ya no todo el día, desde hace 7 años, gana más de $10,000.00 pesos al mes, tienes libres las tardes y los fines de semana, y aún sigue buscando mi perfección académica, pero sigue importándole nada su relación emocional de madre, conmigo, a pesar de que yo, los psicólogos con los que me ha llevado buscando corregirme, sus amigas, su familia, las madres de mis amigos, en fin, hasta el mecánico se lo ha dicho, pero como dije, sigue sin importarle, aunque está consciente de eso, sé lo que les digo.

Me salí de la secundaria desde finales del año pasado, porque no he encontrado motivación en ir. No tengo auto, no tengo familia, no tengo una madre cercana a mí, tengo acné, tengo una maloclusión dental, que hace que mis dientes estén torcidos, y duela, tengo problemas respiratorios frecuentes, no tengo padre, no tengo familia, los amigos que tengo no son tan cercanos, en mi casa nunca hay qué comer, porque por alguna razón, mi madre cree que puedo alimentarme de 150 gramos de jamón y queso, y tortillas, un mes, de verdad, eso es lo único que como, más agua de la llave, y a veces embotellada si es que compra, mi casa está mal cuidada, muy vieja, cayéndose, con grietas peligrosas en las paredes, mal contruida, sufrí un trauma por dos asaltos, mis familiares más cercanos y amados se alejaron sin querer, porque uno murió, y la otra, está casi ciega, y con dos nietos, toda la gente me ve como un pobrecito adolescente desubicado, "No sabe lo que hace", "hay que ayudarlo", "Su mamá se esfuerza mucho y es un desagradecido", para ellos, soy un insensible, desagradecido, desubicado, maleducado, grosero, pelafustán, escoria, inútil, e infinidad de cosas que no he tenido que inventar, sino solamente recordar de todo lo que me han dicho.

He pedido ayuda, pero mi madre termina convenviéndolos de que el problema soy yo, ella me ha llevado a psicólogos, y pasa lo mismo, mi familia ya me ve como el raro rebelde, además de que mi madre es adoptada, y yo soy su hijo, y siempre ha sido disfuncional esa familia, de la que por cierto, todos son parientes no directos.

Me gusta una chica, la amo, quien ha hecho que me sienta más feliz, y me ha dado un poco de cordura y sentido, pero está lejos, es a distancia, aunque yo le guste también.

Si piensan que soy un rebelde, solo quiero decirles que toco muy bien la guitarra, me gustan los animales, viajar, soy escritor amatéur con mucho talento, amo la música y los autos, me gusta ayudar a los demás, y ser quien soy, porque sí, me amo y me valoro, pero no encajo en nada.

Lo que sucede, es lo siguiente:

NO tengo cosas intangibles importantes de la vida como familia, amigos, novia, emociones estables, un padre, una madre, una abuela, un abuelo, mi tío fallecido, mi tía ciega lejos, un techo estable.

NO tengo cosas materiales, porque me lo han castigado todo, a pesar de que me motivaba, me castigaron mi guitarra, mi computadora donde solía olvidar mis problemas no con drogas ni alcohol, sino con música y amigos virtuales (Más amigos, relativamente, que cualquier otro en mi vida), no tengo auto, tengo muy poca ropa de hace años, porque mi madre no me compra, no tengo comida estable, no tengo videojuegos, no tengo celular.

Mi vida está vacía en TODOS los sentidos, estoy solo, triste, sin nada, sin motivaciones, más que aquella chica que significa tanto para mí.

NO voy a ir a un psicólogo con mi madre, he ido a más de diez.
NO puedo hablar con nadie, no tengo amigos, familia, nadie.
NO tengo como seguir con mis aficiones, porque está todo castigado.
NO tengo motivos para seguir viviendo.

En fin, solo quería desahogarme un poco, antes de tomar una decisión. Sí valoro mi vida, ssí soy inteligente, sí estoy bien de mis facultades mentales, y lo sé, y muy bien.

Es solo que mi vida es difícil, y para los ojos ajenos, yo se la hago difícil a mi madre, y soy culpable, y de mal corazón.

Gracias, aunque no hayas leído todo, por lo menos, por interesarte en mí.

Ten un buen día

lee este libro: "el poder del ahora" del escritor Eckart Tolle. te hace bien., bendicioneS!!

Me gusta

#instapic #picoftheday #Fashion #Beauty #Fitness #Deco
instagram
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir